Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

NO TE CONOCIA

Autor: Galvanixe90

[Reviews - 29]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Este es mi primer relato. No soy escritora así que no será una obra maestra y tendrá problemas en la redacción, pero tengo mucha imaginación y es una buena forma de desestresarse

 

NO TE CONOCIA

CAPITULO 1

A veces, tantas veces me pregunto ¿cómo puedo estar aquí y ser tan feliz a su lado? Tal vez después de tanto tiempo, de tantos momentos, de tanto dolor he quedado inconsciente y tan solo vivo en un sueño continuo del que no quiero despertar.

-          ¿Qué le sucedió?

-          Hubo una trifulca en la cárcel y al aparecer, ella junto a otras tres reclusas, fueron golpeadas.

-          ¿Está bien?

-          Esta estable – Dijo la enfermera mientras salía de la habitación de forma intempestiva

-          Parece que no es muy habladora…

-          Eso mismo creo yo – dije a mi visitante quien se pegó un pequeño susto al no recordar que había alguien más en la habitación – ¿Qué haces aquí? No me digas, te mandaron a interrogarme aprovechando los efectos estimulantes de las drogas o ¿viniste a torturarme?

-          No, solo quería saber cómo estabas.

-          Estoy mal, gracias por preguntar ¿algo más?

-          No tienes que estar a la defensiva – dijo sentándose en sofá que estaba frente a la cama de hospital, supongo yo para ponerse más cómoda, o simplemente para fastidiarme con su presencia.

-          Claro Camila, no tengo que estar a la defensiva, aunque seas la recadera de una zorra

-          Oye no soy la recadera de nadie y no estoy aquí por ella

En realidad, estaba ya fastidiándome de la situación, yo no tenía nada de qué hablar con esa mujer y su presencia prepotente me ponía los pelos de punta. Sin duda Camila Esquivel, era una mujer imponente con sus 1, 66 de estatura (calculo yo porque mido 1,72 y ella es como 5 centímetro más baja) su pelo largo y negro, sus lindos ojos grises y ese cuerpazo que… Basta, que la gerente de ventas de la empresa en la que trabajaba esta como quiere, pero es una maldita bruja, de eso estoy segura.

-          Mira Camila, estoy cansada, me duele la cabeza y…

-          En verdad, yo solo quería saber cómo estabas, y preguntarte si podía hacer algo por ti.

-          Nada, solo vete

-          Ok, llámame a la oficina si necesitas algo

-          Sabes que sí, necesito algo

-          ¿Que?

-          Dile a la puta que tienes por jefa que me las va a pagar

-          ¿Eso es todo?  - asentí- Bien se lo diré.

 

Camila tomo su bolso y salió de la habitación sin más. No soy normalmente una persona agresiva, pero me sentía tan traicionada, enojada, usada. Sara Sandoval Me había puesto en la cárcel después de un robo millonario en su empresa en la cual yo era la jefa de sistemas. Simplemente por manejar cada equipo de la empresa asumió que yo había cometido el robo, claro que manipulada por su estúpido novio Antonio con el que me engaño durante meses antes de mandarme al diablo, sí, porque aparte de todo es mi ex. Sin una sola prueba me denuncio y como vivo en un país en donde primero se dispara y después se pregunta, a eso súmale que el que tiene el dinero tiene la razón, pues termine allí y ya van tres duros meses.

-Oye ¿Quién es esa preciosura? – Pregunto Fabián entrando a mi cuarto, como si no fuera suficiente ahora tenía que soportar la lascivia de mi torpe mejor amigo.

- Una bruja adoradora de Satán

- Con ella me cambio de bando

- Vaya Fabián, después de tanto tiempo vengo a enterarme así sin más que eres bisexual, ya decía yo que esa fascinación por Jared Leto ocultaba un bajo instinto.

- Epa, epa que reconocer que Jared Leto es un buen actor no me hace gay, ni nada de eso y… Tu sabes a lo que me refiero – Replicaba Fabián con una cara que cambiaba rápidamente del asombro al enfado, no pude evitar reír retorciéndome de dolor al mismo tiempo

- jajajaja.. Claro, claro, cálmate

- Bueno ya Niki, hay algo de lo que debemos hablar

La cara seria que Fabián puso de repente me asusto tanto que deje de reír, esa actitud en una persona con su carácter solo significa algo muy serio, por no decir grave. Me llene de ansiedad imaginando que ya habían fallado en mi contra y que me esperaban mínimo tres años más de cárcel.

-          Habla – dije mientras me ponía más cómoda para verlo mejor a los ojos

-          Niki no me vayas a odiar, tenía que hacerlo, yo no sé de qué otra forma ayudarte y aunque Sebastián y Fer están haciendo todo lo posible por sacarte de allí, todos sabemos que no es suficiente además tu…

-          Deja de parlotear como una cacatúa nerviosa que me estas poniendo nerviosa a mí también. Dilo de una vez

Fabián tomo aire y lo soltó junto con una oración que no pude entender muy bien.

-          ¿Qué, que?

-           Que esta mañana hable con tu papá y debe estar llegando esta noche.

-          Repite eso

-          Que esta mañana yo…

 

No pude soportarlo, me lancé a Fabián como luchador de sumo se lanza a su oponente, sin recordar que tenía una costilla rota junto con unos ligamentos, lo que me hizo lanzar un grito de dolor al recordarlo, logrando que Fabián aprovechara para ponerme de nuevo en mi posición original, alejándose cobardemente de mi lado.

-          No puedo creerlo Fabián

-          Sí, es increíble que te lances como una fiera con una costilla rota, a lo mejor se te desencajo

-          Fabián

-          Si, si, ya lo sé, te prometí que solo si estuvieras a punto de morir lo llamaría

-          ¿Entonces?

-          Niki, si esos guardias no hubieses llegado a tiempo estarías muerta, y muy posiblemente esas perras te estén esperando con ansias para terminarlo.

-          Yo…

-          ¿Qué me vas a decir? ¿Qué te puedes defender? ¿que no va a volver a pasar?

 

No estaba segura si podía responder a eso, esas mujeres eran presas sin nada que perder.

 

-          ¿Cuándo viene?

-          Mañana en la mañana

 

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: