Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

MI ESTÚPIDO PRÍNCIPE

Autor: Karenlauren

[Reviews - 113]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes no me pertenecen, son de Hino Matsuri (está bien escrito, ¿nop? Xd)

Espero que les guste!!!

Notas del capitulo:

 

Los personajes no me pertenecen, son de Hino Matsuri (está bien escrito, ¿nop? Xd)

 A lo mejor me he hecho un poco de lío con los personajes asi que no me maten plis!!!!!! >.<"

 

Espero que les guste!!!

Bien, por dónde empezar? 

Supongo que es una pregunta bastante estúpida ya que estoy hablando con mi propia conciencia pero en estos momentos era a la única que entendía...

 

*FLASHBACK*

 

Era otro día cómo cualquiera, mi hermana Yuuki y yo volvíamos a casa del colegio tarde ya que a ella la habían vuelto a castigar por no prestar atención en clase. 

- Últimamente estás distraída - comenté parándome, ella ni tan siquiera notó que me había detenido. - ¿ocurre algo?

Cómo si algo la hubiera devuelto a la realidad me miró y dijo despreocupada: 

- Nop! - me cogió de la mano y sonrió - sigamos. 

- Yuuki... - advertí, no me gustaba que me guardara secretos después de todo lo que habíamos pasado juntos: nos conocimos en las calles, ambos éramos huérfanos sin techo que nadie quería. La encontré al borde de la muerte y cuidé de ella hasta los diez años cuando una mafia quiso cogerme bajo su mando a cambio de mucho dinero yo obviamente me negué y huimos des de América hasta Japón, con trece años nos encontramos con Kaien-san quién nos adoptó legalmente y por estos tres años ha estado cuidando de nosotros junto con Yagari-san. 

Yuuki se llevaba más con Kaien-san ya que era más cariñoso y protector pero yo aprendí a llevarme con ellos por las malas gracias a Yagari-san, después de sacarnos de las calles estaba tenso y alerta a peligros 24 horas del día y vivía más encerrado en mí mismo que una ostra. Él hablaba mi idioma y hasta que un día no me llevó al jardín y resolvimos todo a golpes no pude confiar en ellos. 

Pasado ese mal tramo para mí, ya que me venció, me enseñó a utilizar mi fuerza y rapidez en combate. Aprendí a luchar cómo un auténtico profesional y me uní al club de aikido del colegio dónde ganamos el campeonato el año pasado gracias a mi y este año todo iba viento en popa. Además  que gracias a Kaien-san pude sacarme el año con notas raspadas y este año empezaban a mejorar. 

A Yuuki le había ido mejor que a mí, ella tenía mejores notas que yo y recibía cartas de amor todos los días a demás de tener miles de amigas. 

Yo siempre le preguntaba por qué no probaba con algún chico pero ella siempre me decía que esperaba a su príncipe azul. 

- Estoy bien... es tan sólo que...

- ¿Si? - dije impaciente, la había protegido durante toda mi vida de cualquiera que la hubiera dañado hasta con mi propia vida y, eso, no iba a cambiar en aquellos momentos... o eso pensaba yo. 

- ¿Nunca has querido conocer a un antepasado tuyo?

Esa pregunta me tomó por sorpresa, jamás había pensado en algo cómo aquello.  

- Supongo que tengo curiosidad, pero... - respondí inseguro.

Ella me miró de forma extraña por unos momentos y me volvió a preguntar:

- ¿te gustaría? - me miró con ojos de cachorrito, sabía que no me podía resistir a esa mirada y suspiré, tan sólo hizo falta eso para que ella me tomara del brazo y arrastrara hasta casa. 

Nuestros papis estaban trabajando así que estábamos solos en casa. Subí a mi habitación y me cambié, justo cuando me estaba a punto de poner la camiseta apareció Yuuki que se puso roja al verme. Me acerqué a ella preocupado.

- ¿tienes fiebre? - junté nuestras frentes cómo hacía des de pequeños para saber si estaba enferma. Ella se apartó bruscamente. 

- No, estoy bien - se giró y me puse la camiseta. 

- ¿qué querías enseñarme? - dije curioso mientras ella dibujaba cosas extrañas en el suelo dentro de un círculo con tiza blanca. 

- Ahora verás... 

Cogió una camiseta de mi armario y la puso dentro del círculo, recitó unas palabras extrañas. La miré divertido. Qué era eso... ¿un juego de niños? 

Me abracé cuando sentí la temperatura de la habitación disminuir, miré el círculo y para mi asombro y satisfacción de Yuuki vimos a un joven idéntico a mi vestido como si estuviera en la edad media que canturreaba en una lengua extraña dentro del círculo. Me acerqué curioso mientras Yuuki se arrodillaba delante del círculo e introducía la mano, el brazo y se detuvo al llegar al hombro. 

El chico agarró la mano y cómo si no pesara nada ella tiró de él para traerlo hasta nosotros. Boquiabierto vi cómo delante de mí el chico me sonreía para después abrazar a Yuuki. No sabía qué hacer. 

- Zero - miré a Yuuki entre los brazos de ese chico - te presento a Ichiru, tu antepasado. 

Me los quedé mirando. 

- Es broma, ¿no?- todo lo que pude decir en esos momentos, incrédulo. 

Ambos se miraron y rieron cómplices. 

- No del todo - dijo el chico con mi voz y apariencia antes de abalanzarse sobre mí. Iba a pegarle en cuanto Yuuki se interpuso. 

- No le hagas daño! - me detuve mientras él me desnudaba. - ¿Pero qué...?

- Zero, - comenzó la chica mientras él se desnudaba también - escúchame un momentito... Amo a Ichiru - no supe cómo reaccionar ante eso pero me quedé de piedra.

- ¿Os conocíais de antes? 

- De hecho, estamos saliendo des de hace cinco meses. 

- ¿¡Cinco meses!? - dije sorprendido que mi hermana no me hubiera contado nada de eso. Pero ciertas cosas encajaron en ese momento - ¿Por eso estabas tan distraída?

- Ajá - dijo ella feliz. El chico se bajo de mí y vi sorprendido que me había puesto su ropa y él llevaba la mía. - Y quiero vivir con él. 

- ¿Yuuki? - la miré traicionado, no estaría insinuando... 

- ¡¿Por qué me miras así?! - gritó ella enfadada - Hasta ahora me has ignorado... - sus manos se apretaron en puños y se clavó las uñas en las palmas empezando a sangrar. 

- Yuuki... - dije acercándome a ella con cariño - te estás haciendo daño, para. - intenté cogerla de la mano pero ella me rechazó.

- Tú no lo entiendes! hasta ahora siempre he sido tu hermana pequeña pero tan siquiera compartimos sangre!!! - me miró con rencor, esa mirada se me clavó cómo un cuchillo en el corazón. Bajé la guardia y no noté cómo Ichiru se acercaba a mí. - Zero, siempre te he amado pero tú nunca te has dado cuenta.... seguramente me voy a arrepentir de esto pero... ahora tengo a alguien que me ama.

Sentí cómo alguien me empujaba hacia el círculo, miré a Yuuki asustado por primera vez en mi vida mientras ella me devolvía una mirada fría.

- Adiós Zero...

Fue lo último que oí antes de caer en esa tierra extraña. 

 

Notas finales:

Si hay preguntas o/y dudas nos vemos en los reviews!!! 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: