Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Historia de un Divorcio

Autor: Silvia_Riffie

[Reviews - 73]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola, no soy nueva aquí, pero esta cuenta sí, porque quería volver a empezar nuevamente a publicar historias aquí, con mi verdadero nombre, espero que les guste, tengo muchas y entretenidas historias nuevas. 

Notas del capitulo:

Holas, este fanfic lo inspiró un capítulo de mi serie favorita Grey's Anatomy, donde Jackson y April se divorcian.

 

Espero que les gustes, nos leemos abajo:

Naruto observó detenidamente al varón que desde niño fue el amor de su  vida, su mejor amigo, su todo...y que ahora era su verdugo. Vio la dura mirada de acero, esos ojos negros inclementes gritaban la verdad, que ya significaba nada en la vida de su marido, solo un mal recuerdo del pasado, algo que con desespero deseaba dejar atrás, observo como Sasuke revolvía su cabello ébano estaba enojado se notaba.


- Ya te lo dije, Nada de lo que digas o hagas me hará cambiar de opinión, no quiero nada que venga de ti, absolutamente nada, así que guárdate tus ruegos, dame el divorcio- Siseo con los dientes apretados, sin saber cuánto lastimaba a ya un deprimido Naruto.


Divorcio, esa maldita palabra su marido Uchiha Sasuke lo atormentada desde hace meses, odiaba esa palabra, odiaba lo que había detrás del Divorcio. Él tenía mucho que decirle a Sasuke pero éste y su maldita soberbia habían hablado,  qué podía  decir él para hacerlo cambiar de opinión, ya había rogado lo suficiente, había llorado demasiado, como bien le dijo nada de lo que hiciera o dijera cambiara su decisión es más le dijo que nada proveniente de él sería aceptado, estaba exhausto, era hora de darle un punto final.


- Este bien, mañana estaré en la oficina de mediación para firmar los papeles- Acepto con todo el dolor de su maltrecho corazón - Si no tienes nada más que decir, te pido que te vayas– Pidió.


Sasuke miro a Naruto sorprendido, su cabello rubio completamente desordenado, pálido y ojeroso sus hermosos ojos añiles de color azul estaban vacios, sintió remordimiento al ver el estado de su esposo, estaba delgado en demasía, mas se negaba a culparse por el estado del rubio, Naruto se lo había buscado, él trató de ayudarlo de sacarlo adelante pero simplemente Naruto no avanzó se quiso marchitar y Sasuke no estaba dispuesto hacer lo mismo, no, él siguió adelante como debía, dejó el    pasado atrás, y gracias al cielo el rubio había aceptado firmar los documentos, durante tres meses  lo acosaba para que aceptara firmar los papeles que le darían la libertad que tanto deseaba, hace mucho estaba harto de estar ligado a Naruto, quería rehacer su vida, necesitaba hacerlo después de todo lo que había pasado.


- Gracias, Naruto sabes que esto es lo mejor que puedes hacer-  Por primera vez en meses le regaló una sonrisa al rubio, que solo lo laceró más.


-Si, Sasuke tienes razón es lo mejor que puedo hacer- Concordó sorprendiendo más al varón - Para hacer tu vida fácil, para que tú estés cómodo y puedas hacer tu vida de nuevo, sin el maldito Dobe inútil que ni un hijo puede concebir bien, no fueron esas tus palabras la última vez me echaste a la cara la muerte de nuestro bebe,  que  mis malditos genes fueron los culpables de que nuestro hijo fuera anencefálico* no es verdad- Alzo la voz con furia.


-No ves que es por esto es que ya no te aguanto, siempre haciéndote la víctima, te he pedido perdón por lo que dije, estaba enojado, no lo pensé, pero tú los sacas una y otra vez al frente siempre queriendo pelear, tampoco fue mi culpa  lo que paso con nuestro hijo, trate de salir adelante, sacarte a ti adelante te dije que eras joven que podías intentar tener más hijo, pero te negaste, has llorado a Yousuke durante casi dos años, maldita sea, deja de llorar y llorar, has algo con tu vida, crece ya de una maldita vez tienes veinte y dos años y sigues comportándote como un estúpido niño- Grito furioso, mientras tomaba a Naruto de los brazos y comenzó a zamarrearlo- Nuestro hijo murió acéptalo, lamentablemente no fuiste tú el que murió,  nada cambiara lo que paso, cierra el capítulo ya- Termino harto de todo el drama soltando al rubio.


 Naruto siempre decía lo mismo que él hubiera muerto antes que Yousuke, es que no entendía cuando daño le hacía, aún le dolía pensar en Yousuke y hacia de todo para olvidarlo, pero gracias a Dios Naruto estaba vivo, perderlo a él, eso le mataría, aunque cuando su pequeño bebe falleció también se llevo a papito, y Sasuke ya no tenía la fuerza para ir sacar a Naruto de su estado catatónico, lo peor de todo es que ya lo había perdido, simplemente ya no lo quería a su lado, no mientras el amor de su vida se marchitaba a su lado y nada de lo que hiciera o dijera lo sacara de esa maldita depresión.


-Vete ahora de aquí- susurro  tratando de controlar el llanto que estaba amenazando por salir - Solo vete quieres, mañana tendrás tu deseado divorcio y así podrás seguir  revolcándote, ahora sin un estúpido anillo de por medio que tanto te pesa, espero que Sakura si te dé el hijo varón Uchiha que fui incapaz de mantener vivo- Al ver el rostro desencajado de Sasuke, entre lagrimas Naruto comenzó a reír lleno de amargura- realmente pensaste que no iba a saber que a nueve meses de la muerte de nuestro bebe comenzaste a revolcarte con tu asistente, te equivocas, Sakura sin mucha sutileza  me hizo saber que ella era tu amante y que había mucha pasión entre ustedes, si lo dejé pasar fue porque pensé estúpidamente que era tu manera de lidiar con el dolor, pensé en algún momento Sasuke me lo dirá y entonces podremos arreglar nuestro matrimonio y yo el doncel más tonto de la historia estaba dispuesto a perdonarte porque te amaba, pero ya no eres el hombre del cual me enamore  no eres mi Sasuke, no,  él de antes nunca hubiera enviado ni a su amante ni a su mamita  a presionarme para que te diera el divorcio, ahora en serio vete de aquí- vociferó hecho una fiera.


Golpeando a Sasuke en el pecho,  cuando lo tuvo en afuera de su apartamento, cerró la puerta en las narices del Uchiha. Éste seguía gritando pero el rubio colocó el seguro y luego camino hasta su habitación  sacó de una caja, su cajita de los recuerdos, lo más preciado que tenía de su pequeño Yousuke, se quedo ahí abrazando la manta con la que recibió a su hijito su pequeño ángel, lloró desconsoladamente durante unas horas, halló consuelo en el corazón que hizo de sus tripas.


Tomó una decisión, ya resuelto tomó el teléfono, cerró sus hermosos ojos azules, suspiro y pidió por sus veinte segundos de valentía, marco un número que jamás pensó marcar ya que por mucho tiempo odio al dueño ese número, porque lo abandonó antes de nacer,  algo que todos hacían, parecía su maldición, pero ahora necesitaba ayuda, y él era único que podría brindársela... Necesitaba de su padre desesperadamente.


-Papá- Dijo cuando su llamada fue contestada - Necesito tu ayuda- sin desearlo comenzó a llorar


Al otro lado de la línea un varón rubio de ojos azules, al ver el numero no lo podía creer que su hijo lo llamara era  una cosa sin igual, desde hacía siete años buscaba desesperadamente hablar con él, pero este se negaba hasta le prohibió que se presentara frente a su esposo, le comento que Sasuke creía que estaba muerto y así lo iba  a dejar- Quieres que vaya- Sabía donde vivía su hijo, lo había investigado, por infortunios de la vida ambos tuvieron un pequeño acercamiento desde que supo que el hijo de Naruto había fallecido a los pocos días de haber nacido, quizás estaba demasiado vulnerable que por eso lo dejó entrar.


Espero que el Uchiha se fuera para tocar la puerta del hogar de su hijo,  cuando le vio lo primero que hizo Naruto fue tratar de cerrar  la puerta, Minato actuó más rápido y le dijo que sabía lo de Yousuke y que solo quería hacerle un poco de compañía, al parecer nadie en la familia de Sasuke sabía sobre el bebe, Sasuke había prohibido que Naruto dijera algo sobre el bebe, y no poder hablarlo lo estaba matando, quiso matar al Uchiha pero si lo hacía solo empeoraría las cosas con su hijo, por eso a regaña dientes lo dejó pasar. La voz de Naruto lo trajo al presente.


 


-Si, por favor, yo lo siento, no quería molestarte, pero no sé a quién recurrir, es que estoy solo y yo necesito a alguien, no quiero estar solo, tú dijiste que te llamará si necesitaba algo- Dijo entre sollozo.


-Mi pequeño, esperaba tu llamado, voy de inmediato – Ya estaba tomando su chaqueta mientras decía eso  - Pero qué le dirás a tu esposo-


- nada, no te preocupes por eso, él quiere el divorcio- Sollozó más fuerte.


Minato frunció el ceño inmediatamente, nunca le gusto el mocoso Uchiha, de hecho odiaba a los Uchiha, si no fuera porque Kushina, quien le dijo que ellos desde pequeños eran amigos pensaría que Naruto se caso con Sasuke para fastidiarlo, pero en todo caso Naruto no tenía idea de sus sentimientos para con esa familia.


-Tranquilo, no te preocupes, iré para allá-


- Puedes traer a tu abogado- Pidió.


-cuenta con eso…


 


Sasuke sentado en sala de reunión  en las oficinas del bufete de su hermano mayor Itachi, afuera de la sala reunión se encontraba  su madre vestida implacable con un traje de sastre color blanco, junto a ella estaba Haruno Sakura la nueva novia de Sasuke de cabellos rosas y hermosos ojos jade, era un mujer hermosa de belleza clásica,  vestía un lindo vestido rojo borgoña, ambas cuchicheaban divertidas.


El hermano mayor de Sasuke, Itachi casi idéntico al menor de cabello largo más negro que de Sasuke, de seductores ojos negros, con unas ojeras legendarias, y un rostro cautivador, en ese momento estaba furioso, su socio Kisame  Hoshigaki de aspecto de tiburón también lo estaba.


- Esto es una estupidez, es tu divorcio maldita sea de por sí ya debe ser horrible para Naruto,  que nuestra madre quien jamás lo ha estimado y esa noviecita tuya estén acá es un insulto, cómo crees que estará Naruto, siempre he sabido que eres un hijo de puta, un canalla y que a tu enemigo siempre le harías pasar la peor de las humillaciones, pero jamás se me cruzó por la mente que le harías algo así a Naruto, a tu Naruto- Dijo con los dientes apretados.


- Ellas estaban aquí cuando llegué- Sasuke fulminó a su hermano, tampoco estaba feliz con esto, menos con las mujeres ahí - No es que yo las haya traído, desde ayer ya las cosas no estaban bien con Naruto nuestra madre y también Sakura fueron hablar con él del divorcio, no me mires Itachi, me enteré ayer sobre esto, no he querido ir a gritarles simplemente porque no es momento y no quiero armar un show, con esto me han sacado de mis casillas, pero sé que si les reprocho algo, ellas harán  enojar a Naruto , y será el único que saldrá perjudicado, quiero acabar esto sin escándalos, espero que Naruto no se altere con la presencia de ellas acá-


- Si el divorcio no fuera tan conveniente para Naruto, seguramente el te mataría, no puedo pensar en cuánto dolor debe tener en este momento, ni siquiera sé qué le viste a esa mujer para terminar tu matrimonio- Opinó Kisame de aspecto de tiburón que en ese momento tenía una sonrisa socarrona y burlesca -  Sabes,  claro si no te molesta, me gustaría cortejarlo, es demasiado bonito para que este solito-


Sasuke frunció el ceño y le dio una mirada que si matara el hombre de aspecto de tiburón ya estaría bajo dos metros, este carcajeo de lindo.


- Y hablando del rubio más sexy ahí viene, y vaya también trajo compañía, pensé que iba a venir solito, que no tenía a nadie, lastima  no lo voy a poder consolar, al menos no hoy...


Naruto observo a las mujeres quienes le miraban con sorna, simplemente conto hasta diez y sonrió con gentileza, solo debía aguantar solo un poco.


- Buenos días señoras- La puerta de la sala de reunión se abrió mostrando a Sasuke,  y antes de que Naruto pudiera entrar, las  mujeres lo hicieron primero para molestar a Naruto y con una pequeña risilla burlona haciéndole destemple al rubio, los Uchiha vieron como el rubio ponía los ojos en blancos detrás de ellas y suspiraba cansado, lo único bueno de todo eso era dejar de ver a esas malas mujeres.


Ya todos dentro de la sala de reunión, Naruto se sentó frente al que aún era su esposo, junto a él iba Nara Shikamaru el abogado prodigio de 26 años y una de las manos derecha  de su padre, e iba solo con una misión.


-Buenos días- Itachi realmente quería abrazar a Naruto estaba delgado y ojeroso, aun no comprendía porque su hermano se estaba divorciando,  toda la vida habían estado juntos, luego se casaron y se mudaron a Estados Unidos y habían vuelto  hace un año exactamente, y las cosas que al parecer iban mal se fueron al mismo carajo. Ahora estaban reunidos para algo que jamás pensó presenciar, aun no lo creía,  Sasuke amaba con locura a Naruto, por qué se estaban separando simplemente no entendía.


-Buenas días- Saludo el abogado del rubio- Soy Nara Shikamaru, el abogado de Naruto-


-Hola a todos Itachi-San, Kisame-San, Sasuke…- Naruto quiso decir algo pero fue interrumpido por Mikoto.


- Vaya, vaya, jovencito, ahora tienes un abogado, discúlpeme señor Nara, no es nada contra usted, pero lo que sea que le haya prometido este mocoso es mentira, no tiene dónde caerse muerto, desde pequeño lo único que ha deseado es colocar las garras en el dinero de mi familia, engatusó al padre de Sasuke, a su hermano y al mismo Sasuke, y quizás a usted pero si mi hijo se está separando de él es porque se dio cuenta de la calaña que es, así joven le recomiendo que tome su maletín y se vaya porque mi hijo no le dará dinero a esta perrita-


-Madre- Gritaron ambos Uchiha, haciendo saltar  a las mujeres, Naruto estaba demasiado irritado para asustarse.


 


Te lo advierto Madre, deja de entrometerte, ni siquiera sé qué haces acá, así que mejor modera tu lenguaje, que cuando padre sepa que has estado hostigando a Naruto se va armar la grande- Advirtió Sasuke- Luego hablaremos de lo que hiciste y va para ti Sakura- Dijo fiero.


 


Ambas mujeres se quedaron en silencio con un dolor en el vientre, al parecer Naruto no había podido quedarse callado, no el mocoso de mierda le contó al Uchiha de su hostigamiento.


 


Shikamaru miro al rubio estupefacto, claro que estos no tenían idea de quién era el rubio en realidad, si lo supieran jamás de los jamás lo dejarían ir, realmente se le hacía gracioso, y sin quererlo soltó una carcajada, era tan irónico todo, al parecer la mujer no había visto el acuerdo de divorcio que el Uchiha le había enviado a Naruto, realmente debía de tener bastante cargo de conciencia éste para darle tantas cosas a su esposo, si supiera la mujer que gran parte de su patrimonio estaba siendo servido en charola de platino al Uzumaki, quizás el impacto la mataba, hasta ganas le daba de probar su teoría.


 


La risa de Shikamaru contagió a Naruto, quien también pensaba en lo mismo, ambos se miraron cómplices y comenzaron a reír como hace mucho ninguno de los dos lo hacía, es que simplemente era todo tan malditamente chistoso, el rubio lagrimeó de tanto reír, ante vista y paciencia de los otros presentes, Itachi, Sasuke y Kisame creían saber la razón de la risa, Sakura y Mikoto estaban furiosa.


 


- He de suponer abogado Nara que ha estudiado los términos del divorcio y por eso se ríe-  Siseó con los dientes apretados Sasuke, molesto al ver que un extraño hacía reír a su rubio de esa manera, hacia meses que Naruto no reía, menos a causa de él.


 


- Oh  sí, lo hemos leído, y leído y realmente es un buen divorcio, de hecho, creo que este sería el divorcio perfecto para cualquier abogado, de hecho es el más fácil- Kisame asintió, más Itachi esperaba- Pero lamento decirles que este no será el caso-


 


-Qué- Los tres varones exclamaron.


 


- Sé lo que lo que están pensando, pero vamos a poner las cosas en este contexto, su cliente señores, el señor Uchiha le ha estado siendo infiel a su esposo hace más de un año y medio,  él aún comparte la vivienda con mi representado, lo que es peor en los últimos seis meses han tenido actividad sexual- Observó el rostro desencajado de Sakura- La amante del señor Uchiha fue hacerle una escena a mi cliente, no solo ella también la madre del señor Uchiha, si no fuera poco, tanto Uchiha Mikoto como Uchiha Sasuke y la señorita Haruno, han hostigado a mi cliente presionándolo a firmar un divorcio, sin que éste esté de acuerdo de terminar su matrimonio, sin contar la profunda depresión en que Naruto se ha encontrado durante casi dos años después del fallecimiento de vuestro hijo-


- Espera, espera- Itachi interrumpió a Shikamaru, observando incrédulo  – Qué acaba de decir- No miraba a Shikamaru, sino a Sasuke y a Naruto- Cómo que un hijo, Naruto tuviste un aborto- el rubio solo miraba la mesa- Maldición Sasuke di algo-


 


Mikoto no se la creía, un nieto había tenido un nieto, pero si Sasuke le dijo que Naruto no quería hijos, era de las principales razones de tenerle aún más manía al rubio.


-Si ustedes abogados no estaban al tanto es que están haciendo mal su trabajo, sé que son familia, pero ahora estamos tratando un divorcio, luego pueden arreglar sus temas familiares, como les decía, tengo dos opciones o el señor Uchiha firma los términos de divorcio que Naruto desea o esto se pone feo y los demandamos por acoso, por adulterio y daños sicológicos, les puedo asegurar que esto hará mucho ruido en las comunicaciones, y no es una amenaza, es una advertencia-


 


Naruto colocó una bolsa sobre la mesa de la cual extrajo una caja, que con tan solo verla Sasuke supo que era.


 


-Toda la vida he jugado según tus designios, estaba vez te tocará a ti jugar bajo los míos, si quieres ver los documentos, tendrás que buscarlo en el fondo de esta caja, tendrás que sacar artículo por artículo, si no lo haces, te demando- Se levantó sonriendo – Los papeles ya están firmados, Shikamaru muchas gracias ya sabes que hacer-


 


-  No te preocupes Naruto, ve tranquilo- Le sonrió con cariño, solo el día anterior había tenido el agrado de conocerlo, sabia quien era desde el momento que comenzó a trabajar para Namikaze Minato, pero nunca en persona, era todo lo que su padre dijo de él  pero más hermoso de lo que creía.


 


-Adónde crees que vas-


 


- Me voy Sasuke, ya está lo que deseas de mí, mi firma en los documentos de divorcio y que salga de tu vida, eso es justamente lo que hago, señoras, señores, hasta nunca-


 


Salió dignamente de la sala, tomo la dirección hacia elevador con la frente en alto, Sasuke lo había seguido pero Naruto lo ignoró incluso cuando este lo tomó del brazo para hablar con él, pero lo soltó al instante al verlo llorar, el elevador se abrió y Naruto entró cerrando las puertas de inmediato. Al llegar al lobby su padre le esperaba, fue junto a él y se dejó abrazar, fueron hasta Mercedes Benz.


Sasuke volvió a la sala, pidió que le dejaran solo,  Shikamaru le dijo que no podía debía cerciorarse de ver que cumpliera con lo solicitado, Kisame e Itachi tampoco quisieron salir, y las mujeres menos.


Abrió la cajita de los recuerdos de Naruto, lo primero que se encontró fue con la mantita celeste con pequeños tazones de Ramen y tomates, luego, había unos zapatitos rojos, fueron de cuando Naruto le dijo que serian padres, luego ecografías de Yousuke, y otros recuerdos de él,  habían muchas fotos de ellos desde que eran niños, atrás tenían leyendas, el año que fue tomada y que estaban haciendo,  luego las cartas que él Sasuke le escribía a Naruto, una botellita de vidrio que contenía unas ramitas, que algunas vez fueron un anillo fue con el cual le prometió que se casarían, el parte de su matrimonio, un pequeño sapito que él había sacado las maquinas de ositos para el rubio, y así muchos otros recuerdos, luego tomó otra caja que estaba dentro de esta, al abrirla miró a Shikamaru, sin comprender, estaban las llaves del departamento, del auto, las tarjetas de crédito, y debito, las chequeras y libretas de dinero, también el teléfono móvil de última tecnología, el anillo de compromiso, el de matrimonio, y todas las joyas que le había regalado, solo eran unas cuantas cadenas con dijes, algunas pulseras y otros anillos, todos estaban ahí y en fondo una carta.


“Lamento profundamente haber llegado a estas instancias, hasta hoy te amaba profundamente, pero ya no Sasuke, de hoy en adelante, te dejo atrás, como bien dijiste  debo seguir adelante, por eso dejo contigo la mantita de Yousuke, creo que la necesitas más que yo. Mi amor y dolor por él jamás se irán, pero creo que si tú realmente hubieras estado a mi lado, quizás ahora nuestra vida sería diferente, quizás ya estaría panzón con otro hijo del que fue nuestro amor, lamentablemente me engañaste, por si no fuera poco me destruiste, no solo murió mi bebe, también mi matrimonio y yo con tus palabras, las palabras no se recogen como basura en la acera, no puedes recoger lo que una vez dijiste, realmente me hundiste cuando me culpaste por la malformación de nuestro pequeño Yu-Chan, desde entonces solo he deseado haber muerto yo, pero creo que ya lo estoy…


 


Aún así sé que saldré adelante, aunque ya jamás seré el mismo, espero una parte muy retorcida de mi, que el ver todo lo que alguna vez fue nuestro amor algo en ti se quiebre y te duela aunque sea un poquito, que sientas un momento todo lo que yo he sentido, solo te quería a ti, siempre a ti, pero ya no, por lo mismo dejo mi cajita de recuerdos contigo en mi nueva vida no quiero nada material que me recuerde a ti.


 


No quiero ni tu dinero, ni nada material que provenga de ti, tu madre será la más contenta cuando sepa que no tocaré nada de su amado patrimonio, nunca entendió que el único que tesoro que deseaba de los Uchiha eras tú, yo te amo, pero desde hoy no más, por lo mismo, ahora quiero que quede claro que tú y yo ya no tenemos nada más en común, ayer con tus palabras me dejaste claro que no quieres nada que provenga de mi, por lo tanto yo no te quiero en mi futuro, si me vez en algún lugar te suplico que pases de mí como si fuera un simple extraño, que yo haré igual.


 


Si alguna vez te quejas recuerda tus palabras, solo hice lo que tú me pediste.


 


Desde hoy en adelante tú y yo, somos nada…


 


Hasta nunca Sasuke.


 


-Antes de continuar, creo que el señor Uchiha necesita controlarse-Shikamaru,  no tenía idea de cuál era el contenido de la carta, para hacer llorar al Uchiha, Sasuke trató de limpiar su rostro, aunque lloraba compulsivamente, enterró su rostro en la manta de su bebe- Esto, lo siento, acá está el divorcio, no sé si Naruto le dijo en la carta, pero sus condiciones son simples, no quiere que ningún Uchiha se acerque a él, excepto los señores Fugaku e Itachi Uchiha siempre y cuando no hablen de Uchiha Sasuke, no quiere absolutamente nada del patrimonio Uchiha, tampoco que el señor Uchiha Sasuke, su familia o amigos cercanos, también así como  detectives privados   lo busquen, además desea estipular que el señor Uchiha no podrá reclamar en ninguna índole de  absolutamente nada en el futuro a mi cliente-


 


-Cómo que no quiere nada- Mikoto estaba descompuesta, su hijo estaba llorando, Naruto no quería nada y lo peor de todo habían tenido un bebe y lo habían perdido.


 


- Así es, Naruto no quiere ningún bien material, de verdad necesito ver la firma en estos documentos, tengo que tomar un avión en dos horas, tengo un caso que me espera en Boston-


 


Sasuke ni siquiera leyó los papeles, solo los firmo, Shikamaru realmente no sabía si estar feliz o triste, Sasuke Uchiha no tenía ni idea de lo que estaba firmando, realmente Minato había sido implacable y cruel, ni siquiera Naruto había visto la clausula. Cuando seguramente la vieran sus abogados ya sería tarde.


 


-Bueno caballeros espero la copia del divorcio cuando el juez lo haya aceptado- Dijo mientras tomaba sus cosas -  señoras, que tengan un buen día- salió sin mirar atrás.


 


Kisame tomó una de las copias y comenzó a leer furioso, el idiota de Sasuke había firmado sin leer, y si bien casi todo lo estipulado era lo que el abogado de Naruto había dicho, había una maldita clausula, que lo hizo decir el improperio más grande del universo, todos le miraron esperando una explicación.


 


-El Señor Uchiha se compromete a mantener distancia de su ex Marido Naruto Uzumaki, sin importar la condición de este último ya sea casado, comprometido, o con otro nombre, el señor Uchiha no podrá acercarse, en caso de hacerlo tendrá que pagar la suma de  50 millones de dólares, a menos que el Señor Uzumaki sea quien se acerque a él, en el caso que no sea invitado por el señor Uzumaki el señor Uchiha deberá pagar la multa por rompimiento de contrato, tampoco podrá reclamar derechos de paternidad en caso de que el  señor Uzumaki Naruto haya quedado en gravidez del señor Uchiha hasta el último día de su matrimonio. Ya que el mismo expuso no querer nada que sea parte del señor Uzumaki, y mil chorradas más- Kisame leyó.


 


-Esto tiene que ser un puta broma- Itachi  estaba casi en shock – Ese Abogado realmente pensó en todo, Sasuke dime algo crees que Naruto esté en gravidez-


 


-Necesito ir a casa- Sasuke acomodó todas las cosas en la cajita del recuerdo, mantita incluida- Puede que Naruto este embarazado, qué más da, ya obtuve lo que quería que me diera el divorcio, no, debería estar feliz- Sakura se quiso acercar- No, por favor, no, en este momento, solo hay una persona que quiero a mi lado y yo mismo lo alejé de mí-


 


-Sasuke- Llamó Mikoto.


 


- Sé lo que quieres saber, era un doncel se llama Yousuke, tenía una malformación técnicamente se llama Anencefalia, un bebe casi saludable solo que sin cerebro, solo duró unos días, nos acosaron por dar sus órganos para salvar a otros bebes, Naruto estaba destrozado, cuando se dieron cuenta ya no era posible un aborto, y Naruto no se dejo hacer cesárea, llevo a termino su embarazo, lo tuvimos en brazos, le dimos un nombre y luego donamos sus órganos para que otros padres no sufrieran como nosotros…

Notas finales:

Este fanfic será cortito, espero actualizar cada semana, espero que no haya sido tan denso, y que haya podido traspasar los sentimientos de ambos.


anencefálico: Sin Cerebro.


 


Nos vemos, cualquier duda o comentario, ya saben que hacer, muchos cariños 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: