Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Victimas (KibaNaru)

Autor: Jessie Inuzuka

[Reviews - 3]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Una breve historia KibaNaru, las cosa no siempre son miel sobre hojuelas y no siempre es sexo. El amor puede llegar a tener victimas. 

Notas del capitulo:

Sera una historia muy breve quizá de dos o tres capítulos. Bienvenidas y comencemos.

El rubio estaba sentado en el monte hokage, era bastante nostálgico estar en aquel lugar, montado sobre la cabeza de su padre, contemplando el horizonte, mirando como la puesta de sol hacia unos minutos había llegado a su fin, viendo como las luces de la aldea poco a poco encendían.

Un recuerdo le llego a la mente, el recuerdo de unos lindos triángulos invertidos característicos del clan Inuzuka, sobre las mejillas de aquel chico.

Hacía ya más de dos años y medio que aquel chico había cambiado su vida, aun no sabía si para bien o para mal.

-Kiba- Dijo en voz alta sin temor a que alguien lo escuchara con aquella enorme sonrisa en su rostro.

Flashback

-Naruto, necesito platicar algo muy importante- El castaño se le acercó.

-Claro Kiba, adelante ¿De qué se trata?- El rubio presto interés en el problema que aquejaba a su amigo.

-Aquí no. ¿Qué te perece si nos vemos esta noche para caminar por el bosque?- Kiba decía aquello un tanto nervioso.

-Sí, supongo. Te esperare en mi departamento-

-Perfecto te veré ahí esa noche- El castaño emprendió su retirada.

-OK?- Naruto atino a decir solo aquello.

El rubio no entendía lo que acababa de pasar, era algo de lo más extraño. No estaba acostumbrado a que Kiba se dirigiera mucho hacia él.

Paso toda la tarde pensando en lo que había sucedido. Varias preguntas pasaban por su mente ¿Kiba invitándome a salir? ¿Kiba quiere que yo le dé un consejo? ¿Kiba hablándome? Aquella última pregunta golpeo los sentimientos del rubio. Se había hecho a la idea de que él era una persona irritante para Kiba, un estorbo, sentía que hasta cierto punto le daba vergüenza a Kiba que lo vieran con él, ya que había notado que el moreno evitaba estar a solas con él. Las pocas veces que Naruto había invitado hacer alguna actividad con el moreno, este terminaba haciendo hasta lo imposible por que alguien más los acompañara, evitaba tener conversaciones directas con el rubio, cuando tenía la oportunidad Kiba podía llegar a ser muy cortante.

Naruto sentía que no estaba a la altura del moreno, el siendo un chico tan guapo y popular, lo hacía creer que todo eso hacía que el moreno lo alejara.

Aquello lastimaba a Naruto, hacía más de dos años que había aceptado en su interior que estaba profundamente enamorado de Kiba. En verdad estaba enamorado, había leído en un libro de Sai, que si los sentimientos hacia una persona  eran de seis meses aquello era solo deseo, pero que si aquello superaba el año era amor y el ya iba por más de dos años.

El rubio sintió como su corazón se aceleró, comenzó  recordar todo lo que había pasado estos años. Ver  a Kiba con chicas lastimaba profundamente a Naruto, pero el solo era una víctima silencioso, estaba condenado  a mirar, sufrir y callar. Pero no solo eso el rubio deseaba que Kiba lo tratara como trata a sus amigos, al menos así podría estar más cercas de él, pero no aquello nunca paso, nunca pudo formar parte del pequeño círculo de amigos de Kiba. 

Sus ojos se cristalizaron, la indiferencia con la que Kiba podía llegar a tratarlo le dolía bastante, ver como la persona que amas es así contigo es un golpe directo al corazón.  Un más lo que lastimaba en verdad al rubio, era toparse con el todos los días, dar un simple saludo de cortesía y mirar como el moreno simplemente se alejaba, lo peor de todo aquello era que el rubio tenía que quedarse con aquella sonrisa, estático en aquel lugar, mirando como su objetivo imposible se alejaba.

Pese a su gran amor por Kiba, Naruto logro conversarse de que estar cercas de Kiba lo lastimaba, y llego a la conclusión de que no tenía ninguna esperanza con el moreno, así que decidió desaparecer de la vida de Kiba, total en su mente el rubio pensó que ni siquiera lo notaria.

Ahora era el quien evitaba cualquier contacto con el moreno, cualquier rose, cualquier cercanía entre ellos. El rubio le había dejado muy claro a Tsunade que no aceptaría ninguna misión en la que Kiba estuviera involucrado. Pero al final del día, pese a todo su esfuerzo, en la obscuridad de su habitación, el rubio terminaba sus días pensando en Kiba. Pensando y torturándose con la imagen de Kiba, feliz en brazos de otra persona. Todas las mañanas al despertar lo primero que venía a su mente era Kiba.    

Decidió dejar todo aquello de lado, si seguía torturándose con aquellos pensamientos, ya sabía que lo próximo que seguían eran las lágrimas. Pero aun así una última pregunta vino a su mente.

-¿Y si quiere que le dé un consejo para conquistar a una chica?- llevo sus palmas a sus ojos, no podría hacerlo, no podría resistir.

Salió de sus pensamientos, escucho como tocaban la puerta de su departamento. En medio de una oleada de miedo decidió que lo mejor sería no ir con Kiba, de cierta forma un sentimiento de coraje le llego al recordar todos los desprecios del moreno. Así que se quedó callado y sentado, esperando que el moreno se marchara. 

-Naruto abre sé que estás ahí- Kiba dijo aquello del otro lado. El rubio se incorporó, no tenia de otra tenía que salir.

-Disculpa Kiba, estaba muy distraído-El rubio abrió la puerta para fingir una sonrisa.

-Sí que eres distraído- En el fondo Kiba sabía que el rubio se escondió de él.

-Y que lo digas-

-Bueno ¿nos vamos?- Kiba sonrió.

Ambos chicos se dirigieron hacia el bosque, la caminata se desarrollaba en silencio, Naruto hacia hasta lo imposible por no mirar al moreno, pero hasta cierto punto era difícil no mirar ese espectacular cuerpo ye esa bella piel morena. Encontraron un claro muy bonito, la luna era fenomenal estaba en su punto máximo.

-Hay que parar aquí a descansar- Kiba se sentó sobre el césped.

-Me parece una buena idea-

-Es una noche estupenda no lo crees, perfecto como para una cita- Kiba reía por aquel comentario.

-¿Qué es lo que quieres de mí?- Naruto pregunto directo y sin rodeos, quería salir corriendo e ese lugar y no mirar jamás a Kiba. 

Notas finales:

Bien el primero, quizá si salgan tres capítulos, gracias por leer, sus comentarios son muy importantes para mi.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: