Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Un día más

Autor: amayablue

[Reviews - 1]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:


Two shot inspirado en la canción One more day de Sistar :)

Notas del capitulo:

¡espero les guste! :D

Pov Yongguk

-¡hyung eso no va así!- aquel chico sentado en el sillón se quejaba al escuchar su voz, la había manipulado para que sonará como una ardilla

-¿no es tu tono habitual?- se rió zico siguiéndome la corriente 

-¿Por qué son así?- seguía quejándose, nos reímos un rato hasta que se arto y se levantó del sillón parándose frente a mí para detener la canción, Zico se movió al sillón cuando comencé a forcejear con Zelo para poner la música otra vez o por lo menos intentándolo, tome su cadera jalándolo hacia atrás sin levantarme de la silla  , escuche  a Jiho reírse mientras tomaba un video para instagram, en nuestro forcejeo Zelo cayó  en mis piernas o quizás un poco más arriba…sé que ellos no lo notaron pero yo si…sentir su redondo trasero en mi entrepierna rosando suavemente mientras colocaba la canción correcta…al final lo logró y sonriente volteo a ver a su hyung un par de minutos estuvo así en lo que se reían y yo simulaba hacerlo…mi mano en su cintura y él sentado en mis piernas…simplemente sentía que el corazón se me iba a salir del pecho.

Mi bonita fantasía se vio interrumpida cuando su celular comenzó a sonar y se levantó enseguida a contestarlo…tras ver la pantalla se le dibujo una sonrisa en el rostro y la mía desapareció

-enseguida vengo- dijo saliendo de la sala, Zico tenía la vista en el celular y lo agradecí así no vería mi cara de celos en acción

-¿Qué le pasa?-  preguntó al verlo salir

-Nuestro Junhong tiene novio – dije entre dientes…esta vez estoy seguro que mi corazón se detuvo como odiaba tener que decir algo así… volteé la silla clavando la vista en la mezcladora

-¿a si?- fue todo lo que dijo, no le interesó mucho

-un chico que conoció en el gimnasio...no me cae pero tampoco creo que sea algo de lo que preocuparse – dije mentalizándome…no durarían solo era un capricho que pasaría, coloque la canción para no escuchar su risa detrás de la puerta…esa risa coqueta en este momento dolía. Entró de nuevo sentándose junto a zico

-¿listo?- pregunté volviendo al trabajo, ellos asintieron y Zico entró a grabar su parte…me concentre en grabar todo bien pero me era imposible con el sonido del celular de Zelo vibrando cada tres segundos, escuche como alguien golpeaba el vidrio protector y noté a   Zico que intentaba hablarme, apreté el botón para escucharlo

-¿puedes ponerme la pista? Quiero practicar un poco antes- asentí dejando que la música sonara, la risa de él fue quien me interrumpió de nuevo

-¿es así de guapo?- pregunté sin voltearlo a ver, puedo imaginar esa sonrisa en su rostro de nuevo

-¿mi…mi novio?- preguntó nervioso, bufé- ¿quieres ver una foto?-un calosfrío recorrió mi cuerpo, pensé en mi respuesta pero al final asentí, se acercó mostrándome su celular…el corazón terminó de estrujárseme cuando vi la foto de ellos abrazándose , él sostenía a mi Zelo por detrás mientras dejaba un beso en su mejilla. Desvié la mirada

-Es feo – dije volviendo a apretar el botón para hablar con Zico - ¿estás listo?- asintió desde dentro de la cabina

-¡que malo hyung! …incluso si lo es…me gusta – oírlo decir esa frase me terminó por destruir, cerré mi mente y me concentre en editar bien la canción.

Pasaron dos semanas y aunque tenía el corazón hecho un nudo pude seguir normal con ellos, habíamos esperado mucho por una colaboración y nuestra amistad estaba creciendo. Zico nos invitó a un club para presentarnos a unos amigos suyos, llegamos primero y empezamos la fiesta…unos minutos después  Zelo se nos unió pero no venía solo…había traído al imbécil de turno

-Amor de adolecentes…- dijo Chan tomando un shot de soju enseguida me le uní...necesitaría muchos de esos para poder ignorarlos, la noche siguió su curso y cuando llevaba un par de botellas ya en mi sistema me pare a bailar con una chica bonita que estaba rodeándome desde que llegué. Me perdí en la música pero cada cambió de canción no podía evitar voltear a la mesa para ver que hacían…esta vez al hacerlo me di cuenta que habían desaparecido, enseguida solté la cintura de la chica con la que baila y camine pasmado hasta la mesa

-¿y Zelo?- pregunté a Zico que se estaba comiendo a su compañero de grupo…volteó a verme y al sillón donde estaban antes…sonrió dirigiendo la mirada al baño…

-había olvidado lo pasional que es un primer romance – mi alma abandono mi cuerpo al escucharlo…mi bebé…vi la puerta del baño y enseguida desvié la mirada sentándome…ellos dos en el baño… esas imágenes mentales me mataron y para no cometer una locura me serví un gran vaso de whiskey puro para beberlo de tres tragos me serví otro poco…la vista se me nublo pero pude distinguirlo saliendo del baño con las mejillas sonrojadas por un minuto nuestras miradas se cruzaron , detrás suya salió  el tipo ese pero lo que me destruyó fue verlo subirse la bragueta descarado para pasarle el brazo por la cintura….nuestras miradas se cruzaron una vez más pero enseguida la desvié, saqué un par de billetes  y los deje sobre la mesa saliendo de ahí.

No quería verlo…no quería imaginarlo gimiendo el nombre de aquel imbécil, salí del club y me subí al carro tambaleándome un poco, sé que no debo conducir ebrio sobre todo cuando ni siquiera tengo licencia pero solo quería salir de ahí, logré llegar a salvo a casa con la mala suerte de que vomite en la entrada…las mejillas se me inundaron y perdí el conocimiento

Cuando abrí los ojos estaba en la sala…no en el sillón si no en la alfombra frente a la tv..., me levanté con dolor de cabeza, cuello y mucha sed…hace tanto que no tenía resaca.

Camine a la cocina y tome un vaso de agua con una píldora para el dolor y me fui a la cama…no tenía ánimos para salir o mucho menos…aquellas imágenes de Zelo saliendo del baño me perturbaron demasiado, si solo verlo sonreír por su culpa me dolía el imaginar…o adivinar para ser más certero lo que paso en ese asqueroso baño me estaba taladrando en pecho, tome mi celular  para ver la hora pero para mí mala suerte Zelo era mi fondo de pantalla…suspiré aventando el aparato contra la pared, poco me importa si se dañó

-Espero…-dije sintiendo mis mejillas inundarse otra vez-  que ese imbécil sepa amarte tanto como yo …que te sostenga en sus brazos y te cuide como yo lo he hecho todos estos años –la garganta se me cerró , me hundí en la cobija durmiéndome al instante pasaba del medio día pero hoy no me levantaría…horas después escuché el celular  timbrar varias veces…abrí los ojos de mala gana y me levanté a contestar…bien, la pantalla estaba hecha pedazos y aunque sonaba no creo que funcione más…lo deje en mi mesa de noche, encendí el estéreo y me dedique a limpiar el desastre que hice ayer al llegar ya era de noche había dormido todo el día,  fui al baño a tomar una ducha…olía a borracho sudor,alcohol y cigarro incluso si no fumo.

Estuve un buen rato en la bañera solo disfrutando del aroma y la música que estaba lo suficientemente fuerte para no dejarme oír mis pensamientos…que rain sound empezara a sonar me jodio el humor…preferí hundirme en el agua unos segundos sin ánimos para seguir llorando…nunca me confesé así que había perdido antes de siquiera empezar a intentarlo, salí del agua ansiando el aire en mis pulmones, suspiré y salí de la tina, me coloque la pijama y fui a la cocina…recuerdo tener una pizza congelada que me servirá de alimento antes de volver a dormir. Tras 15 minutos en el horno pude sacarla, me serví un vaso de soda y comí en silencio, deje todos los platos sucios en la mesa y volví a la cama pude dormir un par de minutos, eran las 3 am y por fin estaba reconciliando el sueño cuando empezó a sonar el timbre…me levanté asustado y de mala ganas si eran las acosadoras de nuevo esta vez llamaría a la policía , fui a la cocina y encendí el intercomunicador

-¿si?- en la pantalla apenas se veía una melena rubia , con un botón encendí las luces de la entrada -¿Quién es?

-hyung- al escuchar su voz lo reconocí , me apresure a abrir la puerta y entró sentándose directo en el sillón

-Junhongie – lo llamé en cuanto entre a la sala, llevaba cubre bocas y su cabello estaba alborotado- ¿de dónde vienes? – pregunté

-sa-salí con unos amigos pero se me hizo tarde – respondió - ¿puedo quedarme a dormir?- asentí, algo no se sentía bien, me recargue en la pared con los brazos cruzados

-sabes que puedes quedarte – respondí él asintió nervioso- Zelo – lo llamé pero en vez de voltearme a ver bajo la mirada – no vives solo, llama a tus padres y diles que estas bien – asintió en silencio, en definitiva algo no estaba bien con la tenue luz de la lámpara no podía verlo bien y creo que ese el problema, encendí las luces y como un pequeño conejito se asustó escondiendo la mirada bajo su flequillo, me acerque a él y levante su rostro obligándolo a verme de frente. En cuanto nuestras miradas se encontraron mi cuerpo se heló…trato de alejarme , lo tome con más fuerza y quite su cubre bocas…en cuanto lo hice sus labios temblaron y lo solté. Estaba llorando, me senté a su lado en shock…sus labios…tenía sangre en la comisura, su mejilla tenía una mancha lila e incluso un poco de sangre seca en la nariz cerca de su arete. Lo escuche sollozar y algo dentro mío murió.

-está bien bebé – dije reaccionando un poco, pase mi brazo por sus hombros acercándolo a mi, me abrazó llorando mientras su cuerpo temblaba, no necesitaba decirme quien había sido…ni que le había pasado…ese maldito, el maldito lo había golpeado. Lo consolé largos minutos – ven – dije alejándome un poco , limpié una de sus mejillas  y lo llevé a mi cuarto, me encargue de limpiar sus heridas  y le presté ropa para que se cambiara, estaba muy asustado así que lo ayude a tomar un baño tibio y a cambiarse, al quitar su camisa vi moretones en su costillas…de nuevo no pregunté , después de cambiarlo se recostó en mi cama y yo a su lado abrazándolo mientras acariciaba con su cabello.

-no quiero volver a verlo – susurro y esas espesas lágrimas cayeron por sus mejillas hasta sus labios-  no sabía que querer a alguien dolería tanto

-no tiene que – respondí besando su hombro- todo va a estar bien…no va a volver a tocarte…te lo aseguro-

-No dejes que me toque por favor – rogó temblando al llorar – no debí buscar a alguien más -  apreté los labios…- estaba asustado de que me rechazaras y yo-lo interrumpí

-Te amo – dije esas palabras que había tenido atoradas en mi garganta, su llanto se hizo más fuerte…y el mío también,  tardo un par de minutos en dormirse pero al final  lo hizo. No quería irme pero tenía algo que hacer, me levanté de la cama con cuidado de no despertarlo y me vestí, un outfit totalmente negro y salí de casa a toda velocidad  se acercó a mi escondiéndose en mi pecho, se quedó dormido con su rostro tan pacifico…ya eran las 4 am solo me quedaban dos horas antes de que saliera el sol…sabía perfectamente donde estaba ese imbécil y lo haría pagar, no tarde en llegar a ese bar de mala muerte, desde que salía con él Zelo se la vivía en un club de mala muerte , estacione el auto  derrapando en el asfalto…baje del auto  dando un portazo

-Son las 4 nadie entra – dijo el guarura del club, sonreí y le ofrecí un pequeño paquete de billetes  sus ojos se abrieron  y asintió dejándome pasar, tome otro paquete 

-Nunca entre ni estuve aquí ¿cierto? – volvió a asentir y entre buscándolo,  no fue difícil estaba besuqueándose con una chica, la sangre me hirvió al verlo y sin más camine hasta tenerlo enfrente toqué su hombro y en cuanto volteó estrelle mi puño en su rostro

-¿Qué diablos? – dijo acomodándose la mandíbula en el piso, sonreí de lado

-levántate- dije furioso, en cuanto lo hizo trató de devolverme el golpe pero  se lo esquive y volví a golpearlo, una y otra vez. Para entrenar a diario no tenía fuerza, lo tome de la camisa y viéndolo a los ojos bufé - debería matarte- dije , los puños me temblaban de coraje

-¿Quién diablos eres? – reí quitándome el cubre bocas y creo que eso basto para recordarme – es por zelo – asentí aventándolo contra el piso , me levante dispuesto a irme pero no le basto…tenía que hablar- un par de golpes por un culito tan apretado – lo escuche decir – vale la pena…no me malinterpretes…estaba esperando que alguien viniera a defenderlo sobre todo cuando todo lo que sabe hacer es gemir cual prostituta – caí en su trampa y me devolví furioso, logro darme dos golpes seguidos pero ni uno más, volví a golpearlo y a tirarlo en el piso tome una botella de cerveza que tenía al lado y me coloque sobre él estrellándola contra el piso al lado de su rostro

-¿no tenías ganas de hablar? – dije acercando uno de los trozos de vidrio a su garganta – si vuelves a acercarte a Zelo…solo un cm…si te atreves a respirar siquiera cerca de él otra vez ¡te mato! – grité levantándome

-patético – dijo aun cuando sangre salía de su labio,  encaje el trozo en su pierna - ¡ahhh!- se retorció y lo pateé. La gente a nuestro alrededor me veía aterrada poco me importo, salí y el chico de la entrada solo volteó a otro lado. Entre al carro alejándome de ahí a toda velocidad, seguro alguno de ellos llamó a la policía , la autopista estaba vacía así que no tarde en llegar antes de entrar de la guantera saque una toalla y me limpie el rostro…no me dolía pero me había salido un poco de sangre por la nariz cuando me golpeo…me asegure de lucir  normal y entre al departamento de nuevo, para mi sorpresa Zelo estaba en el pasillo de la entrada, sentado en el piso con el rostro escondido entre sus piernas al escuchar que cerré la puerta volteó a verme, le sonreí y se levantó corriendo a abrazarme

-todo está bien-  dije consolándolo, seguía asustado y eso me mataba

-¿A dónde fuiste? – pregunto pero al verme sus ojos volvieron a  inundarse

-estoy bien – respondí acariciando su mejilla – no volverá a molestarte…te lo aseguro – la abrace recostando su cabeza en mi hombro, sollozo un poco pero había dejado de temblar…sin decir nada se alejó un poco de mí y unió nuestros labios cauteloso, lo recibí con gusto besándolos con delicadeza … siempre imagine que eran dulces  pero nunca tan suaves, me deje llevar un poco y comencé a disgustar su boca profundizando no solo el beso si no el agarre de mis manos en su cintura , nos separamos de golpe al escucharlo soltar un quejido de molestia…me reprimí mentalmente tenía el labio lastimado

-perdón – dije acariciando su mejilla, mordió su labio y sonrió tímido

-siempre había querido besarte – susurró nervioso- solo lamento...haberme confesado en estas condiciones- su sonrisa desapareció -  si yo no- su garganta se cerró y sus ojos se inundaron,  me tome un segundo para observarlo sus ojos rojos de tanto llorar,  su piel estaba pálida a excepción de  ese golpe en la mejilla y sus labios rosados…al notar mi mirada trató de ocultar su rostro con su flequillo

-no lo hagas- dije quitando el cabello de su frente – no te culpes …eres hermoso – se sonrojo, enseguida volví a unir nuestros labios rompiendo la distancia entre ambos, esta vez no estaba dispuesto a detenerme, masajeé sus labios hasta que tembloroso los abrió dejándome probarlo una vez más, sus brazos se entrelazaron en mi cuello dejándome disfrutar de su boca a mi gusto, le hice caminar hacia atrás chocamos con el mueble de la tv siguiendo nuestra pasional unión , seguí besándolo bajando por su cuello mientras se retorcía gimió en voz baja hasta que llegue a su clavícula

-me haces cosquillas-  susurró riendo nos separamos y pude verlo sonreír feliz por un momento, me tomo de la mano travieso y caminamos hasta mi cuarto , solo basto con entrar para volver a besarnos con la misma intensidad de hace unos momentos, tome la playera que le había prestado deslizándola por su cuello él levantó los brazos ayudándome hice lo mismo con la mía y uní nuestros cuerpos de nuevo sintiendo su piel arder contra la mía. Besé su mejilla y baje dejando un camino hasta su hombro y pecho…tome entre mis labios a uno de sus pequeños botones lamiéndolo con pasión

-Gukie hyung- gimoteó , tome el elástico de su pantalón colando mi mano dentro, toque su miembro presionándolo un poco para después bajar por su extensión – ahh mmm - sonreí al escucharlo y termino por quitar su ropa, lo guié a la cama e hice que se recostara, me hice paso entre sus piernas besándolo y baje mi mano a su miembro masturbándolo lentamente, su mano viajaban por mi espalda o se aferraba a la cama con la respiración agitada sus piernas estaban al costado de mi cadera. Déjalo en paz por un segundo baje mi pantalón dejándome en sus mismas condiciones al verme mordió su labio y desvió la mirada apenado, sonreí ante el gesto y doble un poco sus piernas dejando un par de besos en ellas , en esa posición me dejaba una bonita escena de su cuerpo

-te amo-susurré sobre sus labios uniéndolos de nuevo, tome una de sus piernas subiéndola un poco más bajando una mano a su entrada tocándola un poco antes de introducir uno de mis dedos, gimió entre mis labios  cuando comencé a moverlo, un par  de minutos y estaba listo…yo tampoco podía esperar más, me posicione entre sus piernas ante su mirada nerviosa y entre lentamente en su cuerpo,  contuve la respiración sintiéndome aprisionado por sus estrechas paredes parecía amoldarse tan bien a mi dándome esa calidez que me volvía loco. Di una estocada lenta y el cuerpo de Zelo tembló

-ahhh- escuché un fuerte gemido de su parte, recargue mi brazo al lado de su rostro para tenerlo más cerca y continúe moviéndome, despacio…me sentía en el paraíso, solo estando dentro suya mientras mi nombre salía de sus labios. Aumente el ritmo queriendo más de él…necesitaba fundirme por completo y que olvidará el mal rato que aquel idiota le había dado hacerlo mío hasta borrar todo rastro de dolor en él, hasta que solo pudiera recordarme a mi.

-ba-bang ah – me llamó pidiéndome que me detuviera y lo hice, hizo que me recostara en medio de la cama y con las mejillas sonrojadas se subió a mi cadera sentándose sobre mi miembro, cerró los ojos apoyándose en mi pecho, aproveche para tomar su miembro y volver a darle placer jugando con la punta y bajando lentamente, comenzó a dar pequeños saltos con los ojos cerrados y mordiendo sus labios.No deje de acariciarlo y lo ayude a moverse más rápido con mi otra mano en su cintura , largos y deliciosos minutos en los que me hacía ver el cielo hasta sentir que podía tocarlo , nuestras miradas conectaron y con los ojos brillosos me indicó que no podía más…apresure mi mano y apreté el abdomen para aumentar el ritmo de mi cadera, su cuerpo tembló y arqueó su espalda liberándose en mi mano, una estocada más y fue todo lo que necesite para venirme dentro suya…ambos habíamos  llegado al orgasmo…se dejó caer sobre mi tratando de respirar bien de nuevo…sonreí abrazándolo

-¿estás bien?- asintió volviendo a besarme, lo deje que me indicará el ritmo complaciéndolo

-ta-también te amo-respondió al separarnos – perdona por no haberlo dicho antes…estaba asustado –se recostó a mi lado viéndome a los ojos –  y gracias…por defenderme – sonreí acariciando su rostro.

Notas finales:

 

 

Gracias por leer, enseguida subo la parte dos! <3

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: