Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

MUNDOS DIVERSOS PERO COMPLETOS.

Autor: sasu98

[Reviews - 3]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hace mucho no escribo un fic con dedicatoria, así que… espero lo disfrutes y en verdad te guste y si no, pues jódete (?) jajaja ¡ES BROMA! En serio espero te guste y bueno, aquí  va bebé xD. 

Era increíble la cantidad de personas que podían estar esperando en un aeropuerto, entre tantas, apenas se podía ver como se hacía un angosto camino con manos amontonadas esperando, impacientes poder tocar algo, de alguno de nosotros, ser fan y estar del otro lado, ser ambas cosas, te hace tener otra perspectiva de la vida y me refiero a una buena, agradable.

El caso era que caminaba por aquel angosto camino, cuando de la nada me desvié, no supe cómo, ni cuando, pero salí, prácticamente rodando entre las personas en una dirección que para mí, era desconocida, sin embargo, para las fans no, al verme solo y desprotegido, bastó un solo grito de una chica pequeña para que emprendiera un correr rápido, lejos de donde se supone nos recogerían, al menos mi equipaje más grande ya estaba seguro en la camioneta, ahora, solo me valía de mi mochila gris en la espalda, pero joder, que esas chicas corrían rápido, podía sentirme un ratón correteado por un gato, me daba gracia y a la vez algo de miedo. Cuando hubo oportunidad, me lancé hacia un cuarto pequeño, oscuro y muy pequeño, me encerré e hice el mayor silencio, mientras podía sentir el vibrar del suelo, al pasar esa enorme cantidad de pies de largo del cuarto; al cabo de unos minutos, pude escuchar solo el típico ruido de un aeropuerto; así que suspiré y di unos pasos hacia atrás tropezando con un bulto grueso y duro, del cual sonó un quejido de dolor.

-¿qué mierda?- apenas pude pronunciar, tratando de ubicarme, mientras aquel bulto se escurría por el suelo, encendiendo la luz, a la cual, mis ojos demoraron un par de segundos en acostumbrarse, viendo de frente un hombre de baja estatura, rasgos bastante delicados, atractivo, no lo podía negar, pero evidentemente no era japonés y para mi jodida desgracia, le había roto la nariz.

Intenté acercarme, tratando de hacer mi mejor expresión ante esa nariz sangrando, la cual, seguramente era de todo, menos amable, pero el otro sujeto parecía no entenderme, negaba y solo me miraba asustado, como si fuera un animal raro.

-a ver y si ¿hablas inglés?- le pregunté, ciertamente en aquel idioma, sabiendo que al menos podía dominar eso idioma. Ante mi pregunta el menor respondió con un simple asentir mirándome como si fuera un extraño acosador.

-¿tiene algo mi cara o qué?- chasqueé mi lengua con molestia, subiendo de a poco mi mano a rascar los cabellos de mi nuca.

-te sangra, la nariz, niño- solo movió su nariz un poco, para después mostrar una evidente mueca de dolor, así que, como buen culpable, me acerqué estirando mi mano para ayudarle de algún modo, pero este canijo con un golpe me la quitó.

-¿quién te crees? Mierda, esto no está bien- suspiré con molestia y solo saqué un pañuelo de mi bolsillo trasero, la verdad era que, aceptaba, ese niño estaba bueno.

-deja de hacer berrinche y toma- apenas lo vio, no duró mucho en pensar en tomarlo y presionar con él su nariz.

- soy Jimin- mencionó, estirando una de sus manos hacia mí, con gusto la apreté, ofreciendo una de la más amables sonrisas que podía apreciarse en un rostro como el mío ese día.

-Byou-

-¿También se oculta?-

-¿ocultarme?- cuando le devolví la pregunta, este abrió los ojos.

-¿sabes quién soy?- negué como respuesta a lo que él se explicó-evidentemente no soy de Japón, vine por algunos asuntos de mi grupo-

-oh, eres famoso y te empezaron a perseguir las fans-

-exacto- no pude más que soltar un risa, en serio esto era ¿destino?

-igual yo, soy de una banda, de Japón obviamente, acabamos de llegar para un concierto y se podría decir que me “extravié”- ese niño soltó una risa, haciendo que sus ojos se pusieran más pequeños y su rostro más abultado, lo impresionante era que no se le veía arruga alguna, de igual forma, ignoré aquello y solté un suspiro- podemos salir, toma- me quité mis gafas de sol y saqué de mi mochila un tapabocas, se los pasé; en un principio me imaginé que no los tomaría, sin embargo, lo hizo, se me quedó mirando unos segundos largos, me sentía incómodo, esa mirada estaba muy penetrante-niño- apenas lo llamé, parpadeó y con su mirada algo baja, empezó a ponerse lo que le di. De igual forma saqué una gorra de la mochila y ajustando mi tapabocas-¿listo?-

-sí, anciano- no se podía ver a través de mis lentes oscuros, pero joder que lo miré de la peor forma posible, igual, tenía que mostrar mi madurez y no reaccionar más, así que simplemente lo hice a un lado abrí la puerta y apenas me aseguré de que todo estaba despejado, respiré y salí de allí, seguido por el niño ese -¿sabe dónde está la salida c?- asentí y con una seña le indiqué que me siguiera.

En el camino no hubo mucha charla, solo caminábamos hasta encontrar la dichosa letra, allí, pude ver otros, vaya que eran niños, mirando sus relojes, sus teléfonos, con audífonos enormes en la cabeza, ciertamente desesperados.

-son ellos-escuché que decía, mientras se quitaba lo que le di, al ver eso, negué, posando mi mano sobre esa que tomaba los lentes.

-un pago por tu nariz, nos vemos- me despedí con un simple saludo de soldado de dos dedos, antes de darme la vuelta y dirigirme a mi lugar de encuentro, peor vaya que voltee, para ver como él apartaba la mirada de mí, así que un vez más moví mi mano para despedirme.

Notas finales:

Deja tu comentario, bebé sino me enojo, tarado. 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: