Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

“Nuevo invierno de acero” por KarinUchiha1

[Reviews - 94]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Con el exito de mi primer oneshot Stony e decido escribir este nuevo fic, long fic siendo la pareja principal WinterIron donde veremos como Bucky como el nuevo Capitan america crean un lazo muy especial con Tony a pezar de todas las lagrimas han derramado bajo el manto de la tragedia

Notas del capitulo:

Al igual que la primera vez con el Stony, este es mi primer WinterIron ya tengo experiencia como ficker pero entrar aqui no se si lo haga bien y espero que les guste este winteriron que puede que deje lagrimas en el proceso.

Basandome un poco en las peliculas y en la informacion de comic (no al 100% pues no leo) este fueron los resultados

El primer capitulo es corto pero es para ver que tal funciona, si la fic va bien los empezare hacer mas largo y como siempre dando un agradecimiento a mi betareader Adri por inspirarme al igual que ayudandome con datos de nuestro Bucky y Tony.

Un soldado siempre cumple su misión, no importa su procedencia la misión es lo primordial, aun si para eso te manchas con la sangre de aquellos que mataste dejando el rastro de las lágrimas que provocaste.

No sabría la cantidad de personas a las que herí por mis acciones, pero si sé que una de ellas es aquel hombre con la armadura más fuerte del mundo, también mejor conocido Anthony Edward Stark. Aquel hombre de hierro, yo le quite todo; a sus padres, a sus amigos y ahora le quite a la única persona que el mas amaba en el mundo.

La guerra infinita termino, pero como en toda guerra, la muerte siempre está presente y en esta guerra, la muerte se llevó a muchas personas y entre ellas estaba mi mejor amigo Steve Rogers alias “El Capitán América” y también el amante de Tony Stark, el hombre que siempre lo pierde todo.

 Aunque esa guerra termino, yo seguía siendo un prófugo y fui custodiado por SHIELD. Pero yo no podía quedarme ahí, no soportaba estar en ese lugar recordando a Steve, así que escape pero fui detenido por ese sujeto de acero “Ironman”.

Que si bien la primera vez que pude vencerlo fue con la ayuda de Steve, pero era distinto ahora y esta vez Steve ya no podía salvarme.

-Si vas a matarme, más te vale esta vez no fallar- dije algo cansado, pues destruyo mi brazo izquierdo de nuevo y ya estaba bastante golpeado.

Al ponerse frente a mi parecía molesto y serio; pero no daba la impresión de querer matarme, levantando la palma de su mano reflejando su rayo destructor, cerre los ojos esperando el golpe de ese rayo, al darme cuenta que no me ataco abrí los ojos y vi su mano ofreciéndome una carta

-Qué es esto?- pregunte muy confundido

-Es de Steve, antes de que empezara la guerra contra Thanos me la dio- dijo Tony bastante serio y haciendo una pausa algo incomoda.

-Él sabía que terminaría por sacrificarse para salvarnos, pero antes de hacer eso, me dejo esto- me mostro la carta con una mirada bastante seria de la que ya tenía.

-Que tiene que ver esa carta conmigo?- dije algo molesto, pues sea lo que sea que haya en esa carta ya no me importaba.

-Esta carta me pidió dos cosas, la primera me pidió salvarte y la segunda- abrió la carta y empezó a leerla en voz alta.

-Yo Steve Rogers, en pleno uso de mis facultades mentales, dejo el manto del “Capitán América” pase a manos de James Banners

Quede petrificado al escuchar lo que dijo. Steve dejo su manto en mis manos. Manos que han sido manchadas por la sangre de cientos y cientos de personas, debe ser una broma, una pésima broma de Steve.

-Porque precisamente yo!?- dije un poco molesto

-Créeme que yo tampoco soy de la idea que tu tengas el manto del capitán pero…- hizo una pausa Tony mirando la carta de Steve- Steve te tuvo la suficiente confianza para dejarte el legado más importante para él.

-Qué pasaría si no acepto?-lo decía con bastante temor, pues si no lo hacía yo muy en el fondo sabía que esto no saldría bien.

-Seguirás siendo “El soldado del invierno”, el prófugo más buscado del mundo-dijo Tony apuntándome nuevamente con su laser –A mí de nada me serviría tenerte vivo y matarte no sería suficiente, tarde o temprano te terminarían capturando.

Aceptar el manto de Steve o seguir huyendo de esto por el resto de mi vida? Ninguna opción era la adecuada para mí. Pero si Steve confió en mi para dejarme a mí a cargo de su poder, como buen soldado, tengo que aceptarlo!

-Solo tengo dos condiciones para aceptar esto-dije bastante serio

-Que?

-Una, quiero que me compruebes que nadie te está controlando mentalmente para hacer esto y dos, quiero que al igual que Steve estar fuera de cualquier injerencia de SHIELD, el gobierno e incluso de ti.

El me miro con bastante seriedad y con falta de convencimiento, pero se rindió dando un suspiro y extendiendo su mano para ayudarme a levantar.

-De acuerdo, de todos modos lo que hagas después dependerá de ti-

Sin más que decir le di mi mano cerrando el trato y ayudándome a levantarme.

-Aunque créeme, yo jamás podría considerarte como el Cap.- dijo Tony con una voz un poco más fría y tétrica- Nunca llegaras a ser como Steve, nunca serás un verdadero Capitán.

-Créeme no pretendo serlo, pero no voy a defraudar a mi mejor amigo-

Apreté firmemente su mano y ambos nos miramos con bastante seriedad, cuando finalmente nos soltamos una nueva era para los Avengers comenzó y un nuevo amanecer había comenzado para todos nosotros.

Antes de tomar el papel del Capitán América, se quisieron arreglar todo cabo suelto en esta situación, eso también incluía mi brazo de nuevo. Fui al laboratorio de Stark no estaba nada convencido pero no tenía a nadie más a quien recurrir para recuperar mi brazo y ya no podía depender de T’Challa ya tiene suficientes problemas ahora después de la guerra.

Stark me puso en una mesa clásica de exploración, siempre odie estas malditas cosas sean de donde sean.

-No te dije que no quería que te metieras en mis asuntos?- dije algo molesto.

-Sí, si te oí pero…- jala una palanca acomodando de golpe a Bucky de forma vertical- no creo que sea conveniente que un Capitán América tenga un solo brazo.

-Y que pretendes hacer? Construirlo y volverlo a destruir?-

-Eso es lo que precisamente voy a evitar-

Empezó a ponerme cosas en la cabeza y en el pecho examinándome todo el cuerpo y sobre todo mi parte mecánica.

-Debo de admitir que es algo impresionante, el metal es basura pero el resto de su mecanismo es impresionante, con una fuerza sobrehumana muy parecida a la de mi traje- lo decía con una sonrisa que mostraba bastante interés.

Más que un ingeniero, parecía un niño jugando con los restos de mi brazo. Era extraño; desde que recuerdo siempre odie tener este brazo, verlo todos los días adherido a mi cuerpo y que ese brazo mato a cientos de personas; me hacía odiarlo más que cualquier otra cosa. En cambio Tony, parece gustarle mucho mi brazo, no dejaba de tocar lo poco que había ahí.

-Según los informes que me dieron- se alejó de mí y movió con sus dedos unos archivos electrónicos que flotaban en el aire. –Tu brazo descargaba rayos de energía eléctrica desde su palma, expedía un pulso electromagnético muy bueno para dejar a toda una ciudad sin electricidad o incluso para alguien como yo, pero… -me sonrió de forma sínica- no soy alguien que puedas apagar fácilmente.

-Es bueno saberlo-lo dije sin mucho interés.

-Pero hay algo que estos informes no dicen, pero que tu cuerpo lo está gritando-dijo Tony con algo de seriedad; no entendí muy bien lo que trato de decir, pero no me gustó nada.

-Sabes qué es esto- señalo la pantalla que estaba de su lado derecho.

-Solo sé qué hace “bip-bip”- dije eso para evitar el interrogatorio, no sé a qué quiere llegar con eso.

- Eres peor que Steve, esto es un electrocardiograma mide los impulsos y los latidos del corazón así como su tiempo, longitud y ritmo-

-Y?-

-Estos son los ritmos cardiacos de una persona sana-

Me mostro unos signos que no parecían tan alarmantes, no era algo impresionante.

-Estos son los tuyos-

Cambios con su dedo la imagen y me mostro unos signos muy extraños; parecían una montaña con algunos montículos pegados, repetidos uno tras otro.

-Qué significa eso?-

-Que tienes un ritmo cardiaco como si estuvieras agonizando- dijo serio y quito la pantalla electrónica. –Como un perro a punto de morir, en términos simples ni siquiera deberías estar vivo. Cuanto tiempo has estado así?

Al mirar los restos de mi brazo y recordar todas esas misiones de muerte, es mucho más doloroso que haber soportado ese brazo

-No lo se, supongo que el mismo tiempo que Rogers se volvió el Cap.-dije con algo de melancolía mirando el techo.

-Sabes incluso sin todo el brazo el dolor parece estar ahí-

Empezó hacer movimientos raros con sus dedos, al parecer me estaba examinando para saber el porqué del dolor.

-Tus conexiones nerviosas están completamente ligadas este brazo. Todo lo que conlleva este brazo, peso, fuerza, energía y poder todo eso te causa un dolor intenso; si no es por el suero del súper soldado, dudo mucho que soportaras ese dolor.

-He vivido con este dolor tanto tiempo, que ya no recuerdo cuando podía estar en paz en mi propio cuerpo.

El ya no me dijo nada, solo hizo una pausa un poco larga y yo me quede viendo el techo como si fuera la cosa más interesante del mundo, mirando un poco me percate que sonrió un poco.

-Bien entonces ya se dónde trabajar primero-

-De que estas hablando ahora?-dije muy confundido.

-Voy a reconstruir tu brazo; pero no hare lo mismo que hicieron los de Wakanda, yo no trabajo así, voy a solucionar todos los defectos que tenga tu brazo- lo decía con una sonrisa bastante confiada

-Y como harás eso?-

-Con la ayuda de un amigo-

Se oyó el abrir de las puertas eléctricas del lugar, ni vi quien era pero al ver la cara de Tony sonriendo imagine que era alguien conocido de él.

-Lo siento! Llego tarde?-dijo una voz masculina que al parecer era la persona que había llegado.

-No, llega justo a tiempo Dr. Barner. Vamos a comenzar la fiesta justo ahora-

-No me gusta cómo suena eso-

-Pues te guste o no-apretó unos botones y me aferro a la mesa de exploración. –Vas a tener que confiar en mi.

-Tengo opción?-

-No, Dr. Banner, está listo?-

El otro sujeto llego a lado de Tony y ambos me miraron con algo de seriedad.

-Cuando quieras-dijo el otro sujeto

-Vamos a comenzar-

Tony me puso una máscara para anestesiarme, pero antes de poder quedarme dormido quería saber algo:

-Dime que vas hacer conmigo realmente?-

Me miro con algo de molestia, creo que se hartó que le preguntara lo mismo otra vez pero ver que incluso había alguien más aparte de Tony me ponía los nervios de punta. Ver a más de una persona me hacía recordar ese maldito lugar, ese maldito infierno.

De igual manera Tony tomo aire y exhalo molesto.

- Ya te lo dije, voy a reconstruir tu brazo y evitar que nadie más pueda destruirlo- lo decía con esa misma sonrisa confiada de siempre. –Los de Wakanda solo reconstruyeron tu brazo, haciendo una réplica exacta de tu primer brazo, sin cambio de ningún tipo…

Aunque estaba prestándole atención el efecto de esa anestesia ya estaba comenzando perdiendo un poco el hilo de lo que decía.

-Yo por otra parte no voy hacer, mejorare tu brazo con el mejor metal conocido por el hombre, haciéndote mil veces más fuerte de lo que ya eras y esta vez no tendrás que sufrir por eso.

Yo no tuve fuerza para seguir escuchándolo y caí por el anestésico, lo único que recuerdo vagamente es oír a Tony decir:

-Te lo prometo…

Sumergido en la nada del sueño profundo, solo estaba ahí parado sin mirar un punto fijo. Pero toda esa paz se derrumbó fácilmente al oír un disparo y al voltear estaba él, la persona que provoco mis pesadillas “El soldado del invierno”, con esa mirada fría y sanguinaria matando a centenares y centenares de personas. Oír los gritos, el sonido de los disparos, sus cuerpos rompiéndose y pedir piedad; no pude hacer nada como siempre solo hincarme y topar mis oídos tratando de silenciar los gritos, pero nada es suficiente, solo quiero que todo desaparezca.

El panorama cambio, ya no estaba oscuro; sino todo lo contrario, había luz y parecía un prado a mi alrededor al mirarlo más a detalle volteando me encontré con niño como de unos 12 años, castaño oscuro algo alborotado y vestía una playera negra con un pantalones negros.

Solo me miraba sin razón aparente, con una mirada que no mostraba ninguna emoción, ambos estábamos uno frente al otro, yo tenía la sensación que conocía a ese chico de algún lado, pero no recordaba de dónde.  Quería alcanzarlo estirando mi brazo de metal, pero no pude; cuando menos me lo espere el viento se lo lleve desapareciéndolo, dejándome solo en la nada de la pradera otra vez y aun así, podía sentir mi propia paz una vez más.

-James…-

Oí a alguien decir mi nombre, pero no distinguía bien la voz.

-Bucky!!-

Tony!? Desperté de golpe después de estar mucho tiempo inconsciente, respire un poco ajetreado mire a mi alrededor y me percate que seguía en el mismo lugar de donde empecé. Al parecer todo eso que vi, fue un simple sueño. Tony estaba sentado al lado de sus aparatos.

-Oye despierta quieres?, ocupare la mesa para mis trajes-dijo con algo de molestia.

-Cuanto tiempo estuve inconsciente?

-Lo suficiente para ir por mi hamburguesa- saco una hamburguesa de una bolsa de papel y le dio un mordisco- y para que Barnes se fuera, al parecer Nat lo llamo, naa odio las parejas tan melosas como ellos.

Se levantó de su lugar empezándose acercar a mi hasta quedar frente mío, aun podía ver los restos de la hamburguesa en su boca.

-Y cómo te sientes?-dijo volviendo a dar otro bocado

-No siento gran diferencia- dije sin mucho interés, realmente no sentía como si me hubieran hecho algún cambio.

-Estas seguro? Porque no mueves el brazo?-

Un poco confundido mire mi lado izquierdo y ese brazo metálico estaba ahí de nuevo, empecé a moverlo un poco comenzando con los dedos, había algo distinto ahora. Levantándome un poco de la mesa de exploración, empecé a mover el brazo con más detalle; esa sensación de pesadez, de miles de agujas enterradas en este brazo y que con el solo movimiento dolía respirar. No estaba, esa horrible sensación ya no estaba.

-Porque…- Ni siquiera podía terminar de decir “Porque no tengo dolor?”, esto realmente es sorprendente. –Cómo es que…

-Bueno primero te explicare el material de tu nuevo brazo, esta echo de Vibranium cortesía de tu amigo Félix el gato-

No pude evitar dar un pequeña carcajada, si le entendí la referencia sobre T’Challa y al aparecer le molesto un poco al mirarme con ironía.  

-En fin, el vibranium es un metal bastante ligero pero con una resistencia y fuerza realmente sorprendente, capaz incluso de soportar el impacto del martillo de Thor. No tiene muchas diferencias en cuanto habilidades con tu anterior brazo pero aquí si tu brazo es desprendido o arrancado no podrán destruirlo haciendo más fácil su recuperación, también instale sensores en tu brazo que mediante ondas electromagnéticas emitidas desde tu cerebro podrás llamar a tu brazo siendo instalado de vuelta a tu cuerpo- dijo todo eso con una sonrisa en el rostro y no parecía parar.

-A una tecnología muy parecida a la que tiene mi traje, claro que tú no puedes lanzar rayos

-Todo eso suena bastante bien pero…-hice una pequeña pausa para poder explicar esta nueva sensación.- Aun no explica porque…

-Porque no sientes dolor?, eso es algo un poco más difícil de explicar que lo primero-

Volvió a mover sus dedos moviendo pantallas del aire hasta dejar una pantalla en específica frente a mí, la cual era la anatomía de mi brazo.

-Bueno en si hice exactamente las mismas estructuras de tu anterior brazo pero con esta pequeña diferencia- señalo la parte superior del brazo lo que parecía ser mi hombro. –Vez eso de ahí?

-Que eso?-

-Eso es, lo que evita que grites como niña-dijo con una sonrisa bastante confiada y aun así no entendía lo que decía.

-Esto!- señala algo parecido a una pequeña caja- es un cartucho que está suministrando Morfina en tu brazo; un analgésico bastante fuerte que ayuda a calmar el dolor, una cantidad bastante mortal pero que para alguien como tu es la indicada –puso su mano sobre mi brazo metálico- tus articulaciones y nervios aún siguen conectados a tu cerebro haciendo que puedas mover el brazo a voluntad, pero pusimos ese suministro de morfina para que tu movilidad este más allá de los valores normales que ya tenías. No hay restricción ahora. Ya no tienes que soportar el dolor de ese brazo.

No podía creerlo. Movía mi brazo en todas direcciones, no sentía ningún dolor, era imposible creer que tanto tiempo estando así y finalmente el dolor se fue.

No pude evitar mirar a Tony con esa sonrisa confiada en el rostro y con los brazos cruzados, después de todo lo que le hice, porque se habrá tomado la molestia de hacer todo esto por mí? Creo que llego a entender porque Steve confiaba tanto en él, será por eso que se habrá enamorado de él?

-Bien ya explicado esto- volvió a poner su mano en mi brazo- muévete! Tenemos que irnos

Tony alejo su mano de mi brazo, yendo de inmediato a uno de sus aparatos que tenían un par de prendas de vestí y poniéndose nuevamente su ropa.

-A dónde iremos?-dije levantándome de la mesa de exploración

-Al salón principal con los demás-me decía terminándose de vestir de manera casual.

-Porque?-

-Porque a partir de hoy, eres “El Capitán América”-

Había olvidado por completo el porque había venido con Tony en primer lugar, era recuperar mi brazo y tomar el manto del Capitán américa en mis manos.

-Ten- lanzo un par de ropas a mí y yo las atrape de inmediato.-No quiero que el equipo te vea semidesnudo, vístete y vámonos a la sala.

Termine de cambiarme y me puse de pie. Tony estaba parado a la de la entrada esperando a que saliera, aún estaba nervioso, pero con todo el valor que tenía cruce la entrada y atrás de mi me seguía Tony. Saliendo de esa puerta me convertí en el capitán América.

 

CONTINUARA...

Notas finales:

Asi concluye este primer capitulo, que como dije es algo corto pero que espero les haya gustado y nos vemos en proximas actualizaciones de fics

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: