Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

No quiero ser tu amigo por MidNightFlower

[Reviews - 158]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Buenas noches a todos! este es mi segundo fanfic del mundo de Harry Potter (o intento de jeje).

Como todo mundo dice: nada me pertenece, todo es de J,K. Rowling- sama pero solo tome prestados sus personajes para deleite personal y esperando que se ade su agrado ;)

Notas del capitulo:

El primer capitulo como siempre es una intro para que se vayan dando una idea de como van las cosas, mi fic comienza en el año 2017 cuando los pequeños de la nueva generacion HP van a comenzar su primera aventura en Hogwarts! 

espero que les guste n-n

Mirando el expreso a Hogwarts el colegio de magia y hechicería de Londres, Scorpius Malfoy sentía que su corazón latía desbocado ante la inminente aventura que le aguardaba. Su padre sostenía a su madre por la cintura y lo acercó para que pudieran abrasarse demostrando en esa unión todo su amor y deseos de que su nueva vida fuera buena y tranquila. Tomó sus maletas y buscó con su mirada gris a esa persona que había estado con él durante cuatro años, que pudo formar un vínculo tan profundo y puro que jamás pensó que tendría. Esa persona que le llenaba de emoción poder llamarlo su mejor amigo.

 

*.°.°.°.*.°.°.°.*FLASH BACK*.°.°.°.*.°.°.°.*

 

Era un día nublado en el mundo mágico, parecía que de un momento a otro iba a llover. Había muy poca gente deambulando por el callejón Diagon, algo que Draco Malfoy agradecía. Nada odiaba más que tener que mezclarse con la demás gente y en especial ese día que no estaba de humor, temía lanzar un avada kedavra de un momento a otro, estaba molesto por lo que su hijo le había pedido.

 

-Aquí te espero- dijo secamente soltando la mano de su hijo Scorpius de siete años, quien entró tímidamente al establecimiento.

 

La librería Flourish y Blotts era uno de sus sitios favoritos. El olor a libros nuevos y el chirriar de las estanterías era como caminar entre nubes. No es que en Malfoy Manor no hubiera libros; había y en gran cantidad pero la mayoría (si no es que todos) trataban de artes oscuras, pociones e incluso quiddich, nada más.

 

No había demasiadas personas, dándole un aire cálido y hogareño con su media luz amarilla y agradables vendedores; miró de soslayo a su padre del otro lado del vidrio que miraba vigilante la calle con los brazos cruzados. Se sentía apesadumbrado por molestar a su padre, pero Scorpius sabía lo que quería, y eso incluía libros diferentes.

 

Repasó con la mirada los libros acomodados a la mano y siguió buscando, tomó uno que le pareció interesante y su vista localizó aquel libro verde olivo que buscaba. Se estiró lo más que pudo intentando alcanzarlo, pero estaba demasiado alto. Con sus pequeñas manos pudo tocar el lomo y sabia que jalar de él un poco para que cediera; pero no contó con que su pequeño impulso haría que todos los demás libros cayeran encima de él.

 

-¿Estás bien?- preguntó extendiendo la mano para ayudarlo un chico de cabellos negros alborotados con unos intensos ojos castaños. Scorpius aún aturdido tendió la mano, sin apartar de su agarre el preciado libro y se puso de pie. El azabache leyó el lomo del libro en voz alta con voz socarrona.

 

-“Herbologia, un estudio divertido”- rió escéptico el de ojos castaños como si fuera una buena broma- un Malfoy leyendo esto, es extraño- el niño se sonrojó avergonzado y apretó el libro contra sí.

 

-Por eso mi padre no quiso entrar conmigo- dijo en tono triste sin dirigirle la mirada.

 

-¿Y este también es tuyo?- el rubio abochornado movió la cabeza afirmativo- “560 recetas muggle mejoradas con magia que impresionara a sus invitados”- <“este chico sí que es fuera de serie”> pensó.

 

-Mi padre le da vergüenza y tiene la impresión de que me han cambiado el cerebro con un elfo domestico- el azabache rió aun más fuerte.

 

-Eres interesante- declaró finalmente el chico alto secándose con el dorso de su mano la lagrima que salió por la diversión y extendió la mano como saludo- Soy James Potter-

 

-Scorpius Hyperion Malfoy- James sonreía ante la inocencia del más chico, podría jurar que es de la misma edad que su hermano Albus, quien, estaba pegado a la pierna de su madre lloriqueando por un juguete que no le quisieron comprar en la tienda anterior.

 

-¿Tu padre es Harry Potter?- preguntó intrigado y muy emocionado el rubio. James asintió- tengo como cinco cromos de él, es impresionante- sus ojos brillaban de la exaltación mirando al padre del chico frente a él que jugaba con una pequeña pelirroja haciéndola dar vueltas. El mayor de los Potter-Weasley no se esperaba esa clase de admiración del hijo del tan mencionado enemigo por tantos años de su padre y sus tíos. Pero era agradable y muy inocente como para ser de esa familia antiquísima intolerante, anti traidores de la sangre y magos nacidos de muggles.

 

-Ni tanto, es un huraño que le gusta la adrenalina y extrañamente le rehúye a la fama- dijo alzándose de hombros y lo acompañó a pagar. Scorpius no podía creer lo que decía ya que era un personaje icónico y muy querido en la comunidad, pero el de ojos castaños solo se limitó a contestar- dice que él jamás se ha sentido cómodo con su fama, y que entre menos gente se entere de lo que hace, mejor, ¿un fuerte complejo de ermitaño, no?- dijo riendo- pero aun así creo que el fenómeno que causo durara por menos otros 20 años si no es que más ¿no crees?- el pequeño rubio platinado se limitó a asentir.

 

Fueron 5 galeones, 15 sikles y 3 knuts por sus libros y el dependiente le sonrió bonachón al entregarle los libros diciéndole que volviera pronto. Aunque Scorpius se la estaba pasando bien con ese chico, regresó a ver a su padre que ya estaba desesperado moviendo nerviosamente su pie.

 

-Ya me tengo que ir, mi padre parece león enjaulado, gracias por ayudarme James- dijo sonriéndole tiernamente y el moreno le contestó, deteniéndolo por el hombro.

 

-Oye, Scor, ¿te gusta la tienda de sortilegios Weasley?- el rubio asintió sin poder ocultar la emoción de que tan pronto lo haya llamado por su diminutivo.- mi tío es dueño, si puedes, ven el viernes, se va a poner bueno- dijo guiñándole el ojo.

 

Scorpius asintió con una radiante expresión y corrió con su padre esperando que le diera permiso; por fin sentía que después de tan larga espera por fin tenía a alguien a quien llamar “amigo”.

 

*.°.°.°.*.°.°.°.*FIN DEL FLASH BACK*.°.°.°.*.°.°.°.*

 

Ese era su recuerdo más preciado que siempre lo acompañaba fielmente, siendo el inicio de todo, porque a partir de ese momento James y el comenzaron a frecuentarse. Aunque este era mayor que el por dos años (como solía recordarle su padre) eso no importaba, se la pasaban tan bien uno en compañía del otro; le encantaba reír a su lado con todas sus ocurrencias, travesuras e ideas que siempre lograba sacarle una sonrisa.

 

 Decidido, dio el primer paso para alejarse de sus padres, ya iba siendo hora de que el tren saliera. Se afianzó a sus maletas y a su pequeña lechuza blanca con vetas color caramelo llamado “Icarus”; quien revoloteó asustada por el estremecimiento de su jaula; era su primer viaje y sus ojos oscuros observaban temerosos su entorno desconocido.

 

-Icarus- llamó dulcemente a su pequeño amigo acariciando su cabeza para calmarlo. Había decidido llamarlo así por sugerencia de James, pero accedió también porque le gustaba mucho la historia de ese personaje mitológico que aunque desobedeció a su padre y le costó muy caro, pudo voló tan cerca del sol hasta casi tocarlo, como le había pasado a él con James.

 

Su madre que aun no lo veía partir ya tenía lagrimas en sus ojos. Le sonrió tratando de decirle con la mirada que todo estaría bien, al fin y al cabo iba a estar rodeado de amigos así que no le pasaría nada malo.

 

Pudo divisar a las Potter y Weasley quienes parecían que ya tenían rato ahí, porque ni Albus ni James estaban en los alrededores. Rose que había bajado a despedirse una vez más de Hugo que seguía llorando que no se fuera. Cuando se cruzaron sus miradas lo saludó y corrió a su encuentro para abrazarlo.

 

-Rose, ¿sabes donde esta James?- preguntó Scorpius exaltado y algo nervioso cuando vio la tan terrible proximidad de su padre con los Potter y los Weasley; sus términos seguían siendo turbios y aunque la antigua rivalidad ya estaba inexistente, aun no se llevaban del todo bien a pesar de que tanto James como Albus y Rose eran mejores amigos de Scorpius y solían frecuentarse lo más que se podía.

 

-¡Me vez y lo primero que preguntas es por él y no por mi!- dijo haciendo un pequeño mohín que fingió tan bien que por un momento creyó que estaba enojada, pero dejó ir esa idea cuando volvió a sonreírle  -Seguro esta con sus amigos- eso le dolió a Scorpius y al notar eso una campante y segura Rose le contestó- no te preocupes Scorps, James seguro ya bajara a recibirte, ya lo conoces, sabes que tiene que darse vuelo primero por todo el lugar para llamar la atención- los dos rieron, en eso tenía razón.

 

El azabache bajó riendo de lo lindo acompañado de dos chicos altos que hablaban fuerte sobre algo del torneo de quiddich del mes pasado y parecía que contaban chistes acerca de cómo Paolo Muntz de los GreenBasilisk había fallado terriblemente su pase que les costó la victoria. Scorpius sonrió al verlo, había creció aun más en ese verano que no pudieron verse, también su cabello estaba más largo y casi le tocaba los hombros cuadrados y delineados por los deportes que practicaba.

 

 Quería decirle cuanto le alegraba verlo, que había mucho que quería contarle ya que esas vacaciones en Venecia fueron muy interesantes porque sus abuelos maternos lo mimaron a más no poder y tuvo la oportunidad de ver paisajes hermosos como los que describían los libros que ambos leían, pero que había extrañado estar en compañía de todos, principalmente la suya… pero cuando el marrón y el gris se juntaron durante unos interminables segundos, la sonrisa jovial y refrescante de James desapareció al momento, tornándose en una mueca de algo que jamás había visto en su rostro y menos dedicado solo para él; una sorpresa nada placentera.

 

Notas finales:

Espero que comenten, eso me haria increiblemente feliz!


dudas, comentarios, sugerencias todo es bienvenido y si les gusta tratare de publicar cada semana o quince dias a mas tardar! 


Besos y Jamius (o sería Scormes? jajaja suena a fail de las dos formas xD)


bueno aqui les dejo la cancion de mi inspiracion jeje: https://www.youtube.com/watch?v=gSCYSt9x6-g

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: