Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

¿Eres mío o de él?

Autor: Kuroyuki

[Reviews - 12]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Título: ¿Eres mío o de él?  

Parejas: CasxDean, insinuación de CrowleyxDean.

Género: Romance, Humor.

Rating: K+

Capítulos: 5

Disclaimer: Los personajes de supernatural pertenecen a Eric Kripke.

Notas del fic: La historia está inspirada en el vídeo cosplay de supernatural “Girlfriend” subido al canal de youtube de “BroFist InTheFace”. Aquí les dejo el link por si quieren verlo, es bastante divertido: https://www.youtube.com/watch?v=6b3Xq_5oGxM

 

Este fic tambien lo publiqué en "Archive of Our Own" bajo el pseudónimo de aoibird6.

Capítulo 1

 

Declaración de guerra.  

 

El moreno apareció en medio de la noche en el motel de turno, tal como solía hacerlo desde que sacó al rubio de la perdición. Debía admitir que ahora que sabía más sobre los humanos, su manía por ver al Winchester mayor durmiendo, no era algo muy sano e incluso podría considerarse algo espeluznante pero mientras el directamente implicado no lo supiera, no importaba que continuara con sus andadas nocturnas. Se acercó lentamente hasta la cama de su protegido y estiró una mano para acariciarle el cabello. No tenía idea de por qué disfrutaba tanto observándolo, haciéndolo rabiar como un perro cuando invadía su preciado espacio personal, ¿Qué significaban todas esos sentimientos confusos que lo invadían cuando rondaba a Dean?

 

-Cas…

 

Ese pequeño susurro que escapó de los apetitosos labios entreabiertos del menor, provocaron que se estremeciera e hizo lo impensado, inclinándose para besarlo. Solo fue un breve y suave contacto pero jamás pensó que se sentiría tan bien. ¿Acaso lo que sentía por el rubio era amor? Lo había visto en un par de películas cuando esperaba a los hermanos que regresaran de una cacería y en varias de ellas, se dio cuenta que los protagonistas afirmaban sus sentimientos con ese acto que antes consideraba ilógico pero ahora se moría por hacerlo de nuevo.

 

-Esto no está bien…

-No creo que ese sea el problema.

-¿Eh?- se giró rápidamente hacia la voz- Sam…

-Supongo que ya es hora de que tengamos esa charla.

-¿Desde cuando estás despierto?

-Creo que ya perdí la cuenta de las veces que te he visto de pie junto a la cama de mi hermano.

-Sam… 

-Tranquilo- dijo conciliadoramente- No estoy enfadado ni te voy a juzgar por ello pero creo que necesitas algo de ayuda para dar el siguiente paso.

-¿Siguiente paso?

-Vamos a hablar afuera, no queremos que Dean despierte ¿Verdad?

-Sí…

 

Esperó que el castaño se colocara una chaqueta encima y los zapatos, antes de que los dos salieran del cuarto en silencio, quedándose en una banca que había junto a una máquina expendedora, de donde el menor sacó dos refrescos, ofreciéndole amablemente uno.

 

-Gracias…

-Es la primera vez que besas a Dean ¿Verdad?

-Sí… sé que no debí hacerlo…

-Tranquilo, ya te dije que no voy a juzgarte por ello.

-Sam…

-¿Sabes lo que creo?- el ángel ladeó un poco la cabeza- Estás enamorado de él pero como entiendes del todo lo que significan los sentimientos humanos, no puedes dar el siguiente paso y no me gustaría verte triste.

-Sam…

-Eres un buen amigo para mí, Cas, por eso quiero ayudarte- afirmó con una sonrisa.

-Gracias…

-¿Qué sientes cuando estás cerca de él?

-Me gusta bastante, es…Mmm… se siente como lo correcto estar junto a él, aún cuando me regaña por su invasión de espacio personal, aunque últimamente no lo ha hecho.

-Seguramente porque ya se acostumbró a que lo hagas, así como también a corresponder esas largas miradas que inicias y se olvidan que yo estoy en el mismo cuarto.

-Sam…- el ángel se avergonzó un poco al oír eso, ya que creía que estaba siendo discreto con lo que le sucedía.

-Creo que lo tienes claro, estás enamorado de Dean.

-Sí… pero no es—

-Ni lo digas- lo interrumpió el menor serio- El amor es amor sin importar su forma, no será menos importante porque tu compañero no sea como el común de las personas.

-Sam…

-Nos enamoramos de una persona, Cas, no de un género- sonrió un poco- Mientras ambos se quieran y deseen estar juntos, eso lo hace correcto.

-Eso es lo que quiero, estar con Dean- afirmó suspirando.

-Y yo creo, que tienes posibilidades reales de estarlo.

-¿Eh?- lo observó expectante- ¿De verdad lo piensas?

-Por supuesto, aunque te consejo que aún no le digas de tus incursiones nocturnas, es algo extraño- el ángel se rio bajito.

-Lo sé…

-No te preocupes, cuentas con todo mi apoyo- extendió su mano y el mayor la estrecho- Conseguiremos que el idiota de mi hermano se dé cuenta de sus sentimientos por ti de una buena vez.

-Gracias, Sam.

 

Después de oír las palabras de aliento del castaño, se quedó mucho más tranquilo con esos confusos sentimientos y estaba dispuesto a intentar todo para conseguir el amor del rubio. Estuvieron platicando por cerca de una hora y planearon una buena estrategia para que pudiera hablar con el cazador a solas, la cual colocarían en práctica esa misma mañana.

 

Castiel observaba con nerviosismo como el menor inventaba una creíble excusa para dejarlos a solas y le guiñó un ojo discretamente antes de marcharse de la habitación. Ahora solo quedaba que él hiciera su parte del plan, se acercó al rubio tomándolo por el brazo.

 

-¿Cas?- preguntó su protegido extrañado- ¿Qué haces?

-Tengo algo muy importante que decirte y ya no puedo esperar.

-¿Eh?

-Verás- comenzó con seriedad- Hace un tiempo que yo… me están pasando cosas contigo…

-¿Qué cosas…?

 

El ángel jamás había experimentado una sensación tan intensa como el nerviosismo que lo invadía en ese momento y ahora comprendía un poco el actuar de los protagonistas en las películas que vio, además de que comprobó que las porno no eran del todo realidad, las cosas no eran así de fáciles como intercambiar una mirada o un hola y estar follando contra la pared.

 

-¿Cas…?- lo llamó el cazador tragando saliva con algo de dificultad- Aún no respondes mi pregunta… ¿Qué cosas te suceden conmigo?

-Es que yo… yo…- cerró unos segundos los ojos y respiró profundo antes de continuar- Yo estoy ena—

-¡Hola, chicos!

 

De improviso, el rey del averno apareció en la habitación con una sonrisa que no auguraba algo bueno y como si los pensamientos del moreno se hubieran cumplido, el recién llegado se acercó hasta el rubio para tomarlo por la cintura y atraerlo contra su cuerpo.

 

-¡¿Qué estás haciendo, Crowley?!- preguntó el menor frunciendo el ceño.

-No dejaré que el angelito se lleve toda la diversión.

-¿De qué hablas?

-Lo siento, Cas pero yo lo vi primero y me lo quedaré.

 

El ser celestial contuvo la respiración al ver como ese demonio tomaba a su querido humano por la barbilla para acercarse peligrosamente a sus labios y se apresuró en apartarlo de un empujón mientras mantenía al menor pegado a su cuerpo, dejando salir algo de su gracia para ahuyentar al indeseado visitante.

 

-Parece que olvidas quien soy, Cas, el puto rey del infierno.

-Crowley- siseó el mayor serio.

-Ya sé tus intenciones, querido pero no lo tendrás fácil porque será todo mío- se lamió los labios sonriendo.

-¡Eso no pasará!- protestó el ángel.

-Sigue diciéndote eso.

-¡¿Alguien me puede explicar qué demonios pasa aquí?!- exigió el cazador apartándose del mayor.

-Pregúntenselo a Cas, yo quiero lo mismo que él y haré lo que sea necesario para conseguirlo, prepárate.

 

Con esa última amenaza desapareció del cuarto riéndose. El moreno apretó discretamente los puños al mismo tiempo que fruncía el ceño. No iba a permitir que ese idiota le quitara al humano que quería y si buscaba guerra, es lo que iba a tener, porque no estaba dispuesto a entregar a Dean a alguien más. 

Notas finales:

Gracias por leer! 

Saludos! :D

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: