Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Atrapando tu alma.

Autor: Ameno

[Reviews - 349]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes no me pertenecen le pertenecen a Masashi Kishimoto, mía sólo ésta historia y las otras que he escrito.

Notas del capitulo:

¡Hola! Aqui estoy de vuelta con un nuevo fic, espero les guste :).

Tratare de actualizarlo como siempre, pero estoy demasiado ocupada así que tal vez lo subire cada dos semanas, depende del tiempo que tenga, sin más que decir disfruten.

En uno de esos pueblos norteamericanos, casi olvidados  por considerarlos que estaban perdidos en los confines de la tierra al estar alejados de las grandes metrópolis, varios hombres fornidos de hablar rudo observaban el espectáculo siempre sorprendente, de ver a tres jóvenes  rubios inusualmente hermosos, vestidos como  camareros de un lugar elegante, más acostumbrados a las chicas guapas en camiseta y shorts, de las mañanas , sabían que era un espectáculo frecuente aquí por la noche, pero aún así no se acostumbraban, uno de los camioneros el más joven de ellos interrogo a uno de los chicos cuando dejo sobre su mesa, varias cervezas heladas y unos bistec.

— ¿Oye estas seguro que eres  un varón? Con la forma en que te vez,  no dudaría en casarme contigo si fueras mujer— el adolescente sonrió con diversión, ya acostumbrado a esos comentarios  algo impropios especialmente de siete a nueve, que era el momento en que  él y su gemelo ayudaban en el bar restaurante de su padre, pero antes de que pudiera contestar nada,  una voz increpo  al impertinente desde atrás del cajero.

— ¡John  dile a ese invitado tuyo que deje de molestar a mi sobrino! ¡A esta hora en este local solo trabajan chicos hum!

— ¡Déjalo que aprenda por si mismo Deidara, Billy tiene que aprender  a solucionar  sus propios problemas!

El rubio entorno los ojos, conocía a todos los comensales y hasta ahora veía el  rostro del hombre joven que abordo a Naruto, probablemente sus compañeros querían darle la bienvenida al gremio de camioneros, dándole una lección…e iba a obtener una muy fuerte si la cosas seguían por el camino en que iban, no era culpa del muchacho se veía muy achispado para entender muy bien lo que estaba haciendo.

— ¿Pasa algo hermano? Si éste tipo te está molestando sabes que puedes darle un gran golpe— replico otro adolescente dejando caer con estruendo la bandeja vacía que traía sobre la mesa y mirando de modo amenazante al nuevo comensal, que al verlo exclamo.

— ¡Gemelas!

Para ese momento el rubio de pelo largo salió del mostrador y se enfrente al  camionero borracho diciéndole.

— Estas sordo ¡Hum dije que todos aquí somos hombres!

— Tú definitivamente eres una chica ¡Estoy en el cielo estoy rodeado de hermosas rubias,  el sueño de cualquier hombre un trío!

Un cuchillo paso volando al lado de la oreja del joven, clavándose justo en la pared de madera, quitándole lo beodo al conductor, que observo con temor  al hombre  que apareció en frente suyo sin saber   ni cuándo ni dónde había venido, otra rubia o rubio no estaba seguro, lo miraba con una sonrisa amable…la cual no se reflejaba en sus ojos, estaba usando un delantal manchado de una sustancia roja que bien podía ser sangre, la camisa remangado dejaba ver  sus brazos y en una de sus manos llevaba un hacha de cocina,  con voz helada pregunto.

— ¿Serias tan amable de repetir, lo que estabas diciéndole a mis hijos y a mi hermano menor? Creo que no escuche bien.

El interpelado trago grueso,  el varón (esta vez no tenía duda que era uno) era bastante bonito, pero muy intimidante y peligroso, con voz temblorosa respondió.

— N-No na-nada, no he dicho nada.

— Eso pensé, es una fortuna creí  que tendría que apuntar  a un lugar situado más abajo de la cabeza.

En ese momento todos los camioneros, incapaces de resistirse estallaron en carcajadas y empezaron a burlarse del alborozado joven.

— ¡Felicidades Billy, acabas de conocer a Big M, y la M no es sólo por mamá es por Minato! ¡No puedes asegurar qué eres verdaderamente un camionero,  hasta que un magnifico rubio amenace con cortarte las pelotas,  por molestar al trió de esplendidas bellezas como al resto de los que estamos sentados en éste local, todos los clientes levantaron su jarra de cerveza y se carcajearon con más ganas y más fuerzas cuando escucharon qué el novato, dijo en voz baja “no es mi culpa,  me confundí porque parecen chicas” lo que le valió un coscorrón del chef dueño del local y padre de los chicos, luego se dirigió a l más grande de sus comensales que estaba justo frente al chico y lo regaño.

— Big D ¿Qué te he dicho de traer a los jóvenes a mi local, para que reciban lo qué llamas, "una apropiada iniciación" antes de entrar al gremio?

— Lo mismo que me dijiste cuando traje, a blue bear hace un mes y  diez veces más antes de esa y te diré lo mismo que te digo en cada ocasión, le hace bien a los muchachos recibir un susto de éstos, se vuelven buenos hombres, mira lo que paso conmigo la primera vez que te vi, enderezaste mi vida.

— ¡Yo fui la que enderece tu cabeza con un sartenazo, pequeño mocoso y deja de hacer perder el tiempo a Minato por más que desees no se volverá una chica!—Se escucho la voz de una anciana desde la cocina.

— ¡Pero puedo soñar! Maldición Minato ¿Aun conservas a la vieja bruja? Es la única que me dice pequeño y eso que mido más de dos metros.

— ¡Te escuche!

— ¡Mierda!  La maldita vieja tiene oído bionico.

— Deja de molestar a la abuela Chiyo, sabes que nunca le ganaras una.

— Juro que ella perteneció a los Seals cuando era joven, te aseguro que puede abatir un ejército de gánster con esa sartén.

— ¡Y bateare  tu cabeza sino dejas de distraer a nuestro cocinero!

— Ya entendí ¡Demonios! En serio  Minato debiste ser mujer,  me hubiera divorciado y casado contigo de inmediato, sabes cocinar y eres una de las rubias más guapas que he visto... exceptuando a los otros miembros de tu familia.

— Me siento halagado, tendré  a bien comunicarle a tu esposa lo galante que eres  la próxima vez que la traigas a cenar— comento el Namizake riéndose, le tenía afecto al gigante fue uno de los que lo recibió con los brazos abiertos, cuando llego al pueblo junto a su esposa Kuchina, los gemelos y su hermano menor ,  era un hombre tierno que amaba a su esposa y cuatro hijos, aunque con su fuerza bruta  podía  jalar por sí solo, el camión que conducía  con la carga y todo.

Viendo a su padre dirigirse a la cocina, y a su tío ocupar puesto detrás de la caja registradora, los gemelos intercambiaron miradas traviesas y  preguntaron abrazándose al cuello del hombre.

— ¿Entonces tío D, le decimos a tía Elisa y  a los chicos, que quieres convertirte en nuestro papá?

— ¡Ah, ya déjense de payasadas pequeños bribones! Si fueran otros les hubiera dado un puñetazo y les hubiera dicho que se  dejaran de mariconadas, pero tienen la cara de unos malditos ángeles, par de zorros, ya dejen de fastidiar y continúen con su trabajo.

Los chicos se rieron y fueron a tomar otras órdenes, en ese momento el joven que llamaban Billy pregunto un poco animado-- ¿Tío D, conoces mucho a esos rubios?

— Para ti soy Big D ¿Entendiste muchacho? Aun te falta mucho por aprender para que puedas tutearme, en cuanto a esos niños los respetas, son huérfanos, su madre murió cuando ellos tenían  cuatro y desde entonces Minato los ha levantado solo sin ayuda de nadie, ese hombre  merece una gran consideración por ello ¿Entendiste?

— Sí señor.

La conversación siguió de ese modo entre esas y otras mesas, estaban tan acostumbrados a que  los extraños se detuvieran a comer en el pequeño hostal que nadie noto cuando llego un hombre de mediana edad  con el pelo totalmente blanco, bastante alto y fornido que se  sentó en el rincón más apartado del local y que miraba a los presentes hasta que una par de voces lo saludaron de manera estereofónica.

— ¡Hola viejo pervertido!

— ¿Cuántas veces les  he dicho que no me llamen así, en público? Téngame un poco de respeto soy…. casi como su abuelo.

—  Lo haremos cuando dejes de ser un viejo pervertido, o sea nunca y nuestros abuelos se llaman Dan y Tsunade…tal vez seas como nuestro tatarabuelo, pero  uno pervertido, además estas demasiado decrepito para ser nuestro abuelo.

— Que par de mocosos más irrespetuoso y pensar que les traje a ambos,  una copia de mi nuevo libro, que saldrá a la venta en unos días.

Menma estiro las manos interesado, mientras Naruto entorno los ojos en cuanto el peli-blanco colocó el libro en sus manos, el  chico lo escondió hábilmente en uno de los bolsillos interiores de la chaqueta, el otro libro no tuvo tanta suerte  fue interceptado por una mano bronceada, mientras el  hombre esquivo con una gran agilidad un sartenazo, viendo contrariado al chef rubio y a una anciana muy amenazante, mientras Deidara intentaba disimular su risa divertido ante la situación( en cuanto había visto llegar  al hombre maduro fue en busca de su hermano)

— Te dije que no me gusta que les des éste tipo de cosas a mis hijos, ya están en una edad difícil no quiero que ensucies sus tiernas mentes con estas cosas.

— ¡Que te he dicho Minato de permitir, la entrada de éste degenerado a éste local, viene con demasiado frecuencia!

— Han sido cuatro veces en 18 años— se quejo Jiraya.

— ¡Demasiadas, un mocoso libertino como tú, sólo piensa en pervertir la mente de los jóvenes y salir con jovencitas! – Si no fuera por temer que su cabeza fuera fracturada por un sartenazo, el hombre  maduro simplemente hubiera tomado entre sus brazos a la anciana y le hubiera dado un beso, hace mucho que no le decían mocoso,  luego de aguantar varias reprimendas más por parte de la anciana, la vio marcharse  sonriendo muy entretenido, de repente su expresión se torno seria  y  dijo.

— Están buscando.

Minato y Deidara se estremecieron, dándose cuenta  lo que implicaban esas cripticas palabras— el mayor de los rubios miro a todos lados, esa era una conversación para tener aquí, miro el reloj  e indico.

— Cerraremos en dos horas, hablaremos en casa— el peli-blanco asintió, el negocio marcho como de ordinario cuando ya no quedaba nadie, los cinco hombres se dirigieron al hogar de los Uzumaki, donde   a pesar de estar todos  cómodamente sentados, la tensión en el aire era visiblemente palpable  por lo menos por parte de los hombres mayores los jóvenes miraban confundidos y preocupados, el primero en romper el silencio fue Jiraya el cual no estaba dispuesto a perder tiempo valioso.

— No es la misma organización, la otra fue destruida en su totalidad en Alemania, pero parece que obtuvieron parte de la  información que recopilaron, de lo que he podido investigar se hacen llamar “Raíz”  y parece ser más peligrosa, puede que exagere, pero no lo sabré a ciencia cierta, hasta que  un amigo y yo averigüemos un poco más.

— ¿Estás seguro que van tras nosotros?

—No sé, pero no quiero correr riesgos como dije obtuvieron parte sino todos los datos recopilados sobre la familia de Kuchina y por supuesto sobre ustedes, por lo menos es lo que logre averiguar,  es una lástima que no tenga las habilidades de Orochimaru para que las personas me den la información voluntariamente, mis métodos no son tan “limpios” y no violentos,  pero para que no  creas que lo digo sin bases, han desparecido varias personas de forma misteriosa y todo parece indicar que fueron cazados, estoy  moviendo a mi familia donde Orochimaru te aconsejo que lo hagas así tu también, es como tu abuelo de todos modos, le informare a Dan y Tsunade para que estén alerta,  pero por el momento están a salvo nadie sabe donde están.

— ¿Big D?

— Él estará bien,  al igual que esa anciana regañona, son autóctonos de aquí y demasiado antiguos, nadie sabe sobre su existencia y entre menos sepan adonde van ustedes más seguros estarán, ignorancia en éste caso es una carta de seguridad para sus amigos.

— ¿Que pasara con mis amigos y con la escuela?—interrumpió la conversación el menor de los gemelos.

— ¿Y mi novia… y Lisa? Ella ha estado esperando todo el año para confesarse a Naruto, ya que el despistado nunca se ha enterado que le gusta.

— ¿Le gusto a Lisa…pero cómo es posible? ¡Yo no me di cuenta! ¿Además  porque que le gusto? Por si no lo notaste es más alta que yo.

— Como dije, eso es porque eres un despistado— replico Menma entornando los ojos, ninguno ponía en entre dicho la gravedad del asunto qué estaban tratando, desde los doce años sabían lo sucedido con su madre y el motivo de que muriera tan joven, pero tampoco querían perder el lugar al que llamaban hogar y el pueblo donde crecieron, donde vivían sus amigos y conocidos.

— Tendrán que despedirse de ellos y empezar de cero—el peli-blanco levanto la mano ante las protestas de los chicos—Se que será difícil pero es necesario,  por otra parte — olisqueó el aire— la relación entre esas chicas y ustedes no funcionaría, su olor es de  portadores alfa, no machos alfa, razón de más para sacarlos de aquí.

El padre de los chicos lo miro preocupado y volvió  a ver al hombre mayor preguntándole – ¿Éstas seguro, no hay posibilidad de que te equivoques?

—No, ´esta nariz mía no se equivoca son iguales a su madre, encontrar una hembra alfa es difícil, pero un portador alfa es casi imposible y tienes tres aquí.

— ¿Tres?

— Tu hermano aquí presente, su olor no lo delata tanto como a tus hijos pero puedo sentirlo, apuesto a que ha tenido que defenderse de muchas insinuaciones al igual que tú.

— ¿Insinúas qué yo?

—No, pero como su padre  tu aroma apenas puede cubrir a tus hijos que están madurando y a tu hermano, su esencia esta sobrepasando la tuya, pasaras tiempos difíciles, apuesto a que todavía no han encontrado una pareja.

El más joven de los gemelos se sonrojo mientras el otro lo miro desafiante y exclamo—  Como dije tengo novia.

— Sí y de aseguro no te atrae lo suficiente para acostarte con ella, pero es tan bonita que no pudiste negarte.

El zorro volteo la mirada, el viejo pervertido tenía razón no le atraía nadie.

—Hum, disculpen interrumpir la conversación sobre educación sexual, pero no es sobre eso que vinimos a hablar.

— ¡Oh! ¡Lo siento, lo siento! ¡Tengo muchos chicos jóvenes en edad difícil en mi familia,  he estado dando tanto estas conversaciones los últimos veinte años, que ya entro en modo de maestro sin proponérmelo!...Como les dije es hora de moverse, vendan lo que puedan, recojan todo lo necesario y despídanse de sus amigos, tienen tres días para hacerlo entre menos tiempo  pasen en éste lugar  más seguro será, yo entre tanto  veré qué más puedo averiguar, los veré dentro de tres días en la tumba de Kuchina.

—Estas plenamente seguro que estamos en peligro entonces—Esa  afirmación de parte de Minato dicha con profunda tristeza hizo que el  otro hombre acariciara al cabeza de éste.

— Después de  sacarte de una celda donde fuiste golpeado y amarrado y tener que  liberar a Kuchina  de un quirófano donde le habían inyectado algo para inducirle el parto, no pienso correr ningún riesgo, la única razón por la que no te mataron a ti y a Deidara es porque son rubios y ellos eran apenas unos fanáticos nazis que recordaban tiempos de antaño, con demasiado dinero, mucha locura y un deseo de levantar una organización ya muerta, fue una suerte que lograra a sacar a Orochimaru de su aislamiento para que ayudara, la fuerza de mi hijo y mi nieto no es comparable a sus habilidades, supongo que lo hizo porque eres hijo de Tsunade, el tiene motivos muy poderosos para no querer  poner  un  pie en el viejo mundo, muy personales y dolorosos y aún con su ayuda, Kuchina se vio obligada a pelear, quedando muy debilitada…no quiero correr el riesgo de que alguien tenga que sacrificarse nuevamente, tu padre se expuso para atraerlos  y que tuviéramos tiempo de investigar en la base del enemigo, por eso tuvieron que dejar a Deidara con ustedes, por su seguridad y la vuestra …todos están en serio riesgo y consideró  que es mejor prevenir que lamentar.

El hombre suspiro y miro a su familia todos tendrían que hacer sacrificios para moverse, Deidara tendría que cerrar su pequeña galería de arte donde vendía sus esculturas,  junto con pinturas y litografías justo ahora que empezaba a ganar fama , lo más duro iba a ser perder la beca  de la universidad de los gemelos, ambos a pesar de no ser de los más altos destacaban en el baloncesto con su gran agilidad y velocidad, eran los bromistas de la escuela gastando más de un sinnúmero a otros alumnos y a algunos maestros, pero eran muy aplicados y tenían las mejores calificaciones de la secundaria, él por su parte…tendría que dejarlo todo, su casa, su negocio con el que se había ganado honradamente el sustento de su familia por 18 años…su vida, se miro las manos con impotencia, abandonar la tumba de Kuchina, ni él ni los niños podrían visitar más el sepulcro de la pelirroja, no por mucho tiempo  y estaba el asunto de conseguir un trabajo podía aparentar 30 pero tenía cuarenta años… y por primera empezó a sentir el peso de los años.

Jiraya sólo lo palmoteo en los hombros y se fue, podía sentir el aura de derrota pero no tenían tiempo para eso, el rubio era fuerte solo debía recuperarse de la impresión, por el momento debía comunicarse con Tsunade y su marido, frunció el entrecejo,  estaban en las comunidades misquitas en Nicaragua, junto a un grupo de médicos voluntarios ¿Cómo se supone que iba a comunicarse con ellos en ese fin de mundo? Fue más fácil, cuando ejercían en Perú, Brasil y Bolivia, ya que  asistían a los más pobres en la ciudad lo que permitía una fácil comunicación, gruño con frustración lo resolvería más adelante ahora lo más importante era sacar a Minato y su familia del pueblo.

Tristeza de Big D, su familia y la abuela Chiyo fue notaria, el camionero adquirió el restaurante no dispuesto que un lugar tan emblemático se perdiera, su esposa y  sus hijos se harían cargo de él, prometiéndoles a los rubios  que ellos cuidarían la tumba de Kuchina, en cuanto a la galería Deidara se la dejo a uno de sus amigos artistas, Lisa se despidió con un sonoro beso en la boca de un sorprendido Naruto, mientras la novia de Menma se marcho llorando luego de decirle gran idiota, éste solo se encogió de hombros la chica era extremadamente popular se olvidaría inmediatamente de él.

 

No le informaron a nadie más de su partida, estaban en la tumba de la pelirroja  despidiéndose cuando vieron llegar a Jiraya, que miro el jeep Grand Cherokee 4X4 del 97 color negro, cargado con las pertenencias de la familia coloco respetuosamente un ramo de flores en la tumba, antes de abordar el vehículo, tendrían un largo viaje  hasta que  llegaran al aeropuerto más cercano y abordar el avión que  los llevaría rumbo a su destino, sonrió, esperemos que Orochimaru se encontrara de humor para algo más que un saludo casual ésta vez,  después de todo hace más de 16 años que no lo veía en persona.

Notas finales:

Por sus comentrios y revisiones ¡Muchas gracias!

 Es el primer día del año asi que: ¡FELIZ AÑO NUEVO!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: