Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Apariencias por Momoka Yuuki

[Reviews - 48]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

¡Hola, hola! Dando lata nuevamente.


Este fic anteriormente estaba pensado en una historia yuri, ya tenía en mi mente (y algunos bocetos) listos. Obviamente las personalidades, más bien personajes eran los mismos del universo de Naruto, nada más que en su versión femenina :D


Pero como quería compartirlo con ustedes hice una adaptación y esto fue lo que quedo :)


Espero y sea de su agrado, es una historia en lo personal considero de lo más común, pero aún así espero que sea de su entretenimiento.


Como siempre, los personajes no me pertenecen son de Masashi Kishimoto. Solo la historia es de mi autoría.

Notas del capitulo:

Esto es como una introducción o una explicación del resumen (que loco).


Puede ser algo lento, pero es de vital importancia.


Sin más que agregar les dejo leer.


Por cierto, su publicación mientras tanto va a ser de manera irregular, sorry >.<


 

Cap.01 Nuevo

Nuevo ciclo, nueva escuela y nueva ciudad. Sus padres ni siquiera le dieron tiempo de darse a la idea de que ya no iban a vivir en el centro de la ciudad y se mudaran al pequeo poblado de Konoha. Era el primer da de clases y por ser el nuevo no le exigieron el uniforme inmediatamente, logrando destacar aunque no lo quisiera. Mir a los alrededores, tratando de ubicarse, haba asistido unos das antes para dar un rpido recorrido al colegio y evitar que se perdiera justamente en ese momento, pero lo primero que capto su atencin fue un llamativo y rubio doncel que posea una radiante sonrisa y al parecer estaba dirigiendo a los alumnos de nuevo ingreso. Le hubiera gustado unirse a aquel grupo de jvenes para as poder conocer ms de aquel chico rubio que de inmediato capto algo de su inters, pero no poda, ya que l era un estudiante de segundo grado. Metiendo las manos en los bolsillos de su pantaln color azul marino se dirigi a la direccin por su respectivo horario.

Sasuke, Sasuke Uchiha un varn de diecisis aos que acababa de llegar al instituto principal de aquel pueblo, en el que segn su madre se haba criado y haba conocido al amor de su vida. Resopl fastidiado, no estaba para nada de acuerdo y al menos esperaba que en ese pueblucho no lo catalogarn como doncel, as como le haba ocurrido en el colegio anterior.

Posea una altura de un metro con setenta y cinco centmetros, la complexin de su cuerpo era delgada que por ms que hiciera ejercicio, su musculatura no se defina como esperaba, teniendo una apariencia delicada. Adems de que su piel era tan blanca y suave, tambin era poseedor de unos grandes pero inexpresivos ojos negros, mismos que eran tupidos por unas abundantes pestaa de semejante color, y por ltimo una sedosa cabellera azabache con matices azulados que contrastaba perfectamente con el tono de su piel. He ah la razn del porque la mayora pensaban que era doncel, aunque no era precisamente por todo lo anterior mencionado (pero que influa en cierta manera), era por su delicado rostro, esa nariz respingada, esos finos labios rosas y sus cejas poco abundantes. Rompiendo siempre la ilusin de todos aquellos varones que se le acercaban, con su imponente y grave voz, adems que vindolo ms de cerca y detalladamente, careca de las curvas y las finas extremidades que un portador tena, adems de que su rostro poco a poco estaba adquiriendo una forma ms cuadrada, varonil. <<Maldita pubertad, ya termina de hacer tu trabajo>> era lo que siempre pensaba el azabache, rogando de que su acoso terminara pronto.

Una vez que tuvo el horario de clases en mano, se encamino directamente al aula. Toc suavemente la puerta, ya que todos a esa hora de la maana ya se encontraban en clases. Un profesor de cabellera gris le mir de arriba abajo, causando que se sintiera incmodo y se cruzara instintivamente de brazos, el profesor pereci sonrer, aunque no poda decir que ese gesto era cierto, ya que un cubre-bocas tapaba mayor parte de su rostro. Con una sea por parte del profesor, le indico que entrara al saln.

— Bien muchachos, como es inicio de curso tenemos un nuevo compaero. Mi nombre es Kakashi Hatake y soy tu profesor de matemticas— tom asiento detrs del escritorio— presntate ante tus nuevos compaeros.

El joven Uchiha se present ante la clase, siendo interrogado inmediatamente por las chicas y escuchando uno que otro silbido de algn compaero de lo que sera su nueva clase. No agreg nada ms que su informacin bsica; nombre, edad y su anterior colegio. Volte a ver al profesor para pedirle que le indicara cul iba a ser su nuevo asiento, pero verlo leyendo un libro en vez de prestarle atencin hizo que una ceja le temblara levemente.

— Kakashi-sensei— escuch una voz aguda, que capt la atencin del nombrado al instante— Uchiha-san quiere saber dnde va a sentarse.

El moreno volteo a ver hacia donde haba escuchado aquella voz, sorprendindose que haya sido el mismo chico que vio en la entrada dirigiendo a los alumnos. Escuch como el mayor le indicaba que se sentar a un lado de aquel joven que le regalo una sonrisa una vez que tomo asiento en el pupitre.

— Hola, mi nombre es Naruto Uzumaki y espero nos llevemos bien— le extendi la mano para que correspondiera su saludo, mientras le regalaba una sonrisa.

— Sasuke— dijo, quedando maravillado por ese par de ojos azules que le miraba emocionados y esa radiante sonrisa de dientes blancos. Cuando terminaron con su breve presentacin se percat de como el resto de estudiantes miraban entre extraados y reprobatoriamente aquel gesto.

El profesor dio dos golpes al pizarrn con el borrador, captando la atencin de sus estudiantes al instante, Sasuke sac la nica libreta que cargara por ese da y comenz a tomar sus respectivos apuntes.

+*+*+*+

Cuando son el timbre que daba inicio a la hora del almuerzo, la mayora de sus nuevos compaeros de grupo se reunieron a su alrededor para invadirlo de preguntas, pudo darse cuenta de que antes de que toda la bola de alumnos se acercara a su persona, l joven doncel rubio trato de acercarse y de cmo era alejado e insultado en el proceso, desistiendo en su intento y alejndose de todos para salir del aula de clases con una expresin cabizbaja. Se levant de su asiento para ver cmo se alejaba del saln, planeaba seguirlo pero un par de voces no le dejaron si quiera intentarlo.

— Te aconsejo que no le sigas— hablo una chica de cabellera color rosa y ojos jade— su compaa puede arruinar tu reputacin de muchas maneras.

— Escchala, tiene razn en lo que dice— le secunda una chica de cabellera rubia— la compaa de aquel hurfano es peligrosa. Adems para un doncel como t, es todava ms peligroso— empleo un tono de advertencia.

Su ceja derecha le tembl considerablemente, “doncel”, nuevamente con lo mismo, y que tena de malo que le hablar a aquel joven rubio, que tena toda la pinta de ser agradable y nada de lo que ese par de mujeres le trataban de decir— No soy doncel— fue todo lo que dijo, con molestia en su voz para despus levantarse y salir del saln. Las chicas que estaba alrededor, incluyendo a esas dos lanzaron un grito de emocin por tan reveladora noticia y los chicos no se tragaban aquel cuento, aunque no pudieron evitar sentirse un poco decepcionados al escuchar ese grave y profundo tono de voz.

Camin rumbo a la cafetera, palpando sus bolsillos para verificar si traa dinero suficiente ya que por salir rpidamente no tom su cartera. Al entrar el olor a comida golpe directamente a su sentido del olfato, causando que su estmago emitiera un ligero ruido. Se dirigi a la barra, escogiendo una ensalada de jitomates y arroz como complemento. Miro a su alrededor, buscando una mesa disponible, ubicando sin querer al rubio que se sienta a su lado, dirigindose directamente hacia all.

— Puedo sentarme?— pregunt, captando inmediatamente la atencin del blondo que se encontraba comiendo y al parecer leyendo un folleto, este solo asinti regalndole una tmida sonrisa.

— Pens que ya no me ibas a dirigir la palabra— habl Naruto, revolviendo con los palillos el caldo de su ramen instantneo y dejando el folleto a un lado— no despus de que escucharas los rumores que rondan sobre m.

— Trataron de decirme algo, pero lo nico que me dijeron es que eres hurfano y que eres mala influencia, nada ms— se levant de hombros restndole importancia— adems soy nuevo y no por ello voy a creer lo que la dems gente diga sobre personas que todava no tengo la dicha de conocer.

— Enserio!— sus ojos brillaron de la emocin y una grande y radiante sonrisa dibujo su rostro— eres el primero que dice eso. Es cierto que soy hurfano y que he hecho algunas cosas que los dems han malinterpretado, pero juro que no voy a defraudarte dattebayo.

Sasuke solo dibujo una pequea sonrisa, aquel doncel le pareca demasiado clido y agradable, aunque un poco parlanchn y escandaloso. Se dedic a comer sus alimentos con calma, quera preguntarle al blondo a que se refera con algunas cosas y del cmo y porque era hurfano. Pero todo a su debido tiempo, apenas era el primer da y tenan nada de haberse conocido.

— La escuela te va encantar— segua hablando Naruto, mientras esperaban que sonara la campana para el retorno a clases— s que perece que todos se dejan llevar por las apariencias y rumores que han existido desde siempre, pero tambin hay buenas personas. Por ejemplo mis amigos Kiba y Shikamaru, son de otro grupo pero ellos son los nicos que no me discriminaron desde el primer da de clases en la primaria.

— Se conocen desde la primaria?— pregunt algo incrdulo, saba que muchos compaeros se reencontraban en los nuevos colegios pero las probabilidades siempre eran bajas.

— Si, ms bien aqu nos conocemos desde que estbamos en maternidad— solt una pequea risa— Konoha es un pueblo que con el paso de los aos ha ido creciendo, pero aun as es demasiado pequeo a comparacin de la ciudad, por ello es que la mayora nos conocemos desde siempre, aunque nos llevemos mal— se levant de hombros, sorbiendo despus el caldo de su sopa— si quieres te puedo ensear el resto de la escuela.

— No hace falta, vine la semana pasada a hacer el recorrido correspondiente— dijo tranquilamente, mientras degustaba lentamente una de las rodajas de jitomate de su ensalada.

Naruto no dijo nada ms, aguardando a que el azabache terminara con su almuerzo, dndose cuenta que aquel fruto o verdura? Roja era su favorita.

— Qu tanto miras, dobe?— pregunto el Uchiha al sentir la mirada fija del doncel sobre su persona— Acaso quieres un poco?— con el tenedor de plstico sealo lo poco que le quedaba en la charola.

— No me digas dobe, teme— aleg de inmediato— solo me dio curiosidad el saber que al parecer te gustan muchos los jitomates.

— Cmo puedes decir eso? — trato de sonar serio, aunque no negaba que le sorprendi que aquel rubio haya descubierto con solo observarlo un poco sobre su comida favorita.

— Ser porque te tomas el tiempo para saborearlo mientras lo masticas, adems de que se te ve ligeramente feliz cuando lo consumes— el azabache levant una ceja, tratando de comprender que le deca el rubio— es decir, tu expresin es parecida a la ma cuando como mi adorado ramen, ttebayo.

— As que te gusta esa comida chatarra llamada ramen? Eh— dijo el Uchiha, notando como las mejillas del doncel se inflaban, formando un muy adorable puchero.

El blondo iba a protestar, pero el sonido de la entrada de un mensaje a su celular le oblig a posponer su reclamo para ms tarde. Una pequea sonrisa se dibuj en su rostro, no esperaba que el primer da de clases ya tuviera una oferta de trabajo, no es que no las haya tenido en su temporada vacacional pero s haban disminuido bastante, batallando considerablemente para poder pagar los servicios de su pequeo apartamento.

Sasuke mientras tanto vea las expresiones del doncel, no pudo evitar fijarse en el viejo y obsoleto modelo de celular que llevaba el chico Quin en esas pocas usaba un telfono de pantalla monocromtica? Obviamente el chico que estaba a su lado tecleando como si la vida se le fuera en ello. No dudaba que el chico estuviera conversando con su novio, porque deba admitir que aquel doncel era bastante lindo y las adorables expresiones que dibujaba su rostro le indicaban que se estaba divirtiendo con la conversacin que mantena.

— T novio? —pregunto neutral, una vez que Naruto hubo guardado su mvil dentro de su pantaln.

— Trabajo, solamente— respondi, tomando sus pocas pertenencias de la mesa— es mejor irnos, el timbre de entrada ya no tarda en sonar

El joven varn quera preguntar acerca de su “trabajo” pero al parecer el rubio ley sus intenciones, levantndose inmediatamente y adelantndose al aula de clase. No comprenda el porqu de su actual actitud, si hace apenas nada estaban platicando amenamente y ahora quera mantener su distancia. No tard nada en llegar al aula de clase, observando como el rubio tomaba asiento y sacaba aquel folleto que estaba leyendo en la cafetera antes de que l llegara a interrumpir? No se iba a quedar con la duda de saber que le pasaba a su amigo, no entenda porque le interesaba saber cada vez ms sobre aquel jovencito Uzumaki, si tan solo apenas se haban conocido. Se qued fuera del saln, esperara a que sonara el timbre para entrar.

— Hiciste bien en alejarte de l— escucho una voz masculina muy cerca de l— una vez pagu por sus servicios para saber si los rumores son ciertos, pero aquello me dej ms que sorprendido. Es mucho mejor que esos absurdos rumores que inventan los dems.

El pelinegro volte a su derecha, para encontrarse con un varn de cabellera blanca y ojos color violeta, mismo que le regalaba una sonrisa de dientes afilados. Aquel tipo no le generaba suficiente confianza y mucho menos por la forma en que le miraba, pero aun as pens que sera una buena manera de saber a qu se refera con “rumores”.

— Oh! Lo siento, mi nombre es Suigetsu, Hom2;zuki Suigetsu— se present extendiendo su mano para que el azabache la tomara, el Uchiha correspondi el saludo asintiendo levemente con la cabeza.

— Qu rumores corren sobre l?— cuestiono, sin querer perecer ansioso o demasiado entrometido, notado como la sonrisa de su compaero se extenda de un lado a otro sobre su rostro.

— A qu no es un doncel bello?— pregunto, dejando de lado el anterior cuestionamiento. Sasuke frunci el ceo, eso no lo quera saber. Ya lo saba y al parecer todos se haban dado cuenta de la innegable belleza que el doncel demostraba sin ser realmente consiente. El albino se dio cuenta de la mueca que su nuevo compaero hizo por su cuestionamiento— solo contesta mi pregunta y yo te digo lo que quieras saber, claro que nada es gratis.

— S, es lindo— buf, decir que un doncel o una chica era linda a alguien ms era de cierta manera vergonzoso, una cosa era en su mente pero decirlo abiertamente, ese no era su estilo.

— Pagaras por tener al menos una cita con l?— volvi a cuestionar el peli-blanco, ganndose una glida mirada por parte del moreno que solo neg suavemente con la cabeza— bien, pues es eso lo que realmente hace, cobra por salir con alguien.

— Quieres decir que l…?— sus ojos se abrieron por la sorpresa, sin ser capaz de terminar la pregunta, no poda creer a que se dedicaba aquel doncel rubio de aura inocente, que al parecer de inocente no tena nada. Suigetsu vio la expresin incrdula del Uchiha, soltando as una risilla de burla y negando con la cabeza.

— No es lo que piensas amigo— se mof de la expresin contrariada del azabache— es nicamente lo que acabas de escuchar “cobra por SALIR con alguien” nada ms eso, no besos, no caricias, ni siquiera que uno se tome de la mano con l, claro que si quieres hacer alguna de esas cosas tiene un costo extra.

Sasuke an no comprenda a que se refera con salir, costo extra, trabajo, nada de nada. Iba a realizar otra pregunta para resolver su duda, pero la campana de fin de receso son, imposibilitando que siguiera hablando con el albino.

+*+*+*+

Su jornada escolar concluyo satisfactoriamente. Lo que pens en un inicio de que sera aburrida su estada ah, en ese colegio, le hizo ver que estaba equivocado.

Naruto se despidi inmediatamente de l una vez que el timbre de salida son, nada ms dedicndole una sonrisa y un “hasta maana”. El nico que lo acompao hacia la puerta de salida fue el peli-blanco, que en el camino fue conociendo a una chica de cabellos rojos de nombre Karin y un varn de cabellos naranjas que responda al nombre de Jum2;go, ambos compaeros se le hicieron amigables. Quera preguntarle al Hom2;zuki un poco ms acerca del Uzumaki, pero bien saba que la situacin no lo ameritaba, as que con algunas dudas lleg hasta la puerta de su casa.

— Cmo te fue en la escuela, cario?— fue la primera pregunta que recibi de parte de su amorosa madre, nada ms cruzar la puerta y ser recibido por un apachurrable abrazo.

— Me fue bien, mam— sonri, con su madre no poda mostrar esa faceta indiferente que le mostraba a los dems— creo que tienes razn, la escuela no es tan mala, aunque…

— Qu sucede, amor?— su voz se escuch preocupada al ver como su hijo guardaba silencio y pensaba lo que le quera decir.

— Me volvieron a confundir con un doncel— se poda escuchar un tanto fastidiado. Mikoto Uchiha, una mujer de cabellera azabache y piel blanca como la leche y madre de Sasuke Uchiha e Itachi Uchiha, abraz a su pequeo nuevamente dndole consuelo y repartindole besos sobre su negra cabellera— mam no hagas eso, no ves que ya tengo diecisis aos.

— Para m sigues siendo mi pequeo Sasu— refunfuo Mikoto, dndole un sonoro beso en la mejilla y peinando los cabellos de su hijo hacia atrs— deberas aprender a tu hermano, l tiene veintiuno y no se queja cada vez que lo mimo.

Sasuke se cruz de brazos y mir a su progenitora en total desacuerdo, notando como su mam se rea de l y le deca que pareca nio pequeo haciendo rabieta por nada. Lo admita, le gustaba comportarse as con su madre, a nadie le dejara ver aquella faceta “infantil”, salvo a ella y a su hermano.

Notas finales:

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.

Espero y les haya parecido al menos un poco interesante.

Cualquier duda, sugerencia o queja estoy dispuesta a que me lo hagan saber.

Gracias por leer y nos vemos en el próximo capítulo.

Les quiero

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: