Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Ni otro que te ame como yo.

Autor: Adri6

[Reviews - 11]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Estaba acostumbrado a la primera clase, y siempre daba gracias a dios porque existiera. Cada vez que viajaba por motivos de negocios a otra ciudad o cualquier parte del mundo, pedía lo que su excentricidad se le ocurriera durante el trayecto. En cada viaje, Pepper y Happy le acompañaban, y a Tony le divertía que ellos, estuvieran siempre pendiente de él, velaban porque no se metiera en problemas por su “adorable personalidad” y por sus “extraordinarios comentarios irónicos”. Era por eso que no le quitaban los ojos de encima, cuando se perdía por las ciudades en busca de diversión.

Después de hacer negocios, después de aportar solo con su presencia, ya que era Pepper la que trabajaba y se esforzaba, mantenía su vista en su celular, buscaba algo que hacer antes de irse de regreso a casa. En el teatro se realizara una competencia de piano, susurro Tony. No es que le fascinara la música clásica, pero era el mejor panorama que había, ya que los otros eran ver el club de adultos mayores tejiendo bufandas y el club de veteranos de guerra mostrando fotos de la guerra.

Vamos al teatro, le dijo a su chofer y tanto Pepper como Happy, sonrieron porque fin su feje decía algo coherente. Al llegar, Tony se sorprendió de que estuviera repleto de personas con finos trajes y joyas que cegaban la vista si llevaban a reflejar la luz. ¿Desde cuándo la música clásica se volvió tan popular?, pensó aburrido porque estaba seguro de que los pianistas eran un montón de viejos y viejas serios y sin ni una pizca de gracia.

Se sentó en el balcón y con el programa en la mano, se dedico a ver quien estaba, no conocía a nadie pero le gusta de igual forma ver los apellidos, quizás en una de esas, hubiera un Stark por ahí.

Ya había escuchado tocar a tres pianistas y sentía que el aburrimiento lo iba a matar, ya estos tocaban canciones que se podían usar en funerales. Suspiro molesto por su ocurrencia de venir a un teatro y peor aún, de escuchar música tan horriblemente deprimente, necesitaba escuchar AC DC, necesitaba escuchar algo que no le hiciera querer cortarse las venas.

Estaba por levantarse e irse cuando de pronto, volvió a mirar el escenario, vio que un joven se sentaba frente al piano con una enorme seguridad. Para Tony, aquel chico era muy joven para competir con la experiencia de los demás músicos, pero aun así, algo le hizo quedarse sentado donde estaba, algo le decía que tenía que esperar y escucharlo tocar.

Tenía una apariencia seria, era evidente que estaba muy concentrado, verlo sumergido en su propio mundo le confería un aire mágico. Tenía los ojos cerrados y cuando lentamente acerco sus manos al teclado, abrió los ojos repentinamente y sus dedos delicados y finos dedos comenzaron a moverse a una gran velocidad. Con unos cuantos minutos, Tony quedo con la boca abierta, rápido miro el programa y leyó: Loki Laufeyson, canción: Stravinsky, Petruschka Tres Movimientos, versión piano.

Cuando termino de tocar, se puso de pie, se alejo del piano y en una simple reverencia agradeció al público, quien le aplaudía de forma estruendosa. Happy tenía unas binoculares que podía colgarse al cuello gracias a la correa que tenía, los estaba usando cuando de pronto Tony se los quito y los uso para ver el rostro de Loki, Happy estaba siendo ahorcado por la correa pero Tony ni cuenta se daba. Al ver cada detalle de su pianista favorito, quedo maravillado, cielos… creo que me enamore, pensó el millonario al ver unos enormes e increíbles ojos verdes.

Lo que seguía en el programa, era la participación de dos pianistas más, así que tuvo que conformarse y esperar, mientras que nuevamente y a cada minuto, agonizaba en el asiento. Pepper disfrutaba del espectáculo y Happy se sobaba el cuello con ambas manos.

Cuando por fin había concluido el concurso, el jurado comenzó a deliberar y conllevando a elegir a los ganadores, ya que había primer, segundo y tercer lugar. Por unanimidad, Loki había obtenido el primer lugar, le entregaron un reconocimiento y un cheque. Mientras que a los otros dos solo se le entrego el reconocimiento que no era más que una medalla. Los tres pianistas recibían un cálido aplauso del público y eso era lo que más le gustaba a Loki, aquel sonido de la multitud diciéndole que una vez más, todo su esfuerzo valía la pena.

Vamos, tenemos que ir a saludarlo, dijo Tony poniéndose de pie, pero tanto Happy y Pepper no entendieron a quien tenían que ir a saludar. Bajo la escalera corriendo y cuando llego a la salida del proscenio, espero, tenía que ser el primero al que vea cuando este bajara de allí. De pronto, un hombre se acerco también, pero con la diferencia que tenía un enorme ramo de rosas, Tony le miro con envidia, se las quito de las manos y cuando este iba a reclamar por el acto, sencillamente le pago en efectivo un buen monto por el arreglo floral, quien acepto encantado el dinero porque era más de lo que había costado las flores.

Ahora sí, estoy listo. Pensó Tony con una sonrisa en el rostro. Cuando lo vio acercarse, su corazón comenzó a latir violentamente, era más lindo de lo pensaba, murmuro y sus empleados le miraban sin entender el porqué el repentino interés en un pianista.

Al tenerlo a unos pocos metros, sintió que era el momento de hablarle, pero Loki no estaba solo, un hombre le hablaba de forma muy seria y Loki le contestada de igual forma. Fue así que por primera vez, Tony escucho su voz. ¡DIOS, QUE LINDA VOZ TIENE, ES COMO SI SUSURRARA LAS PALABRAS!, pensó Tony aun mas encantado. Fue entonces que Tony se atrevió acercar más para escuchar, que tanto decía el hombre calvo y regordete.

… lo siento Loki, por el momento no se desarrollaran más competencias. Loki al escuchar eso, agacho la vista y miro el cheque que había recibido, era una buena cifra pero no le duraría por mucho. Pero yo vivo de esto… si no hay competencias… ¿qué hare?, levanto la vista y miro a hombre que era uno de los organizadores del evento, quien se encogió de hombros y se despidió apresuradamente cuando escucho que alguien le llamaba.

¿Qué hare?, dijo para sí mismo pero en voz alta. Suspiro y al voltearse su rostro impacto de lleno con las rosas que cargaba Tony, Loki por un segundo quedo confundido, retrocedió unos pasos y miro a quien tenía al frente.

Hola, sonrió Tony, déjame decirte que no me gusta la música clásica pero al escucharte tocar… desde hoy soy el fans numero uno.

Loki le continuaba mirando de forma curiosa, estaba acostumbrado que las personas le hablaran pero no que le trajeran flores, eso le causo mucha gracia. Sonrió divertido y al aceptarlas agradeció por el gesto. Vio que había una nota así que la tomo y la leyó en voz alta: “Querida María, tus melodías acunan a los ángeles del cielo mismo. Con cariño, tu esposo, Jorge”. Loki levanto la mirada y hablo: Mi acta de nacimiento dice que me llamo Loki, no maría… que yo sepa no estoy casado… y creo, que tú no te llamas Jorge.

Tony se quedo muerto de la vergüenza, no había visto la tarjeta y no contaba que al encontrarla, Loki la leyera frente a él. Pepper y Happy reían porque veían que Tony realmente estaba abochornado, por primera vez su plan de conquista le salía tremendamente mal. Continuaron riéndose y eso causaba que fuera más notorio el error, por eso Tony volteo a mirarlos con una mirada asesina que los hizo callar enseguida.

Recobro la compostura y se presento como: soy Tony Stark, genio, millonario, playboy, filántropo, mucho gusto y a todo eso le agrego una sonrisa que tuvo impacto en Loki, que también le correspondió.

Bueno, si te presentas, yo también lo hare, soy Loki Laufeyson, pianista, pobre, normal, desempleado.

Con cada minuto que pasaba, Tony perdía la cabeza más y más. En este mundo no hay nadie como Loki, ni otro que te ame como yo, pensó y eso le dio el pie para decirle: escuche tu conversación, y tal parece que tienes un problema… si te propongo que vivas conmigo hasta que tengas la oportunidad de participar en otra competencia… ¿aceptarías?

Loki le quedo viendo fijamente, parte de su naturaleza es confiar en los demás, pero algo en Tony le decía que ni siquiera debería dudar, debía decir que sí. Entonces dijo: Acepto pero con una condición… que no me llames maría. Dicho esto se rio divertido.

Lo prometo, contesto Tony muriéndose por dentro, tal parece que por fin se había enamorado, tal parece que por fin sería verdaderamente feliz, lo presentía… presentía que Loki era el amor de su vida.

Notas finales:

gracias por leer

besos!!!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: