Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Te amo. por vejitaprince1054

[Reviews - 3]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Todos los personajes en los qe se ha escrito la historia son propiedad excusiva de Akir Toriyama creador de Dragon Ball.

Notas del capitulo:

Sentimientos guardados por mucho tiempo pero que fueron saliendo a la luz cada vez que se encontraban a solas.

 

Dos cuerpos se aman a la luz de las estrellas, la noche brilla en todo su esplendor, dos amantes se entregan apasionadamente, saben que nadie los puede detener  ni  ver,  como si se tratara de dos dioses que bajaron a jugar a la tierra, era su lugar preferido para amarse sin control. El día fue largo y de muy duro entrenamiento, y cuando ambos cuerpos se deseaban, nadie podía parar su fuego interno, ni sus instintos salvajes y guerreros, su sangre los atraía sin control, en el lugar en que estuvieran en la tierra o en el planeta de Bills  tenían la suerte de tener un espacio para desatar sus bajas pasiones.

Dos cuerpos desnudos se unían, los gemidos de un príncipe al sentir cada roce de su amante , amaba cada caricia y cada beso que este le daba en cada rincón de su cuerpo, le encantaba estar a la merced del otro sayayin más joven, le excitaba ese cuerpo esculpido en peleas y en entrenamiento, sabía que era suyo en ese instante, lo amaba sin decirle ni una palabra pero lo demostraba sin querer cada vez que Goku lo besaba y penetraba, su orgullo caía de un solo golpe con tan solo ver el rostro de su amante, lo amo desde siempre y ahora son cómplices al tener encuentros  fortuitos.

Goku nunca imagino tener a Vegeta en sus brazos de esa manera, es cierto que lo salvo muchas veces del peligro y que al mismo tiempo este no se lo agradecía, conocía muy bien al príncipe, su orgullo, su carácter, su mirada, que detrás de toda esa coraza dura existía un sayayin  apasionado y que necesitaba amor, Goku siempre admiro su porte y arrogancia, era digno de ser el príncipe de los sayayin y estaba feliz que estuviera junto a él todo este tiempo, peleaban contra los enemigos, entrenaban juntos, vivían en el mismo planeta y ahora hacen el amor como nunca. Jamás espero que Vegeta le dijera un te amo, ya que pensaba que solo era para satisfacer su instinto sayayin  ese el cual  ni siquiera sus esposas podían satisfacer a pesar que también las amaban, por lo que día tras día, cada vez más cerca, sus cuerpos no resistieron mas y cayeron en la pasión.

Goku tenía aprisionado entre sus brazos a Vegeta, mientras este se aferraba con sus piernas en la cintura del otro sayayin, Goku lo penetraba lentamente al mismo tiempo que lo besaba impidiendo que se escaparan los gemidos del príncipe, Vegeta podía  sentir como su interior era llenado por el miembro viril y prominente de su amado.

Vegeta: Kakaro…..to……Ahh…..Ahh.

Goku se había convertido en súper sayayin para aumentar sus estocadas y cuando esto pasaba ambos se miraban con locura y con sus labios entre abiertos podían sentir su aliento y respiración acelerada, Vegeta se aferraba aun mas de la cintura del otro sayayin, podía sentir ese aumento en su interior, lo hacía suyo por completo, estocada tras estocada sus cuerpos húmedos  y sus corazones acelerados pedían más, ambos eran el uno para el otro.

Goku: Mmmmm….Vegeta…..me provocas no parar.

Vegeta: Sigue Kakaroto….Ahhhhh.

Goku seguía penetrándolo, amaba el rostro de Vegeta cuando lo hacía suyo, era tan dócil y apasionado, que antes de venirse dentro del, lo miro de nuevo mientras lo agarraba con una de sus manos por el cabello, lo comenzó a besar con locura, sus labios eran devorados y explorados como nunca, su respiraciones parecían entre cortarse, sabía que se vendrían juntos de esa manera, podía sentir el vientre de Vegeta contraerse y como su miembro se liberaba mas y mas.

Vegeta: Ahhhhh……

Ambos terminaron de besarse  y el sayayin más joven poso sus manos sobre la pared de piedra en la que tenia a Vegeta prisionero y colocando su cabeza en el cuello de su príncipe para sentir su aroma  termino viniéndose como nunca. Vegeta por su parte al sentirse prisionero entre los brazos de Goku, dejo salir un gran gemido en los oídos de este, dejando claro que había sido demasiado placentero. Los dos sayayines cayeron rendidos al suelo, recuperaban su respiración y las energías perdidas en la actividad que se había vuelto favorita para ellos.

Vegeta fue el primero en pararse, se vistió y decidió contemplar el cielo cubierto de estrellas que brillaban en todo su esplendor, se encontraban en una vasta planicie  donde se podía ver con mucha  claridad todo el firmamento. El príncipe dentro de sus pensamientos, no podía negar que siempre anhelaba esos encuentros con Goku, era la manera de entregarle su amor y con eso una parte de su corazón se llenaba, quería decírselo, gritárselo si fuera posible, pero pensaba que ese sayayin con cabello en forma de palmera solo lo buscaba por un momento de sexo sin control, aunque por veces sentía que dentro de esas caricias había algo tierno y dulce de parte de él, pero que después pensó que eran inventos suyos, así que los  dejo  pasar. Pero si esta era la manera de tener un poco de Goku tenía que soportarlo porque sabía muy bien que era compartido con Milk.

Vegeta fue interrumpido de sus pensamientos cuando unos brazos fuertes lo tomaron de la cintura y un beso suave rozo su cuello.

Goku: Tengo que irme Vegeta, pero pasare por ti dentro de cinco días para entrenar con Wiss, no sabes las ganas que tengo que entrenemos allá.

A vegeta lo derretía esos impulsos del otro sayayin, y con un pequeño gruñido y una voz un poco seria este le decía que si a la invitación ya que sabía que terminaría en otra pasional noche de muchas tantas.

Goku se despidió con su típica sonrisa y un hasta luego, se tele transporto y se marcho de la vista del príncipe, dejando a este de nuevo perdido en su pensamientos. No podía dejar de torturarse que ese sayayin no era completamente suyo y eso lo afectaba sin que se diera cuenta en sus entrenamientos, había bajado un poco su rendimiento y todo porque no podía decirle un te amo que arreglaría todo.

La semana paso, y el entrenamiento en el planeta Bills resulto muy productivo ya que aprendieron nuevas técnicas y nuevas formas de transformación, y qué decir de su pasión a escondidas en que cada noche en la habitación que compartían juntos esta se llenaba de pura lujuria y placer.

Ambos sayayines se conocían muy bien, prácticamente es como si fueran el uno para el otro, se entendían, poseían los mismos deseos fervientes de peleas y luchas continuas, habían pasado dolor y a la vez alegrías, sin querer sus vidas siempre estaban conectadas y así seguirían por siempre, estaban predestinados a encontrarse una y otra vez para consumir su amor.

Ya de regreso en el planeta tierra, un sayayin de cabellos en forma de flama estaba muy feliz por el nacimiento de su hija, amaba a esa mujer que le había dado la oportunidad de ser padre de nuevo y por eso entrenaría aun más para proteger a sus seres queridos y también para estar al mismo nivel de su querido Kakaroto.

Goku había terminado de comer y decidió entrenar  a campo abierto, pero algo vino a su mente y no fue nada más ni nada menos que el rostro de Vegeta, sintió como su cuerpo recibió una descarga de energía y su vientre tenía una extraña sensación, una que ya había tenido anteriormente y resultaba que era siempre cuando pensaba en Vegeta. Así que no dudo más y se dirigió hacia la casa de su querido príncipe.

Vegeta aun entrenaba pero de repente vino un pensamiento de Goku, la forma como lo besaba, de cómo lo tomaba a la fuerza y luego lo tocaba suavemente, ¿Acaso esa será su forma de amar?, ¿Acaso Goku también lo amaba?

Vegeta lo negaba, Goku ama las peleas más que nada, ama a su familia, ¿Pero a mí?, no puede ser. El príncipe sin querer comenzó a hablar en voz alta y perdido en sus pensamientos no se dio cuenta que Goku apareció detrás del.

Vegeta: No puede ser Kakaroto, me preocupa si realmente me amas o no, porque yo si te amo, siempre lo he hecho y me culpo por eso,  porque tú nunca me lo has dicho, además todo comenzó por explorar nuestros cuerpos y una cosa llevo a la otra, pero tu trato, tu mirada, tu contacto diario me termino de convencer que no puedo vivir sin ti, ¡Maldición Kakaroto!, te amo de verdad.

Goku: Yo también lo he hecho desde que te conocí, pero no sabía cómo decírtelo, pensé que me rechazarías.

Vegeta quedo en shock al darse cuenta que el otro sayayin estaba detrás suyo y diciendo esas palabras.

Vegeta: Kakaroto, ¿Lo escuchaste todo?, rayos en qué momento lo dije en voz alta.

Goku: Cada palabra Vegeta y me alegra que fuera así. Porque sé que tu orgullo no permitiría que lo escuchara de tus propios labios, aunque tu cuerpo siempre decía  otra cosa.

Goku se acerco mas a Vegeta y le dio un beso que solo rozo un poco sus labios, las mejías del príncipe se sonrojaron demasiado  que no pudo ocultarlo pero que trato de esconder haciéndole una pregunta a Goku.

Vegeta: ¿Por qué dice eso Kakaroto? ¿Enserio te alegra?

Goku: Por supuesto, porque ahora cada vez que estemos juntos podre decirte que te amo y tu a mí.

Vegeta: Kakaro….to

Y de esa manera Goku tomo por los brazos a Vegeta y lo beso una vez más, su beso se prolongo, lleno de pasión y sobre todo de  amor, ambos estaban felices, su amor siempre estuvo allí  pero no lo querían decir para no dañarse  al no ser correspondidos. Ahora su amor no tendría límites.

Vegeta: Te amo.

Goku: Y yo a ti Vegeta.

 Fin.

Notas finales:

Hola, espero que les haya gustado, lo hize una noche que queria escribir algo asi, a pesar de estar un poco enferma se me antojo escribirla, y gracias para los que me lee, :D

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: