Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sueños rotos.

Autor: AyameKiryu

[Reviews - 1]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

esto se me ocurrio mientras veia un capitulo de hora de aventura XD y por una cancion aun que la cancion 0 que ver lol.

Notas del capitulo:

gracias por leer, espero que les guste esta corta pero bella historia y si pueden y sus corazones se los ermiten dejen un rvw <3 saludos y bye 

La primera vez que lo vi fue en un sueño, de inmediato caí profundamente enamorado de él y dejando de lado mi trabajo me decidí a perseguirlo.

No tengo un nombre, y mi trabajo tampoco es únicamente con los niños, sin embargo muchos me han nombrado  sandman, mi trabajo es viajar entre los sueños de las personas y darles sueños felices, y el afortunado a quien el destino escoja para ver mi rostro disfrazado en alguno de esos sueños tendrá de recompensa que su sueño se haga realidad, algo así como un sueño profético, pero es una lotería.

Me gusta tomar la apariencia de un hombre alto e buen aspecto, cabello largo y rubio y ojos azules con buenas vestimentas para ir de sueño en sueño, sin embargo esa noche deje mi trabajo de lado, olvidándome por completo de él, el motivo, bueno, dejen que les cuente….

Esa noche, entre todos los sueños de todas las personas tenia que aparecerme específicamente en uno, el sueño de un pequeño niño a quien le permitiría ver mi rostro  y así hacer su inocente sueño realidad, así que sin tardarme abrí una ventana hacia ese sueño, me acerque a niño y antes de que pudiera llamar su atención logre verlo, a lo lejos caminando cerca de unos edificios en ese mismo sueño, un chico  de cabello negro y piel pálida, ojos grises, preciosos ojos grises,  ere hermoso, pero asi como lo vi, desapareció, era normal que los sueños e las personas se cruzaran, después de todo era como un gigantesco universo el mundo de los sueños, quizás había despertado, con desesperación abandone el sueño del niño sin haber completado la misión, a mi lugar de reposo donde las cartas de mis misiones asignadas de esa noche se acumulaban y yo sin prestar ninguna atención, la desesperación me invadía.

Me dirigí a donde el dios del tiempo, amigo mío por cierto  a contarle de lo ocurrido, obviamente no podía ayudarme, era algo fuera de sus manos y yo lo sabía muy bien.

-Y qué piensas?, buscarlo?, eso te tomara mínimo 100 años.-me dijo después de contarle mi penosa anécdota.

-No me importa, por volverlo a ver eso es muy poco

-Estas consiente que el morirá?

-No me importa si puedo volverlo a ver

-Has lo que sea, no comprendo ese tipo de cosas

-Quizás yo no vuelva a hacerlo-me fui del lugar y comencé con mi búsqueda.

Deje de lado todo mi trabajo con el riesgo de que en cualquier momento fuera removido de mi trabajo, pero había perdido la cabeza, tenía que encontrar a esa bellísima criatura, necesitaba volverlo a ver.

Abriendo ventana tras ventana, saltando de sueño en sueño o solo asomándome un poco a  ver, la suerte debía estar de mi lado…….sin embargo, después de 5 años de ardua búsqueda, aun no había encontrado absolutamente nada, la tristeza y desesperanza se apoderaban de mi, pero el dios del tiempo tenía razón, era demasiado sabio y es que buscar a una aguja en el pajar más grande del mundo no era tarea fácil, en cuanto a mi trabajo aparecía y desaparecía, la gente seguía soñando pero sin la oportunidad de ganar mi lotería……un momento, la gente seguía soñando, y no era gracias a mí, mi cabeza regreso un poco a la tierra gracias a la curiosidad que me atrapo, decidí echarle atentamente un vistazo a los sueños que recorría, y no eran sueños si no pesadillas, horribles y desastrosas pesadillas.

Detuve mi búsqueda en busca de respuestas, todo aquello era mi culpa, me había dejado absorber por una angelical cara a quien había estado persiguiendo solo por mirarlo ya que se me estaba prohibido amar a los mortales, y ahora todo por lo que llevaba una eternidad trabajando se había venido abajo, todo estaba destruido, el mundo estaba lleno de sueños malvados y desagradables y solo por un estúpido dios que dejo de lado su trabajo.

Me dirigí suplicante al dios de las lunas, otro dios sin nombre, un dios que dominaba todo, dios entre dioses un dios que gobierna a todos…un dios a quien le he fallado.

-Sandman, así te llaman y te adoraban, por hacer felices a las personas mientras dormían, has visto ya lo que has causado?-agache la mirada arrodillándome frente a él, no tenía derecho a mirarle.

-Lo he visto y lo lamento demasiado como pudiese yo arreglarlo todo antes de recibir mi castigo?

-Oh! Mi pobre hijo condenado, no seré yo quien te castigue ya que tu solo has formado tu propio castigo, así como tu tarea era mantener los sueños de las personas felices, hay otro quien se encarga de hacer lo contrario y así ambos mantener un equilibrio, pero tú, has roto ese equilibrio dándole poder a ese otro ser maligno, ahora ve!, búscalo, corta sus alas, recupera el equilibrio que se ha perdido y serás perdonado, pero hay de ti si no lo haces y causas mi furia porque si no yo mismo me encargare de ese ser, y también de ti hijo mío.

-Está bien….lo hare, pero como lo encuentro?

-Asi como tu llevas un registro de tu *lotería* como así la llamas, él lo lleva, síguelo….-me dio el registro, y así lo hice, lo seguí saltando nuevamente de sueño en sueño, aun no podía arreglar nada porque ahora él tenía el dominio de este mundo y mi poder no era suficiente contra el que yo le otorgue durante este tiempo, y tras perseguirlo otro cierto tiempo lo encontré……encontré mi propio sueño que ahora se hacia la más cruel realidad, el me vio y me sonrió, no lo podía creer, parecía una ilusión, la persona a quien había estado buscando entre sueños era la misma a la que tenía que herir si el tener la culpa, todo era culpa mía, había causado sufrimiento de muchas personas al no cumplir con mi trabajo de darle bellos sueños durante tantos años, y ahora tenía que lastimar a alguien que solo cumplía su trabajo, así que ha esto se refería mi señor al decir que yo mismo había forjado mi castigo.

Me acerque a él con un gesto de dolor, el sonreía.

-Lo siento…..este es tu sueño?-me tomo del rostro, ah, sus manos eran suaves, su mirada era profunda, era hermoso-tu no tenías que verme, ahora esto se hará realidad, perdóname, seguía sonriendo pero no lo hacía con malicia, no era malo, solo era su trabajo, puse mi mano sobre la suya, al parecer, el tampoco sabía de mi existencia como yo no sabía de la suya desde hace poco.

Manifesté mi tristeza como lo hacen los humanos, comencé a llorar, me miro extrañado, lo mire a los ojos.

-Yo….yo te amo-sonrió compasivamente.

-Solo soy una ilusión lo lamento-acaricio mi rostro y luego me beso, un beso que servía para despertarme, pero éramos iguales y por ende eso no funcionaría conmigo, abrió los ojos sorprendido.

-Yo….yo soy como tu….o mejor dicho tu contraparte-mis lágrimas caían una tras otra, mi corazón se encogía y es que los dioses también sentimos dolor, también amamos, también sufrimos, también lloramos y también odiamos, por algo el humano estaba echo a nuestra semejanza, me tire de rodillas sujetando mi pecho y el se agacho a  mi altura tocándome el hombro, mirándome con esos ojos que yo había perseguido con ese rostro el cual yo amaba, levante la cara y lo acerque a mí para posar mis labios sobre los suyos besándolo suavemente mientras las gruesas lagrimas seguían cayendo por mi rostro, cuando me separe de el me miro aún más sorprendido que antes pero luego sonrió tiernamente y tomo mi mano-perdóname

-Por qué?....se siente cálido aquí-señalo su corazón, sentí que todo mi yo se derretía y de nuevo llore con intensidad, el me abraso.

-Perdóname porque he hecho algo malo y ahora tengo que arreglarlo-yo también lo abrace-todo…..todo tiene un equilibrio y eso tiene que…..respetarse…..perdóname!!!!!!! Aunque no merezco tu perdón, tu no tienes la culpa y seras tu quien tenga que pagar mi grave error, pero aun que tu corazón se llene de odio contra mí,, por favor, jamás olvides que yo te amo, aunque recuerdes este rostro con odio debes saber que mi error fue amarte-lo abrace y formando un arma entre mis manos hice lo que se me había ordenado  y las alas de mi ser amado fueron cortadas, y han de saber que las heridas echas de un dios a otro dios jamás son totalmente cerradas y el dolor permanecerá eternamente, mi corazón se hiso añicos al ver su cuerpo retorcerse de dolor entre mis brazos y gritar de dolor, en eso mi señor, el dios de las lunas apareció y  nos separó, ahora mi amado, el otro dios sin nombre yacía en el suelo gritando y retorciéndose mientras yo lloraba.

-Este será tu castigo Sandman, el haber herido a quien más as amado, y es que jamás creí que pudieran encontrarse, y si fuese así que tu perseguirías algo imposible, ahora vive con tu culpa sabiendo que el jamás volverá a ser el de antes y jamás volverán a verse, tomo a mi amado de ojos grises entre sus brazos para llevarlo a otro lugar, y este antes de ser llevado de mi lado me miro a los ojos y sonrió causándome un terrible dolor.

-Te perdono Sandman…..te perdono y gracias por haberme amado……

Ese día mi corazón se rompió y cada rincón que visitaba atravesó de los sueños el estaba presente en los míos, jamás volvería a romper ese equilibrio, y aunque mi trabajo era hacer feliz a las personas, yo jamás volví a serlo, Sandman hacia sonreír a las personas, pero Sandman jamás volvió a sonreír.

Notas finales:

graias por leer si les gusto los invito a que se pasen por mis demas trabajines chao <3

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: