Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Conociendo a mamá

Autor: Samantha0507

[Reviews - 60]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes de este fic no me pertenecen, son solo usados por diversion 

Notas del capitulo:

Mi primer aporte, ojala les agrade 

El rubio miró sus manos, sintiéndose realmente perdido, su abuelo le estaba diciendo miles de cosas, miles de datos que su cabeza realmente no era capaz de procesar.

—Abuelo yo…

—Lo sé— el mayor suspiró, poniendo su mano en la cabeza del menor. — debí decirte esto mucho antes, pero por más que pensaba como hacerlo no creí que estuvieras preparado, Yuri, te amo mucho, estoy tremendamente orgulloso de tus logros, pero es momento de que conozcas a tú madre.

—No quiero…— un mohín en los labios del rubio, terminó por enternecer al mayor, su nieto era un niño todavía, pero era correcto que conociera a su madre de una vez.

—Sabes que él realmente te ama, te dejó en manos de tú padre por amor.

—Es que no lo entiendo…— Yuri quería ser un adulto serio y responsable y darle una respuesta al mayor acorde a sus casi 16 años, pero la verdad es que estaba lejos de estarlo logrando.

—Era un niño muy joven y mi hijo por mucho que me duela decirlo, no lo amaba, por eso, a la hora de separarse, lo mejor que pudo hacer fue dejarte con nosotros. — Nikolai trataba de razonar con el joven, quien durante toda su vida se había negado a conocer a su madre, el omega que le había dado la vida.

—Abuelo, yo puedo cuidarte…

—Yuratchka, sé que lo harías, pero quiero que vivas tú vida, quiero que crezcas, quieres aprender a ser un buen omega para Beka y eso es algo que yo y mi enfermedad arruinaremos, Victor es un gran hombre, un buen patinador y alguien que realmente podrá ayudarte, su actual pareja está de acuerdo, incluso está de acuerdo en aceptar a Beka contigo para tú comodidad, eso no es algo que un alfa haría

El rubio miró a su abuelo, sabiendo que este tenía razón, pero la idea de reencontrarse con su madre le era más que molesta.

Esa noche hizo su maleta bajo la mirada de Otabek, quien simplemente se había sentado en la cama, dispuesto a escuchar las quejas de su omega.

—¿qué es lo que realmente te preocupa? — pero ante la falta de comunicación del menor, fue el mayor quien tomó la iniciativa. — sabes de Victor, no es una mala persona y según lo que nos contó tu abuelo su alfa es un hombre razonable, quien permitió que otro alfa se quedé en su casa hasta futuro aviso, no pueden ser tan malos.

—Lo sé, demonios, lo sé, pero…

—¿Pero?

—El me dejó, simplemente se olvidó de mi por años Beka, si no fuera por el abuelo y por mi madre, yo no sabría…

—¿No sabrías lo que es el amor? Vamos gatito. —Otabek atrajo el cuerpo del rubio sobre él. —no crees que lo estás pensando demás. — las hormonas de Yuri estaban alocadas, un calor se alojaba en su pecho, siempre que las manos de Otabek recorrían su cuerpo lograban traer una paz al rubio, algo que en ese minuto realmente agradecía.

—Adoro lo hermoso que se ve tú cuerpo, con mis camisas. — Yuri solía usar la ropa de su pareja, se sentía más cercano a él.

—¿Crees que Victor pueda enseñarme a ser un omega digno de ti?

—Gatito, no necesitas ser ningún tipo de omega, te elegí cuando no tenía idea de cuál era la diferencia entre un alfa y un omega, no me criaron para querer una sirvienta.

Ambos se quedaron acaramelados en la cama, aún faltaban cuatro días para su viaje, aún tenían tiempo para disfrutar del que hasta ahora era su hogar, ambos cerraron los ojos esa noche, desconociendo como en otra parte del mundo una pareja discutía.

—Vamos Yuuri…— el peliplateado le reclamaba a su pareja, quien parecía no estarle prestando real atención.

—No Victor, sabes bien que no me molesta hacer las cosas del hogar y que no eres el mejor en todo esto, no vas a destruir mi casa, solo para “cuidar” mi orgullo y mi nombre como alfa, el que me sirvas o no, no es lo que me hace un alfa. — repentinamente el ambiente en la cocina cambió drásticamente, todo se había vuelto caliente, Victor tenía una idea, las palabras de su pareja casi parecían una invitación.

—Yuuri…— la voz cantarina del más alto resonó por el hogar que compartían, un aroma dulce hizo jadear al de lentes, quien simplemente se separó de lo que tenía cerca, para tomar con brusquedad las angostas caderas de su pareja. —…dime Yuuri ¿qué te hace un alfa?

—Vamos a descubrirlo…— como si de una droga se tratara, algo en el cuerpo de Yuuri cambio, acomodo al peliplata a la altura de sus caderas, mientras sus labios se acercaban, en lo que sería un profundo beso.

Sus miradas se habían conectado, todo a su alrededor había desaparecido, simplemente eran ellos, las manos de Yuuri viajaron al pantalón del mayor, se lo quito en un par de segundos, la ropa interior del ruso se mojaba, su miembro reaccionaba, mientras su parte trasera suplicaba por el miembro del alfa.

Las manos de Victor recorriendo el pecho de su pareja, el peliplata restregó su cuerpo contra el moreno, dejando salir un jadeo desde lo profundo de su garganta, con sus labios beso suavemente la oreja del moreno, logrando que el miembro de Katsuki se levantaba, oprimiéndose contra sus pantalones.

—ohhh Victor, no deberías jugar conmigo así…— Yuuri obligó al más alto a recostarse sobre la mesa de la cocina. — Acabo de limpiar la cocina, pero parece que no te interesa…— Yuuri despojo de sus ropas al otro y rápidamente encajó sus dientes en el cuello de su omega. — Falta tanto para tu celo y mírate…— Victor se llevó los dedos del alfa a la boca. — Tu entrada me suplica…— uno de sus ingresó de golpe, logrando que un grito ahogado, Victor gimiera.

Yuuri se quitó los calzoncillos, su pene estaba erecto goteaba liquido pre-seminal. —¿quieres que te penetre? Anda Victor, suplica por lo que seas... — el mayor abrió la boca, pero antes de que si quiera pudiera emitir un sonido, el segundo dedo ingreso, obligando a gritar.

Antes de que el mayor pudiera decir algo, Yuuri reemplazó sus dedos por su miembro, fue una embestida, de golpe, el cuerpo de Victor solo podía temblar.

—Yuuri, Yuuri, sí, sí. — el cuerpo de Victor suplicaba por su pareja. — vamos Yuuri…

—Victor, adoro verte vencido, adoro verte suplicar por mí. — Victor se irguió encajando sus uñas en la espalda de su pareja, mientras las embestidas aumentaban de intensidad.

Yuuri sentía su pene, palpitar en el interior de Victor y además podía sentir como la entrada de su pareja se contraía. —vamos Victor, quiero verte, quiero ver cómo te corres…— la entrada del peliplata se contrajo, mientras sus semen se esparcía sobre la camiseta de su pareja, por su parte Yuuri, aumento la intensidad, el interior de Victor estaba caliente y apretado, solo bastaron dos estocadas, antes de que el de lentes se corriera en el interior de su pareja, respirando agotado y jadeante.

Muchas cosas cambiarían cuando Yuri y Otabek llegarán, pero por ahora Yuuri haría lo que pudiera por calmar a su pareja y el sexo, lograba que Victor dejara de pensar en la llegada de su hijo, miró su alacena, esperando que ese día Víctor hubiese tomado sus anticonceptivos, por ahora solo quería lidiar con un adolescente y no con un bebé. 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: