Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Algún día. GenRex fic. por Seiken

[Reviews - 6]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Decían que la probabilidad de que volvieran a encontrarse era demasiado pequeña, casi imposible, sin embargo, el universo siempre actúa de formas extrañas y aparentemente le importa muy poco la probabilidad.  Generador Rex/Ben 10 crossover.  Pareja: Ben/Rex

Notas del capitulo:

Decían que la probabilidad de que volvieran a encontrarse era demasiado pequeña, casi imposible, sin embargo, el universo siempre actúa de formas extrañas y aparentemente le importa muy poco la probabilidad.  Generador Rex/Ben 10 crossover.  Pareja: Ben/Rex

Algn da.

Resumen:

Decan que la probabilidad de que volvieran a encontrarse era demasiado pequea, casi imposible, sin embargo, el universo siempre acta de formas extraas y aparentemente le importa muy poco la probabilidad.

Pareja: Ben10/Rex.

Dedicado a Yuriko Hime como regalo retrasado de navidad, espero que te guste.

Algn da.

Ben 10, plomero, el hroe ms grande del universo, portador del Omnitrix y varios ttulos ms, no poda creer su suerte, despus de haberle hecho algunas preguntas al viejo Azmuth y algunas otras a su asistente haba pensado que no habra una segunda ocasin de hablar con el chico robot.

Ni siquiera como Materia Gris haba encontrado alguna posibilidad para poder regresar al planeta tierra en donde su mundo no exista, pareca que era una imposibilidad universal e interdimensional que el Omnitrix y los nanites existieran en un mismo universo.

Aquella idea era realmente decepcionante y deprimente, Rook pareca no comprenderle, como lo hara si l no estuvo presente en la tierra luchando a lado del chico robot para destruir a una entidad que le deca hermano.

Pero nunca pregunto si el chico robot por alguna extraa casualidad podra ingresar a su universo como resultado de la inestabilidad provocada por Alpha, algo que aparentemente nadie pens posible, ni siquiera l y que fue lo que lo trajo a l una segunda ocasin.

Benrex-benrex-benrex

Rex crea que su da haba empezado en la cima de una montaa y como aquella ocasin en la cual casi pierde a Seis su da comenz a descender cuesta abajo tan precipitadamente que en cuestin de minutos se encontraba en lo que pareca ser una escena sacada de la guerra de las galaxias, en un mundo sin nanites y luchando por no ser la cena de una cosa que casi lo haca vomitar.

— Alguna vez has concursado en un torneo de criaturas verdes y asquerosas?

Le pregunto a la criatura al mismo tiempo que intentaba aplastarla con sus brazos mecnicos, un acto que pareca intil ya que aparte de ser verde y asquerosa, estaba hecha de alguna baba viscosa.

— Lo digo porque te llevaras todos los premios.

La criatura le recordaba algo sacado de una pelcula de terror y lo peor de todo era que las cosas a su alrededor parecan animarle.

— Esto es asqueroso.

Se quejo Rex creando unos cohetes a su espalda, alejndose de la masa verde, estrellndose en una criatura que pareca un pulpo sobre alimentado con un cerebro en lo que pareca era su cabeza.

— Esto no est bien!

Rex estaba seguro que la criatura lo insulto, aunque no comprenda su lenguaje, y se marcho al ver que la criatura verde estaba cazando al humano con las partes mecnicas, ese asunto no era su problema ni tampoco que la carne humana en ese sector fuera una delicadeza.

Hasta el momento haba tratado de pelear contra la criatura sin causar demasiado dao pero estaba furioso, una cosa era que no le gustaran los humanos a lo que seguramente eran extraterrestres, otra muy distinta que intentaran comrselo.

— Ya me canse!

Pronuncio creando una bazuca con la cual derretir a esa criatura, la que pareca dudar por unos instantes si correr o enfrentarse a l, su mejor arma siempre funcionaba como un instrumento de disuasin en momentos como ese, tratndose de Evos.

— Considrate frit!

Sin embargo, lo que fuera que haba asustado a la criatura estaba detrs de l y era lo suficientemente peligrosa para que la cobarde criatura verde huyera tan rpido como apareci en esa estacin.

Al voltearse solo vio una sombra de color oscuro moverse en direccin de la cosa verde, la que en cuestin de segundos yaca congelada a la mitad del pasillo que curiosamente haba perdido a todos sus inquilinos y ahora estaba desierto.

Benrex-benrex-benrex

Rex aun sostena el arma, sus lentes cubran sus ojos y su expresin era memorable, probablemente se sorprenda al verle o pronto le agradecera el favor.

— Lo tena todo controlado.

Dijo casi molesto, Ben regreso a su forma humana sonriendo, observando a Rex de pies a cabeza, no pareca haber cambiado nada, como si hubieran transcurrido apenas unos meses desde la ltima vez que se vieron y segua comportndose de la misma forma.

— S claro, pero debo darte las gracias, Bloob escapo hace algunas horas y lo estbamos cazando.

Pronuncio Ben ofrecindole una mano al chico robot, quien sonri quitndose los lentes que cubran sus ojos, aceptando su ayuda al mismo tiempo que se limpiaba algunas de las secreciones de Bloob con asco, aunque trataba de disimularlo.

— Qu lugar es este?

Pregunto Rex observando en todas direcciones, no poda ser la tierra, aunque podra equivocarse, por lo que haba comprendido las puertas dimensionales solo comunicaban universos, no momentos diferentes en el tiempo.

— La tierra.

Ben no crey que fuera necesario explicarle demasiados detalles, lo nico importante era que hacia Rex en ese lugar y en aquella dimensin, aunque no se quejaba, haba pasado mucho tiempo tratando de encontrar una forma de volver a ver al chico de piel morena, aunque sea una sola vez.

— Al menos es el mismo planeta.

Rex no pareca tranquilo ni mucho menos, estaba preocupado, como aquella ocasin en la cual el sujeto con gafas oscuras fue lastimado, pareca vulnerable, aunque no quisiera demostrarlo y eso le pareca lindo.

— No te preocupes, te ayudare a regresar.

Trato de animarlo Ben, algo en su interior le haca querer proteger a Rex de todos sus problemas, de su hermano, de los evos, de todo lo que podra hacerle dao, era un sentimiento que no poda comprender y que le haca pensar en Rath, era tan salvaje, tan primero como l.

— Aqu estas a salvo.

Rex se encogi de hombros observando a su alrededor, haba decidido que prefera luchar contra Evos y que aquella tierra no era para nada parecida a su hogar, tena demasiada vida, tal vez era como debera ser su planeta si la crisis nanite no hubiera ocurrido.

— Naaa… estoy seguro que mi hermano o Holiday podrn regresarme a casa.

Respondi Rex despreocupado, mirndolo fijamente con una sonrisa que solo significaba problemas, lo saba porque l la utilizaba en muchas ocasiones, demasiadas para ser francos.

— Por qu no mejor me enseas tu universo? A ver si hay algo que valga la pena en este lugar.

Eso era un reto o se supona que trataba de ser gracioso se pregunto Ben por unos instantes, de cualquier forma haba muchos lugares que le gustara mostrarle, aunque no comprenda la razn, como el lugar donde naci y los mejores smoothies del universo.

— Te enseare los mejores Smoothies del universo.

Pronuncio Ben sealndole el camino antes de convertirse en Fro y comenzar a volar en direccin del primer punto que le mostrara, Rex cre un par de turbinas con que seguirlo y emprendieron un viaje demasiado corto para el gusto de ambos.

— Tu amigo?

Comenz a preguntar Ben, sin embargo, fue interrumpido por el aterrizaje de Rex, quien al ver el cambio en la cadena de hamburguesas, las cuales caba decir eran psimas sonri sentndose en una de las bancas, generalmente no poda realizar tareas como esas.

— Se encuentra bien.

Respondi Rex, saba que le estaba preguntando el chico del Omnitrix por Six, quien segua vivo y a salvo, cuidando su espalda como siempre haba ocurrido.

— Despert poco despus de que te fuiste.

Ben asinti satisfecho, no le hubiera gustado escuchar que el sujeto de lentes haba muerto, por alguna razn que no alcanzaba a comprender no le gustaba la idea de ver sufrir al muchacho de piel morena.

— Enseguida regreso.

Rex arqueo la ceja con una sonrisa limitndose a ver los alrededores, los que parecan ser un tanto pacficos, no haba evos que atacaran a la poblacin pero si aliengenas o eso supona, aunque la tecnologa pareca ser mucho menos avanzada.

Slo esperaba que su hermano si encontrara una forma de abrir un portal de regreso a su tierra, de lo contrario no saba que podran hacer sin su ayuda y que podra l hacer en un mundo tan diferente al suyo.

— Ya regrese.

Pronuncio Ben sentndose en el asiento del otro lado de la mesa para que ambos pudieran estar de frente, Rex tomo uno de los Smoothies y comenz a beberlo demasiado deprisa, el sabor era estupendo pens antes de sentir un fuerte dolor de cabeza que lo hizo detenerse.

— Detente! Se te congelara el cerebro.

Le advirti Ben demasiado tarde al ver la expresin adolorida de Rex, que se sujetaba la frente y la nariz con una sola mano, cerrando los ojos aun sosteniendo el vaso con su mano izquierda.

— Demasiado tarde…

Se quejo Rex, aunque deba admitirlo, esos smoothies eran realmente grandiosos y ese lugar no le pareca tan insignificante ahora que vea las personas comiendo en las mesas o la sonrisa de Ben, la cual era contagiosa.

— Estn chidos.

Ben se senta contento, aunque no recordaba si le haba dicho a Rook que tena que encargarse de la seguridad de un amigo, aunque se preguntaba si era realmente su amigo, slo haban estado luchando juntos un par de horas.

— Espera, no le dije a mi compaero que te llevara a este lugar.

Se disculpo Ben al mismo tiempo que se alejaba de la mesa para poder hablar con Rook sin que Rex escuchara lo que decan, seguro de que s ocurra algn problema el chico de piel morena insistira en integrarse en la pelea.

— Rook? Rook? Responde.

Pronuncio Ben esperando que Rex permaneciera en el mismo lugar donde lo haba dejado, sin embargo, el chico de piel morena decidi seguirlo para ver a donde iba Ben.

— Ben, tenemos problemas, no logro encontrar al Appoplexian, no estaba con Bloob en el momento de su captura.

Repentinamente se escucho un fuerte golpe a sus espaldas y pudo ver como una silueta musculosa lanzaba un carro que hasta hace poco tiempo estaba estacionado en la calle en contra suya.

El cual fue interceptado por dos maquinas que Rex cre con sus brazos, provocando la furia del extraterrestre con apariencia de tigre que comenz a golpear los brazos del moreno, quien comenz a retroceder por culpa de la fuerza de su atacante.

— Cuntos de estos hay en este mundo?

Pregunto Rex olvidndose de su descabellada idea de pelear con el Appoplexian con la fuerza de sus brazos mecnicos y cre un par de piernas con las cuales alejarse lo suficiente para poder crear un arma mucho mejor.

— En teora solo este.

Respondi Ben, transformndose en Rath, el que se lanzo en contra del otro Appoplexian, cuyo nombre era Detructor, una forma para pronunciar Destruccin, que era justo lo que estaba haciendo en ese momento, arruinando su cita con el chico de piel morena.

— Voy a destruirte!

Grito el tigre musculoso, recibiendo varios golpes pero dando muchos ms a la otra criatura rayada, Rex al ver que lo estaba dejando lejos de la diversin quiso interponerse, pero Rath se interpuso tratando de evitar que luchara tambin contra Detructor.

— No te metas! Rath puede destruir a este gusano!

Le advirti Ben con esa apariencia de tigre con esteroides, pensando que podra decirle que hacer, algo que Rex pens era absurdo, l no le dira que hacer, mucho menos cuando el otro chico se meti en su pelea el da en que se conocieron en su dimensin.

— Cmo si pudieras evitarlo?

Pregunto Rex, ignorando a Rath como si este no existiera, metindose en la pelea que se supona deba ser solo entre los Appoplexian y no entre el delicado humano de piel morena y Detructor.

— Rath le ha ordenado a Rex que no se meta en su pelea!

Insisti el enorme felino sujetndolo por la cintura y llevndoselo lejos de la pelea, Ben generalmente lograba controlar la furia del tigre pero en esta ocasin pareca imposible, por lo menos a los ojos de Rex, quien se solt indignado.

— Debes estar bromeando!

Pronuncio Rex en lo alto del edificio en donde Rath trato de ponerlo a salvo, creando un par de turbinas y regresando a la pelea ignorando las advertencias de Rath, golpeando a Detructor en el estomago con la fuerza de sus turbinas.

Detructor retrocedi algunos pasos limpindose la sangre de la ropa, era extrao que un humano fuera tan poderoso, slo Ben Tennyson era tan fuerte para derrotar a un Appoplexian y solo porque dicho humano poda tomar su forma.

— Rath no bromea!

Pronuncio Ben dndose cuenta que Rex no le hara caso, era un necio y no se daba cuenta que Detructor solo estaba divirtindose con l, por lo que decidi que lo mejor sera derrotar al ltimo criminal que logro fugarse de la prisin de los plomeros para que Rex no resultara lastimado.

Rath desapareci en un instante y tras l solo quedo Fro, aquella mariposa extraterrestre que le pona los pelos de punta a Rex, el cual vol en direccin de Detructor y congelo parte de su cuerpo, sin embargo el tigre con esteroides se recupero con demasiada rapidez.

Rex aterrizo a unos metros de ambos y preparo una bazuca, sin embargo un extraterrestre de color azul se interpuso entre ellos con los brazos abiertos, evitando que disparara.

— Djalos solos, Ben sabe lo que hace.

Pronuncio el extraterrestre azul, con una mirada de preocupacin en su rostro, la cual logro que Rex desarmara la bazuca dispuesto a escuchar lo que tena que decirle.

— Yo tambin se lo que hago! No entiendo la razn por la cual no me dejan hacer mi trabajo.

Se quejo Rex, estaba comenzando a cansarse de que no le dejaran ingresar en la pelea que se llevaba a cabo delante del lugar que Ben le presento el da en que se conocieron, pero le dara una oportunidad a esa criatura azul que acompaaba a Ben cuando esa cosa verde trato de comrselo.

—No es tu trabajo, t no eres un plomero.

Rook trato de hacer entrar en razn a Rex, nunca haba visto la clase de mirada que le dedico Ben a este chico, ni jams se haba alejado de su deber para perder el tiempo con nadie ms, ni siquiera la chica humana de cabello negro.

— Ben te aprecia mucho, tanto como para tomarse algunos minutos para poder estar contigo y para defenderte cuando se ha convertido en Rath.

Aquello era nuevo para Rex, no pelear, no enfrentarse al peligro era casi inconcebible para l, tanto como lo ltimo que dijo esa criatura de color azul, Ben no poda apreciarle tanto, apenas se conocan, si acaso pelear juntos poda considerarse como conocerse.

— No me quedare de brazos cruzados!

Fue su respuesta al mismo tiempo que volva a crear un par de turbinas en su espalda para regresar a la pelea, notando que con cada segundo que pasaba Detructor iba perdiendo terreno, hasta que al final con un golpe de una criatura que Ben llam Humungusaurio perdi el sentido.

—Con ese ya son todos los criminales que escaparon.

Dijo Ben sacudindose las manos, sin ninguna clase de rasguo en su cuerpo y con demasiada seguridad, decir que Rex estaba furioso por lo ocurrido en ese combate era un malentendido, nunca lo haban tratado como si fuera un intil.

— Rook, puedes encargarte de ellos?

Pregunto Ben buscndolo con la mirada, Rook asinti dicindole algo al odo a Ben, probablemente sobre l, pens Rex con algo de resentimiento antes de alejarse de aquel lugar, no entenda del todo lo que pasaba por su cabeza pero estaba seguro que no era nada bueno.

Ben lo defendi, esa idea era nueva para l, porque generalmente slo Six cuidaba de sus espaldas y saba que el silencioso espadachn lo consideraba como un hijo, con el otro muchacho era diferente, no entenda cuales eran los motivos detrs de su esmero por mantenerlo a salvo.

Lo que ms le inquietaba era que a pesar de sentirse un intil, la sensacin de que alguien ms cuidaba de l no era desagradable del todo, sino por el contrario, lo confundi al extremo de hacerlo sentir contento.

— Espera! A dnde se supone que vas?

Rex se detuvo en seco, era aquella mariposa nuevamente, su rostro era inexpresivo pero aun as poda ver alguna clase de brillo en esos ojos verdes que lo inquietaba, lo hizo desde que Ben sali de su prisin en su base.

— No… no lo s.

Respondi Rex alejndose algunos metros de Ben, el que le sealo una direccin hacia dnde ir, no saba si se trataba de un lugar seguro, de otro sitio que significaba mucho para Ben o lo que fuera, ahora no estaba tan seguro de querer acompaarle en su viaje.

— Sgueme.

Pronuncio Ben volando en aquella direccin, Rex al principio no quiso ir, pero despus meneando la cabeza decidi que lo mejor era seguirle, despus de todo tena dos opciones, la primera quedarse en aquel sitio, la segunda ir a donde Ben le haba sealado.

— A dnde vamos?

Pregunto despus de algunos minutos, comenzando a perder la paciencia.

— A la casa de mi abuelo, el sabr que hacer.

Ben haba mencionado a su abuelo aquella ocasin en que se conocieron la primera vez, esperaba que fuera un hombre sensato y si no lo era por lo menos pudiera decirle un poco ms de este extrao universo.

— Con que?

Pregunto Rex comenzando a impacientarse, Ben suspiro y aterrizo cerca de un remolque, buscando a su abuelo, el cual no se encontraba en su casa, por lo que no podra darle cualquier clase de consejo en una situacin como esa.

—Con esto.

Respondi Ben, mostrndose inseguro por primera vez desde que lo conoca que eran como 5 horas, aunque pareca toda una vida por cmo se comportaban cuando estaban juntos.

— Ya me perdiste, que se supone que est pasando.

Pronuncio Rex siguiendo a Ben a lo que pareca ser una casa remolque un tanto antigua, la cual estaba pulcramente arreglada y en cuya estufa alguien haba cocinado un potaje que no se vea comestible.

—Aqu podremos dormir esta noche, no creo que a mi abuelo le moleste.

Menciono Ben buscando algunas mantas y prendas para dormir, Rex depsito su chaqueta con poco cuidado sobre una mesa en lo que deba ser el comedor para despus empujar al otro chico, estaba cansado de ser ignorado.

— Qu est pasando?

Pregunto molesto, primero Ben se comportaba como si estuvieran saliendo y el fuera la chica, despus no lo dej participar en un combate con otro extraterrestre, un chico raro le dice que es importante para Ben y ahora buscaban a un anciano para que les ofreciera respuestas para un montn de preguntas que francamente no saba que existan, a menos que su abuelo fuera un cientfico no podra ayudarles con nada.

Ben permiti que lo empujara contra los muebles de la cocina al principio, Rex deba sentirse slo, no saba desde cuando peleaba contra esas cosas pero pareca que eran esos sus nicos recuerdos y si era cierto, aquello slo le haca querer cuidarlo.

— Recuerdas que te dije que estaras mucho ms seguro en mi mundo, pues creo que tengo razn.

Respondi Ben empujando a Rex para que lo dejara ir, al mismo tiempo que cruzaba sus brazos delante de su pecho esperando el comentario molesto del chico de piel oscura.

— Por eso no me dejaste participar en esa pelea! Yo s cuidarme solo!

Ben asinti, ese era el problema pens con preocupacin, haba meditado mucho aquella situacin, lo que sinti al pelear con l, desde el punto de vista de todas sus apariencias aliengenas, desde materia gris hasta Rath y en todas ellas le gustara poder cuidar de Rex.

— Ese es el problema.

Respondi Ben al ver que Rex pareca no comprender sus motivos para no dejarle pelear.

— Comienzas a asustarme chico aliengena… De qu ests hablando?

Ben jams podra explicar sus acciones por lo que simplemente decidi actuar sobre ellas, s Rex lo golpeaba se lo mereca, s por el contrario le agradaba su atrevimiento tal vez tendran un punto por dnde empezar.

— De esto.

Pronuncio Ben antes de sujetar a Rex por ambos brazos y darle un beso en los labios, el chico moreno abri los ojos jadeando a causa de la sorpresa, sin decidirse si deba atacar al chico aliengena o responder a ese beso.

Ben se alejo de Rex para darle tiempo de pensar sus acciones, no lo haba golpeado ni se haba alejado de l, eso le daba esperanzas, pero su silencio lo perturbaba, esperaba que el chico robot no quisiera irse ahora que lo haba besado.

— Ests loco?

Pregunto Rex tocndose los labios, sonrojado, confundido por lo que sinti en ese beso, no estaba seguro si deba molestarse o disfrutarlo como lo hizo hace unos momentos, apenas lo conoca, ni siquiera vivan en el mismo universo y en cualquier momento podran abrir una puerta que lo llevara de regreso a casa en donde jams podra verlo de nuevo.

— Me besaste!

Aquello no estaba bien pens Rex, no deba agradarle Ben, el beso no deba ser algo placentero y debera estar furioso por algo como eso, estaba enamorado de Circe, no de un chico que apenas conoci un par de horas.

— Lo s, lo s, pero era la nica forma de mostrarte lo que siento!

Respondi Ben tratando de tranquilizar a Rex, dndole suficiente espacio en un remolque tan pequeo.

— Tal vez jams te vuelva a ver, era imposible que nuestros mundos volvieran a encontrarse, slo tena esta oportunidad!

Ben estaba frentico, esperaba que Rex comprendiera sus acciones, lo desesperado de ellas, sin embargo, si lo odiaba para siempre lo comprendera.

—Lo siento…

Aquello era demasiado para Rex, cerr los ojos para tratar de ordenar sus pensamientos y supo lo que le haba perturbado desde que conoci al chico de aquella dimensin, aquello era que no volvera a verlo.

No importaban las probabilidades pens recordando lo que Six le haba dicho poco despus de que Holiday le quitara las esperanzas, el universo trabaja de formas extraas y aqu estaban los dos, en un lugar seguro con poco tiempo para poder estar juntos.

Ben cerr los ojos esperando que Rex saliera del remolque pero en vez de escuchar sus pasos en direccin de la puerta sinti un par de manos que lo sujetaban de la chaqueta para que poco despus unos labios delgados besaran los suyos con la misma pasin que l senta por el chico de piel morena.

Al abrir los ojos vio los de Rex posndose en los suyos, sus labios estaban entre abiertos y sus mejillas estaban pintadas de rosa.

— Pens que…

Rex le cubri los labios antes de que pudiera explicar sus pensamientos, crey por un momento que no le correspondera, sin embargo, cuando vio la mirada del chico de piel morena lo supo, comparta sus sentimientos.

—Me agradas, en serio, pero hablas demasiado.

Ben asinti y rodeo la cintura de Rex con ambos brazos, besndolo nuevamente tratando de aprovechar todo el tiempo que el universo les estaba regalando, el chico era un poco ms alto as como ms atltico, lo supo en el momento en que se prob su chaqueta y ahora que poda sentir su cuerpo por debajo de su playera de color blanco.

Rex nunca haba hecho nada parecido con nadie, ni siquiera con Circe, era como si les faltara algo para hacerlo sentir completo, pero con Ben todo se senta perfecto, como si pertenecieran juntos.

Los brazos de Ben rodearon su cintura acariciando su piel de forma circular por debajo de su camisa, sus ojos comenzaban a pintarse de azul, una lnea elctrica que rodeaba su iris, como si estuviera reaccionando al chico del Omnitrix y a la pieza misma de tecnologa.

— Hermoso.

Pronuncio Ben perdindose en aquel color de ojos, negros con una lnea elctrica rodendolos, era hermoso, para el chico que haba visto el universo, varios de ellos en realidad, eran perfectos, nicos.

Ben trataba de memorizar cada centmetro de piel que lograba alcanzar pero no era suficiente, deba ver y sentir ms, Rex como si comprendiera lo que se deseaba de l se quito los lentes junto con la playera botndolos sin mucha preocupacin sobre alguno de los muebles de aquel remolque.

Ben al ver como se descubra el pecho se quito la camisa y la chaqueta casi al mismo tiempo, guindolo al lugar donde se encontraba la cama de su abuelo, la de mayor tamao en el remolque.

Rex choco en contra del filo de la cama cayendo de espaldas contra ella observando cmo Ben se acercaba lentamente hacia l, con la punta de sus dientes se quito el primer guante, el cual avent en direccin del otro chico, quien lo sujeto con una sonrisa, despus le lanzo el otro.

— Ests seguro?

Pregunto Ben aspirando el aroma de Rex en los guantes que siempre utilizaba, era maravilloso, casi adictivo, como respuesta Rex se acomodo en la cama esperando por l, sus ojos brillaban con mayor intensidad.

— Tu lo ests?

No necesitaba otra invitacin y comenz a gatear hacia Rex admirando el cuerpo atltico del otro joven, quien lo recibi con sus brazos guindolo en su direccin, hacindole lugar entre sus piernas para besar sus labios con hambre, entregndose a sus sentimientos.

Ben respondi al beso tomando el control, introduciendo su lengua en esa boca hmeda, recorriendo con sus manos el pecho de Rex, recibiendo pequeos jadeos como respuesta cuando su muslo rozaba en contra de su entrepierna.

Los dedos de Rex recorran su torso con la misma desesperacin, tratando de memorizar su cuerpo con ese nico roce, dejando que l guiara ese encuentro, dejando que lo protegiera del mundo exterior, permitindole hacer cuanto deseara porque saba que nunca le hara dao.

Era extrao que dos personas que apenas haban hablado, que no se conocan sintieran una conexin tan grande como esa, era como si ellos estuvieran hechos el uno para el otro, un sentimiento extrao pero no imposible.

El Omnitrix responda al cuerpo de Rex, las lneas verdes que le recorran brillaban con mayor intensidad, justo como lo hacan los ojos del chico robot, el que comenz a desabrochar el pantaln de Ben con nerviosismo.

Ben lo detuvo sin pronunciar una sola palabra y se acerco a sus caderas, desabrochando los pantalones ajustados del moreno, que le miraba con deseo, sus labios entre abiertos, jadeando pequeas bocanadas de aire caliente.

Rex vio con ojos sorprendidos como Ben abra sus pantalones resbalndolos sobre sus largas piernas, dejndolo nicamente en ropa interior, algn momento antes haba perdido sus zapatos.

Ben se relami los labios y con una sensual lentitud comenz a descubrir el cuerpo de Rex por completo ante sus maravillados ojos verdes, era hermoso, cada parte de su cuerpo llamaba al suyo.

Las mejillas de Rex estaban ahora de color rojo, pequeas gotas de sudor cubran su cuerpo y su sexo comenzaba a reaccionar ante la cercana de Ben, quien por un momento no supo qu hacer con el cuerpo que le era ofrecido.

Ben tomo una decisin y se acerco al sexo de Rex con lentitud, como si pensara que de un momento a otro un portal se abrira llevndose al moreno para siempre, por lo que cada segundo deba atesorarlo como lo que era, la nica oportunidad de estar juntos.

Primero lamio la puntita del sexo de Rex recibiendo un gemido sonoro, entre placentero y sorprendido, los ojos de Rex para ese momento eran casi de color azul elctrico, los nanites en su cuerpo respondan a Ben, su cuerpo entero estaba preparado para l.

Ben le miro a los ojos unos momentos y contino besando su sexo, lamindolo de arriba hacia abajo, tratando de darle placer con su boca, creyendo que aquello era lo correcto, Rex se recost en la cama permitiendo que el otro joven hiciera lo que se le antojara, sintiendo tanto placer que casi alcanza el orgasmo con esas simples caricias, pero deseaba ms, mucho ms de lo que Ben hiciera.

Ben se alejo de Rex para desnudarse, observando cmo aquello haba sido ms que suficiente para el chico de piel morena, quien yaca con el antebrazo cubriendo su rostro, jadeando, tratando de recuperarse un poco.

Al regresar a la cama Ben se coloco entre las piernas de Rex y busco alguna sustancia aceitosa en el cajn del buro de su abuelo, encontrando algo de vaselina, la cual usaba para su cabello, tom un poco de la sustancia entre sus dedos ndice y anular.

— No quiero lastimarte.
Rex respondi con otro beso apasionado, abriendo un poco ms las piernas, deseaba seguir con eso, necesitaba terminar con aquella tarea antes de que llegaran por ellos, estaba seguro que de no hacerlo jams podra ver a este chico nunca ms.

Ben introdujo los dos dedos en el cuerpo de Rex provocando un poco de dolor en el chico robot, quien se sujeto de la cabecera de la cama arqueando el cuello, cerrando los ojos con fuerza y mordindose los labios.

Ben sigui introduciendo sus dedos tratando de preparar al otro chico lo mejor que poda, aquella sera la nica ocasin que podra tenerle y no deseaba causarle ninguna clase de dolor, sin embargo, tras algunos minutos de aquella dulce tortura decidi que ya era suficiente.

Rex al ver como se cubra con la vaselina trago un poco de saliva comenzando a sentirse nervioso, se relami los labios y rodeo la cadera de Ben con una pierna para guiarlo hacia l, esperando sentirlo en su interior.

Ben ley sus pensamientos por que comenz a introducir su miembro en su interior, un poco ms con cada empuje, hacindose lugar con cuidado perdindose en la mirada de Rex, quien rodeo su cadera con la otra pierna aferrndose a su cuerpo, rodeando su espalda con sus brazos.

Cada movimiento era acompaado de un coro de jadeos y gemidos, ambos chicos comenzaban a perder el control de su cuerpo, dejndose llevar por el placer que sentan, Ben dio un ultimo empujn y por fin estaba adentro de Rex, quien encajo sus uas en su espalda, apretando los ojos, escondiendo su rostro entre su hombro y cuello.

No le dio tiempo a acostumbrarse a la sensacin, no lo necesitaba, a pesar del dolor inicial senta que eso era lo correcto, aquel momento era lo que haba esperado de su primera vez, aunque fuera con un chico que apenas haba conocido unas horas y dentro del remolque de su abuelo.

Ben segua movindose en el interior de Rex, cada vaivn los acercaba al orgasmo, cada empuje acariciaba el sexo de su amante, el cual estaba atrapado entre sus cuerpos, Rex arqueo la espalda cuando el sexo de su amante toco su prstata, hacindolo ver estrellas de colores.

Cerr sus ojos y se sujeto de la cabecera de la cama, Ben lo sostuvo de la cintura y continuaron su danza, cada glorioso instante los haca felices, los una un poco ms, hasta el punto de volverlos uno solo.

Ben fue el primero en terminar, derramndose en el interior de Rex con un fuerte grito de placer, el cual fue seguido de otro aun ms fuerte, el cual fue pronunciado por Rex, quien al mismo tiempo brillaba de un color azulado, cubriendo el cuerpo de su amante con su energa, impregnando un poco de la misma en el Omnitrix.

Acto que paso desapercibido por ambos adolecentes, quienes cayeron exhaustos en aquella cama, perdiendo el conocimiento poco despus, siguiendo entrelazados, sus piernas, sus brazos, sus cuerpos, los nanites y el Omnitrix.

Benrex-benrex-benrex

Cuando Caesar logro abrir con ayuda de la doctora Holiday una pequea puerta para recuperar a su hermano pequeo de aquella dimensin su sorpresa fue mxima al encontrarse con un sujeto de color azul y un anciano que portaba una camisa Hawaiana.

Max Tennyson, como el chico que haba entrado a su dimensin y ayudado a contener a Alpha, el muchacho que se supona estaba en compaa de su hermano pequeo.

— No podemos mantener el portal abierto por mucho tiempo, donde esta Rex.

Fue lo nico que dijo, una exigencia ms que una peticin, aunque el anciano pareci ignorar su rudeza, explicndoles que lo ltimo que saba era que su nieto haba ido a su viejo remolque, que l ira por ellos para que su hermano pudiera regresar a casa.

Benrex-benrex-benrex

Max sinti un mal presentimiento cuando conoci al hermano del chico que Ben haba llevado a su remolque, del cual le haba comentado algunas cuantas cosas y con quien aparentemente haba dormido en su cama en el interior del remolque.

Lo supo cuando los vio a los dos en su cama, desnudos, su ropa botada por todas partes, sus cuerpos entrelazados debajo de una sabana, profundamente dormidos.

Max volvi a cerrar la puerta del remolque rascndose el cuello, aquello no estaba bien, Ben y Rex haban hecho ms que destruir una pequea parte de la ciudad, haban dormido juntos a pesar de conocerse por algunas cuantas horas.

Deba darle tiempo a su sobrino pens Max, al menos deba poder despedirse del otro chico, tener algunos minutos ms de intimidad, por lo que se comunico con Caesar indicndole que esperara unos treinta minutos ms.

Sin otra explicacin corto la comunicacin y se dirigi a despertar a los dos muchachos cubriendo sus ojos con su mano izquierda, tocando la pared de su cuarto con la otra para avisarles que haba llegado.

Lo nico que le consolaba era que alguno de ellos haba tenido la decencia de cubrirlos por la noche con una sabana.

Fin.

Benrex-benrex-benrex


Me tarde mucho pero espero que te guste tu regalo de navidad.

Dedicado a Yuriko Hime.
Notas finales:

Decían que la probabilidad de que volvieran a encontrarse era demasiado pequeña, casi imposible, sin embargo, el universo siempre actúa de formas extrañas y aparentemente le importa muy poco la probabilidad.  Generador Rex/Ben 10 crossover.  Pareja: Ben/Rex

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: