Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El disco del destino

Autor: lokicrazy

[Reviews - 9]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Mi segundo fan fic y con Lemon!!

Espero que les guste :3

Notas del capitulo:

 

El afortunado accidente del disco :DD

El primer capitulo original es más largo pero me dio palaco subirlo entero tenia muchas ganas de publicarlo rápidamente. Espero que les guste! MAnden reviwes!!

Lo tenían agarrado por los brazos y por su larga cabellera negra. “Maldita sea” – pensaba. “Si no hubiera sido golpeado en la cabeza por ese estúpido disco…”  - Lo tenían arrodillado en un fino suelo de mármol puro. Sus ojos  rebosaba rabia- “Malditos asgardianos, tendríais que ser vosotros los que estuvierais arrodillados ante mí, el príncipe de Jotunheim . Maldito disco” – se repitió para sus adentros. No articulaba palabra pero su mirada asesina lo decía todo. De pronto vio la cola de una capa roja. Levantó la mirada con curiosidad y se encontró al rubio príncipe de Asgard sonriendo triunfante. Giró cabreado la cabeza y bufó- “Buff y aquí está el prepotente principito de Asgard” – y esbozó una pequeña sonrisa burlona.

Entonces notó un leve roce en su rostro y se volvió furioso dispuesto a morder. Gruñó y enseño sus blancos y perfectos dientes, como un perro enrabiado pero paró de golpe. Delante de él se encontraba una laguna azul resplandeciente. Jamás había visto unos ojos así, tan puros, tan brillantes. Se ruborizó un poco y volvió rápidamente con su sentido común poniendo de nuevo su cara desafiante.

 

Había conseguido infiltrarse en las defensas enemigas sin ser visto. Recorrió que la ciudad enemiga era esplendida, pero no había ido a hacer turismo, tenía una misión que cumplir. Llegó al palacio sin problemas, casi inadvertido por los ciudadanos de Asgard. Llegó hasta el muro del palacio y empezó a escalarlo cuando un guardia lo delató dando la voz de alarma. Entonces saltó del muro cayendo encima el guerrero y dejándolo kao en el suelo. Ya no le valía la pena empezar a subir de nuevo así que saco su cuchillo y se puso en posición de ataque y rápidamente llegaron los demás guardias. Empezó a pelear con todos saltando y esquivando ágilmente sus contrincantes, casi sin tocarlos, utilizando su propia fuerza contra ellos. Y así acabaron todos derrotados en el suelo. Un poco cansado pero más tranquilo se dispuso a subir el muro, alcanzó la cima y cuando se disponía a saltar dentro y colarse en la fortaleza un disco lo golpeó en la cabeza, dejándolo aturdido y desorientado y no pudiéndose agarrar al muro se cayó al suelo con los demás guardias desmayándose.

 

Cuando se levantó aquella mañana hacia un dia esplendido, un dia así se tenia que aprovechar al máximo. Desayunó con sus padres tranquilamente y luego se fue a los jardines, cancelando los entrenamientos y se puso a pasar el dia con sus compañeros. Estuvieron peleando con baras, espadas, jugando con la pelota, el arco y después al disco. Entonces, en uno de eses pases, se le escapó la fuerza y lanzó el disco muy legos.

-Cogelo- Sif!- gritó, pero a esta le fue imposible, corrió detrás de el pero era demasiado alto para ella. Se oyó un fuerte golpe, entonces llegó Sif hasta el muro y miró hacia arriba.

-¡Ha salido fuera!- gritó la chica y volvió corriendo con sus compañeros. Se disponían a irlo a buscar cuando apareció un guardia:

- Su alteza- dijo- se a infiltrado un intruso en en plació pero su padre esta ocupado en el consejo de guerra, así que ha ordenado que se ocupe usted del prisionero. Se fue a sus aposentos, se vistió con el traje formal y se puso su querida capa roja.

Cuando iba hacia la sala principal un joven guardia de complexión delgada, ojos azules cristalinos y cabello corto castaño* se le acercó y le dijo:

-Perdoneme la osadía alteza, pero vaya con cuidado- le dijo tímidamente el guardia caminando unos paso más atrás de él- se ha desecho de todos los guardias enviado- esto sorprendió al joven príncipe.

-Entonces.. como ha sido capturado?- le pregunto con curiosidad.

-Se ve que cuando estaba apunto de saltar el muro de las defensas un disco le golpeó en la cabeza y lo dejo inconsciente- y seguidamente el guardia se retiró.

El príncipe no pudo aguantar y se echó a reír por los pasillos. Cuando llegó a la sala previa se calmó, ya estaba más tranquilo solo sonreía.

Entonces  entró en la sala un poco gallito y se encontró a un hermoso Jotun arrodillado en el suelo. Eso lo alucino, ¿Cómo se podía contener tanta belleza en un mismo ser? Aquellos tatuajes, las joyas, esa hermosa piel azul, esa larga cabellera… Lo contempló más detenidamente, era pequeño y esbelto para ser un gigante de hielo. Se acercó más él, este le bufó y le giró la cabeza, se agachó admirando tanta hermosura y le tocó levemente la cara cuando él se giró agresivo y pudo contemplar esos hermosos ojos rubí. Luego se levantó.  “Vendito disco” – pensó- “que regalo más maravilloso me a dado el destino” . Tenia que ser el destino. Una cosa tan bella no se encontraba cada día.

El Jotun empezó a revolverse entre los brazos de los captores que lo oprimían con fuerza.

-Soltadle – ordenó el príncipe. Los guardias obedecieron peró antes lo enmanillaron. Muy dignamente el “gigante” se puso de pie y sonrió fachenda a este.

Imbécil” – pensó- “en cuanto se despisten me escaparé de aquí”.

El príncipe se dispuso a empezar el interrogatorio cuando en ese momento entró Odín acompañado por Laufey.

-¡Loki! – exclamó el rey de hielo.

-Padre! – el respondió este en un tono un poco alegre.

El hijo de Laufey era el intruso!

-Insolente! – le contestó furioso – Se puede saber que haces aquí!?

-He venido a buscarte padre- contestó levantando las manos en forma de explicación – llevas fuera meses, madre está preocupada y decidí venir a buscarte.

-Estábamos acordando los términos de la paz- contestó- pero ahora por tu insolencia…- Laufey levantó la mano para abofetearle, Thor, que durante todo este tiempo estaba admirando a Loki se sobresaltó y estuvo a punto de ir a defender a su prisionero, Loki se limitó a cerrar los ojos asustado esperando el golpe cuando Odín los detuvo a todos picando con su vara.

- No será necesario- dijo con voz potente y autoritaria, deteniendo a Laufey- son las acciones de un inocente joven, tomémoslas como tal.

Laufey se relajó, al igual que Thor y bajó su brazo. 

-Esta bien pues-respondió este.

Loki respiró tranquilo, miró con un poco de temor y osadía a Odín escondiendo en su mirada un agradecimiento que este advirtió sin problemas, sonriendo, por muy bien que Loki intentará esconderlo.

-Padre, podríamos invitar a pasar unos días al hijo de Laufey? – preguntó Thor sonriente. Loki se giró para lo miro con despreció.

-Si su padre lo consiente, yo no tengo ninguna objeción.

Thor miró a Laufey.

-Es tu prisionero, haz lo que te plazca con él – contestó el rey de hielo dándose la vuelta. Miró a Odín y le sonrió maliciosamente y este le correspondió de la misma manera. Ambos habían notado la atracción que había entre los dos jóvenes.

-E-e- espera.. ¡Qué!? – Gritó Loki un poco desesperado – No, espera, padre, padre!

-Estas en otro territorio, tú te lo has buscado entrando clandestinamente – dijo excusándose.

Los dos reyes se retiraron de la sala y se quedaron solos. Loki le dedicó una mirada asesina a Thor, que se encontraba en el séptimo cielo de la felicidad que sentía.

Loki miró a su alrededor  rápidamente y sonrió maliciosamente. Se acercó a Thor paseándose tan sensualmente que hizo sonrojar al príncipe. Le acarició la cara con ambas manos y le susurró al oído excitantemente:

-Cierra los ojos…- Thor muy ruborizado cerró los ojos. Entonces Loki lo golpeó en el estomago haciéndole gemir mientras se arrodillaba en el suelo mientras este huía. Se giró, mientras corría hacia la salida, a ver su obra de arte y cerrando un ojo y sacando la lengua. “Soy el dios del engaño y las travesuras  estúpido” – se dijo a si mismo. Llegó a la puerta y la abrió sin dejar de correr. Lo que Loki no había calculado es que dos guardias guardaban la puerta por fuera y al salir tan precipitadamente tropezó con una de las lanzas de los guardias y acabó de morros en el suelo. Los dos guardias se sonrojaron por lo sucedido y por la postura del Jotun, que todavía en el suelo adoloriendose les mostraba su sexy trasero.

Fueron a ayudarlo a levantarse sin saber nada de lo que acababa de pasar, cuando los tres ( los guardias y Loki) notaron una presencia oscura a sus espladas. Los dos guardias se quedaron paralizados por la impresión. Loki estaba igual que ellos pero él se atrevió a girar la cabeza poco a poco con una sonrisilla nerviosa. La que le iba a caer. Y allí estaba Thor, rodeado de su aura oscura por la jugarreta del Jotun. Thor se acercó a él, los dos guardias recobraron nerviosos la compostura mientras Loki estresado con las manillas intentaba todavía huir desesperadamente, aunque fuera a cuatro patas. “Como me pille este estoy muerto” - pensó temerosamente.

Thor se plantó justo detrás de él. Loki se resigno de la fallida idea de escapar y con hermosa una sonrisilla nerviosa y inocente dijo:

-E- esto..yo..he,he,he…- entonces Thor lo cogió por el abdomen- No! Espera, espera, espera!!- rogaba el Jotun.

Pero este se limitó a ignorarlo y cargarlo en su hombro. Y así fue como el príncipe se fue tranquilamente a su habitación, cargando al prisionero que no paraba de protestar y patalear mientras se quejaba. Fue una escena tan linda que los guardias no pudieron resistirse y se enternecieron-awww…- y luego sonrientes siguieron en formación.

Mientras tanto Thor ya había llegado a su habitación y había soltado  bruscamente a Loki en la cama. Este, rápidamente se apoyó en sus rodillas y se acorraló en una esquina de la cama, con las manos en el pecho, aterrorizado.

-No…no te me acerques bicho raro..- le ordenó medio sollozando

Este se le acerco aún molestó por la puñalada trapera del gigante. Se acercó tanto a su rostro que lo hizo ruborizar y justo cuando estaba a punto de besarlo Loki cogió uno de los cojines de la cama y los interpuso entre ambos. Thor, que iba con los ojos cerrados, chocó de lleno con él almohadón y se enfadó otro poco.

-¿Se puede saber que haces?- le dijo el asgardiano asomándose por encima del cojín.

-Eso.. te lo tendría que preguntar yo imbécil… - le contestó sonrojado Loki.

- Uno. Me gustas, eres hermoso, así que voy a hacerte mío y dos- dijo mientras se abalanzaba sobre Loki, que dejó escapar un grito; y le sujeto las muñecas aún enmanilladas sobre su cabeza-  no te permito que me insultes- entonces empezó a besar su frio cuello y empezó a dejarle chupetones. Loki empezó a gemir de la incómoda situación y muy secretamente también del placer, empezaba a excitarse. Thor bajo besándolo hasta su pecho y empezó a succionar uno de sus pezones. Eran realmente deliciosos.

Loki solo podía retorcerse y gemir, intentaba liberarse, pero su opresor era más fuerte que él y ese placer que le o feria le impedía pensar con claridad.

-Para, por dios, para- consiguió decir mientras cogía bocanadas de aire, sus ojos empezaban a lagrimear- para por favor, te lo suplico…

Pero Thor no podiaparar, el cuerpo del Jotun era demasiado delicioso y esas palabras lo incitaban aún más a seguir con la tortura.

Cuando acabo fue hacia el otro y continuó bajando, llegando finalmente al short  (no sabia como ponerlo xd).Eso si que no. Loki no podía permitirlo. Tenia que conservar su dignidad a cualquier precio.

Loki empezó a retorcerse  y forcejear de nuevo, mientras Thor, que se había relajado, empezó a presionar las muñecas de nuevo. No había forma, Thor era más fuerte. Así que cambió de estrategia. Fingiendo resignación, se detuvo y con los ojos vidriosos miró a Thor. Este, al ver la actitud del otro, sonrió y siguió besando esa piel fría. Entonces soltó a poco a poco la mano de las manillas y la añadió a las caricias que le daba a Loki en el torso y parte alta del pecho. Puso una de sus manos en el pantalón de este, estaba a punto de bajar a la entrepierna cuando ¡PAM! Recibió un rodillazo de Loki en el mentón. Adolorido se enderezó un poco y antes de que Loki intentara ni siquiera escapar se sentó en sus caderas, evitando la huida de su preso. Loki no podía parar de retorcerse y maldecir a los cuatro vientos mientras pataleaba y golpeaba al aire.

 –Te odio! Me oyes!? Te odio!!

Thor lo vio realmente desesperado. Lo volvió a estirar de la misma manera y lo besó. Lo besó lo más dulce y tiernamente que sus labios le permitieron intentándole demostrar todo su amor, que estaba a salvo, protegido de cualquier amenaza posible.

El Jotun quedó tan sorprendido y tranquilo, por esa avalancha de sentimientos que le transmitía el asgardiano que paró de forcejear y se dejó llevar por esos cálidos sentimientos. AL cabo de un rato, Thor se separó de sus labios y se sentó a un lado de la cama, escondiendo su triste mirada.

-¿Tanto me odias? ¿ tanto te molestan mis muestras de amor?

Loki, que al separare se había sentado sobre sus rodillas, se quedó callado con la cabeza agachada:

-No.. pero, verás…-dijo todavía mirando las finas sabanas – los dos somos príncipes, hombres..y…

-¿Y? – le animo a seguir el asgardiano todavía sin mirarlo

- Y es mi primera vez. Tengo miedo…- Y después empezó a sollozar.

Thor, enternecido por esa confesión y por los sollozos de su amor se giró y lo besó tiernamente la frente y después los labios, mientras empezaba a secarle las lágrimas. Loki finalmente correspondió al dios del trueno y se besaron tierna y apasionadamente durante largo tiempo. Luego se separaron a coger un poco de aire. Se miraron mutuamente a los ojos con sus frentes todavía juntas.

-¿Quieres seguir?- le dijo Thor firmemente

Loki selo cerró los ojos y asintió. Thor se reclinó encima de él de nuevo y fue a quitarle las esposas.

-No-dijo Loki- será mejor así.

Thor lo miró un poco sorprendido y lo dejo estar. Loki respiró nervioso cerrando los ojos y se dejó hacer. Thor siguió con sus besos, le bajo la prenda y continuó hacia abajo. Finalmente tomó su miembro y empezó a estimularlo. Loki empezó a gemir y jadear. Se lo metió en la boca y von ambas manos siguió estimulándolo. Loki tenía los ojos cada vez más llorosos. Entonces Thor sacó el miembro de su boca y volvió a los pezones del otro. Mientras con una mano seguía estimulándolo la otra se dirigió a la boca de su victima y metió sus dedos para lubricarlos. Ese gesto excitó mucho a Loki y empezó a lubricarlos con ganas. Thor sonrió maliciosamente al ver la respuesta de este y lo estimuló con más ganas. Cuando creyó que los dedos ya estaban lo suficientemente lubricados los llevó hasta la entrada de Loki y metió uno.

-Aa..ah-gimió el Jotun.

-Shh.. todo irá bien si te relajas-le dijo suavemente

-E-esta bien…

Thor metió los dos dedos que faltaban y empezó a moverlos dentro de él. Loki gimió más fuerte.

-Thor..Thor…-dijo temerosamente- tápame la boca por favor…

Thor se quedó a cuadros con esa petición. Cogió un pañuelo de uno de los cajones y lo amordazó. Lo besó con la mordaza ya puesta y siguió jugueteando con él. Luego, le abrió las piernas al Jotun que avergonzado cerró los ojos con fuerza y contuvo las lágrimas. Empezó a penetrar la pequeña entrada. Estaba fría. Era muy excitante. Poco a poco el asgardiano se fue abriendo paso dentro del gigante. Cuando lo vio apropiado, empezaron las embestidas. Aún con la mordaza puesta Loki seguía gimiendo y dejo el pañuelo lleno de salva. Cada vez Thor embestía más rápido y con más fuerza. Loki sentía que lo partiría en dos. El placer los recorría cada centímetro del cuerpo, se iban a volver locos. Thor no pudo más y se tumbó encima del Jotun. Los dos tan cerca del otro, sudando, notando a flor de piel los gemidos del otro…

Thor sentía el frio del pecho de Loki mientras este sentía el calor del asgardiano.

-Voy a venirme- dijo entrecortado entre jadeos

Loki, que mordía el pañuelo empapado solo asintió.

Y finalmente el príncipe de Asgard se vino dentro del Jotun, que poco después acabo viniéndose también. Thor exhausto, se quedo tumbado en aquel deliciosos pecho frio. Loki no se movió ni un milímetro, todos sus esfuerzos se concentraban en coger aire para no ahogarse.

Ya más recuperado Thor se enderezó un poco para mirar a la hermosa criatura y le quitó el pañuelo sonriendo:

-¿Cómo estuvo? Realmente me vuelves loco –dijo pícaramente Thor.

-A..a..ah…(jadeando) ya, cállate…

Cuando hubieron recuperado el aliento, Thor le quitó las esposas. Automáticamente Loki, que estaba rojo como un tomate, cogió un cojín y sentado con las piernas cruzadas se tapó el rostro avergonzado. No solo lo había hecho por primera vez sino que además con un asgardiano y no cualquier asgardiano, con el príncipe, el hijo de Odín.

Thor, al ver su reacción, sonrió dulcemente y lo abrazó tiernamente. De pronto Thor oyó un gruñido de su enamorado, preocupado, se apartó del abrazo y lo contempló.

Loki había empezado a sentirse realmente mal. Se apartó de la almohada y horrorizado contempló como su hermosa piel azul  desaparecía para tornarse de un color blanco como la nieve, sus rasgos, tatuajes de Jotun, desaparecían. Entonces, entre lágrimas, completamente angustiado miró a Thor. Este estaba increíblemente alucinado. Su piel continuaba cambiando de color, se extendía como una mancha blanca, rápida como  la tinta fresca por todo su cuerpo. Sus ojos vidriosos sangre se volvieron verdes maragda y su larga melena ahora le llegaba por la nuca.

¿Qué acababa de pasar?

 

             

Notas finales:

Bueno, que tal estuvo? Cualquier opinion, demanda, critica etc es bien recibida :3

Gracias por leer! <3

* es Tom <3 !!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: