Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Naruto oka-san Sasuke oto-san

Autor: princesadehielo

[Reviews - 10]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

hola este es yaoi sasunaru todos los personajes son de masashi kishimoto exepto Yaomi esa es mia jeje

Notas del capitulo:

Konoha, una aldea pacifica y armoniosa, sede de grandes suceso y hogar de los más respetables y temidos clanes y, actualmente, hogar de los tres nuevos Sanín, una aldea que ha sido destruida hasta los cimientos y que de los escombros se ha levantado.

La cuarta guerra termino hace apenas unos meses y la gente de la aldea, como las demás, sufrieron muchas pérdidas, miles de shinobis murieron por proteger lo que aman, murieron para dejar un mundo donde las personas fueran felices, donde los niños pudieran seguir jugando libremente, murieron honorablemente en batalla, y hoy en día, a varios meses de su muerte, sus familias, aun les guardan luto, vistiendo prendas negras o visitando sus tumbas diario, a llevarles flores.

Los niños juegan bajo la luz del sol, los adultos trabajan o van por la despensa para la comida, la gente va y viene, entre toda esta gente se podía distinguir una cabellera rosa que destacaba sobre los demás, Sakura Haruno, una de los tres Sanín, de las mejores ninja medico que hay en el mundo y la mejor amiga de los dos más poderosos shinobi en la historia, una habitante de la aldea de la hoja que al igual que los demás sufrió mucho con la guerra, ella, como muchos otros perdió a su única familia, sus padres, estos murieron a mano de unos delincuentes, que aprovechándose de la guerra y la poca seguridad de la aldea, quisieron saquear y robar a manos llenas, sus padres defendieron lo que con tanto trabajo lograron obtener a lo largo de su vida, lastimosamente el precio fue alto, cuando Sakura regreso a la aldea, festejando como los demás la victoria obtenida, se topo con esta cruel noticia, lloro día y noche hasta que se canso, tiempo después regreso a su vida cotidiana, apoyada de sus amigos, pudo seguir adelante, pero había días como este en que los necesitaba como nunca, para su desgracia ellos ya no estaban y solo había una persona que podría apoyarla y aconsejarla, el único en que podía confiar y que sabía que pensaría antes de actuar, Sasuke Uchiha, su mejor amigo y casi hermano, después de Naruto, el era la persona en quien más confiaba.

Sasuke Uchiha, shinobi de Konoha, uno de los mejores, cabe mencionar, después la guerra fue acusado por traición e intentar destruir la aldea a si como otros varios cargos fue encarcelado y hace 2 meses fue puesto en libertad, y acepto la prótesis aunque hubo algunos problemas

d52;d52;Flash Backd52;d52;

La aldea estaba con una paz incomparable, pocas personas transitaban las calles, entre ellas destacaban tres personas en especial, Sakura, el sexto hokage y sobre todo Sasuke Uchiha ex ninja renegado, estos iban caminando hacia la entrada de Konoha, el azabache tenía poco tiempo de haber salido de prisión, ahora que era libre, quería conocer el mundo.

— Sasuke-kun, seguro qué no quieres quedarte, Tsunade-sama ya ha terminado la prótesis, solo seria unos cuantos meses, en lo que te acostumbras a ella, ¿qué dices? — preguntó la pelirrosa, esperando que él aceptará.

— Lo siento, Sakura, pero no puedo, ya te lo había dicho — respondió tajantemente el azabache, la chica soltó un suspiro y bajo la mirada, mientras cerraba los puños.

— Sabia que dirías eso, lo siento Sasuke-kun, pero no me queda opción, Tsunade-sama se molestara porque ha trabajado bastante, lo siento — dijo la joven mientras levantaba la mano con la palma extendida, lo vio fijamente a los ojos con una expresión seria. — En verdad lo siento mucho, Sasuke-kun — pronunció la joven.

Al instante varios shinibis aparecieron sobre los techos de las casas cercanas, eran los chicos que alguna vez fueron sus compañeros de generación, todos observaban al poseedor del rinnegan, la joven cerro el puño y todos se lanzaron sobre el Uchiha. Sasuke comenzó correr sobre los techos de las casas, los chicos de su generación le pisaban los talones, Chouji utilizo su Cho Baika no Jutsu e intento atraparlo con una mano, Shikamaru utilizo su Kage Nui no Jutsu, pero el pelinegro eludía ambos ataques con suma agilidad, Ino intento interceptarlo por el frente y utilizar Shintenshin no Jutsu pero termino en la mente de un pajarillo que pasaba por ahí, Hinata lo paro en un techo e intento bloquear los puntos de chacra con el Juken, pero Sasuke evito sus golpes y con su sharingan la mando a dormir, Kiba junto a Akamaru ejecutaron el Gatsūga pero terminaron noqueados junto a una pared, Tenten utilizo kunay's con sellos explosivos pero el chico utilizo el rinnegan e hiso una sustitución siendo Tenten la que recibió el ataque después lee se paro frente a él y empezó un sermón de la llama de la juventud donde dejaba más que claro que el seria quien lo detendría para cuando termino el chico ya se había ido.

A si uno a uno fue derrotado, el chico estaba cerca de la entrada, a apenas unos cuantos metros, brinco otro techo y freno en seco observando detalladamente al chico frente a él, de cabellos rubios y ojos azules

— Sasuke — pronuncio su nombre, su semblante era serio y estaba de brazos cruzados viéndolo reprobatoriamente

— Naruto — dijo el azabache, serio sin dejarse intimidar, ambo se vieron fijamente a los ojos

— Ah — el rubio dejo escapar un suspiro mientras relajaba su cuerpo, dejo caer sus brazos a los lados y bajo la cabeza mientras negaba con una pequeña sonrisa — tu no cambias, verdad — afirmo el rubio

— ¿Tendría que? — pregunto el azabache mientras le regalaba una pequeña e imperceptible sonrisa, el rubio levanto la cabeza y lo vio fijamente sin borrar su sonrisa

— Armaste un autentico alboroto solo por no querer quedarte unos meses — dijo con obviedad el ojiazul

— Hump — fue su monótona respuesta

Después de eso no volvieron a pronunciar palabra, solo se quedaron ahí, observándose el uno al otro, fijamente, sin perder el mas mínimo detalle, hablándose con la mirada, de uno forma única y misteriosa, en un idioma que solo ellos entendía, entrelazando sus almas en una sola, donde podían comprender los sentimientos del otro como si fueran propios, sin sonidos ni gestos, solo con verse a los ojos.

Desde un techo cercano una pelirrosa los veía, veía esa forma tan única en que se entendían, la forma en que se miraban, la forma en que se comunicaban, sin necesidad de palabras, y entonces lo entendió, entendió porque esa lucha incesante del rubio porque aquel chico volviera, entendió por que el pelinegro jamás lo ignoro o mato cuando tuvo la oportunidad, entendió porque es que ella jamás tuvo una oportunidad, porque se sentía excluida cuando ellos dos estaban juntos, porque ambos entendía el sufrimiento del otro, porque ese lazo, ese vinculo que tenían y tiene esos dos jamás se rompió, no era por una promesa, no fue simple amistad, no fue la soledad que compartían, no fue su sufrimiento, era algo más allá del simple entendimiento humano, la fuerza más grande este mundo, lo que hace que nos levantemos y caigamos, lo que nos hace sufrir y reír, un sentimiento único e inigualable, el amor, un autentico y verdadero amor, un sentimiento que no conoce barreras, que no le importan la edad o posición social, que no conoce raza o genero, el sentimiento más puro y autentico en este mundo. Aquello le cayó como una cubetada de agua fría, pensó en que era un error pero al verlos, al ver esa conexión tan especial que tenían no pudo negarlo más, ello se amaban, con una intensidad inigualable, y ella simplemente sobraba en la ecuación, le dolió, cualquiera pensaría que si pero la verdad es que no, al verlos no lloro solo sonrió, sabía que ambos estaban destinados, siempre lo supo, después de todo ella fue fiel testigo de cómo es que surgió ese amor, solo que siempre lo negó, no creyó que fuera posible, ahora comprobaba que si, y ella era su amiga, como tal debía aceptarlo y hacerse a un lado por la felicidad de ambos.

El momento era mágico, el tiempo se detuvo y no existía nada para ellos solo los ojos del otro, se olvidaron de todo, hasta que dos agujas sembo se clavaron en el cuello de azabache, este las toco antes de caer al techo inconsciente, Shisune se acerco del lado contrario de la pelirrosa, que al igual que el rubio se encontraba desconcertada por la acción de la pelinegra que había interrumpido el bello momento.

— Bien ya esta inconsciente, ahora a llevarlo con Tsunade-sama antes de que despierte — dijo mientras recogía las agujas y checaba su pulso — ¿Qué? — pregunto al ver como ambos la veían, como si le hubiera salido una segunda cabeza.

— Nada — respondió el rubio, aun desconcertado

— Bueno hay que llevarlo con Tsunade-sama, Sakura ayúdame —pidió la ojinegra

— Hai — dijo mientras se acercaba a ayudarla, desconcertando aun mas al rubio que no se había dado cuenta de la presencia de su compañera de equipo.

d52;d52;Fin Flash Back d52;d52;

Después de eso Sasuke despertó en una cama de hospital con un brazo nuevo y la clara advertencia de que si ponía un pie fuera de la aldea antes de que termine su recuperación, sin permiso de Tsunade, esta misma le arrancaría el otro brazo y entonces sería más tiempo el que se tendría que quedar, el pelinegro a regañadientes acepto, actualmente cumplía misiones sencillas que no ponían en riesgo su recuperación. Después de la silenciosa renuncia al amor del azabache por parte de la pelirrosa se volvieron muy buenos amigos, y aunque ya tenía meses desde aquel suceso ni Naruto ni Sasuke se decían nada al respecto, solo se veían, se hablaban o entrenaban juntos, como amigos nada mas, a la ojijade le desesperaba la situación pero decidió no intervenir a menos que fuera necesario.

Sasuke no era solo su amigo, también su confidente, con el conversaba cada que era necesario, y este le aconsejaba, el siempre estaba dispuesto a escucharla y ayudarla, era su forma de redimir sus errores pasados, y ahora lo necesitaba, necesitaba de su consejo.

La chica siguió caminando, recorriendo la bella aldea en busca del pelinegro.

d48; d47; d49; d46; d45; d51; d59; Kumogakure... Torre del Raikage

La habitación era silenciosa, cuatro personas estaban presentes en aquel lugar, el raikage, siempre imponente se encontraba viendo por la ventana dando la espalda a sus subordinados,  Darui, el próximo raikage estaba recargado en una pared cercana observando a la única chica presente, con un semblante serio, Bee el hermano menor del raikage y actual jinchuriki del Hachibi, estaba parado con los brazos cruzados y al igual que Darui observaba a la joven, la cuarta era chica de cabello negro, lacio y largo hasta los omoplatos, de piel blanca y ojos carbón. Tendría no más de 17 años, llevaba el típico traje de jounin de Kumogakure, su banda atada firmemente a la frente, d semblante serio, observaba la espalda del Raikage esperando sus órdenes

— Crees estar lista, Yaomi — pregunto el Raikage sin despegar su mirad de la ventana

— Si Raikage-sama — su vos era dulce pero firme y segura

— Bien entonces — se volteo a verla — tu misión esta dicha, deberás ejecutar el jutsu y asegurarte que Sasuke Uchiha y Naruto Uzumaki se vean afectados, según lo marca el plan — ordeno el raikage

— A si será — aseguro la kunoichi — si no hay más me retiro

— Hai — asintió el raikage viéndola tristemente — fue un honor tenerte como kunoichi de Kumogakure.

— Fue un honor servirle a esta aldea y a usted raikage-sama — dijo mientras se quitaba su banda y la colocaba sobre el escritorio — me retiro —

— Hai — respondieron a coro los demás

La chica salió de la habitación y todo volvió a ser silencioso nadie decía nada todos veían la puerta cerrada por donde salió la joven.

— ¿Cree que esto esté bien raikage-sama? — pregunto Darui

— No queda opción, Darui, vamos a darle a esos dos lo que se merecen

— Hermano, tus métodos son exagerados y el plan muy complicado, porque no lo dejamos y mejor dormitamos — rapeo el jinchuriki

— No Bee, esos dos se lo merece— Nadie dijo nada más.

Yaomi caminaba por las calles de kumo, observando todo llevaba en su espalda una mochila pequeña y envés de portar su traje de jounin llevaba un vestido azul cielo y sandalias normales, como cualquier civil

— Adiós kumo — dijo mientras seguía caminando

Continuara...

 

Notas finales:

Hola que tal?

 

espero les guste la historia, es mi primer yaoi espero les guste, se que a muchos que les gusta el yaoi odian a Sakura y/o Hinata pero aunque lo pueda parecer yo no las odio ok y prueba de ello es que lo que hice aqui con sakura jeje 

 

busque historias parecidas y no e encontrado nada por lo cual puedo asumir que esta es una historia original y unica cualquier copia de esta ya sea total o parcial es plagio si te interesa algo mandenme un msj en wattpad o facebook o aunque sea pon un comentario y yo te dire si puedes tomarlo

 

bueno creo que es todo comenten plis sus comentarios me ayudan a mejorar y me hacen feliz

 

bay

 

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: