Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Amor Insospechable

Autor: YuliChan

[Reviews - 7]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Bueno, este es mi primer fanfic de este genero, ademas de la serie que obviamente no me pertenece si no a la mangakan Kazue kato.

Debo decir que esto lo escribi por puro placer... a no sean mal pensados, lo que quise decir era que lo hice por que lo deseaba. ¿Y quien no? casi esta categoria esta olvidada y no hacen muchos relatos sobre estas parejas que me gustan tanto.

Bueno dejemonos de lamentaciones y sigamos con esto que espero les agrade :D

 

Notas del capitulo:

Yo: Hola de nuevo x3

Yukio: ¿Ya volviste con las historias?

Yo: <.< si...

Yukio: *Suspira* ¿y ahora de que se trata?

Yo: Pues... ¿de yaoi?

Yukio: ehh?! 

Yo: (seguro que no me entiende) emm, mejor lee antes de empezar a preguntarme *Le alcanza el manuscrito*

Yukio: ok.

Yo: Bueno disfruten el capitulo!!!

 

 

Era un frio dia de invierno demostrando asi que la navidad se acercaba a pasos agigantados. Todas las calles estaban adornadas ya que seguian la fecha tradicional del 8 de diciembre, dia en el cual es necesario estar colocando el árbol y los adornos.

Dentro de las casas se podian apreciar estos objetos caracteristicos de estas fiestas, algunos de colores y otros de tonalidades rojizas y blancas como si de Papa Noel se tratara.

 Saliendo del panorama celestial y navideño, mas a lo lejos y entre las casas con las pocas personas que caminaban a quien sabe donde. Se encontraba un pensativo peli-verde con los ojos centrados pero sin divisar su alrededor.

Si nos acercaramos un poco, podriamos escucharlo murmurar cosas inconsistentes pero sin ningún significado concluso.

-¿Por qué tanto interés en ese demonio llamado Rin?-pensaba- Incluso arriesgue mi vida para cumplirle los caprichos-

Como bien pensó, nuestro pobre demonio arriesgo vanamente su vida a cambio de... Bueno, ¡No se que ganaria a cambio! aunque conociendolo, tal vez pediria dulces a cambio.

Volviendo al punto de partida, este joven de ojos verdes y de personalidad inocente como muchos lo veen, no le negaba nada al mayor ¿Por qué? por que lo queria y respetaba aunque este sinico no se lo mereciera (ya ya, me calmo) Tal vez era un tonto en hacer cosas tan riesgosas, pero a pesar de eso, como bien le conocen, él no se aburria, es más, le gusto haber peleado con ese al que llaman Rin ya que asi demostro lo fuerte que podia ser en batalla... aunque luego perdió pero ya habrán comprendido a donde quise llegar.

-Si en verdad pudiera decirte lo que siento...- se detuvo en seco tras pensar esto ultimo y sin notarlo siquiera, ya estaba sonrojandose un poco por eso.

No era tipico de él pensar en esas cosas pero hasta ese punto no pudo evitarlo. De hecho no es su culpa, si no de ese violador digo hermano mayor el cual hace poco le hizo algo que le quedo en el recuerdo.

 

*Flashback*

En lo más alto de uno de los edificios que parecía estar en construcción, se encontraban dos individuos de vestimentas extravagantes que parecían estar conversando. Ya cuando finalizo, uno de ellos comenzó a admirar el paisaje, un tanto agradable ya que se podían ver los edificios iluminados y hasta se podían escuchar los sonidos fuertes de autos arrancando o ya transitando.

-mmm, entonces… ¿Cómo es Assiah hermano?-pregunto Amaimon con interés pero con la misma mirada indiferente que lo caracterizaba.

-Mira, hay muchas cosas deliciosas aquí y creo que te gustaran tanto como a mí- entre palabras hizo aparecer con su “magia” unos dulces que el menor miro con deleite esperando ansiosamente poder probarlos.

-Suena delicioso…- murmuro.-Pero…-  miro nuevamente con intriga ignorando así lo demás.- Aun no entiendo porque te gustan tanto los “humanos”, hermano. Ellos siempre dicen que harán una cosa pero luego cambian de idea…Todo lo que hacen no tiene sentido-

El mayor solo le sonrió con leve satisfacción, parecía estar de acuerdo con esto dicho.-Sin embargo, eso es lo que los hace interesantes- recibió una mirada por parte del menor quien parecía no comprender.

-…No te entiendo- volvió a “admirar” el paisaje pero solo era una excusa.- Se necesitan unos a otros y eso los hace ver débiles…-se imagino las escenas, los riesgos que corrían y la inutilidad del mismo puesto que como dijo, son débiles.- ¿Qué tienen de interesante esas criaturas humanas?- el viento resoplaba una brisa cálida y acompañaba a lo ultimo dicho.

-…-miro al menor.-Los humanos son débiles y como son débiles, se juntan unos con otros para aumentar sus posibilidad de supervivencia y tal vez con el paso del tiempo, se forman lazos y “Deseos”  entre ellos… ¿Qué opinas ahora, Amaimon?-cruzo sus brazos mientras lo miraba.- ¿No crees que son interesantes?-

-… a lo que te refieres es que ellos ¿buscan satisfacer sus deseos ocultos?- esto más que ser respuesta fue otra asimilada pregunta.

-Más que deseo, es placer…- Camino sigilosamente mostrando su más encantadora sonrisa mientras el menor trataba de procesar lo dicho.

-¿Placer…?-  miro con duda pero al darse cuenta, ya estaba siendo sostenido por el mayor que sin preguntarle, se acomodo ligeramente rodeándole la cintura con sus brazos acercándose poco a poco al rostro del ahora anonadado joven de rizos verdosos. -¿A qué tipo de placer se refiere?- se pregunto mientras era meramente “succionado” por los labios ajenos del mayor, pero no hizo nada para impedirlo ya que de alguna manera le empezó a gustar.

El mayor pidió permiso para adentrase, permiso que le fue ligeramente concedido por el ingenuo demonio y en solo segundos se encontraban “jugando” con sus lenguas haciendo más interesante el contacto entre ellos. Le parecía divertido al aún inocente peli-verde saciando así sus “placeres ocultos” nunca antes descubiertos por el mismo, hasta hace unos momentos.

Pero como lo bueno siempre termina, en unos minutos y por falta de oxigeno, los dos se separaron a unos cuantos centímetros del uno al otro mirándose con algo de rubor en sus pálidas mejillas. Amaimon jadeo un poco por la breve intromisión ya que no sabía nada de esto. Por más que hubiera visto este tipo de escenas por esos aparatos cuadrados llamados “televisor” o en esas “cortinas” blancas de forma triangular en donde cuando pagas podrás ver imágenes de personas haciendo no-se-que en la llamada “película” en la cual de vez en cuando aparecía una escena similar, pero, no se comparaba a cuando lo haces en vida propia. Para nada!

-Sabes, a mi me gusta todo lo que me haga sentir bien, Aniue…- esa vocecita melodiosa que dijo casi en susurro lo hizo estremecer un poco, tal vez porque esta situación se ponía mas y mas incomoda ya que por ningún motivo quería revelar sus verdaderas intenciones, pero, se veía difícil ante tal insinuación que, sin saber, se lo provocaba.

El mayor solo se limito a sonreírle, ya que no sabía que responderle, para luego darle los dulces que cargaba consigo como disculpa ante eso que provoco, para más adelante  palparle la cabeza con cariño como una madre a su hijo (o un violador a su víctima x3 okno >.>).- Espero te diviertas…- musito tranquilo y sin más que acotar, desapareció de la escena dejando al menor algo confundido y… con un sentimiento extraño que recorría su interior.

*Fin del flashback*

 

Entre esos recuerdos, pensamientos  y cuestiones que se hacía, no se percato siquiera de la presencia de otro joven quien estaba aproximándose a él, entre tanto esa persona estaba intentando relajarse de los problemas que le ocasionaban y además del arduo trabajo que realizaba cada día sin excluir este.

Se preguntaran ¿Quién es?... bueno, que yo sepa no hay nadie más cansado y dedicado a sus deberes que…  Yukio-sensei. (Me moría por decirle así jaja) El joven y sexy exorcista que cada día se dedica a vigilar a su hermano, como a ser maestro en la escuela para exorcista, y sin olvidar que casi siempre tiene que cumplir misiones en las que es un experto cuando usa sus armas (Lose lose, lo halago mucho pero es que tengo razón u.u). Dejando de lado las presentaciones y los argumentos verídicos que les da su escritora, volvamos sin más al presente donde el menor de los okumura se da cuenta de algo…

-¿Y tú qué haces aquí?-se detuvo justo en frente del peli-verde quien reacciono poco después de aquella pregunta, levanto su mirada fija en la del chico con gafas.- ¿Qué no te habíamos…?- fue callado bruscamente por el otro joven quien sin objeción, se lo llevo rápidamente a otro lado más aislado donde podrían hablar con más comodidad. Estos dos salieron casi volando del lugar dejando a más de uno estupefacto preguntándose un Donde-están-esos-dos, y para que no hubiera malentendidos, la autora tuvo que explicar los hechos casi fantásticos que pondrían en serios problemas a los otros dos que *quien-sabe-donde-están* ahora…

…………………………………………………………………

-¿Qué te pasa? ¿Quien te dio derecho para tomarme así del  brazo?- se deshizo del agarre apartándose del lado de aquel de ojos verdes quien miraba nuevamente con la misma indiferencia.-Oye ¿me vas a responder o no?-Pregunto a cuenta nueva mientras que una de sus manos se deslizaban por su costado en busca de su arma por si la necesitase.

-Oye…- miro al suelo.- ¿A ti te pasa lo mismo?-se toco su pecho pero sin cambiar su expresión.

-¿A qué te refieres?- pregunto sin apartar la mirada fija en cada movimiento que hiciese el otro.

-Eso a lo que ustedes llaman amor…-la última palabra sorprendió al peli-castaño quien cambio su expresión de enojo a una de desconcierto.- Sabes… creo que siento algo así con mi hermano, dime ¿Es malo?- levanto su vista para poder cruzar miradas con el otro en espera a una respuesta. Es como si se tratase de un pequeño niño que quiere saber si hizo algo malo y si va a recibir reprimenda por eso cometido.

Yukio no sabía que responderle, no todos los días oía declaraciones de sus agresores y menos de esté al que consideraba un monstruo sin sentimientos al igual que ese director, incluso podía pensar en ese momento que eso era una mentira y que tal vez solo le está tendiendo una trampa, pero, eso que le pasaba a él, también le pasaba al otro.

-No creo que este mal, es algo que no se puede evitar…- se apoyo contra el muro de la pared para así relajarse un poco.-…Yo incluso te puedo decir que me paso algo similar pero ya es algo del pasado…-su mirada mostraba una notoria tristeza, si era pasado ¿Por qué estaba así? Se preguntaba el peli-verde que a la vez se acercaba al otro.

-¿Cómo? ¿Sientes eso por alguien?- se movió para estar enfrente del castaño.

-Sentía… ahora no se…- miro hacia otro lado, no tenía ni la más mínima intención de seguir con esta plática así que pensó que era mejor retirarse.

-….- se lo veía pensar con rapidez.- Acaso lo sentiste por esa mujer… ¿llamada Shiemi?- indago curioso pensando que tal vez esa era la respuesta.

Yukio se giro para así verlo, no suponía que ese demonio lo supiera, así que solo negó con la cabeza.

-entonces…-visualizo por los lados pensando al mismo tiempo-… ¿Es esa chica?- Señalo a la autora quien estaba escribiendo a un lado más cuando volteo a mirar se encontró con las miradas interrogantes de aquellos dos. Eso hizo que se ruborizada y terminara escapando ya que no quería arruinar el momento (o era por tener a yukio tan cerca… ¿Quién sabe?).

Volviendo al tema de las “preguntas”, el demonio de cabellos verdosos se puso a pensar como nunca antes lo hacía hasta que por alguna razón un nombre se le cruzo por la mente.

-…Rin…- tartamudeo vagamente sin esperar siquiera que el otro se moviera bruscamente al oír ese nombre. Sorprendido por tal acción, comprendió de inmediato que era él ¿quién lo diría?

Pasaron unos incómodos segundos antes de que alguno de ellos hablara, era algo vergonzoso y mas para Yukio quien no sabía que decirle… ¿Decirle?... él no tenía por qué darle explicaciones, aunque fuera su disque medio hermano, no tenía derecho alguno a inmiscuirse en sus asuntos.

-¿Te gusta tu hermano?- se atrevió a preguntar mientras le miraba interrogante, deseoso de saber lo que por su mente pasaba.- Si o No- se mostro impaciente al igual que la autora la cual estaba escondida esperando al igual que el peli-verde, la respuesta de aquel cuatro ojos.

-n-no sé a qué te refieres…- un sonido de golpe  se pudo escuchar a lo lejos, claro, era la autora quien se golpeo la frente por tal comentario que consideraba de lo más estúpido. (Lo siento Yukio)

Bueno volviendo a la escena en la que estos dos se seguían mirando, como si se tratara de un dulce en el caso de Amaimon o como si fuera uno de sus cuadernos de estudio como en el caso de Yukio. En este tipo de escenas a toda fujoshi la pone en un estado de impaciencia por saber si se declararan, se besaran, entre otras cosas que no me apetece mencionar ya que supongo que se las conocen, pero, es lamentable saber que estos dos no llegaran a tales extremos.

-… que aburrido- exclamo de mala gana mientras de su bolsillo sacaba una paleta.-entonces no te gusta ¿Verdad?- pregunto sin mas mientras ponía el caramelo en su boca.

-…-

¡Pop!

-Oye…-

¡Pop!

-¿Qué? ¿Me vas a contestar?-

¡Pop!

-…deja de hacer eso…- ya estaba perdiendo la paciencia.

¡Pop!

-Eso no te pregunte- dijo vacilante el peli-verde, le agradaba molestar a aquel que se creía el más sensato.

¡Pop!

-¡¿y si te respondo dejaras de hacer ese maldito ruido?!- esto dejo estupefacto a más de uno, inclusive a su servidora quien ante esos ojos llenos de rabia se escabullo nuevamente entre los arbustos para así no ganarse otra mirada asesina, si, es una cobarde pero no nieguen aquellos que lo conocen, que esa mirada no da miedo.

¡Pop!

-… está bien- dijo de lo mas cómodo restándole importancia a lo que sentía el otro.- ¿Ya me vas a decir?-

 

 

Notas finales:

Yukio: -_-" 

Yo: *retrocede un poco*

Yukio: oye...

Yo: no, no me mates!! *Mueve comicamente las manos*

Yukio: .... ¿Tanto asi me ves?

Yo: Eh?

Yukio: me refiero a si te doy miedo...

Yo: ((Ya me estoy asustando...)) emm, no, no me das miedo solo que...

Yukio: *Suspira* eres una autora descuidada... *le acaricia el cabello*

Yo:... mira quien lo dice...

Yukio: eh? dijiste algo?

Yo: N-No! nada!!

................................................

Espero les gustara el capitulo, si lo desean pueden dejarme un review opinando lo que les parecio. 

Por cierto, estoy pensando en agregar secundarias para que asi me ayuden un poco con estos dos chicos los cuales parecen indecisos jaja

si hay algun voluntario, no dude en describirme sus caracteristicas que yo en algun momento lo pondre en algun suceso en el que sea necesario nuestro apoyo :D

Bueno me despido, hasta otro capitulo :) 

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: