Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Metro por Pandicornio145

[Reviews - 48]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Holu:3

 

Bueeeno, hace rato quería subir esto. Amodoro Haikyuu, y pensé que esta idea sería buena para incursionar en esta categoría :3

Pero, primero, debo aclarar unas poquitas cosas antes de que lean, así que agradecería que se quedaran a leer las notas antes de comenzar la lectura:

1.- Bokuto Kotarô y Akaashi Keiji son personajes exclusivos del manga, por lo que es necesario leer -minino- hasta el arco de Tsukki en el manga (Arco super bueno, la verdad. Una de mis partes favoritas de la historia >.<)

2.- Como los personajes protagonistas son exclusivos del manga, es obvio que meteré situaciones también unicas del manga, junto más personajes unicos de este. Aunque la historia sea AU, traerá algunos spoilers y cameos de partes de la historia original.

3.-Como dije, la historia es un AU, por lo que no todo de lo que pasó en la historia original se mantendrá. Explico, que Bokuto y Akaashi nunca jugaron juntos en Fukurodani, tampoco Tsukki y Yamaguchi se hicieron amigos de niños en las mismas circunstancias, por lo que su amistad será menos devota que en la historia original. Habrá algunas cosas que mantendré, eso sí, como la amistad de Kuroo con Kenma, o la amistad de Bokuto y Kuroo y el lazo que ellos crean con Tsukishima.

4.- La pareja principal será la BokuAka (Bokuto x Akaashi), pero tendré de parejas secundarias el TsukiYama (Tsukishima x Yamaguchi) y el KuroKen (Kuroo x Kenma) Estas parejas también tendrán su historia y parte, pero manteniendo como principal el BokuAka. Igual se mencionarán otras parejas, como LevYaku o TanaShita (por poner ejemplos)

5.- Esta historia será cortita. No menos de 4 capitulos, ni más de 10. 

Bueno, eso es todo. Gracias si leyeron la notita (notota, más bien :v) y espero que disfruten la historia así como yo disfrutó escribiendola

 

Notas del capitulo:

Bueno, soy ñurda a morir y no sé poner los generos ;-; Así que se los dejó aquí:

 

Géneros: Romance, AU, Humor.

Advertencias: Lemon, Spoilers.

 

Espero disfruten n.n

01<< Si te encuentro a la mañana

 

Bokuto no era bueno despertándose en las mañanas entre semana. La alarma era ruidosa y le provocaba una leve punzada en la cabeza por el molesto sonido. Naturalmente, cuando la alarma resuena entre las cuatro paredes de su habitación, la apaga y coloca su almohadón sobre su cara, gimoteando bajito y para sí mismo “Solo cinco segundos más” ,  quedándose dormido y despertando quince minutos antes de entrar a clases y teniendo que correr hasta la estación del metro.

Sorprendentemente, esta vez fue diferente. Al oír la alarma, abrió sus ojos con un poco de pesadez y apagó el aparato, listo para saltar de la cama y levantarse.

A esa hora -6:45 AM, para ser exactos-todos en casa dormían. Kuroo entraba a las 12:30 los miércoles, mientras Tsukki debía estar a las 8:15 en la Universidad, por lo que el lugar era lo suficientemente  tranquilo para hacer las cosas con calma antes de partir a la estación del metro, en especial si no tenía solo diez minutos para llegar a tiempo a la Facultad.

Tomó un poco del arroz de la cena de la noche anterior-Cortesía de Tsukki- y lo calentó mientras se servía agua y cocinaba unas poquitas verduras para acompañar el arroz. Cuando todo ya estuvo listo, lo puso en un plato y se sentó a comer luego de agradecer.

Itadakimasu!-dijo con los ojos cerrados y las manos juntas, sosteniendo entre ellas el par de palillos que utilizaría para comer.

Al acabar, dejó todo lo utilizado en el lavaplatos con una nota que le pedía a Tsukki que lo lavara, pues él tenía muchas cosas que hacer, más una carita sonriente, pensando que con eso podría evitar el golpe y regaño con el que lo recibiría el rubio al llegar a casa.

Fue a su habitación y se vistió con un simple pantalón y un polerón sobre su camisa. Revisó la hora y se sorprendió gratamente al ver que eran las 7:17 AM. Tomó su bolso, cruzándoselo por el pecho y, guardando el celular en el bolsillo trasero del pantalón, se dirigió a la entrada, sentándose y tomando sus zapatillas del Genkan. Sin darse cuenta, alguien apareció ahí por el pasillo del pequeño departamento, sorprendiéndose ligeramente al verle listo en la entrada de la casa.

-¿Bokuto?-pronunció extrañado. El aludido volteo encontrándose con un Tsukishima soñoliento mientras se refregaba un ojo con una mano y con la otra sostenía los lentes. El de cabellos grisáceos sonrió.

Ohoho!-dijo-¡Buenas, Tsukki!-se paró ya listo, acomodando su bolso.

-¿Qué haces despierto tan temprano?-murmuró mirando incrédulo al chico frente a él. Ha vivido con Kotarô  desde su segundo año de preparatoria, sabía perfectamente que el y Kuroo  son pésimos despertando temprano.

-¡He cambiado!-chilló, con su característico melodrama. Kei se sujetó el puente de la nariz, como frustrado. Le hizo un ademán a Bokuto en señal de “Ya-vete”, girándose hacia la cocina.

Kotarô  sonrió para sí mismo, abrió la puerta y salió trotando al pasillo del complejo de departamentos.

Cuando llegó a la estación del metro ya daban las 7:27. Tenía tiempo, pues entraba a las 8:00 y el Metro tardaba 15 minutos en llegar a la estación más cercana a la facultad. Sonrió satisfecho.

-Lo haces bien, Kotarô ,-se dijo-Lo haces bien.

Cuando llegó el metro una avalancha de gente subió desesperada por  llegar a tiempo a sus trabajos y escuelas, aplastándolo entre personas. Ya cuando las cosas se calmaron, subió, sin llegar a agarrar un asiento, pero logrando agarrarse del fierro entre señoras y estudiantes.

Apretado, intentó sacar su teléfono y audífonos de su bolsillo, fallando estrepitosamente al verse aún más encerrado entre personas.

Se rindió luego de varios intentos, decidido a concentrarse en las personas que le rodeaban en el metro. Había un chico con cascos puestos que le recordaba mucho a Tsukki, también había una señora con tacones comparados a zancos, mientras una chica miraba embobada al chico de cascos. Aunque, lo que realmente le llamó la atención fue un chico de cabellos azabaches sentado justo frente a él, con la cabeza baja y la vista fija en un libro.

Su corazón se movió y sintió lo que Kuroo llamaría un ¡Zukyun! El chico de cabellos azabaches era, simplemente, hermoso. Por un momento quiso detener el metro y tirarse a abrazar al joven desconocido, rompiendo toda regla de su cultura*, pero, aunque su corazón lo deseara, la gente en el metro lo apretaba y era imposible hacer un solo movimiento.

Pasó el tiempo viendo al muchacho, hasta que la segunda parada llegó y el joven se levantó del asiento dispuesto a desaparecer por el umbral de las puertas. Bokuto quería tocarle el brazo y detenerlo. Preguntarle su nombre e invitarlo a tomar un café un día, luego de –quizá- alabar su belleza. Pero se abstuvo. Se dejó pasar inadvertido para el joven y lo dejó marcharse, con la esperanza de volver a verle, aun sabiendo que era algo sumamente improbable.

-La esperanza es lo último que se pierde-

 

Notas finales:

Bueno, espero les haya gustado :3

Nos vemos en el proximo capitulo

Chau~

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: