Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español
Los Cuatro Mundos por Nickyu
Summary:

Aún cuando creíamos que todo lo que existe es lo que está al alcance de nuestros ojos, pasan cosas que contradicen esto.

¿Cómo responderías si te relato que existen más seres a parte de nosotros? ¿Ángeles, demonios, seres del Inframundo?  Lo qué tú quieras. Es sólo cuestión de comprensión.

No pretendo confundirte, sino contarte una verdad. Una verdad que desconocías. Una verdad que se abrirá ante tus ojos. O una verdad que abrirá tus ojos. Cómo tú desees.

¿Sabías que los demonios también se pueden enamorar? O… ¿qué los ángeles también se vengan? Los seres del Inframundo también pueden llorar.  Y entre nosotros, nacen humanos con capacidades similares a las de los ángeles, demonios y seres del inframundo. Ellos se encargan de proteger al mundo humano. Se les llama “cazadores”.

Somos ajenos a todo, pero no  sólo los humanos sentimos. No sólo los humanos existimos.

Aunque el Emperador del Infierno, Lucifer, dice que somos interesantes y aún más corruptos que los demonios.

Y eso nos puede llevar a la destrucción de nuestro mundo.


Categories: ORIGINALES
Characters: No
Generos: Acción, Angustia, Drama, Fantasía, Horror, Misterio, Romántico, Tragedia
Advertencias: Incesto, Lemon, Mpreg, Muerte de un personaje, Orgías, Parafilias, Sadomasoquismo, Tortura, Violación
Challenges: No
Parent Series: No
Stories: 2
Series Type: Cerrada



Clasificación: No menores de 16 años
Resumen:

¿Lógica? ¿Es qué acaso existe algo parecido aquí?

No… definitivamente no la hay. Tú y yo estamos enamorados. Tú eres un ángel, y yo soy el Emperador Demonio. Tú eres el bien, por lo tanto, supongo que yo el mal. No sé, no me interesa… me atrevería a decir que me estresa de alguna forma.

Qué grandísima estupidez.

¿Amor? ¿Es qué acaso existe algo así?

Sí. Ésta vez responderé con mucha vergüenza que sí. Pero déjame decirte que es tu culpa, y solamente  tu absoluta culpa. Yo dije que algo cómo el amor, un sentimiento tan… innecesario, no me iba afectar, y tú en ese justo momento hiciste tu grandiosa aparición, para voltear mi monótona vida, de cabeza.

Qué grandísima estupidez.

¿Quién diría que lograste eso en mí? Con tu sola presencia, me haces sentir muchas cosas, ganas de besarte, de amarte… y otras cosas que supongo no puedo mencionar, pero sabes bien cuáles son.

¿Yo? ¿Enamorado?

Qué grandísima estupidez. 



Clasificación: No menores de 16 años
Resumen:

En este mundo tan oscuro… estoy atrapado en un abismo, un abismo tan profundo; del que no creí poder salir jamás.

Entonces te conocí, mi ángel, me rescataste del dolor, de mi soledad… me devolviste mi humanidad. Aunque tú no tenías la intención de rescatarme, lo hiciste.

—“Yo sólo lo hice para vengarme de ti”— me díces con tu dulce y melodiosa voz, para nada vengativa. Sólo estás cegado por una represalia momentánea.

Tus bellos ojos verdes, fulgurantes, tentadores… me incitan a perderme en ellos, y no pienso rechazar la invitación.

La manera en la que nuestros labios se desean y encajan perfectamente, me hace pensar en que eres lo que tanto necesitaba.

«Somos el uno para el otro» «Eres mi primer amor, no pienso dejarte ir»

Lo que en verdad deseo decir es…

«Por favor, no te apartes de mi lado»

Entonces recuerdo  lo mucho que deseo retenerte entre mis brazos, no importa que tu belleza se marchite. Sólo quiero que seas mío, mío para la eternidad.

¿Eres un  chico? No me interesa.

¿Qué eres un demonio? Insisto… no me interesa.

«Y aunque el amor para nosotros está prohibido…» 

«Sólo quiero estar contigo, porque después de todo, la mejor venganza es el amor»