Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Lo Que Parece No Siempre Es Lo Que Es por Hachimitsu No Miko

[Reviews - 1]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Etto... Este fanfic se sitúa al final de la primer temporada, continua con la segunda, V Force y prosigue con la tercera, G Revolution. Ah! Y con algo extra al final, jijiji.

 

Beyblade y sus personajes no me pertenecen; son propiedad de Takao Aoki

Notas del capitulo:

Hola! Los invito a leer este primer capítulo...

Ya quería escribir algo de mi pareja favorita!

¡Me encanta el KaiMax! Y fue muy entretenido hacer este fic ¡espero que les guste!

Los Bladebreakers habían ganado el torneo ruso, y ahora se encontraban celebrando. Todos sentían, además de alegría, nostalgia, pues mañana partirían, cada quién, a su respectivo hogar. Pero de todos, el más triste era Kai, pues hacía ya un tiempo que sentía "algo" por "alguien" y que creyó que nunca sentiría: él se había enamorado de Max.
Y justamente él, sería el primero en irse. Se iría mañana por la mañana con su mamá, y tal vez no volverían a verse. Por ello sabía que tenía que decirselo; decirle lo que sentía, aunque eso significara expornerse y abrirse, por primera vez, a alguien. Ya que, siendo como es, rara vez hablaba sobre sentimentalismos. Además de que nunca había habido necesidad de ello, pues Max era el primero por el que había sentido algo así.
Un poco después de haber comenzado la celebración, Kai se decidió
-Max-
Lo llamó en voz baja para que nadie más escuchara
-¿Sí?-
-Ven conmigo, quiero hablarte sobre algo-
Kai lo tomó del brazo y lo llevó hasta la habitación del hotel en el que se estaban quedando
-B-bien-
Dijo Max, un poco desconcertado
-¿De... que querías hablarme, Kai?-
Kai lo miró fijamente por unos segundos, inseguro de lo que iba a hacer.
Mientras tanto, a un joven azabache le había parecido extraña la repentina desaparición de dos de sus compañeros y había decidido ir a buscarlos. Se dirigió hacia la habitación, pero antes de abrir la puerta escuchó algo que lo dejó boquiabierto
-Max, yo... te quiero-
-¿Q-qué?-
-Dije que te quiero ¡estoy enamorado de ti!-
Max no podía creer lo estaba escuchando, no se esperaba que Kai le hiciera semejante confesión
-P-pero...-
No sabía que decir al respecto, se había quedado sin palabras
-No te preocupes, no espero que sientas lo mismo, sólo quería que lo supieras-
Kai caminó hacia la puerta, dispuesto a salir de la alcoba sin esperar respuesta alguna, pero antes de que se fuera...
-¡Espera, Kai!-
Max tomó su mano y este se giró para verlo: tenía el rostro muy sonrojado y parecía que estaba a punto de llorar... sin embargo no sabía por qué
-Yo... no sé que decir, no estoy seguro, sé que siento... algo más que amistad por ti ¡pero no sé! no sé si es amor-
-¿Y entonces? ¿Qué es lo que sientes por mí?-
Preguntó Kai, instando a Max a que dijera más. Pero este ya no supo que más decir, así que hizo lo único que se le ocurría en ese momento, lo besó.
Fue un beso demasiado rápido, demasiado fugaz e inexperto, pero que, aún así, hizo que los sentimentos de ambos incrementarán. Y ayudó a que Max comprendiera mejor lo que sentía
-Vaya, creo que sí me gustas-
Dijo riendo tímidamente, Kai también sonrió, sabía que Max era un poco ingenuo y eso le parecía muy dulce
-Vamos, será mejor que regresemos con los otros o vendrán a buscarnos-
Le dijo Kai a Max y se dirigieron a la salida. Cuando ellos salieron, Ray ya se había ido, aunque había escuchado toda su conversación hasta el final. Estaba sorprendido, ya que no tenía idea de que sus compañeros sentían eso, pero los quería e iba a ayudarlos a estar juntos, o al menos iba a tratar de evitar que los descubrieran. Porque, conociéndolos, sabía que eso no les iba a gustar.
Más tarde, ya era de noche y se preparaban para dormir. Era únicamente una habitación pequeña, por lo que tuvieron que dormir juntos: dos camas y un sofá. Anteriormente habrían dormido Kenny y Tyson en una, Max y Ray en otra y Kai en el sofá. Pero ahora, Ray había propuesto algo diferente
-¿Por qué no duermen Max y tú en esa cama, Kai? Yo quiero dormir en el sofá-
Les dijo, ambos se sonrojaron ante tal oferta
-¿Estás seguro? Max se mueve mucho cuando duerme, puede molestar al gruñón de Kai-
Dijo Tyson
-Sí Ray, no queremos que Max despierte con un ojo morado o algo peor-
Agregó Kenny, Max se reía por lo que decían
-Eso no pasará-
Dijo Kai algo molesto
-No, pasará algo diferente-
-¿Dijiste algo Ray?-
-¿Eh? No, nada. Estoy seguro, yo quiero dormir en el sofá-
-Bien, como quieras-
Y así todos se durmieron. Kai estaba muy nervioso, tenía a Max demasiado cerca, pero sabía que no podía hacer nada, no con todos ellos ahí. Por ello, después de un rato, decidió voltearse hacia otro lado y darle la espalda, y, así, al fin logró dormir. Sin embargo su sueño no duró mucho, porque cierto rubio había decidido abrazarlo por la espalda, y lo había despertado
-Que lindo se ve Kai cuando duerme-
Murmuró Max, pues el creía que seguía durmiendo, ya que, aunque estaba despierto, mantenía los ojos cerrados
-Max-
Susurró Kai, moviéndose de tal manera que Max quedó sobre él, y abrió los ojos lentamente para poder mirarlo. Y poder ver su adorable expresión de sorpresa y vergüenza.
Y aunque no estaba del todo seguro, decidió volver a besarlo. Se miraron fijamente, un silencio absoluto invadía la fría habitación, pero Kai finalmente se decidió a hablar
-Te amo, Max-
Max no estaba seguro de que decir al respecto, aún no sabía con exactitud lo que sentía por Kai, y que dijera lo que sentía nuevamente, lo había tomado desprevenido
-Yo... quisiera decirte lo mismo-
-No te fuerzes, no quiero que te sientas obligado a corresponderme-
-Es que... sí lo siento, creo que sí, pero no puedo... decirlo-
Max se veía muy preocupado y Kai no sabía que decirle
-¿Puedes... ayudarme a estar seguro?-
-¿Que te ayude? ¿Cómo...?-
Kai se detuvo antes de terminar de hablar, había comprendido a lo que se refería Max... y no estaba seguro si debía aceptar
-¿Quieres que...?-
Max se ruborizó más y miró hacia otro lado
-Creo... que eso me ayudará a entender mejor-
-E-está bien-
Accedió, sorprendido por la osadía de Max, él, aunque lo quería, nunca se habría atrevido a proponer tal cosa. Y si alguien tan infantil e inocente como Max lo había sugerido... no podía negarse.

Notas finales:

¡Gracias por leer!! Espero les haya gustado y quieran leer la continuación...

¡Nos vemos en el siguiente capítulo! Y no olviden comentar, cualquier comentario, critica o lo que sea, es bienvenido!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: