Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Destellos Amarillos por LittleAngelSixx

[Reviews - 25]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola!, me pidieron insistentemente un fic de Minato x Naru y bueno, aqui esta, espero que les guste y como dije anteriormente, va en la trama de la pelicula 4 de Naruto Shippuden: La Torre Perdida :)

Notas del capitulo:

Aqui les dejo el primer capitulo, espero que les guste n_n

“Destellos Amarillos”

Disclaimer: Los personajes de Naruto no me pertenecen, son propiedad de Masashi Kishimoto *-*

Capitulo 1: Problemas

 

Una vez que Minato sello el poder del Ryumyaku, miro a los dos ninjas que debían volver a su tiempo, se suponía que una vez que haya muerto Anrokuzan, ellos volverían pero no fue así, ellos seguían allí esperando algo que los hiciese volver, los minutos pasaron y pasaron y no sucedía nada, algo no estaba funcionando correctamente pero la pregunta era qué?.

 

-Que sucede?, porque no hemos vuelto aun?- pregunto Yamato.

-No sé qué sucede, se supone que una vez muerto Anrokuzan ustedes debían haber vuelto- respondió Minato parándose.

-Entonces que haremos?!- pregunto Naruto preocupado.

-Eso quiere decir que ustedes no podrán volver a su tiempo?- inquirió Sara mirando a Naruto.

-Qué?!, no digas eso, no puede ser posible!, tiene que haber algún modo!- dijo Naruto en voz alta.

-Lamentablemente no conozco ningún otro modo…- Minato hizo una pausa y miro a sus compañeros –Pero no podemos quedarnos de brazos cruzados, vuestra presencia podría alterar los acontecimientos-

-Propongo que volvamos a la aldea y le expliquemos la situación al hokage, el podrá solucionar este problema- sugirió Shibi.

-Sí, estoy de acuerdo, además ellos son shinobis de nuestra aldea, es nuestro deber ayudarlos- agrego Choza.

-Esa es nuestra última alternativa, por lo que tendrán que venir con nosotros- dijo Minato mirando a Yamato y Naruto.

 

Ambos asintieron y enseguida partieron, no sin antes despedirse de la reina de Rouran, tardarían más o menos dos días en llegar a la aldea si iban rápido, aunque Naruto iba algo nervioso por varias razones, una porque estaba en el pasado, segunda, que iba a conocer la aldea de cómo era de antaño y la tercera que quizás era que iba al lado del futuro cuarto hokage, su padre al parecer y si eso indicaba algo, tal vez también podría conocer a su madre, aunque en realidad no sabía si el rubio mayor ya la conocía o no.

 

-Que sucede Naruto?- le pregunto Yamato que iba a su lado.

-Eh?, no nada!, es solo que… es raro todo esto-

-Sí, tienes razón, aun es difícil para mí ver a Kakashi cuando era más joven de nuevo-

-Y que me queda a mi?, el es mi sensei- dijo mirando al peligris que iba delante suyo –No puedo imaginar cuando se convirtió en un pervertido leyendo haciéndolo en el paraíso… a todo esto, es mas menos en este tiempo que el sabio pervertido comenzó a escribirlos?-

-Mmm… no estoy seguro de eso…- respondió Yamato algo sonrosado.

-Bueno, solo espero a que Ichiraku ramen exista dattebayo-

-Tu solo piensas en ramen-

 

Ambos rieron ligeramente y se volvieron a centrar en el camino, la mente de Minato no se callaba por nada del mundo, había estado escuchando la conversación y le dio mucho en que pensar, era muy obvio de que el niño rubio era su hijo, se parecían mucho físicamente y además había sacado el rostro de Kushina, y para que decir su personalidad y muecas, ah!, y también la palabra que siempre decía cuando hablaba, no era igual pero era bastante parecida, solo cambiaba en las dos últimas letras, pero lo que más le inquietaba era de que no supiese que era su padre, es decir, tuvo que conocerlo o no?, pero todo apuntaba a que no era así, entonces que habrá pasado?, se preguntaba Minato mirando disimuladamente hacia atrás en donde venían los dos ninjas del presente, especialmente al rubio, que al toparse con la mirada del próximo cuarto hokage, se sonrojo y nerviosamente miro hacia otro lado, ganando que al rubio mayor se le escapara una ligera sonrisa al verlo sonrojar por su causa. Kakashi observo de reojo a su sensei, sabía que iba pendiente de los shinobis que iban detrás de ellos, el tampoco se había perdido de la conversación, sorprendiéndose gratamente cuando el chico rubio había mencionado que se había convertido en una especie de pervertido leyendo novelas que escribía un sabio no se que, además de que iba a ser su sensei?, sin lugar a dudas jamas se lo hubiese imaginado, ser sensei del hijo del hombre del cual fue su sensei, era algo como las vueltas del destino, si que sorprendían.

Había pasado un día entero viajando sin parar, se detuvieron solo cuando ya eran pasadas la medianoche y eligieron un lugar para descansar unas horas, después de todo, ya estaban un poco menos de la mitad para llegar a la aldea, seguramente llegarían mañana por la noche; Yamato encontró un lugar perfecto entre los arboles del bosque y construyo un típico refugio gracias a su técnica madera, Choza y Shibi ofrecieron la primera guardia por lo que los demás se dirigieron a descansar un poco, Naruto eligió un rincón, un poco cerca del capitán Yamato, ya que se sentía más familiarizado con él y porque se sentía extrañamente nervioso con las presencias de Minato y Kakashi que incluso pensó que no podría pegar un ojo en toda la noche pero apenas había apoyado la espalda en contra la pared de manera, se quedo dormido en menos de lo que esperaba. Habían pasado alrededor de dos horas cuando Naruto despertó del golpe, una fina capa de sudor cubría todo su cuerpo por lo que se abrió la chaqueta que llevaba, había tenido una pesadilla, no recordaba de que se trataba pero al parecer fue lo suficientemente feo para haberlo despertado así, ya no podría recobrar el sueño, se conocía lo bastante bien como para saberlo, así que resignado, se levanto y salto al techo donde se hallaban Choza y Shibi.

 

-Yo hare guardia, descansen un poco muchachos-

-Tu solo?, necesitas a alguien más- dijo Shibi.

-No se preocupen, eso es pan comido- les sonrió el rubio haciendo un sello de manos –Jutsu multiclones de sombra- aparecieron tres Narutos mas –Bien muchachos, cada uno vigile una dirección!-

-Eso no será necesario, yo te ayudare a hacer la guardia- dijo Minato aterrizando en el techo –Necesitas guardar tu chakra- Naruto se sonrojo y deshizo los clones.

-Los dejamos, iremos a descansar un poco- anuncio Choza.

 

Minato asintió y los dos hombres se fueron, Naruto enseguida se sentó en una orilla del techo y comenzó a mirar los alrededores como si estuviera comprobando que todo anduviese normal pero la verdad es que no podía concentrarse estando junto al rubio mayor, no sabía qué demonios era lo que le sucedía pero se sentía muy nervioso, quizás porque por fin había podido conocer a su padre y no sabía qué hacer ni decir, concluyo el rubio para que su mente dejara de darle vueltas al asunto.

 

-Naruto- lo llamo Minato, provocando que el nombrado casi se cayera.

-Q… que sucede?- volteo a verlo asustado.

-Te encuentras bien?- le pregunto a la vez que se sentaba a su lado. -Sí, sí, no es nada!, es solo que yo… este…ehh…-

 

Naruto no sabía que decir, solo miraba a Minato como si le hubiese crecido otra cabeza o algo por el estilo, su cercanía lo estaba haciendo sudar solo por el nerviosismo totalmente inexplicable que sentía, Minato no le quitaba el ojo de encima algo preocupado por el comportamiento del muchacho, porque estaba tan nervioso?, acaso es porque se había sentado al lado suyo?, se preguntaba el rubio mayor estudiando el rostro del chico que actuaba como si lo hubiese pillado haciendo algo malo.

 

-Quieres calmarte mocoso?, estas actuando como una chiquilla enamorada-

-Qué?, Kyuubi?-

-Kyuubi?- pregunto confuso Minato.

-Eh?, no nada!, no dije nada!- agito nervioso los brazos Naruto –Ves lo que me haces hacer?-

-No me culpes, yo no hice nada, fuiste tu quien abrió la bocota-

-Eso es porque tu comenzaste a hablarme!-

-No me dejabas dormir-

-Pasas todo el día durmiendo!-

-Y que sugieres estando encerrado?-

-Bueno yo…-

-Naruto, Naruto- lo llamaba Minato.

 

Naruto casi pega un grito al ver el rostro de Minato frente al suyo, la cercanía provoco que el chico se levantara de golpe, haciendo un mal movimiento con el pie y resbalándose, cayendo del techo, el rubio solo cerro sus ojos esperando el golpe pero este nunca llego, solo sintió un par de brazos tomando sus piernas y sujetándolo de la espalda.

 

-Vaya, eso estuvo cerca- suspiro Minato.

 

El rubio menor enseguida abrió sus ojos solo para toparse con la situación de que Minato lo tenía sujeto al estilo novia, su cuerpo se congelo al instante y su rostro enrojeció de tal forma que estaba seguro que podía hacerle competencia a Hinata, su cuerpo no le respondía, solo estaba allí quieto pero tampoco podía echarle la culpa a este, después de todo, el tampoco sabría que hacer en estos momentos; Minato miro hacia abajo al niño en sus brazos y al verlo en tal estado, que quizás fue producto de la caída, le brindo una de sus mas cálidas sonrisas, como las que le daba a Kushina, provocando que casi le saliera humo de las orejas a Naruto de lo rojo que estaba, su padre… era un hombre… sumamente atractivo, concluyo su subconsciente algo abrumada.

 

-Tranquilo, estas a salvo, tienes suerte de que sea rápido- alzo una ceja al ver que Naruto no se movía –Te encuentras bien?-

 

Al ver que Naruto no respondió, se arrodillo en el suelo y dirigió el brazo que tenia agarradas las piernas de Naruto, a su frente, poniendo su mano en esta, sorprendiéndose de lo caliente que se hallaba el muchacho, sin lugar a dudas el niño tenía fiebre, puede ser que esa es la razón por lo que estaba actuando tan raro.

 

-Minato-sensei, que ocurre?- pregunto Kakashi apareciendo junto con Yamato.

-Naruto!, que ocurrió?-

-Tranquilos, no sucedió nada grave, Naruto resbalo y casi cae pero alcance a tomarlo, pero al parecer tiene fiebre, lo llevare a un rio cercano que vi no lejos de aquí para bajarle la temperatura, pueden sustituirnos unos minutos?-

-No te preocupes, ahora nosotros tomaremos la guardia- declaro Yamato.

 

Minato asintió y desapareció en un santiamén, dejando sorprendido a Yamato por su velocidad, ahora entendía porque le llamaban el rayo amarillo de Konoha. Naruto tenía grandes ganar de decir que estaba bien y no tenía fiebre pero su cuerpo no reaccionaba, algo sin lugar a dudas iba mal pero no sabía que, además el Kyuubi ya no le respondía y eso lo tenía más frustrado, que demonios le pasaba a su cuerpo?!, grito desesperado en su mente mientras veía como Minato aterrizo junto a un claro que era alumbrado por la luna y lo deposito en la hierba mientras le quitaba sus botas ninjas, su protector de frente y comenzaba a quitarle la chamarra para luego terminar con eliminar su polera, provocando que un escalofrió recorriera todo su cuerpo al sentir la fría brisa de la noche chocar contra su espalda; mientras tanto Minato se hallaba un poco emocionado?, con lo que estaba haciendo, había desvestido al niño un poco más rápido de lo que esperaba como si quisiese ver su piel desnuda lo antes posible, su tez bronceada se veía sumamente apetecible, su piel era suave y tenía el cuerpo bien trabajado producto de los entrenamientos, y hasta se sintió culpable al sentir como su entrepierna respondió a la vista que yacía debajo de él, sus manos se fueron rápidamente a sus pantalones y dudo unos instantes, se los quitaba o no?, definitivamente quería hacerlo pero eso sería violar la privacidad intima del niño… lo miro en busca de alguna respuesta pero nada, el solo yacía mirándolo sin siquiera moverse, parecía un muñeco de trapo, definitivamente algo no andaba bien con el muchacho y… pero antes de que siguiera pensando, el cuerpo de Naruto se movió por sí solo, impulsándose hacia adelante y tomándose del cabello del futuro yondaime, Naruto pego su boca contra la de Minato en un beso sumamente apasionado, dejando sorprendido a ambas partes, una que no sabía porque su cuerpo se estaba moviendo por sí solo y otra por estar besándose con el que se suponía es su hijo, pero lo más raro de todo, era que ninguno lucia con intención de querer separarse.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: