Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Jugando por tu amor (Malec)

Autor: Yuzu_ki

[Reviews - 3]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes le pertenecen a la escritora Cassandra Clare y el fanfic le pertenece a MafeCullenSalvatore1, quien me dio permiso para publicarlo aqui. Los personajes son de la serie Shadowhunters, es un mundo alternativo

Notas del capitulo:

Este fanfic no me pertenece. Todos los derechos al autor, el cual me dio permiso para publicarla aqui. Aqui podran encontrar al autor del fic: https://www.wattpad.com/user/MafeCullenSalvatore1

-Buen trabajo Lightwood --felicito el entrenador Herondale palmeando la espalda del chico-- asi me gusta, que te esfuerces.

-Siempre me esfuerzo entrenador --se Alec quejo rodando los ojos.

-Solo queria halagarte Lightwood. --gruño

-No necesito sus halagos, yo perfectamente se que soy genial --el ojiazul palmeo la espalda de su entrenador --ahora si me disculpa, quiero ir a ducharme.

-Aqui? --pregunto el entrenador curioso. Alec miro hacia el piso y nego.

-No, la verdad ire a mi casa.

El entrenador chasqueo la lengua y rodo los ojos.
-No entiendo ese fetiche tuyo de no ducharte aqui

Alec se sintio en completamente nervioso imediatamente y fruncio el ceño.

-Es solo que no me siento comodo aqui --murmuro Alec encongiendose de hombros--ahora si me disculpa, tengo mas cosas que hacer.

El hombre se encogio de hombros.

-Esta bien como quieras Lightwood, pero algun dia tendras que dejar esos miedos.

Alec tambien se encogio de hombros.
-Si quizas algun dia.

El chico suspiro pesadamente, no, definitivamente nunca lo haria, no podias arriesgarse a que sus compañeros se dieran cuenta quien era el, aun no estaba listo, Alec entro en su auto pensando muy seriamente si algun dia lo haria.
**************************************************************

-Es todo por hoy --murmuro el entrenador Fade. Magnus estaba sudoroso y agotado --Bane, tienes que mejorar tu rendimiento.

-¿Es en serio? --Pregunto el moreno mirando incredulo a su entrenador --pero si ha sido el mejor.

-No tienes que ser mejor que tus compañeros --gruño el hombre-- tienes que ser mejor que esos estupidos Nefilims, hay un nuevo Mariscal de campo en su equipoc y por lo que he oido ese chico es excelente.

-Sì bueno --Magnus ensancho el pecho con orgullo-- puede que sea muy bueno pero no creo que sea mejor que yo.

El hombre rodo los ojos.

-Eres demasiado confiano Magnus Bane, algun dai eso te mereta en problemas, no quiero que por tu culpa pierda el equipo

-Oh vamos entrenador, he sido el mejor jugador de este equipo ¿Por cuanto timpo? ¿Tres años? --pregunto el chico con orgullo.

El hombre rodo los ojos.

-Si bueno si han sido tres años, pero no dice nada.

-Eso en realidad dice mucho, ahora usted encarguese de gritar a todos los jugadores y yo me encargo de hacer ganar al equipo, pero ahora --el moreno se encogio de hombros-- sinceramente esta conversacion ya me aburrio, asi que adios.

-Magnus Bane espera aqui, no hemos acabado

Magnus miro a su entrenador con diversion.

-La verdad señor, yo si he acabado.

-Si no vienes aqui te suspendere en el proximo partido.

Magnus se giro para mirar a su entrenador y la expresion de burla en su rostro era innegable.

-¿En serio lo haria? El proximo partido es contra los Nefilims, puede que usted lo haga, pero todo la escuela lo odiara ya que sin mi ustedes perderan ¿Tiene algo que decir? --el entrenador miro a Magnus furibundo --pero no dijo nada, lo que hizo que Magnus sonriera abiertamente-- si, eso pense --dijo el chico encongiendose de hombros y caminando lejos del hombre.

*********************************************************************************
-Es la mejor fiesta de cumpleaños del mundo chicos, gracias, no tenian que molestarse --murmuro Alec sonriendo abiertamente mientras le daban fuertes palmadas a sus compañeros de equipo.

Esa misma noche se celebraba su cumpleaños en el club Pandemònium, uno de los bares de todo Nueva York.
Alli se encontraba Jace Herondale el sobrino del entrenador y uno de los mejores jugadores del equipo, tambien por supuesto era el mejor amigo de Alec, tambien estaba Simon Lewis, Julian Blackthorn, James Herondale, hijo del entrenador, Jonathan Morgenstern y otro par de chicos que formaban parte del equipo pero no eran muy populares, tambien se encontraba el grupo de animadoras alli, por supuesto estaba la novia de Alec, Lydia Branwell, Isabelle Lightwood, hermana de Alec, Clary Fray novia de Jace y Emma Carstairs.

Los chicos se fueron a bailar con sus respectivas parejas mientras que Lydia estaba junto a Alec conversando alegremente.

-¿Como estuvo el entrenamiento?
--pregunto la chica sonriendo.

-Como siempre, duro, aunque el entrenador esta mas intenso que siempre --Alec torcio el gesto.

-Si bueno, todos lo estan, se avecina un partido importante --la chica miro a su novio-- todos depositan sus esperanzas en ti, hemos perdido tres años consecutivos contra los subterraneos.

-Lo se Lydia, yo he estado en todos los partidos.

-Si, pero Alec, es la primera vez que juegas conra ellos, eres el capitan y el Mariscal de campo, todos quieren que ganes por todo el equipo.

-Lydia --Alec gimio quejumbroso-- eso no es nada tranquilizante.

-Lo siento --la chica sonrio, pero su sonrisa desaparecio cuando recordo que tenia algo importante que decir al chico --Alec yo...

-¡Alexander! --Grito Jace corriendo hacia los chicos con rapidez --tienes que venir ahora mismo-

-Jace, Lydia y yo estamos hablando, no seas grosero.

-Hermano es importante --apremio el rubio-- Jonathan miro a Ragnor Fell ¿Que haremos?

Ragnor Fell era la mano derecha del capitan de los subterraneos, eso signfica una gran pelea.

-Nada --el ojiazul se encogio de hombros y su hermano lo miro con incredulidad

-Creo que no has escuchado bien, es Ragnor Fell.

-Lo escuche bien Jace y me da igual.

-Pero Alexander, el es un subterraneo.

-Jace te dicho que no me importa, Pandemònium es lo suficientemente grande para que estemos lejos de ellos ¿podrias por favor no arruinar mi cumpleaños? --Gruño el chico molesto-- es en serio ya te estas comportando como un idiota.

El rubio parpadeo varias veces pero no dijo nada, pocas veces Alec se enojaba, pero cuando la hacia era peor que nadie, por lo que el chico no discutio, solo asintio y desaparecio de nuevo entre la multitud.

Alec suspiro agotado y se recosto en la silla, Lydia lo miraba con diversion.

-No te interesa --murmuro, no era una pregunta, lo estaba firmando.

-No se a que te refieres --musito Alec y lo decia sinceramente, por lo que Lydia prefirio aclarar.

-No te interesa esa guerra que hay entre los subterraneos y los Nefilims.

Alec miro a su novia con interes.

-No es que no me interese eso, es que me parece muy estupido, no entiendo porque por de equipos diferentes tienen que actuar con tanta violencia.

Lydia le sonrio al chico pero no dijo nada mas, aunque la forma en la que lo miraba y le decia todo, ella amaba a Alec, aunque por supuesto de ninguna forma romantica, lo amaba como a un gran amigo, solo estaba con el para cubrir su homosexualidad, ella no le molestaba fingir ser novia de Alec, era su amiga y lo ayudaria en lo que necesitara, le encantaba la sinceridad y lo buena persona que podia llegar a ser el ojiazul, todos los jugadores del equipo estaban llenos de odio y rencor hacia los subterraneos, pero Alec a pesar de ser el capitan del equipo, era diferente, el solo estaba concentrado en ganar el juego, en no decepcionar a sus padres, en ser un gran hermano, un gran estudiante y un gran hijo, la estupida competitividad entre Nefilims y Subterraneos no le interesaba en absoluto, la violencia no le interesaba en absoluto.

-Estas mirandome --declaro Alec frunciendo el ceño-- ¿Porque estas mirandome?

Lydia dio una pequeña carcajada.

-Oh amor, es que eres muy sexy --musito la chica antes de estallar sonoras carcajadas. Alec tambien lo hizo mientras negaba.

-Seras tonta ¿No te estaras enamorando de mi en serio? --musito el chico arqueando las cejas. Lydia puso cara de horror.

-Por favor no, por supuesto que no.

Alec puso su mano en su pecho sintiendose un tanto ofendido.

-¿Tan impensable es la idea de que me ames?

Lydia lo penso un momento y nego.

-No, por supuesto que no, pero estoy bastante segura de que no soy tu tipo.

Alec se sonrojo inmediatamente y le saco la lengua a la chica.

-No me molestes.

-Oh vamos Alexander, dame un beso --propuso la chica-

Alec se encogio de hombros.

-Por mi esta bien --los dos chicos estiraron sus labios, pero justamente cuando se iban rozar, Alec giro su rostro para que Lydia besara su mejilla.

La chica rio mientras abrazaba al ojiazul, esto eran ellos, parecian novios, aunque eran los mejores amigos que nadie se pudiera imaginar.


********************************************************************************
-No sabia que estaban esos asquerosos Nefilims aqui --escupio Ragnor con asco.

-Esos malditos estan invadiendo nuestro territorio --grupo Raphael.

-No podemos salir a bebe un par de copas en nuestro bar favorito porque esos malditos Nefilims nos invaden --espeto Kyle.

-¿Que haremos? --pregunto Woolsey.

-Ignorarlos --contesto el moreno con sencillez.

-Magnus -comenzo Ragnor.

-Ragnor si tanto quieres pelearte con los Nefilims, ve, yo no te lo impedire, pero tampoco te ayudare si te golpean.

-¿Estas defendiendo a los Nefilims? --pregunto Raphael incredulo.

-No, pero tampoco a ustedes Suiza --se defendio el chico antes de tomar el trago de Raphael y beberselo completamente --ahora si me permiten, quiero ir a ver si consigo a alguien interesante con quien ligar.

El moreno se metio entre el mar de gente que se encontraban danzando alegremente, Magnus escaneo la multitud pero no encontraba nadie lo suficientemente interesante, el chico siguio dando vueltas hasta que por fin alguien llamo su atencion.

-Hola Camille --murmuro Magnus sentandose junto a la rubia la cual le sonrio encantadoramente antes de poner su delicada mano en la pierna del moreno.

-Magnus ¿Que haces aqui? --pregunto la chica sonriendole abiertamente -- que yo sepa, este es el territorio de los Nefilims.

-Si bueno, los chicos querian divertirse un rato con los niños angeles -respondio el moreno encogiendose de hombros.

-¿Sigues con el fetiche de no meterse con ellos?

-No me interesa pelear con niños ricos de Camille, yo solo compito con ellos en el campo.

-Los chicos no se deben sentir muy felices con ellos

-Sinceramente no me importa en absoluto --Magnus se encogio de hombros-- Soy demasiado importante para ellos, no pueden molestarse conmigo o terminaria perdiendo.

Camille rodo los ojos.

-Nadie ess indispensable Magnus

-Yo si lo soy, pero basta de charlas --Magnus se puso de pie y tomo a la rubia de la mano para halarla --bailemos.

El resto de la noche Magnus se la paso bailando y bebiendo, Camille lo habia dejado solo por estar con otros chicos, aunque Magnus por supuesto se habia ligado a otros chicos y chicas, tambien estaba demasiado ebrio, aunque en el no era nada nuevo.

El chico se estaba dirigiendo al baño tranquilamente cuando alguien tomo bruscamente su brazo.

-¿Que hace aqui la rata subterranea mayor?

El moreno aparto su brazo con fastidio.

-No me molestes Jonathan --gruño el chico-- ve mejor con tus estupidos compañeros.

-¿Que has dicho? --cuestiono Jonathan con furia mientras lo tomaba de su camisa.

-Jonathan libera a la rata.

-Pero es...

-Alec ha dicho que no quiere que arruinemos su cumpleaños, deja la rata bien.

Jonathan solto bruscamente a Magnus.

-Te salvaste por hoy, pero no tendras suerte a la proxima

Magnus rodo los ojos.

-¿Quien lo dice? ¿Tu pequeño Johnny?

-Eres un hijo de...

-¡Ya basta! --gruño una voz potente detras de Jace. Magnus no pudo ver quien era puesto que el rubio lo cubria por completo ---dejenlo en paz, ahora nos iremos.

-Pero Alec hoy es...

-Ya no me importa que sea hoy, ya han arruinado la noche ¿no pueden vivir un segundo sin pelear con los subterraneos? Ya me canse nos vamos a casa o si quieres quedarte, pero yo me largo ¿Jace, Jonathan quieren verme enojado?

Los dos chicos se mordieron el labio pero no dijeron nada mas, simplemente se dieron la vuelta y se marcharon detras de lo que pudo identificar Magnus, un pelinegro alto y fuerte.

Magnus por supuesto entendio que ese era Alec Lightwood, el nuevo Mariscal de campo de los Nefilims, el chico que el sin saber Magnus, complicaria completamente su vida.
Notas finales:

Que tengan buen dia. sorry por la falta de acento solo que no encuentro como asero, he visto varios tutoriales pero el mio el teclado llega hasta las flechitas no tiene mas para alla. Mundo alternativo

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: