Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Beauty [NAMJIN]

Autor: knvlchan

[Reviews - 29]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

POV's Namjoon

 

Me encontraba comiendo el sándwich que me había preparado en la mañana. Sohye estaba a mi lado platicando con alguien desde su celular por lo que no me prestaba atención.

 

Aburrido de no platicar con nadie tomé mi celular para hacer lo mismo.

 

Poco después Hoseok se aproxima a nuestra mesa haciendo mucho escandalo. Le lanzó una mirada incómoda porque gracias a él, media cafetería nos volteó a ver.

 

–Lo siento Nam. Estaba feliz de verlos –Me hizo un puchero.

 

–Es raro verte por aquí. ¿Te saltaste una clase? –Pregunté levantando la ceja.

 

Hobi simuló que estaba pensando, poniendo su índice en el labio y levantando su mirada hacia al cielo y de manera inclinada.

 

–No. Es sólo que la profesora de matemáticas tuvo un contratiempo y eso me dejo la clase libre –Sonrió.

 

Sohye levantó su rostro después de haber estado tanto tiempo en su celular.

 

–Es bueno tenerte por aquí –Sonrió.

 

Él levantó su mano en señal de saludo y después se dedicó a darnos una gran mirada sospechosa. Primera la miraba a ella para después posar su mirada en mí, eso me estaba incomodando. Estuve a punto de preguntarle el motivo del porque nos observaba tanto hasta que él solo habló mientras se recargaba en su silla.

 

–Harían buena pareja –Dijo victorioso.

 

Sohye exclamó al instante.

 

–¿Estás loco? Ni en mil años estaría con él, ni aunque fuera la última persona en este planeta podría estar con él –Puso una cara de asco –¡No! ¡Nunca, ni pensarlo! –Cubrió su rostro.

 

Yo no dije nada, simplemente reí como estúpido intentando que las palabras de Sohye no me lastimaran. Tampoco la veía como un interés romántico, después de todo, ella era mi amiga pero había una mejor manera de expresarse.

 

–Ya, vale. Lo capto niña –Mi amigo frunció el ceño –Como sea –Me levanté de la mesa.

 

–¿A dónde vas? –Me preguntó Hoseok.

 

–Tengo clase. Los veo al rato –Seguí mi camino.

 

Lo cual era una completa mentira. Mi clase era dentro de media hora y ellos lo sabían pero no me dijeron nada. Caminé en dirección hacia el pasto de la escuela, ahí me recostaría un rato para dormitar en lo que empezaba mi clase.

 

Si era sincero, estaba herido. Esa clase de comentarios siempre me herían. Y entonces recordé lo que viví en la secundaria.

 

Mi rostro nunca había sido bonito. Eso lo tenía en claro desde un principio, sobre todo cuando al llegar a esa escuela una compañera hizo un rostro de repugnancia cuando me vio. Claro, esta parte quedaba como parte de mi pasado pero me resultaba doloroso recordarlo.

 

Esa vez, la maestra llegó muy emocionada porque se haría la votación en nuestro salón. Era un juego que habían puesto para no se que, la cosa era que se elegiría lo mejor de algunas categorías.

 

–Entonces chicos, ahora elijamos al chico más guapo del salón –Dijo emocionada.

 

Recargué mi barbilla en la palma de mi mano. Esta clase de cosas realmente me incomodaban mucho, sobre todo porque ya sabía lo que venía a continuación.

 

–Elijo a Namjoon –Se rió un compañero.

 

–Sí, sí, sí –Replicó otro.

 

–Él queda perfecto para este papel –Lo siguió otro.

 

Algunas chicas se rieron detrás de mí. Sentí como mi corazón se estremecía al escucharlas murmurar detrás mío. Intenté mantener mi cordura, evitando que los ojos se me llenaran de lágrimas cuando escuché bastante alboroto a mi alrededor.

 

–Ya basta chicos –La maestra golpeó la mesa –Elijan a una persona en serio, esto no es juego.

 

Quizás su comentario no había sido nada hiriente pero para mí fue como si miles de balas atravesaran mi corazón. Tragué saliva porque quería esconder mi rostro en una gran bolsa y salir huyendo de ahí.

 

¿Acaso yo no podía ser considerado bello? Claro que no. Eso hasta la profesora lo sabía, después de que puso orden, eligieron a alguien más. En estos momentos no recuerdo quien era pero eso me tenía igual.

 

Incluso ahora pensaba lo mismo. En un mundo tan capitalista, las apariencias era lo que más importaba. Obviamente la inteligencia jugaba un factor importante, pero eso no quitaba el hecho de que a veces eras juzgado al instante por tu rostro.

 

Lo sabía porque lo escuchaba. Desde la foto de tu curriculum hasta para subir a un puesto más alto. Las bonitas o los atractivos, de alguna manera siempre eran la primera opción. Podría explicar una infinidad de historias que concuerdan con esta filosofía pero simplemente me molestaba recordarlas.

 

Odiaba mi rostro y también odiaba a la sociedad que me juzgaba por él. Así que había decidido ampliar mis conocimientos para tener algo con que defenderme, al menos eso nadie te lo quitaba.

 

Sonó la alarma de mi celular indicándome que ya faltaban cinco minutos para mi próxima clase. Abrí los ojos intentando olvidar las malas experiencias, me sacudí el pasto que tenía pegado al cuerpo y caminé directo hasta el edificio de Ciencia.

 

Observé a un chico bastante atractivo que iba rodeado de bastantes chicas sonrientes y algunas muy guapas.

 

Si tan sólo tuviera un rostro como él pensé.

 

Era una estúpida idea pero era inevitable tener esa clase de pensamientos cuando veía gente de ese tipo. De alguna manera odiaba esta clase de sentimiento y decidí enfocarme en la clase siguiente.

 

Todo se sentía mejor cuando me apegaba a mis libros y a mis apuntes porque al menos ahí, sentía que encajaba a la perfección.

 

Notas finales:

Pues es una historia que tenía muchas ganas de subir desde hace un rato, espero les guste ^^

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: