Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

amor extraño

Autor: kamiryukyo

[Reviews - 0]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

 El primero son pensamientos  de Kyo, sobre su relación con Iori, y el segundo pues viceversa, pensamientos de Iori sobre la forma de ser de Kyo n.n

Notas del capitulo:

me iinspire en dos canciones ahi deje iel link por si gustan escucharlas, solo porque me gusto la letra n.n

TÚ Y YO

https://youtu.be/sS4dqLajcQE

Es un romance especial, con luna llena y poemas que me hacen vibrar, Y conspirar con el sol, la aventura de amor…

El cielo resplandeciente, el momento único donde la majestuosidad de La luna y el sol con su fulgor opaco, se encentran, solo, por unos minutos, como todas las tardes-noches. Los hermosos pétalos de los árboles de sakura, que adornan el camino, caen por la ligara ventisca, es semejante, a las hojas que esparciste de aquel libro de poemas, dijiste, que me regalabas todos esos versos escritos ahí, todo es una conjuración en este amor extraño…

Bajo las olas de mar, se esconde esa pasión que yo quiero encontrar, Es un tesoro de luz, que solo tienes tu…

En estos instantes me encuentro aquí, en tu casa, en está mansión, entre tu cama, entre tus sabanas, entre tus brazos, entre tu calor, ese calor que al mezclarse con el mío, forman el éxtasis perfecto… ahora duermes, tanta acción es agotadora, yo también me encuentro cansado, pero ahora, deseo mirar tu sensual rostro, la luz de luna contrasta bellamente con tu piel, que luce un poco azulada, tu respiración es lenta y tentativa, muerdo mis labios para no arrojarme a ti y besarte vorazmente…   

Pero entrégame esa magia que se oculta en tu mirar, que quiero hasta el cielo llegar,

Me levanto de la cama y me dirijo hacia el jardín, necesito respirar aire fresco, camino lentamente y al ir avanzando mis ojos quedan impresionados, la espectacular vista de la mansión es encantadora, es como si la luz de luna sacara todo el esplendor de ese lugar, todo en conjunto formaba el paisaje perfecto que mis ojos podían ver, es como tú, ese misterio que te envuelve en las noches, ese brillo que tu mirada destila cada vez que me miras, ¿Qué eres?, ¿Por qué me siento cautivo de solo pensar en tu voz, en tus ojos, en tu presencia?, me llamas, me atraes, me conquistas, me persigues, tus acciones me hacen desear llegar hasta lo más profundo de mis deseos… 

Prende velas en mi mente, pues a ti he de adorar por siempre hasta la eternidad,

Todo yo, soy completamente invadido por ti, en mi mente, solo hay imágenes tuyas, tengo guardado cada gesto tuyo, cada movimiento, cada mirada, tú, te encargaste de que cada día tu presencia se hiciera necesaria para mí, ahora aquí me tienes, seducido completamente por ti, adorándote plenamente,  deseando que cada día me reconfortes con el calor de tus brazos, con tus besos, con tu amor, creaste en mí, una existencia que nunca imagine que yo  tendría, y que ahora, me llena enteramente, tu creaste ese parte en mí, tu, tienes la responsabilidad sobre tus acciones… 

Solamente tú y yo, y nuestro amor alrededor, un hechizo de luz, que nos seduce a los dos y nos embriaga el corazón sin descansar,

Somos tú y yo, deje mi clan por seguirte, fui maldecido por mi padre, hice que las lágrimas  de mi madre brotaran, destruí las esperanzas que tenía Yuki sobre nuestro futuro juntos, mis amigos me dieron la espalda al elegirte a ti, sobre ellos…te das cuenta que renuncia a todo por estar contigo, por seguir en este amor extraño, decide seguir embriagándome con tu esencia, te entregue todo lo que soy, mi corazón te jura amor sincero, solo pienso en tu vida y mi vida compartida, hasta que tu muerte llegue, yo estaré aquí, y si por jugarretas del destino, yo muero antes que tú, seré egoísta, y te pediré que mueras conmigo, porque yo he dejado todo por ti, ¿harías lo mismo?... 

Solamente tú y yo, y nuestro amor alrededor, manantial de placer, y nos cautiva con deseos de amar de amar…

Solo tú y yo, porque no necesito nada más que a ti, solo tú, y tu cautivadora presencia, solo tú, y el placer que me haces desbordar, solo tú, y tu forma de amar, solo tú, y tus miradas sedientas de mí, solo tú, y tu pasión, solo tú, y tu deleitante voz, solo tú, y tu envolvente aroma, solo tú , y tu piel,  solo tú, y tu esencia que se derrama en mis entrañas, solo tú, y tu forma tan experta de hacerme el amor, solo tú, y tus deseos de amarme, solo debes fundirme en tu fuego , solo tú, Iori Yagami… 

Deja tu instinto volar, veraz que pronto los sueños vendrán sin parar,  Escribe tu nombre en mi piel, con tus labios de miel,

Me pregunto, ¿Qué es lo que me cautivo de ti?, ¿Cuándo comencé a desearte de esta forma?, siempre pensé que eras un demente por seguirme a donde quiera que fuese, en las peleas continuamente hacías gala de tu salvajismo, tu instinto asesino, ¿Qué pasaba por tu mente en aquellos momentos?, ¿Cuándo fue el momento que tú me miraste con deseo?, ja, es ilógico pensar en tantas cosas, lo único que debe importar es que tu estas conmigo y yo contigo, estando a tu lado llego a un mundo rodeado solo de nuestro amor, si escucharas mis pensamientos, pensaras que solo son ridiculeces, ¿veras el amor, como yo lo veo?, imposible, no eres así, tal vez esa sea la razón de nuestra complementación. Vuelvo a la habitación, mi cuerpo a perdido el calor de tus brazos, necesito sentirte nuevamente, sentir tus manos recorrer mi cuerpo, sentir tu boca besar, lamer, morder, succionar…cada centímetro de mi piel, solo fueron minutos que me separe de ti y todo mi ser ya empieza a clamar tu aroma…

 

Guardo el mi pecho una flor, te la regalo tranquilo, sin miedo al error Tú eres mi sueño ideal, el principio el final

 

Aun duermes, te ves hermoso en la posición que te encuentras, el fulgor de la luna ilumina sutilmente tu rostro, tu cabello revuelto, te da un toque muy sensual, sin apartar mis ojos de tu figura me acerco con calma, despacio, recargo una de mis piernas sobre el colchón, llevo mi mano hacia tu rostro, que ahora muestra una faceta tuya que te hace ver extremadamente bello, sin esas muecas de frialdad que siempre manifiestas, nee Yagami, cuándo estoy cerca de ti, ¿puedes sentir la emoción que hace vibrar mi pecho?, ¿puedes sentir la conmoción que desbordas dentro mío?, ¿sientes como la flor del amor, esparce su aroma en mi interior?, nee Yagami…

El miedo de que no sientas lo mismo que yo a veces me invade, mi mente entra en pánico al pensar que tú te marcharas una noche y no volverás, ¿Qué pasa?, yo no había experimentado la inseguridad, siempre confié en mí, Kyo Kusanagi no  era un hombre débil, jamás me intimide ante nadie, en todas las batallas que tuve, siempre salía victorioso, entonces, ¿Por qué siento miedo de tu abandono?, con un dolor en mi pecho, desvió mi mira de tu cuerpo, hacia la ventana, mis emociones cambian cada segundo drásticamente, eso tampoco existía en mi antes, tu, has venido a revolucionar mi vida completamente, sacaste a flote al Kyo, que yo siempre quise esconder, ¿en qué me convertiste Yagami?, ¿en que nos convertimos los dos?, vuelvo mi vista a ti, y me encuentro con la sorpresa de que tus ojos azules me miran delicadamente…           

Pero entrégame esa magia que se oculta en tu mirar, que quiero hasta el cielo llegar, Prende velas en mi mente, pues a ti he de adorar por siempre hasta la eternidad

Jalas mi brazo, haciéndome perder el equilibrio y caigo sobre tu pecho, siento tu abrazo cálido. Pasamos un par de minutos así, acaricias suavemente mi cabello, era una escena tierna, las preguntas que se formularon en mi mente hace unos minutos atrás, en esos instantes, fueron desechadas, ahora, me encontraba disfrutando de tu abrazo y tu caricia, no dijiste nada, yo tampoco, no hacía falta hablar, tus sentimientos y los míos, se conectaban automáticamente, el palpitar de nuestros corazones se combinaban haciéndose  uno,  todo se volvía enigmático e irreal, tú y yo ahí, sin nada, sin nadie, solo este amor extraño, que surgió sin que nos diéramos cuenta, hmm, mentira, claro que nos dimos cuenta, solo que no nos atrevíamos a aceptar estos sentimientos, por orgullo, por egoísmo, por no querer ser débil ante los demás,  por tantas cosas que ahora ya no importan, solo importas tú y yo…     

Solamente tú y to, y nuestro amor alrededor, un hechizo de luz, que nos seduce a los dos y nos embriaga el corazón sin descansar, Solamente tú y yo, y nuestro amor alrededor, manantial de placer, y nos cautiva con deseos de amar de amar…

Levantas mi rostro, nuestras miradas se encuentran, yo sonrió al ver que me contemplas tiernamente, acercas tu rostro, y unes tus labios a los míos, un beso dulce y delicado, yo cierro mis ojos dejándome llevar por las emociones, una de tus manos baja hasta mi cintura, la otra se pierde entre la ropa, gimo al sentir tus dedos rozando mi pecho, nos separamos uno segundos, miraste mis ojos anhelantes por mas, con más fuerza tomas mis labios, un beso tierno, pasa a ser un beso salvaje y mojado, rápidamente me incorporo quedando sobre ti, mis piernas separadas, a los costados de las tuyas, besas con devoción mis labios, mis manos despeinan tu alborotado cabello, muevo sutilmente mis caderas sobre las tuyas, tu boca baja de mis labios a mi cuello, y siguiendo el camino llegas a mi pecho, donde comienza con lamidas y mordiscos rítmicos, tu lengua baila sobre mis pezones, con fuerza jalo tu cabello, y  comienzo a besar tu cuello, quiero que disfrutes como disfruto yo, mis manos acarician tu espalda, bajan por tus costados, acarició tu abdomen tan bien formado, tus músculos se tensan un poco por mis salvajes caricias, jadeo, al sentir que muerdes uno de mis pezones, deslizas la yukata por mis brazos dejando mis hombros expuestos, comienzas a lamer mi clavícula, tu lengua es fuego puro, estremeces mi cuerpo, cual hoja al viento, lentamente me recuestas, ahora tu estas sobre mí, te deslizas por mi cuerpo, dejas un camino húmedo de saliva, me estremezco al imaginar a donde planeas llegar, pero al mismo tiempo, mi  excitación se hace más notoria, levantas un poco tu mirada, tus ojos azules se encuentran con mis pupilas avellanas, sonríes al notar que yo también deseo lo que sigue, sin demora, lames la punta de mi miembro, vibro al sentir tu húmeda y calienta lengua, empiezas con suaves besos, después lames, succionas, besas, cada parte de mi excitación, aprieto con fuerza las sabanas entre mis manos, mi cabeza echada hacia atrás, y mis jadeos, te alentaban a seguir con tu faena. Toda esa escena duro varios minutos, solo tu podías hacerme sentir de esta forma, cuando el orgasmo estaba por desbordarse, tu, detenías tu acción, evitando que derramara mi esencia, y prologando más mi placer; dejas mi miembro, y con lamidas y besos subes nuevamente hasta llegar a mi boca, con desesperación te jalo hacia mí, uniendo nuestros labios en un intoxicarte beso, nuestras lenguas se entrelazan, exploras cada parte de mi boca, Yagami, Yagami, eres droga pura para mí, mis manos se deslizan hacia tu entre pierna, con desesperación acaricio tu erguido miembro, logro percibir un sutil jadeo salir de tus labios, sonrió al notar que tu estas igual o más excitado que yo: mientras nuestras bocas siguen unidas en un beso pastoso, mis manos trabajan en tu parte baja, la humedad esparcida hace más fácil el masaje en tu miembro, nos besábamos con desespero, con ansias de devorarnos, con impaciencia de fusionar nuestros cuerpos, para hacerlo uno solo, sin esperar más, nos separamos, con poca delicadeza giras mi cuerpo, quedando mi pecho sobre la cama, tomas mis caderas, y con un movimiento brusco, entras en mí, el dolor fue desgarrador, estoy seguro que lo notaste, por mi grito y por la reacción de mi cuerpo, que en ese instante deseó alejarse, moviste pausadamente tus caderas, introduciéndote poco a poco dentro mío, me aferre con fuerza de las sabanas, mordía la tela para acallar mis gritos, te quedaste quieto un momento, deslizaste una mano y tomaste mi miembro, suavemente me acariciaste, con tu pulgar masajeaste la punta, mi cuerpo reacción ante tal placentera acción de tu parte, poco a poco me relaje, dándote  permiso de proseguir, comenzaste a mover tu cadera, aun dolía, pero quería ser poseído completamente por ti, así que opte por incorporarme, levante uno de mis brazos lo pase sobre tu hombro y atraje tu cabeza hacia mí,  fundiéndonos nuevamente en un beso: los movimientos rítmicos de nuestros cuerpos eran un baile de pura sensualidad, tus envestidas fueron más rápido, mis gritos nos ensordecían, mis jadeos te alentaban, mis suplicas te encendían más, y el proclamar tu nombre, estoy seguro que ensanchaba tu orgullo, orgullo de ser mi poseedor; al sentir  la liberación de tu calor recorrer mis entrañas, mi cuerpo se paralizo dejando brotar mi esencia, ambos nos dejamos embriagar en el placentero orgasmo…

Solo tú y yo, compartiendo este momento, solo tú, llenando ese hueco que tú mismo creaste, nee Yagami, al estar entre mis brazos ¿sientes la misma emoción que yo?, para mí ya no hay vuelta atrás, he decidido seguirte, he decidido amarte, he decidido seguir perdiéndome en este extraño amor…tú, ¿lo has hecho también?.....  

 

Owari           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juegos de amor

https://youtu.be/dsRv-oaZdBM

 

Quisiera volver, a sentir lo que vivimos ayer,

Desnudando tu piel, y sentir tu vida en mí, estremecer

Tu cuerpo besar, las horas tiene que seguir…

Amarte así, solo y sin ti estando presos lejos y aquí…

Verte pasar, y fingir no verte sin sospechar,

Y trabajar esperando el momento de hacerte vibrar…

Amarte así, solo y sin ti estando presos lejos y aquí…

Juego de amor

Amarte así, solo y sin ti estando presos lejos y aquí… estando presos lejos y aquí…

Amarte y amarte, amarte así…

Amarte así, solo y sin ti estando presos lejos y aquí

 

Una invitación, para una recepción del cumpleaños de la sacerdotisa Chizuru, todos los participantes del King of Fighters nos reuniremos en un lujoso hotel de Japón, un fastidio; en verdad, no tengo deseo de asistir a dicho evento, todos son remisos, ninguno de esos sujetos valen la pena, solo estoy aquí por cortesía, en el momento que me encuentre con Kagura, la saludare, diré unas palabras de consideración y me marcho, absurdo estar aquí

¿Por ti?, hmm, sería una buena opción, pero ahora, eso es irrelevante, no necesito encontrarte en este sitio, basta con llamarte, y te tendré de la forma que a mí me plazca, pero lo prohibido suele ser más divertido, y tú lo disfrutas demasiado…

¿Miento?, ja, ¿porque mentiría? , sabes que es verdad, si yo no te busco, tu vendrás a mí, ese es el juego, así comenzó este extraño amor…

Desciendo del taxi, avanzo hacia la entrada principal, las mujeres me miran descaradamente, no es algo que me importe, pero te hace sentir bien, abordo el ascensor pulso el último piso, solo debo esperar algunos minutos; al llegar, me doy cuenta que varios de los participantes ya se encuentran ahí,  todos lucen entusiasmados, supongo que es por la celebración, va, que superficiales, todos estos sujetos, solo se dejan llevar por las apariencias, y otros, solo lo hacen para exhibirse, demasiado mundanos…

¿Irritado?, claro que me irritan este tipo de personas, de cierta manera, nunca los soporte en los torneos, y verlos aquí, luciendo caras de imbéciles, provocan en mi, sentimientos de repulsión, al menos, la presencia de alguien puede cambiar las cosas, provocar un problema no es mi intención, pero tú puedes desbordar la adrenalina, ya sea para pelear, o para…

¿Loco?, siempre me has clasificado de esa forma, así que no me molesta que aún me llames loco, tú me creaste de esta forma, debes estar orgulloso, de que este loco, este detrás de ti, esto te satisface lo sé, te conozco, quien iba a decir que también tendrías fetiches algo retorcidos

Al llegar a donde todos, sus ojos se posan sobre mí, ninguno tiene una mirada de aprecio, es como si miraran a un demente, como si eso fuera importante para mí, su presencia es tan insignificante como su supuesta fuerza, la única que trata de mirarme con afecto, es ese chica de pelo azul que ahora lucia el cabello suelto, a veces me pregunte que pasaba por la mente de esa mujer, al ser un descendiente de Orochi igual que yo, tal vez pensaba lo mismo, grande fue mi decepción cuando se acercó a mí y se comportó como una mujer más, desde esa vez su presencia fue igual que la de los demás, simple, superficial, frívola…

¿Desilusionado? A qué viene eso, celoso de una mujer, no te miento que había llegado a agradarme, pero después me di cuenta que no era lo que yo necesitaba, lo único que compartimos, es el lazo de la sangre de Orochi, solo eso…

Al momento de girar mi rostro a la entrada de la habitación, mis ojos se posan en una silueta conocida, ahí, de pie, con esa sonrisa, con ese rostro, ese porte arrogante que te caracteriza, enfundado en un traje azul obscuro, estabas tú, te veías entusiasmado, me pregunto ¿porque será?, tú no eres tan superficial como todas estas personas, será que, ¿tus deseos de verme son los mismos que los míos?...

Veo cómo te acercas, el idiota de Shingo, y Daimon,  viene detrás de ti, a excepción de ese amigo tuyo, que viene bastante cerca tuyo, todos sonríen al verte, se acercan a ti para saludarte, las mujeres te saludan con un beso en la mejilla, veo como se sonrojan al tenerte tan cerca, en este mísero mundo, todos se dan cuenta que eres lo más perfecto, llegando a lo divino, que existe…

No puedo evitar mirarte de reojo, discretamente me sonríes, a veces sueles comportante muy osado, giro mi rostro y cierro mis ojos para disfrutar de la toxina del cigarro, tú eres de esas personas que es querido por todos, en cambio yo, soy de los que se conforman, con estar observando lo perfecto desde los rincones…

Escucho las risas de todos, parece que ese rubio amigo tuyo dijo algo gracioso, es molesto, siempre he tenido un sentimiento de desagrado hacia ese hombre, él es la frivolidad en persona, ¿Cómo es que alguien como él es tu amigo?, a pesar de todo, esa parte tuya, no logro comprenderla completamente; de reojo veo como aquel hombre se recarga en tu hombro, acerca peligrosamente su boca a tu mejilla, tu no haces nada, simplemente ríes, ¿eres idiota?, acaso no sientes su mirada cargada de desfachatez

¿Celoso?, te sentirías orgulloso de que así fuera, verdad, pues complácete, sí, me molesta que ese sujeto se tome la libertad de tocarte con tanta familiaridad, y me molesta más que tú no hagas nada para alejarlo de ti, eres mío, cuantas veces debo de decirlo, ¿quieres que lo grite?, no, ahora no, acordamos que nadie sabría de nuestros encuentros íntimos, solo porque ¡tú! no quieres que se sepa aun, de mi parte, le gritaría a todos esos que te rodean, que tú eres de mi propiedad, que nadie tiene derecho a tocarte, que nadie tiene derecho a mirarte, si por mi fuera, te tomaría ahora mismo en este lugar: hmm, solo tu logras despertar este deseo de esclavizar, esto es lo que ha ocasionado tu extraño amor…  

Veo que caminas hacia mí, te paras unos cuantos centímetros lejos, ignoro tu presencia desviando mi vista a otro sitio, de improvisto escucho un saludo de tu parte, hago como que no escuche, te acercas un poco más y vuelves a insistir con el saludo, ¿Qué pretendes?, me separo de la pared donde estaba recargado, trato de alejarme pero tu tomas mi brazo, todas las miradas se posaron en nosotros, lucían asustados, no podía negar que tu actitud me sorprendió, pero no entendía que querías, bruscamente jale mi brazo, soltándome de tu agarre, gire mi cuerpo y emprendí mi marcha, cuál fue mi sorpresa, que con grandes zancadas llegaste a mí, volviste a tomar mi brazo, pero ahora golpeaste mi rostro, todos  gritaron ante tus acciones, no esperaba esa actitud tuya, caí al suelo por el golpe, al levantar mi vista, vi una sonrisa dibujada en tu rostro, sentí hervir mi sangre como en los viejos tiempos, furioso me levante, te devolví una mirada estoica y cruel, al ver mi estado, tu sonrisa se ensancho más, tomaste tu posición de combate, ¿querías pelear?, pues bien, pelemos…

¿Molesto?, acaso no hay razón para no estarlo, esa actitud tuya altanera, no la esperaba, mucho menos espere que me golpearas, tanto querías demostrar que aún nos vemos como rivales, pues ahora espero no te arrepientas: corrí hacia ti, en posición de ataque, saltaste para evitarme, pero fuiste lento, alcance tu pie y con mucho coraje te estrelle contra el suelo, rápidamente, tome tu rostro, he invoque mis llamas, clavándote más en el duro suelo, ¿te duele? Espero que sí, siente el mismo dolor que me causan tus acciones, segundos después veo cómo te incorporas, tus ojos avellanas lucían furiosos, me complacieron; ahora eres tú el que se abalanza hacia mí, lanzas golpes y patadas, logro esquivar algunos, otros aciertan, intercambiamos varios puñetazos,  te agachas y das una patada, que me hace perder el equilibrio, aprovechas tu oportunidad y me elevas envolviéndome en tu fuego dorado, segundos después caigo estrepitosamente al suelo, no tardo en ponerme de pie, pero el dolor que me causaste te lo hare pagar el triple de veces, hago surgir varios tubos de fuego purpura, logras detener todos, pero yo aprovecho para saltar y llegar hasta ti, nuevamente te tengo contra el suelo, sonrió al verte entre mis manos, a pesar de tus estúpidas acciones, ahora, deseo besar tus labios, desgarrar tu ropa y poseerte violentamente, Ja, es extraño, como puedo cambiar de un estado a otro, segundos antes deseaba machacarte, ahora deseo envolverte en mis brazos, por mi distracción no me di cuenta de cuando levantaste tus manos, y en un rápido movimiento jalaste mi cabeza, logrando que nuestros labios se unieran, por la bruma de las llamas, ninguno de los ahí presentes visualizo aquella acción tuya,  pero así como empezó el beso, termino, nuevamente aprovechaste y te zafaste de mi agarre, lanzándome lejos con un golpe, ¡maldito Kyo!  

La pelea podía seguir, pero una mujer de pelo negro se interpuso, deteniéndonos por completo, dijo un sinfín de palabras, en realidad no puse atención a lo que expresó, mis ojos estaban clavados en los tuyos, con calma te incorporas y le dedicas una sonrisa a la mujer, te disculpas, después, te giras y vuelves con tus amigos, mi expresión en ese momento fue de alguien completamente confundido, ¿Qué pretendías?, molesto limpio con brusquedad la sangre de mi labio, la mujer se gira hacia mí, me extiende su pañuelo, yo solo lo tomo, en seguida,  me reprocha mi actitud, no sé cuántas cosas me dijo más, no le estaba poniendo atención, mi mirada seguía clavada en tu persona, te veías  tan tranquilo, las chicas limpiaban la sangre de tu rostro con sus pañoletas, ¡eres tú el que comenzó esto!, ¡y el único que es tratado como el problemático soy yo!, eso no me molesta, estoy acostumbrado, lo que me irrita es tu actitud, primero me saludas, después me golpeas, y ahora me ignoras, tu actitud da asco, pero doy más asco yo, por seguirte contemplando, amor extraño…   

Kagura me mira, yo simplemente me disculpo a mi manera, y sin decir más, me dirigí al elevador, ya no deseo seguir ahí, presiono el botón y espero la llegada del transporte; cuando llega lo abordo y me pierdo dentro de este…

Bajo cinco  pisos, en el número seis  se detuvo, parece que alguien lo abordaría, al momento en que la puerta se abrió, ahí estabas tú,  con una sonrisa enigmática, me impresione, abordaste el ascensor, y las puertas se cerraron tras de ti, ya no vestías tu saco, lucias hermoso; mi  conmoción paso, y al momento de recordar lo sucedido anteriormente, mis pupilas se dilataron por la rabia, y te tome bruscamente del cuello golpeándote con el metal, ejercí presión, cortándote tu suministro de oxígeno, tu deslizaste tu mano por el metal, y presionaste el boto para que el ascensor se detuviera, tu acción me confundió, en un suspiro dijiste, que pagaras el castigo que yo ponga, ya sea la muerte u otra cosa, en verdad, no te entiendo, afloje un poco la presión en tu cuello, lo que aprovechaste, para invertir los papeles, y ahora ser yo, el que este aprisionado entre el metal y tú, volviste a sonreír misteriosamente, acercaste tus labios a los míos, y con la punta de tu lengua rosaste mi mentón, lamias como si fueras un gato, la humedad  me estremeció, oculte mis anhelos de besarte, quieres castigo, pues bien serás castigado, tome tu rostro, te sonreí, tus ojos lucieron agitados y deseosos,  después levante mi rodilla para golpearte en el estómago, tu cuerpo se inclinó hacia adelante, no lo esperabas, verdad, con ímpetu golpee tu rostro, una y otra vez…

Estabas arrodillado frente a mí, tus manos en tu estómago, tratando de contener el dolor, sin piedad jale tus cabellos obligándote a levantarte, te estrelle con el metal, para después, unir mis labios a los tuyos, fue un beso intoxícate, mordí tu labio haciéndote sangrar, te quejaste al sentir el desgarre de tu piel, no me importo, lo único que deseaba era castigarte, después de haberte golpeado, ahora sigue lo segundo, complacerme con tu cuerpo, con brusquedad tiro de tu cinturón, desabrocho tus pantalones, te los quito dejando tu parte baja desnuda, te arrojo contra el piso, caes boca abajo, tratas de incorporarte, pero con fuerza sujeto tu cabeza, obligándote a permanecer en esa posición, ahora, no habrá caricias, no habrá besos tiernos, no habrá dulzura, esta vez, no será como las anteriores, te tomare con salvajismo con brusquedad, desgarrare tu interior, este será tu castigo: desabotono mi pantalón y bajo el zipper, es lo único que necesito, sin demora, penetro tu cuerpo, gritas, arañas el metal, tiemblas, muevo mis caderas para llegar a tus entrañas, siempre has sido estrecho, tu calor es sobrecogedor, con más calma empiezo con vives, lentos, para después ir acelerando, suelto  tu cabeza, y deslizo mis manos hacia tu cadera, mis movimientos comienzan a ser más salvajes, tu jadeas, gimes, gritas, tus ojos avellana se nublan por las lágrimas, y por el deseo, de alguna manera también lo disfrutas, ya ves, yo lo sabía, también tienes fetiches retorcidos, somos tal para cual, en este amor extraño…

Giro tu cuerpo, y vuelvo a penetrarte, te duele lo sé, y no sabes cómo disfruto saber que te duele, me pides que te acaricie, necesitas sentir mis manos sobre tu erección, pero no, esta vez no, si quieres placer, debes usar tus manos, esta vez solo yo disfrutare tu cuerpo, tu boca emite hermosos sonidos, la sangre te da un tono muy sensual y encantador, pareces un ángel, que está siendo absorbido por el fango, veo como deslizas tu mano, sobre tu pecho, pasas por tu vientre y llegas a tu excitación, comienzas a acariciarte lentamente, por Dios Kyo, por Dios, tus acciones me hacen delirar, aumento la velocidad de mis envestidas, más rápido, más profundo, deseo fundirme dentro de ti, en una estocada, siento como todo tu cuerpo tiembla, he tocado esa parte tuya que te vuelve loco, varias veces, he sentido  ese punto dentro de ti, el lugar que te lleva a la máxima excitación, levantas tus brazos y me jalas hacia ti, nuestras bocas se unen, trato de alejarme, pero me envuelves en tus brazos, el beso se vuelve pastoso y salvaje, nuestras lenguas se mezclan, saliva recorre tu mentón, sin poder contenerme más, derramo mi esencia dentro de ti, tú haces lo mismo y esparces tu semilla en nuestros vientres, tu cuerpo se estremece, y tus uñas hieren mi piel; todo se mezcla para forma  eso que nos une, todo se mezcla para dar vida a este extraño amor…

Pasado el éxtasis, y con nuestros cuerpos relajados, me pongo de pie, acomodo mis ropas, sin decir nada, tú haces lo mismo, tu cabello luce húmedo, tus ojos aun emanan un brillo sutil, sonrió al notar que tu cuerpo esta adolorido, tu mirada luce molesta, pero solo es fachada, sé que tu disfrutaste de este momento al igual que yo, presiono el botón para que el ascensor sigua su rumbo; al llegar al primer piso, tomo marcha hacia la salida, tú me sigues lentamente, ya al estar fuera hago la parada de un taxi, ambos abordamos el auto, nuestras miradas se encuentran y los dos sonreímos con complicidad…

¿Te amo? Qué significado tiene para ti el amor, siempre te desee de esta forma, y ahora que todo es posible, ahora que te tengo, me lo preguntas, el desnudar tu piel, el hacerte vibrar, el amarte, todo ha surgido a causa de este extraño amor…..

 

OWARI              

Notas finales:

Espero y les haya gustado, se acepta cualquier crítica, para crecer como escritora n.n (ignoren ese comentario) gracias por leer 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: