Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Clearest Blue

Autor: DanaLang

[Reviews - 34]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Un AU en donde no existen los vigilantes enmascarados y Jason nunca fue adoptado por Bruce, sino por Kate Kane y Renee Montoya, como en el cómic Bombshells.


El contenido explicito estará presente en capítulos futuros los cuales estarán indicados por si no desean ver ese tipo de temática.


Ninguno de los personajes me pertenecen y son de propiedad de DC Comics, etc.


¡Espero que lo disfruten!

CAPÍTULO I

 

- No tienes de qué avergonzarte, Jason. Al contrario, Dick es un gran chico.

Jason dejó escapar un sonido lleno de pura molestia ante el comentario de Renee. No quería tener esa conversación, no en ese momento y no con sus madres. Tras comer un pedazo de su filete, bajó el tenedor y con la mirada en algún punto de su plato, respondió: - Pues bien por él.

Escuchó a Kate reír un poco y tan solo en ese momento alzó la mirada.

- Dale una oportunidad. Nunca sabes qué puede salir de ello. - Agregó Kate, guiñándole un ojo en un gesto que Jason respondió con una mueca cercana al asco.

- ¿Podemos dejar de hablar de mi vida amorosa? - Preguntó, haciendo un gesto de comillas entre las palabras “vida amorosa”. - No, no. Más bien, mi falta de vida amorosa.

Ese comentario le valió unas cuantas risas por parte de sus dos madres.

- De todas formas, te estoy diciendo esto porque él fue quien me preguntó sobre ti.

Estuvo a punto de atragantarse con el trozo de papa que comía, ¿por qué Renee decía cosas como esa cuando él comía y con tanta...Calma? Como si Dick Grayson notando su existencia fuera algo de todos los días.

Lo cierto era que Richard Grayson-Wayne efectivamente sabía de la existencia de Jason Todd-Kane. Sus apellidos indicaban el motivo: el parentesco de ambas familias los habían llevado a conocerse en un evento organizado por la familia Kane cuando Jason tenía 13 años, y Dick, quien parecía tan lejano pero tan terrenal al mismo tiempo, le tendió la mano y le dio a entender que él sabía lo que se sentía ser un huérfano atrapado en ese surreal mundo de la alta sociedad.

Jason estaba enamorado de él desde entonces.

Pero nunca lo reconocería como un “enamoramiento” sino más bien admiración o una poco-importante-atracción, porque, por más renuente que se mostrara a caer por alguien, Jason no era ciego y Dick solo parecía embellecer con los años.

Como lo odiaba.

Pese a su lejano parentesco, y el hecho de que habían asistido a la misma escuela, nunca tuvo oportunidad de conocer con más profundidad al heredero Wayne, quizás por su propio introvertido espíritu, o también por el hecho de que Dick siempre estaba rodeado de gente y nuevos amigos. Jason no tenía espacio en ese círculo, y honestamente no era algo que le quitara el sueño.

Por lo que saber que Dick lo recordaba después de terminar la escuela era, a lo menos, sorprendente.

- Me preguntó qué había sido de ti. - Continuó Renee sin esperar a la respuesta de su hijo. - Y que le gustaría verte trabajar en el departamento de policía, si te decides por eso.

Oh, alarma de tema sensible. Jason dirigió su mirada hacia Kate y notó la sutil forma en que esta frunció el ceño. A su madre le preocupaba que Jason considerara entrar al oficio de policía como alternativa de carrera, también a Renee, quien justamente seguía trabajando en el servicio uniformado. Sin embargo, ambas le habían expresado su apoyo si finalmente se decidía por seguir dicha profesión.

¿No era natural sentir cierto interés por ese estilo de vida cuando sus dos madres eran uniformadas?

- Lo que yo me pregunto es qué hace un sujeto como él trabajando para el GCPD, digo, es el heredero de Bruce Wayne, ¿qué demonios hace allí?

- Es lo que llaman vocación, Jason. Muy importante si pretendes unirte al servicio.

- Quizás puedes llevarlo a la estación un día de estos y dejar que Dick lo contagie con su “vocación”.

- Kate— Ugh. Ustedes— Ya da igual.

Con el sonido de las risas de ambas, Jason terminó su plato en la cena más incómoda que creía haber vivido en años.

 ...

- ¿Jason? Escucha, necesito que traigas la carpeta que deje en la mesa del comedor. No, Kate no puede hacerlo— Tu eres el desocupado en casa, mueve tu trasero y tráeme esa carpeta a la estación, ¿sí? Te espero en veinte.

Si Jason hubiera sido un poco más paranoico, hubiera creído que Renee se tomó en serio la idea de Kate de llevarlo a la estación de policía para reunirlo con Dick… Pero solo se trataba de una lamentable coincidencia.

(Además, lo de “desocupado” no era del todo cierto. Jason se había tomado unos meses antes de decidirse por una carrera y en el entretanto, hacía trabajos esporádicos de mecánico.)

Obviamente no podía negarle un favor a mamá. Jason partió en su motocicleta en dirección a la estación de policía mientras la conversación de la noche anterior daba vueltas en su cabeza y esperando no tener que encontrarse con el señor Grayson en el lugar.

...Aunque no podía engañarse, una parte de él realmente quería volverlo a ver.

Estacionó el vehículo y se internó en el recinto que ya conocía. La oficina de Renee quedaba al fondo y debía pasar por la mayor parte del cuerpo policial antes de encontrarla. Varios de los uniformados lo conocían desde que era un niño, y Jason los saludaba con una honesta sonrisa y una mano alzada.

Por su camino no había rastro alguno de Grayson, y Jason ya se estaba sintiendo un poco más tranquilo (y algo decepcionado) cuando una voz masculina distantemente familiar pronunció su nombre.

- ¡Jason! ¡Cuánto tiempo sin verte!

Al verlo, una sensación de cosquilleo invadió su estómago y los latidos de su corazón parecieron hacerse un poco más fuertes. Jason se odiaba un poco por sentirse como un maldito adolescente. Pero, ¿podían culparlo? era la primera vez en mucho tiempo que volvía a ver a quien había sido su amor platónico de adolescencia.

Dios, eso era patético.

Alzó la mano como lo había hecho decenas de veces durante la jornada e intentó ofrecerle una distendida sonrisa.

- Hey, sí. Bastante tiempo, de hecho.

¿Dónde había dejado toda su elocuencia? ¿Y por qué ni siquiera las clases de teatro que tanto le gustaban durante la escuela podían ser su salvavidas?

- Es bueno verte otra vez. - Dick agregó, sonriendo de una forma que lo hizo recordar porqué su yo-de-trece años cayó inmediatamente rendido a sus pies. - ¿Vienes a ver a Renee?

- Si, quiere que le entregue esta carpeta.

- Ya veo. Tendrás que esperarla unos minutos, el Comisionado quería verla, nuevo jefe y todo eso— Pero si quieres yo puedo entregarla.

Jason dirigió su mirada hacia la carpeta, y luego hacia Dick. Guardó silencio por un par de segundos, decidiendo si sería buena idea esperar a Renee y aprovechar la instancia para ponerse al corriente con Dick.

Quizás él tampoco tenía ese tiempo libre, pero podía intentarlo.

- Uh, no. Creo que puedo esperarla, además tengo algo que hablar con ella así que…

- ¡Entiendo! - Dick esbozó una sonrisa. - ¿No quieres acompañarme en mi break mientras la esperas?

Hablaron de la policía, de los tiempos de secundaria, de la forma más óptima de combatir el crimen en Gotham, de familias, madres, padres, y Jason jamás creyó que había visto a alguien brillar como Dick lo hizo al hablar de sus hermanos menores.

No pudo evitar sonreír al escucharlo y verlo.

- Pero en fin, Damian y Tim se llevarán mejor con el tiempo, estoy seguro de eso.

Se le era imposible imaginar lo que era tener un hermano, pero a juzgar por la forma en que Dick hablaba de los suyos, asumía que solo le brindaban felicidad al oficial.

- Suficiente de mí. ¿Qué hay de ti? Renee me comentó que estás interesado en ingresar al servicio. - Dick alzó su taza de café y la bebió después de un buen rato de conversación.

- Aún lo estoy pensando. Por ahora hago trabajos esporádicos, como mecánico...No podía permitirme ser el mantenido de Renee y Kate.

El rostro de Dick pareció iluminarse de repente. - ¿Mecánico? Desde hace unos días que busco uno de confianza, mi motocicleta comenzó a fallar y ya no se enciende.

Bien, ahí tenía otra “afortunada” coincidencia.

Acordaron encontrarse el sábado por la tarde en el edificio en donde habitaba Dick. Al terminar su break, ambos se pusieron de pie y Jason pudo ver a Renee salir de la oficina del comisionado.

Cuando sus miradas se cruzaron, su madre sonrió.

•••

Era el día más caluroso del verano. Jason acababa de llegar al departamento de Dick cuando éste partía a comprar almuerzo. Dejándole las llaves de la motocicleta, Dick fue en búsqueda de algo de comer para ambos procurando volver lo antes posible.

Decidió comprar en el local de comida china más cercano, aprovechando que Jason le había dicho que se contentaba con cualquier tipo de alimento. En unos cuantos minutos ya estaba devuelta, pero al encontrarse con el menor nuevamente y presenciar la escena frente a él, creyó que el calor le estaba pasando la cuenta.

Dick tragó saliva. Sabía que Jason no era el pequeño chico que conoció cuando tenía 13 años, eso estuvo claro desde que se encontraron nuevamente en la estación de policía pero— No se había preparado para encontrarlo sin camiseta y descubrir en ese instante lo trabajado que estaba su cuerpo.

- Hey, ¿comida china? - Jason se volteó y...Maldición Richard Grayson, compórtate.

Asintió, y bastante consciente de que no podía dejar de mirarlo, alzó la voz intentando sonar lo más distendido posible: - ¿Por qué no subimos a mi departamento a comer?

- Claro. Déjame acabar con un par de cosas aquí y te sigo. - Volvió a dirigirse a la motocicleta y Dick se sintió hipnotizado por la forma en que los músculos de su espalda se movían-  

Eso era malo. Muy malo.

… 

Comieron y charlaron un buen rato (y afortunadamente para Dick, esta vez Jason se había puesto su camiseta). El oficial aprendió un par de útiles datos sobre motocicletas, pues Jason era un gran conocedor sobre ese tipo de vehículos y parecía disfrutar hablar de ellos. Por su parte, Dick estaba más que dispuesto a escucharlo.

Al finalizar, volvieron a bajar al estacionamiento.

- Ya no debería darte problemas. Pero si lo hace puedes llamarme.

Dick secretamente deseaba que su motocicleta volviera a darle problemas. Pronto.

- Muy bien, ¿cuánto te debo?

- Uh— No, no me debes nada.

- ¿Qué? Pero Jay—

Ambos se detuvieron al oír tal apodo y Dick se sintió enrojecer levemente al notar la sonrisa que se dibujó en los labios de Jason.

- En serio, Dick. Por ser la primera vez no te cobraré.

- Muchas gracias. Te debo una.

- Podemos arreglar eso otro día.

Jason se despidió con un guiño y Dick no dejo de pensar en eso durante toda lo que quedaba de día.

•••

Desde ese entonces Jason y Dick comenzaron a hablar más seguido vía mensajes de texto y conexión en otras redes sociales, pero ninguno de los dos había propuesto volver a encontrarse fuera del trabajo, hecho que decepcionaba un poco a ambos pero que ninguno de los dos se atrevía a revertir.

Dick se había acercado a Jason con la sola intención de convertirse en su amigo, hasta ahora creía que estaba funcionando y se sentía orgulloso de ello, y pese a lo ridículamente perfectos músculos de Jason, deseaba que así se mantuviera, tenía algo miedo de entrar en otra relación después de unos cuantos bullados fracasos amorosos.

Pero aun así no podía evitar sonreír como un adolescente cada vez que Jason le enviaba un mensaje, le deseaba buenas noches o lo despertaba con un mensaje de buenos días. Antes de que pudiera hacer algo al respecto el menor se había convertido en una parte fundamental de su día, era una rutina a la que definitivamente se estaba acostumbrando, y esperaba que fuera así por mucho, mucho tiempo más.

Y aunque Dick a veces lo dudaba, era lo mismo para Jason, quien usualmente se mostraba renuente a socializar y confiar en otros tan rápidamente… El coqueteo mutuo no ayudaba pero, ¿honestamente? Jason lo disfrutaba demasiado como para querer detenerse. Sin embargo se mostraba pesimista ante el futuro, convenciéndose de que en algún momento Dick se aburriría de su juego de adolescentes.

Por ahora era casi, casi perfecto. Solo deseaba poder volver a verlo una vez más.

Pero pronto se llevaría una sorpresa, Renee le conocía demasiado bien y decidió darle una pequeña ayuda.  

Notas finales:

Trataré de actualizar todos los días ya que el fanfic está casi completo, me faltan un par de capítulos y editarlo un poco más, en fin, ¡los comentarios siempre se agradecen! ♥

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: