Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

:;:;Porque en el amor nadie decide;:;:

Autor: uchiuzuma lover

[Reviews - 304]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

hola!!! como prometi, traje un capi lo más reciente posible. 

 

vi que en los comentarios que alguien preguntaba si era una o dos las que hacien este fic. tengo que decir que somos las dos.

 

como trabajamos? facíl: yo le escribo todo, le paso en una memoria a daya el capi y ella lo edita: le agrega los signos de puntuacion, le mejora la ortografia (pero no lo deja perfecto) y  lo agranda unas 400 palabras el capi hablando ñañara (este capi era de 1400 palabras y daya logro volverlo de 1900)

 

tambien vi en los comentario que creian que les estaba colocando condiciones para seguir actaulisando el fic. 

 

les explicare el asunto, el capi pasado dije que necesitaba ver 300 vistos si querian que actualisace por que necesitaba saber si la tematica de la historia les llamaba la atencion, con lo de los RW es muy diferente, daya recientemente esta haciendo esto en los capis que sube: los capis se hacen de 1000 palabras aproximadamente y por cada RW de un miembro registrado se aumentaran 200 palabras en el proximo capitulo, por RW de un anonimo van 50 palabras, pues porque nadie asegura que sea la misma persona la que sube los comentarios, y por cada correo (uchiuzuma.lover@hotmail.com es el mismo outlook) son 400 palabras en aumento okis? no son condiciones, yo seguire actualisando siempre hasta que termine el fic.

 

es todo, dsifruten la lectura n.n (fueron 1000 palabras en aumento, osea, 2000 palabras en el capi : 12 comentario de anonimo, osea, 600 palabras y 3 de registrados, osea, 600 palabras, se que serian 2200, pero mañana no tendre tiempo de escribir y tendria que actualisar el jueves y no creo que por 200 palabras valga la pena)

Extrañeza, desconcierto, confusión, eso fue lo que sintió al ver a sasuke uchiha apoyado sobre el casillero a lado del suyo supuestamente ¿esperándolo? Lo que no creía para nada.

Por favor ¿porqué demonios estaría esperándolo a él? ¿el bastardo popular esperando a un mortal? No sabía cuál sería la respuesta, pero intuía que no era para nada buena.

-¿esperándome?- repitió la respuesta que le había dado después de cuestionar su aparición ¿habría escuchado mal?

-¿estas sordo, dobe?- dijo con una sonrisa de superioridad. Sabía que tan raro sería para el rubio que alguien como el uchiha lo estuviera buscando

-no, no lo estoy- dijo, reteniendo la vena que luchaba por salir a palpitar en su frente  ¿Quién se creía ese bastardo para decirle dobe?

-como digas- dijo cruzándose de brazos. El azabache se enderezó para hablar.-quisiera que nos hiciéramos en pareja para el proyecto de física, no entiendo muy bien el nuevo tema y quisiera que me explicaras reuniéndonos el fin de semana- vio como el rubio sonreía.

-¿no entiendes?-dijo con falsa lastima- O eres muy suertudo en los exámenes o estas tratando de tomarme el pelo, porque ese 10 que tienes en la planilla no parece necesitar ayuda- naruto disfrutó al ver el rostro de pelinegro arrugarse en una graciosa mueca, no dudaba que había herido gravemente el orgullo del azabache al haberlo descubierto.

-me has descubierto- dijo mostrando una obvia sonrisa falsa- lo que quiero es que cuides a mi prima. Vino de visita la semana pasada pero tengo planes el fin de semana y creo que tú eres el único que no tiene nada que hacer-

-entiendo- dijo, ignorando el insulto. No creía completamente ¿por qué mentirle con lo del proyecto de física, cuando él habría aceptado si le hubiera dicho desde el principio que fuera la niñera de su prima? el adoraba los niños. Iría a la casa de sasuke, pero no bajaría la guardia ni por un segundo- ¿a qué horas debo ir?- dijo acomodándose sus gafas circulares y gruesas.

-el viernes a las cuatro de la tarde, no llegues tarde- dijo el uchiha, dándose media vuelta y perdiéndose entre toda la gente que salía de sus salones. Después de unos minutos, asimilando las cosas que acababan de pasar, guardó sus útiles no necesarios en su casillero y sacó los que necesitaba para hacer tarea y estudiar para sus exámenes.  Lo cerró y, como el resto de la gente, salió del colegio para ir directo a su casa.

 

:;:;:;Porque En El Amor Nadie Decide;:;:;:

 

-¡OMG! Naruto, llama una ambulancia porque me va a dar un infarto- dijo kiba, dramatizando. Después de haber llegado a su casa, saludar a su madre y arreglarse, llamó a sus dos amigos para que fueran a su casa. Necesitaba opiniones, no creía que estuviera exagerando cuando pensó que sasuke tenía otras intenciones.

-me perdí de algo- dijo hinata. Ojos perla, cabello negro azulado, piel clara, buenos atributos y muy linda personalidad; era la vecina de naruto hace 5 años, tímida con desconocidos pero muy divertida y segura cuando estaba con sus dos "revoltosos"-¿exactamente, quien es sasuke?- dijo hinata, sacando un grito ahogado de kiba.

-es el chico más candente y popular de la escuela, creo que si no fuera por su actitud de señor todo poderoso yo estaría igual que cualquiera de sus estúpidas fans- dijo kiba, sacando una gota de sudor a hinata.

-bueno, si es como dice kiba, también me parece sospechoso que haya hecho todo eso-

-por favor, Naru es increíblemente sexi, si no fuera por la ropa tan... inusual que usa, creo que el uchiha se vería como un simio que se rasca el trasero al lado de naruto- dijo kiba sacando una carcajada de naruto y hinata, la forma de hablar de kiba era muy cómica- y ustedes saben que eso es cierto ¿ya te has visto en un espejo?- dijo a naruto. Este asintió.

-síp. No encuentro nada de eso tan especial de lo que hablas- dijo mientras volteaba a verse en el espejo personal que había detrás de él. Un rubio común y corriente... un poco mejor parecido al usar ropa más cómoda y justa a su cuerpo.

- tengo que admitir que me veo mejor, pero sabes bien que no me gusta llamar la atención, eso dejémoselo al bastardo uchiha- dijo, soltando una risilla.

-kiba tiene razón, eres el doncel más atractivo que he visto en mi vida y no lo aprovechas. Pero es tu decisión- dijo hinata con una encantadora sonrisa- cambiando de tema ¿el uchiha enserio esta tan bueno?

-nah-dijo naruto dando un sorbo a su refresco- es atractivo, pero no es la gran cosa-

-¿¡¡no es la gran cosa!!? ¡Ese hombre está más bueno que el pan! Según escuché de una de las compañeras del salón que se acostó con él... sasuke es capaz de abrirle las piernas a todas con una simple mirada, es como instinto- dijo kiba en un susurró, batiendo las manos de arriba abajo mientras hinata luchaba por no ahogarse entre su risa. Naruto solo rodó los ojos.

-kiba ¿no se supone que tú tienes novio?- dijo naruto haciendo que el castaño para abruptamente su movimiento de manos y se sonrojara hasta las orejas-

- es verdad, pero creo que si shino no anduviera con esa endemoniada capucha y esas gafas todo el tiempo podría admirarlo un poco más, apenas lo he visto unas cuantas veces sin ese conjuntico y ya me está poniendo cardíaco- dijo jalándose del pelo.

-sí, pero eso no hace que deje de ser tú novio; así que, a menos que busques problemas con él, es mejor que dejes de hablar de sasuke como si lo quisieras tener entre las piernas-

-tienes razón- dijo con una sonrisa apenada- pero como estoy con mis maps (mejores amigos por siempre)... no hay mucho problema- dijo sacando otra vez una gota de hinata y haciendo que naruto riera divertido.

 

 

:;:;:;Porque En El Amor Nadie Decide;:;:;:

 

 

El viernes al fin había llegado. Naruto se encontraba frente a la mansión uchiha, admirando la gigantesca construcción. Su casa era grande, según él, tenía dos pisos pero era una común y corriente; pero la casa de sasuke era seis o siete veces más grande y arrogante.

-¿se le ofrece algo?- preguntó el guardia, ya un poco cansado; el doncel había estado parado hace más de diez minutos sin decir nada.

-oh, lo lamento mucho- dijo naruto, acercándose hacia el cuarto que suponía era el de recepción- soy naruto uzumaki, vine a ver a sasuke uchiha- dijo con una encantadora sonrisa, una que se borró al ver como el guardia lo miraba de arriba abajo. Era obvio que sin intenciones morbosas, pues su vaqueros con una talla más grande de lo que deberían ser, su camisilla manga corta color marrón y sus convers grises, no daban para mostrar demasiado. Se sintió avergonzado. De cierta manera era entendible, que los donceles y mujeres que vinieran a visitar a sasuke trajeran la menor cantidad  de ropa y que fuera lo más sexi que pudieran, que de repente viniera uno que traía ropa holgada y sencilla... eso extrañaría a cualquiera.

-en un momento le digo- dijo el guardia, llamando desde un citófono a la mansión. Después de una breve conversación, el guardia le permitió pasar, siendo guiado por una empleada hasta la casa. Se sintió indignado, lo más probable era que pensara que robaría algo. Donde volviera a ver a ese guardia otra vez le diría unas cuantas cosas.

-veo que llegaste, dobe- escuchó decir, cerca suyo, una vez entrado a la casa. Volteo la vista, encontrándose con unos profundos ojos negros que lo evaluaban de arriba abajo. Vio una sonrisa burlona se formaba en su rostro- y que ni siquiera por que estemos fuera del instituto dejas de usar esa ropa de necesitado-

-pues entonces tienes una perfecta vista, teme- el ceño de sasuke se frunció ante el apodo, se intensificó al oír a la señora reír. Esta apenada se disculpó, dio una reverencia y desapareció lo más pronto posible. El pelinegro se acercó más a naruto quedando a una distancia prudente.

-repítelo- le reto con la misma mirada intimidante. Naruto se acercó invadiendo el espacio personal de sasuke, se puso en puntillas y hablo a escasos centímetros de sus labios, mirándolo retadoramente a los ojos.

-pues entonces tienes una perfecta vista, TEME- dijo aumentando ligeramente el tono de voz. Sasuke sintió una oleada de placer, como le gustaba que las personas lo retaran, o mejor, que se hicieran los difíciles. Sonrió arrogante y dio un paso atrás, recuperando algo de su espacio.

-eres demasiado valiente y raro, uzumaki, no conocía a la primera mujer o doncel de tu edad que se me acercara tanto sin llegar a tener sexo- dijo arrogante.

-pues eso me hace sentir muy halagado, porque a diferencia de la cantidad de cerebros de pollos con quienes me comparas, yo tengo algo llamado DIGNIDAD- dijo arrastrando la última palabra. La respuesta que daría sasuke se vio interrumpida ante la aparición de un sonido agudo y aniñado, que parecía provenir desde el final de lo que, intuía naruto, eran las escaleras

-sasuke-kun ¿sabes a donde esta lisa?- dijo una pequeña niña, asomándose por la puerta de la sala. Tenía piel blanca, casi lechosa; sus ojos negros carecían de expresión y  cargaba con un liso cabello negro que llegaba hasta sus diminutos hombros.-¿sasuk...?¿quién es él?- dijo la pequeña, incomodando al rubio, no le gustaba su voz robótica. Caminó hasta el azabache y se le quedo mirando.

-él es naruto, es tu nueva niñera permanente- dijo sasuke en tono indiferente.

-¿perdón?  Creí que sería solo por hoy- dijo el blondo, viéndolo acusadoramente.

-pues dudo mucho que tengas otros cosas que hacer ¿o si, dobe?- dijo con otra de sus estúpidas sonrisas.

-créeme que si no fuera porque hay una niña aquí te diría unas cuantas cosas que jamás escucharás de otra persona- dijo con una mirada fulminante. Volteo el rostro hacia la pequeña; se arrodilló, poniéndose al nivel de la pelinegra, y sonrió maternalmente-como ya sabes, soy naruto ¿Cómo te llamas tú, pequeña?- dijo agarrando las pequeñas manos de la niña.

-soy shizune- le respondió la niña un poco cortante.

-tienes un nombre muy bonito ¿Qué te parece si vamos al jardín y jugamos un poco?- la niña asintió algo seria. De camino al interior había podido divisar un enorme jardín trasero en el que, probablemente, podría distraer a la niña.

-no pueden, shizune podría ensuciarse y la tía... ehhhh... luisa se enojaría- Avisó sasuke, algo nervioso ante la vista del rubio. Naruto miró a la pequeña, más esta no se vio afectada por la respuesta. 

Naruto tartamudeo. Esa niña le daba un poco de miedo.

-no importa, entonces juguemos otra cosa ¿tienes muñecas?- pregunto a la niña.

-sí, si tengo, pero solo traje una y no creo que sasuke-kun tenga otra-

-yo tampoco, querida- dijo, con obvio sarcasmo. Dudaba que al menos tuviera juguetes. Se imaginó un cuarto grande y elegante, con paredes pintada de algún color oscuro y emo, ventanas de aspecto oscuro para evitarlos rayos del sol, todo tipo de lujos y muchas revistas con contenido de adultos escondidas.

-te estoy escuchando, dobe- dijo sasuke atrás de ellos.

-esa era la idea, teme- dijo, volteando a verlo, para volver a mirar a la niña- no hay problema- se levantó y se quitó la mochila que traía en la espalda. La abrió y después de rebuscar un poco, saco un bonito pero pequeño oso de peluche

- este es Lucas, lo tengo desde que tengo memoria- dijo, dándoselo a la niña- ¿Qué tal si vamos a tu cuarto y jugamos un rato?- la pequeña asintió contenta, agarró la mano del blondo y empezó a guiarlo por hacia las escaleras

- gracias sasuke-kun, me agrada mucho mi nueva niñera- dijo la pequeña a su primo. Sasuke solo sonrió de medio lado guardándose toda la sorpresa que sentía en ese momento ¿había sido su imaginación? Esperaba que sí, nada bueno pasaba cuando shizune sonreía con sinceridad.

Al menos ya tenía una excusa para hacer su trabajo más rápido, ósea, tener unos cuantos polvos con naruto, enamorarlo y cumplir la apuesta. Exactamente como había hecho con todas y todos los anteriores.

 

Notas finales:

bueno es todo.

 

espero les hay gustado, tanto como a mí.

 

estaremos respondiendo y esperando sus encantadores RW mañan, y nos estamos leyendo hasta la proxima

 

pregunta del capi (nueva idea para incentivar a escribir RW n.n) :cuantos años tienen?

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: