Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Can't I love you? por May Lpz

[Reviews - 9]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

“Dijiste que me amarías, que estarías conmigo, al final todo lo que dijiste eran mentiras”

 

“Te amo y haré todo lo posible por protegerte aunque tenga que sacrificar mi amor por ti”

 

“Somos solo amigas ¿verdad?, haré todo lo posible por conquistarte y que tú estés a mi lado”

 

"Es solo una atracción, no hagas que me confunda, tú eres solo mi amiga o no"

 

“Estoy más cerca de ti de lo que crees, solo espero que algún día puedas perdonarme”

 

“Tu frialdad hacía mí nos separa pero yo no me daré por vencida, haré que tú sientas lo mismo por mí”

Notas del capitulo:

Nuevamente regreso con una historia con todas las integrantes de T-ara, espero les agrade.

El solo poco a poco comenzaba a asomarse anunciando el comienzo de un nuevo día, un día tan rutinario como cualquier otro, sinceramente ya estaba cansada de pasar siempre por lo mismo, de aguantar siempre a la gente hipócrita que solo se acercaba a ella por su posición social, pero que podía hacer, ese era su precio a pagar por ser la hija de los tan famosos Park.

Aunque tal vez todo ese dinero y poder no le servían de nada, estaba sola, a su papá ni si quiera lo veía y su mamá siempre estaba sumergida en su oficina cuidando que todo estuviera perfecto, solo la veía cada tenía alguna orden para ella y en cuanto a amigos solo podía decir que tenía a Qri, pero casi siempre solo la veía cuando iba a su casa a llevarle información a sus padres y eso la veía solo a lo lejos ya que sus padres no le permitían que le hablara a alguien que no fuera de su posición social, pero a JiYeon eso le importaba poco, había encontrado en ella una seguridad que ni sus propios padres podían proporcionarle, había encontrado en Qri un gran amor, pero un amor puro, como el de una hermana, aunque no fuera de su propia sangre.

JiYeon siempre quiso tener una hermana mayor que la cuidara y que estuviera a su lado, pero así no eran las cosas, sus padres siempre le recuerdan que es hija única, pero sabe que eso no es verdad ya recuerda perfectamente que en su niñez había una chica a su lado, a la cual llamaba hermana, había olvidado su rostro ya que apenas era una niña pero recuerda muy bien las últimas palabras que escucho de esa chica,  “volveré por ti” esa fueran las palabras, pero le frustraba no acordarse de ella, siempre se lo había preguntado pero ahora ya lo ha olvidado, ya ni si quiera quiere saber quién era esa persona, porque quien haya sido nunca regreso a su lado y la abandono como todas aquellas personas que dicen estar a su lado pero siempre terminan marchándose.

En fin trataba de ya no pensar en eso, de cualquier forma nunca sabría quién era esa persona y aunque lo supiera ya no tenía caso de cualquier forma la dejo sola y eso era algo que no podría perdonar.

Se levantó de la cama, eran alrededor de las 9:00 de la mañana, odiaba levantarse temprano y más cuando se suponía que estaba de vacaciones, vacaciones que ya pronto terminarían, solo le quedaba una semana y aunque no le gustara mucho la escuela ya quería regresar a clases ya que por lo menos la mantenía ocupada y lo más importante lejos de sus padres, los quería sí, pero de por si a su mamá casi no la veía y de su padre mejor ni hablar pero las pocas veces que llegaba a verlos solo querían buscar en ella a la hija perfecta, la que nunca comete errores porque eso en su vida eso no estaba permitido, siempre sobre ella y eso ya la tenía harta, además la escuela era un pretexto más para poder escaparse y poder salir sin que su mamá le reprochara algo.

Lo bueno es que el día de hoy Qri iría a su casa a entregarle información a su madre y esperaba poder escaparse con ella un rato.

Tomó una ducha y se alisto para poder bajar a desayunar, fue directo al comedor, el desayuno ya estaba servido y como de costumbre solo era para uno, solo para ella, desayuno rápidamente y volvió a subir a su habitación, se puso sus audífonos y se dedicó a escuchar música.

El reloj estaba a punto de marcar las 12 en punto, la hora en la que Qri siempre llegaba, apagó su reproductor y salió de su habitación, se sentó en las escaleras esperando a que la chica llegara.

Pasaron solo unos minutos, para que cierta chica pelirroja entrara por aquella enorme puerta, JiYeon no espero más y corrió hacía a sus brazos y la pelirroja la recibió con gusto.

No importaba de que animó se encontrara Qri, siempre que veía a JiYeon se alegraba, la apreciaba demasiado y cuidaba de ella como si se tratase de su hermana pequeña.

 

Q: Cuántas veces tengo que decirte que no corras de esa manera en las escaleras – decía Qri mientras le acariciaba el cabello a JiYeon que aún se encontraba acurrucada sobre su pecho – podrías lastimarte pequeña.

J: ¡Yah! No me digas pequeña ya no soy una niña.

Q: Claro que si lo eres – comenzó a hacerle cosquillas a la menor.

J: Cosquillas no… por favor Qri… no hagas eso – decía entre risas.

Q: Es para que entiendas que tú siempre serás mi pequeña – detuvo las cosquillas y volvió a envolverla con un abrazo protector – no importa la edad que tengas, ni que no haya una línea de sangre que nos una, siempre estaré contigo, siempre serás mi hermanita pequeña.

J: Lo prometes – a pesar de que se lo habían dicho miles de veces JiYeon aún se sentía insegura… tenía miedo… no quería que Qri también la abandonara.

Q: Claro que sí JiYeon… no dudes de mi palabra – la abrazo aún más fuerte.

*-: JiYeon cuántas veces te eh dicho que no molestes al personal.

 

Una voz las interrumpió, era la señora Park que había salido de su oficina y miraba de una manera desafiante a Qri, que al oírla se separó rápidamente de JiYeon.

 

Q: Lo siento señora Park – hizo una reverencia en forma de disculpa.

*-: Ven a mi oficina.

 

La señora se retiró y volvió a entra a su oficina, Qri iba a seguirla pero fue detenida por la menor.

 

J: Porque siempre le haces caso a mi madre, cada vez que ella te habla te vas y me dejas a mí sola.

Q: Entiende JiYeon – volteo a ver a la menor – tú mamá es mi jefa y tengo que acatar al pie de la letra sus órdenes.

J: Y si ella te pide que me dejes de hablar lo harías… también en eso seguirías cumpliendo sus órdenes.

 

Qri se quedó callada y es que es verdad, tanto JiYeon como Qri sabían perfectamente que la señora Park no aceptaba su amistad, pero lo que no entendía la menor es que Qri en verdad la apreciaba, pero también la mayor entendía hasta cierto punto a JiYeon, entendía que fuera tan insegura pero de alguna u otra forma tenía que buscar la manera de hacerla entender que no todas las personas son iguales.

 

J: Qri no te quedes callada… dime algo por favor – el tono de la menor era casi como una súplica.

Q: JiYeon tú sabes que eso no va a pasar… te eh repetido hasta el cansancio que no te voy a abandonar y aunque tuviera que jugarme mi empleo seguiría estando contigo, buscaría cualquier forma para poder seguir manteniendo contacto contigo, pero por favor JiYeon entiende que si vengo a tú casa es para entregarle la información a tu mamá.

J: Perdón… pero es que… tengo miedo Qri… que tú también me abandones.

Q: Yo te entiendo pero debes dejar de ser tan insegura… te has apartado de tantas personas solo por tu miedo, por tu inseguridad.

J: Lo eh hecho y tú lo sabes, pero siempre termina siendo lo mismo y yo ya no quiero sufrir.

Q: Pero es que para vivir tienes que sufrir, además no has abierto tú corazón completamente, jamás me eh enterado de alguien que te guste… alguien a quien ames.

J: Es que no ha habido nadie, todos son unos interesados.

Q: Dime pequeña… dime cómo es que puedo hacerte cambiar de opinión.

J: Te juro que en verdad lo intento pero no puedo, ya no me es tan fácil hacerlo.

Q: No te voy a forzar vale pero piensa en lo que te he dicho de cualquier forma pase lo que pase siempre me tendrás a mí para apoyarte.

J: En verdad gracias Qri – volvió a abrazar a la mayor – por apoyarme, por soportarme, pero sobre todo por cuidarme, voy a hacer todo lo posible pero si vuelvo a caerme… dime que tú estarás ahí para levantarme de nuevo.

Q: Siempre… pero por ahora deja voy con tú mamá antes de que me meta en problemas vale.

J: Está bien, ya no te entretengo.

 

JiYeon siempre pensaba en cada palabra que le decía Qri y en verdad intentaba abrir su corazón y darse la oportunidad de amar a alguien pero todas las personas que se le han acercado ha sido por puro interés, tal vez lo único que esperaba es que llegara esa persona que la hiciera cambiar de opinión, esa persona que la haga sentir segura, pero lamentablemente esa persona aún no ha llegado.

Mientas tanto Qri entraba a la oficina de la señora Park, solo esperaba que no la regañaran, no quería meterse en problemas, en verdad necesitaba ese empleo y no solo por el sueldo que era bastante bueno por cierto, sino que también era la única forma de seguir muy de cerca cada movimiento de la familia Park.

 

*-: Sabes que no me gusta estar esperando Ji Hyun – la señora Park sonaba algo molesta.

Q: En verdad lo siento señora Park.

*-: Ji Hyun, si sabes que tú eres parte del personal de mí confianza y que por eso tienes las libertades que tienes.

Q: Así es señora y no sabe cómo se lo agradezco.

*-: Y sabes que te permito que le hables a mi hija con el debido respeto que ella merece de ti, pero no puedo permitir acciones como las de hace rato – refiriéndose a que las vio abrazadas – todo tiene sus límites, ¿verdad que lo entiendes?

Q: Si señora, perdone mi atrevimiento, le prometo que no volverá a ocurrir.

*-: Eso espero, no quisiera que perdieras tu empleo.

 

Qri no dijo nada, sabía que la señora Park era capaz de eso y más con tal de no ver a su hija rodeada de personas que no son de su misma posición social.

 

*-: Trajiste la información.

Q: Sí, aquí está todo -  le entrego el sobre amarillo que llevaba en las manos – todo el reporte de la semana pasada, en orden como siempre, puede revisarlo si lo desea.

*-: Confió en ti, así que aquí tienes tu paga- le entrego un sobre amarillo más pequeño que contenía el dinero acordado – ya puedes retirarte.

Q: Gracias y nos vemos la próxima semana.

 

Qri se dispuso a salir de la oficina pero la señora Park le hablo nuevamente.

 

*-: Ji Hyun te encargo que le avises a mi hija que puede salir el día de hoy, tengo una reunión muy importante y no quiero que este rondando por ahí como sabe, así que dile que puede salir y mejor si regresa hasta tarde.

Q: Como usted ordene señora.

 

Ahora si salió por completo de la oficina y se dispuso a buscar a la castaña cuando de repente sintió que la abrazaban por la espalda y supo inmediatamente de quien se trataba.

 

Q: Vas a hacer que me meta en problemas pequeña.

J: Te regaño de nuevo mi mamá – dijo soltándola.

Q: Ya sabes lo mismo de siempre, que recuerde mi posición y todo eso, así que debemos de ser más cuidadosas con las muestras de afecto por lo menos dentro de tú casa.

J: Si no hay otra opción.

Q: Ah por cierto, tu mamá me dijo que podías salir el día de hoy ya que tiene una reunión muy importante y tienes permiso de llegar hasta tarde.

J: Ya se me hacía raro, pero bueno lo importante es que puedo salir de esta prisión y que me llevarás a algún lado.

Q: Lo siento pequeña pero ahorita no puedo, tengo que terminar un trabajo que tengo pendiente pero en cuanto me desocupe te marcó y nos vemos va.

J: En verdad tienes que trabajar… no lo puedes dejar para otro día.

Q: Lamentablemente sí, pero ya te dije trataré de apurarme lo más que pueda y nos vemos más al rato.

J: Está bien

Q: Ya, anímate, sal a disfrutar un rato que eres libre y más tarde ya me reúno contigo.

J: Pues si ya veré que hago.

Q: Entonces nos vemos más tarde – dijo la pelirroja despidiéndose de la menor.

J: Vete con cuidado.

 

La pelirroja salió de la casa y se dirigió a su trabajo o más bien a su segunda vida como luego ella solía llamarle, ya que casi nadie sabía que trabajaba en la agencia de investigadores privados MBK donde ayudaba a su compañera SoYeon a investigar a la familia Park y a otras familias de renombre y desenmascararlas en sus diversos fraudes.

Esta parte de su vida tampoco se la había contado a su pequeña JiYeon por obvias razones, odiaba mentirle, hacer esto a sus espaldas,  pero no podía decirle la verdad ya que su familia era de los principales objetivos de su investigación, pero es entonces cuando dudaba y quería renunciar a todo porque no quería que JiYeon saliera lastimada de alguna forma, ya que ha jurado protegerla de todo y de todos y no quería ser ella quien terminara haciéndole daño.

Notas finales:

Pues les dejo el primer capítulo espero que les haya agradado.

De una vez les aviso que  no voy a poder actualizar tan seguido pero haré todo lo posible para que por lo menos pueda subir un capítulo por semana.

Sin más que decir los dejo y espero que me den su opinión.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: