Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sácame del infierno, mi corazón esta en venta

Autor: AyameKiryu

[Reviews - 118]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

hola espero les guste, y ojala puedan dejar revw  a los pocos que

leyeron *beyond beatiful* si alguien esta aqui, una disculpa. no se quien tomo mi lap y tubo el descaroo de borrarlo de aqui y de mis documentos asi que ya no lo subiere, dende una oportunidad a este y ojala y les guste bye.

-Daigo!...Daigo...Daigo!!!!

-Ah?....qué?

-Otra vez te quedaste dormido

-Qué hora es?

-Ya es el receso….no dormiste bien de nuevo?-negué con la cabeza

-Kurama llego con golpes y enojado así que tuve que curarlo en la madrugada

-Que le paso ahora?-me miro a los ojos un poco preocupado.

-Su cliente no le pago y lo lastimo mucho-en eso mi estómago comenzó a rugir, tenía mucha hambre, me sonroje, Ryo sonrío.

-Vamos a comer algo si?-asentí y me fui tras él.

Mi nombre es Daigo, estoy en mi segundo año de prepa, tengo 16 años, la persona con quien hablaba hace unos momentos era Ryo, mi mejor amigo, y también es amigo de mi hermano, o al menos solían serlo cuando el aun venía a la escuela hace dos años, además Ryo es el único que sabe la manera en la que realmente vivimos y pues no le importa y siempre está al pendiente de mii y de que no me meta en problemas; Kurama es mi hermano gemelo, es 1.30 minutos mayor que yo y por ese ridículamente corto tiempo cree que es totalmente responsable de mí, y se lo agradezco demasiado, sin embargo me preocupa demasiado.

Verán, Kurama dejo la escuela hace dos años cuando nuestra madre falleció, dejándonos a Kurama, a nuestro hermano menor Sou y a mi solos, y ahora se dedica en cuerpo y alma a trabajar para poder mantenernos, bueno más que nada a mí ya que a Sou por no ser hijo de nuestro padre lo desprecia, aunque yo me canse de repetirle que no es su culpa, además no es como si nosotros conociéramos al nuestro, bueno, yo también quería hacer lo mismo que el pero no me dejo, me rogo hasta convencerme de que no podíamos dejar la escuela ambos y de que yo no debía terminar asi, aunque no es que yo quisiera seguirle los pasos a mamá igual que el….bueno él tampoco quería, en fin, ¿en que trabaja Kurama?, bueno Kurama al igual que mi difunta madre es un prostituto, por supuesto tiene a un chulo que le cobra parte de lo que él gana a cambio de *protección*, protección de zona y de el mismo, obvio un completo explotador, y de lo que hablaba con Ryo, pues si, Kurama tuvo un percance con uno de sus asquerosos clientes quien lo lastimo, golpeo y robo y luego el estúpido de Derek (su explotador) le duplico la paliza por no entregar el porcentaje que correspondía de ese cliente, ah, pero obviamente Kurama no se quejó de Derek solo del tipejo, ya que Kurama aunque es un excelente hermano, también es un completo idiota, no solo es explotado como prostituto si no que el muy ingenuo se enamoró de Derek lo que lo dejo mucho más expuesto a sus manipulaciones, solo le tiene que hablar bonito y Kurama ara lo que él le pida, por eso apenas nos alcanza para sobrevivir.

Ok, ok, ya, luego de comer con Ryo y de terminar con las clases una hora antes por cierto, ya que aún no ha llegado el remplazo del profesor de quimica, regrese a casa, acompañado por Ryo ya que este último se había candado de las clases y se saltó la última.

-No deberías saltarte las clases Ryo-lo mire mal, luego rei

-Tú deberías descansar correctamente

-Ya se….no es mi culpa-en el camino casi llegando a casa nos encontramos a Kurama, traía gafas oscuras y estaba todo fachoso, Sou iba caminando detrás de el cargando su enorme mochila, nunca comprenderé porque los niños de preescolar cargan esas mochilotas, sou tiene 5 años, pero ese no es el punto, me acerque a Kurama y lo regañe.

-Por qué no cargas tu la mochila, además deberías agarrarlo de la mano, que tal si se lo roban-era lo mismo d siempre, cuando el venia por el yo siempre le daba el mismo regaño, y ahí viene su respuesta, también la misma de siempre.

-Son sus cosas y es su deber cargarlas, acaso yo le cargo mi trabajo a él?-para este momento Ryo se ha acercado a Sou para tomarlo de la mano y cárgale la mochila, yo lo miro con agradecimiento, luego saluda a mi hermano.

-Hola Kurama-Kurama solo le devuelve un gesto con la mano, luego se acerca y me besa la mejilla para después empezar todos a caminar a mi casa.

-Como te fue?-me pregunta

-Bien

-Estás cansado?, te vez cansado, lamento lo de anoche

-Estoy bien y tú?

-Se ha puesto morado-se quita las gafas un momento para dejarme ver su cara-pero estará bien en un par de días…..el maquillaje hace maravillas-me guiña el ojo.

-----Kurama-----

Ryo no es un mal tipo, al contrario, le agradezco que cuide de mi hermano, y si deje de hablarle tanto es porque me apena que él sepa lo que soy, después de todo hubo un tiempo en que el me gustaba jaja, además no me avergüenzo de lo que hago…..bueno quizás lo hago, pero gracias a eso mi madre nos dio un hogar, y nos dio de comer, además no voy a negarlo, ya me he acostumbrado a esto y de vez en cuando cae uno o dos clientes amables y guapos que me hacen disfrutar del sexo, ignoro la manera en la que mi madre termino en este lugar y también sé que nosotros y ese mocoso *Sou* somos unos bastardos no planeados, pero sé que mamá nos amó hasta el último día en que vivió y no pienso juzgarla, y sé que Daigo tampoco lo hace, y no, tampoco es que odie a Sou, simplemente no lo quiero, por su culpa gasto más dinero que podría ser para mi hermano y para mí, pero bueno.

Llegamos a la casa, Daigo y Ryo se quedaron en la sala, al parecer Daigo necesitaba ayuda en la escuela y Ryo a pesar de ser un huevonaso era bastante listo, yo tenía mucho sueño y me dolía bastante el cuerpo así que regrese a la cama todo el día al fin que era mi noche libre, bueno eso hasta que Derek me llamo y como era mi jefe pues obvio tenía que ir…..además de que por algún motivo me he enamorado de él, si, sé que está mal, pero me encanta, es extranjero, es tan alto, tan guapo, y sabe cómo tocarme, y por qué no….me encanta cuando me habla bonito, sé que miente, jamás creeré una de sus palabras, pero por algunos minutos me hace sentir afrodita en el jardín del edén,  y de todas maneras no puedo escapar de él así que, ¿qué me cuesta disfrutar un poco? Aunque Daigo se enoje, pero lo hago todo por el.

 

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: