Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Besos de sangre

Autor: laykans6569

[Reviews - 4]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Miraba mi hogar con profunda tristeza cuando me convertí en esto, hace años fui el ángel más hermoso de dios y su mano derecha, y eme aquí siguiendo el infierno, castigando a los condenados gracias al castigo que me puso el, mi hogar no es como todos piensan reinado del juego, era todo lo contrario su cielo era un rojo profundo como la sangre, y lo demás era un réplica del mundo humano pero deteriorado, no tenía ni su belleza ni calidez pero esa algo que añoraba.

---en el pasado---

Miraba en el cielo a la humanidad desde el lago sagrado, era el ángel predilecto y aun así me sentía vacío, tenía celos de todo aquel que era feliz, estaba comprometido con aquel que reinaba todo, ese hombre tenía un complejo con migo era tan egoísta y lleno de ira no como todo los humanos lo veían.

-Yuri deja de ver a esos humanos y ven con migo a dar un paseo por el Edén- solté un suspiro para ver a ese hombre.

-quiero estar así un rato más- mire de nuevo hacia la tierra para ver esa hermosura que poseía y entendí que era lo que me faltaba, añoraba la tierra y su hermosura quería vivir nuevamente ahí.

-deja ya de ver a esos sucios humanos y ven con migo!- grito molesto para verlo con tristeza en mi mirada.

-son tus humanos mi señor, tú los creaste no los repudies por mi egoísmo-  mis palabras lo enfadaron más agarrando de mi brazo para atraerme hacia él.

-acaso amas tanto a esos humanos- sonreí con toda seguridad viéndolo a los ojos con todo el amor que sentía hacia ellos.

-si mi señor ellos son todo para mí- lo vi morderse el labio para abofetearme.

-los matare a todos y cada uno de ellos- amenazo con su voz siniestra, agarre su brazo para impedirlo.

-no lo haga mi señor recuerde que son su creación más hermosa- me abofeteo para jalarme del cabello.

-are lo que desee- salió de ahí rumbo con los otros ángeles, protegería a los humanos como era mi deber, saque mis espada y me abalance hacia el siendo detenido por su guadaña, todos los ángeles se me quedaron viendo horrorizados- osas blandir tu espada contra tu creador.

-lo are para proteger aquello que amo- reproche viéndolo con decisión, algunos ángeles que me conocían me apoyaron en la decisión pero eran pocos, atacaron a nuestro creador pero fueron detenidos por los protectores, batallamos hasta que corte su rostro con mi espada y el corto mi abdomen, estábamos cansados y su voz resonó.

-yo como tu creador te are una maldición, serás odiado y repudiado por cada ángel, humano y criatura del planeta, vivirás en un lugar lúgubre y lleno de azufre, no recordaras tu nombre y serás llamado como lucifer, reinaras en aquel lugar y castigaras las almas de todo aquel que se lo merezca, aquello que te apoyaron recibirán el castigo de estar a tu lado de por vida llevando el mismo castigo- de pronto una luz envolvió mi cuerpo y a los demás transformándonos, mis alas se volvieron negras, mis ojos rojos y salían cuernos de mi cabeza, con mis últimas fuerzas lo tome para besarlo y maldecirlo.

-yo como tu verdugo te daré tu maldición, no lastimaras a ningún humano y cada ángel de tu reino que lo intente se volverá en tu contra, trabajara para mí y gamas volverá a ser tu ángel, si tratas de lastimar a cualquier humano tu castigo será la muerte, nunca serás feliz, cuando llegue el momento el cual la tierra llegue a su fin tendremos una guerra la cual definirá quien reinara tanto el cielo como el infierno y con mi espada maldita atravesare tu corazón – después de recitar mis palabras cadenas salieron de ese lugar arrastrándome hasta el centro de la tierra para ver aquel lugar desolado el cual fui apresado.

---2000 mil años después---

Caminaba por hermosa tierra ya que si no podía vivir en ella pero si podía visitarla, mi corazón se sentía pleno al ver su belleza aunque se ha ensombrecido por los humanos, como podían ser tan hermosos y al mismo tiempo tan destructivos, aun así algunos lugares permanecían intocables.

Aspire el aire puro, si la ciudad lo volvía más sucio pero no tanto como el que tenía mi mundo, cerré mis ojos para disfrutar la briza que recorría mi piel, pronto sentí una presencia la cual quería esconderse de mi pero a simple leguas se notaba la energía de un ángel.

-sabes que te siento así que sal- un ángel hermoso salió de su escondite quede embelesado con su belleza pero no podía demostrarlo- es muy peligroso para un ángel tan hermoso como tu estar aquí- sonrió tiernamente para caminar hasta mi lado.

-hui de arriba- lo mire incrédulo *no le mientas a un mentiroso* pensé mirándolo atentamente, solté una pequeña risa.

-y porque el lindo ángel salió despavorido del lugar prometido- dije con ironía pura, me miro con tranquilidad para suspirar.

-ya no quería permanecer en ese lugar, quería vivir en aquel lugar que siempre anhele la tierra- solté un chiflido de asombro para mirarlo a la cara *vaya que es buen actor, le seguiré en truco haber que desea*.

-entonces quieres venir con migo, el infierno es algo hostil pero podría ser tu hogar- el me miro asombrado, sonreí internamente al ver sus intenciones puras.

-me encantaría- sonreí victorioso ante esa decisión *acaso crees que soy tan idiota y no sé lo que deseas pequeño ángel* me acerque a él para verlo de frente.

-cuál es tu nombre hermoso ángel- ya sabía perfectamente su nombre * Azrael el arcángel vengador de Dios, su mejor soldado*.

-mi nombre es victor mucho gusto, y usted cuál es su nombre- mire de nuevo el paisaje viendo como el sol empezaba a ocultarse.

-lucifer- mis ojos se tornaron rojos para verlo asombrándose ante mi presencia, chasquee mis dedos para que apareciera una puerta la cual se abrió para invitarlo a pasar- bienvenido a tu nuevo hogar- lo vi pasar sin miedo digno del arcángel más poderoso, lo seguí entrando a mi castillo viendo a mis soldados atentos.

-mi señor que significa esto- mi mejor soldado llego a mi rescate, junto a mis otros 7 pecados, lo mire y solté una sonrisa sínica.

-otabek él es victor y vivirá con nosotros el pobre huyo de su casita hermosa- solté con ironía, me acerque a su oído “ponlo cómodo” el entendió sonriendo, hizo una reverencia como señal de respeto hacia mí.

-como ordene mi señor- otabek miro hacia su derecha para mirar a uno de mis pecados- Sebastian (lujuria, por obvias razones) alista una habitación para el invitado- sebastian hizo una reverencia para salir a cumplir la orden que se le encomendó, mire a ese ángel para caminar hacia mi despacho y sentarme sintiendo como otro de mis soldados apareció entre las sombras.

-que quieres alucard (orgullo)?- me miro con una gran sonrisa como caracteriza de el para sentarse frente a mí.

-linda adquisición- soltó haciendo que lo mirara con molestia lo cual lo hizo carcajear- mi señor usted mismo lo olio él es su pareja- solté un suspiro para mirarlo incrédulo.

-es nuestro enemigo- chasqueo los dientes divertido empezando a jugar con su cabello.

-eso no significa que no se pueda divertir- me reí ante tales palabras.

-es verdad no impide que me divierta con el- relamí mis labios imaginando como profanaría ese cuerpo a mi gusto recibiendo una mirada de diversión de mi soldado.

---pv victor---

Chasquee los dientes molesto al ver donde diablos me encontraba, gracias a mi señor ahora estaba aquí para buscar la espada de lucifer y llevársela, pero porque tenía que tenerlo como mi pareja destinada la vida me jugo una mala pasada, mi señor no regia eso, solo afrodita que tenía un poder similar a él podía decir cuál era nuestro destinado, pero porque tenía que ponerme a mí un hermoso arcángel en esta situación.

Mire el paisaje escuchando los gritos de dolor de las almas en pena, ver los 7 infiernos los cuales los regían los 7 pecados, pronto apareció otro frente a mí con una mirada de asco en su rostro.

-mi nombre es vergil (avaricia) lucifer me mando por usted para que nos dirigiéramos a comer- lo mire con desprecio para seguirlo, entramos a un lugar  enorme con varias copas de sangre en la mesa la mía solo tenía agua, platos de comidas distintas, unas crudas, otras cocidas, otros llenos de dulces y algunas cajas de pizza (si algunas por ahí de 20) junto a un galón de helado de fresas.

-hermano casi no llegas- reprocho el hombre el cual le pertenecían esas pizzas y helado.

-él es Dante (gula)- me saludo como si fuera cualquier cosa para agarrar a su hermano por los hombros y llevarlo a su lado sentándose para empezar a pelear mutuamente por quien agarro la comida del otro, pronto entraron los demás sentándose alrededor, éramos 11 junto con migo en la mesa frente a mi estaba una silla vacía, todos empezaban a pelear por que comerían hasta que la puerta se abrió entrando lucifer con un porte de elegancia, todos se comportaron de manera excepcional.

-me alegra que nos acompañaras a comer- soltó viendo a sus soldados los cuales se mantenían callados y en espera de algo- te los presentare ya conoces a sebastian, otabek, Dante y vergil- asentí para ver como él sonreía- bien aquel de que esta casi durmiéndose es itachi (pereza), el del ceño fruncido a su lado es Levi (ira), el que esta con la risa de maniático es alucard (orgullo), y el callado con cara hermosa es ulquiorra  (envidia)- vi al último sonrojarse por el comentario de su señor- otabek es uno de mis protectores junto a vincent- el sujeto completamente cubierto de un traje rojo me miraba severamente.

-un placer conocerlos a todos- solté sin importancia, cada uno de ellos me miro incrédulo y con ira, lucifer me miro divertido para empezar a comer, yo agarre unos fideos que el decía que eran deliciosos y sí que lo eran (katsudon) me comí como 2 platos llenos viéndolo reírse.

La vida desde que llegue al infierno era completamente diferente a como me lo dijeron pero no caería ante las tentaciones y trampas que él ponía frente a mí para caer, era un arcángel y tenía una misión la cual completaría con éxito.       

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: