Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

JUST FRIENDS por LunaMarcel

[Reviews - 78]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hola.


Muchas gracias por darle la oportunidad a la historia. disculparan ustedes si hay faltas de ortografía, revise lo escrito pero supongo más de algo se paso.


Espero les guste.


Sin más que decir por ahora. A leer.

 

JUST FRIENDS

—Capitulo 1—

Los mejores amigos

 

Eithan era un chico con el cabello un tanto largo y de un negro bastante intenso, que normalmente llevaba sujeto por una media coleta con unos mechones cayéndole a los costados del rostro, enmarcándolo y haciéndolo ver incluso más varonil. Sus ojos eran de un impactante color gris plata, los cuales eran adornados por unas pestañas tupidas y largas, así como pómulos afilados. El tono de su piel era trigueña, y media 1:80 cm, con una complexión atlética, de espalda ancha y los músculos de las pierna y brazos bien definidos, gracias a que pertenecía al club de baloncesto de su Instituto.

William tenía las hebras de un castaño claro casi rubio, corto de los costados y un tanto más largo de la parte superior y peinado hacia un costado. Sus ojos eran de un hermoso color verde esmeralda, con una nariz pequeña y labios un tanto carnosos. Su piel era bastante blanca y media 1:68 cm, su complexión un tanto atlética: con brazos algo musculosos, piernas fuertes y una cintura bastante estrecha. William pertenecía al club de Futbol del Instituto.

Ellos dos eran amigos. Eran los mejores amigos.

 

Como todos los días, ambos caminaban uno junto al otro en los pasillos del instituto, con rumbo a la cafetería pues ya era el receso. Charlaban de cosas como: películas de estreno en el cine, manga, anime, y cuando sería la siguiente convención en la cuidad. Ambos eran Otaku empedernidos. Reían y hacían muecas con las manos.

Eran apuestos, los dos.

Estaban en su tercer año.

A las chicas que los observaban pasar junto a ellas no les quedaba duda de ello. Los dos eran muy buenos en sus clubes y el ser tan guapos les daba mucha popularidad. Se podría decir que eran dos de los más codiciados. Sin embargo, ellos no eran consientes de lo que provocaban en las jóvenes, puesto que no estaban, lo que se podía decir, muy interesados a su alrededor cuando se encontraban juntos, lo cual era casi todo el tiempo.

Las únicas veces que se separaban eran cuando tenían actividades en sus respectivos clubes, pues de paso vivían bastante cerca así que o estaban en la casa de uno, o estaban en el hogar del otro. Y cuando por obra de un milagro no estaban juntos, se mensajeaban sin parar.

Llegar a la cafetería solo les tomo un par de minutos. Fueron a por sus refacciones y luego buscaron una mesa desocupada, la cual siempre era una que se encontraba en una de las esquinas. Metidas en su burbuja individual, no notaban las miradas que la mayoría de chicas les daban, así como alguno que otro chico.

Ellos solían llamar mucho la atención, y ni siquiera eran consientes de ello.

—Entonces —dijo William—, ¿Qué cosplay harás?

Eithan estuvo pensativo durante unos segundos. Era algo que habían estado pensando mucho pero no lograba decidirse.

—¿Cómo me vería de Kagami Taiga?

—mmm —el de ojos verde esmeralda lo observo detenidamente, visualizando internamente como se vería su amigo del peli-rojo Kagami—. Buenísimo —respondió Will, con una sonrisa de medio lado y un gesto de manos—. ¿Cuáles eran las otras opciones?

—Pues estaba pensando en Zoro, pero no creo que le llegue a los talones.

William rio.

—Jamás. ¿Qué otro?

—¿Sakamoto?

—¿De BTOOOM!? —el peli-negro asintió—. Pues no está mal, pero no me convences. ¿Quién más?

—Bueno, Kuroo.

—¡Oh! —el más volvió a observarlo detenidamente, y marginándolo vestido como el capitán de Nekoma—. Revienta ovarios, Eith. Moja bragas. Voto mejor por Kuroo

Eithan sonrió de medio lado. Le gustaba la idea de Kuroo, pero tenía otro motivo para querer hacer mejor el cosplay de Kagami.

—¿Y tu iras de?

—Creo que de Eren, no sé. Estoy como muy prendido de Shingeki no Kyojin —Eithan rio.

—En todo caso, te va mejor Armin.

—¡Ike, Eren! —grito el rubio siguiéndole la corriente a su amigo.

—¡Tatakae! —dramatizo como si estuviera lanzando una piedra.

Ambos comenzaron a carcajearse de la risa, sin percatarse de las miradas extrañas por parte de los chicos, y los suspiros por parte de las chicas al verlos a ambos sonreír de esa forma.

—Ya, hablando en serio —dijo Eith—. ¿Iras de Eren?

—¿Me vería buenote? —el peli-negro de media coleta lo observo detenidamente, luego levanto el pulgar.

—Papasote.

—No no se pero no me convenciste. ¿Tienes otro en mente?

Eithan recordó entonces que tenía hambre, por lo que le dio un mordisco a su sándwich de jamón de pavo. Observo que el de William ya casi había desaparecido.

—Pues si… que tal de Kuroko —el oji-esmeralda alzo las cejas.

—Oh, es cierto. Tu de Kagami y yo de Kuroko… —lo pensó unos segundos—. Suena excelente, aunque insisto en que te verías más bueno de Kuroo.

—Pues que quede Kuroo para la siguiente.

—Kuroko y Kagami entonces.

Ambos chocaron el puño de la misma forma en la que lo hacían el peli-rojo y peli-azul de Seirin.

—Por cierto —hablo William mientras le daba un sorbo a su jugo de cajita—. ¿Hiciste la tarea de Estadística?

—¿Había tarea en Estadística? —volteo a ver a su amigo con los ojos abiertos como platos.

William suspiro. Ya decía él que ayer no había mencionado nada mientras estaban viendo anime en su habitación.

—Te la paso.

—Te amo, Liam —abrazo con fuerza a su amigo.

—Oh, más te vale —poso las manos sobre los brazos del peli-negro para separarlo de su persona, pues comenzaba a asfixiarlo.  En ese momento noto lo firmes que estaban los bíceps de Eith—. Que brazos los que te cargas —comento.

El peli-negro se separo de él, corrió la manga de su camisa blanca, la cual pertenecía al uniforme junto con un pantalón de vestir negro, y le mostro sus músculos con una sonrisa en los labios.

—Las ventajas de estar en el club de Baloncesto.

—Y que lo digas.

En ese momento la campana que indicaba el fin del receso sonó. Los chicos se levantaron de sus lugares y fueron a dejar la bandeja a su respectivo lugar, así como depositar la basura en su sitio. Por lo que Liam se adelanto un poco permitiendo que Eith observara su espalda. Sonrió de medio lado y se apresuro a llegar junto a su amigo. Cuando estuvo a la par, le dio tremenda nalgada, haciendo que el oji-esmeralda diera un brinco por lo repentino de la acción.

—¿Yo buenos brazos? ¿Es que no te has visto el trasero?

El más bajo se sobo donde su amigo le había golpeado, pues si que le dio fuerte.

—¿Ventajas de estar en el club de Futbol? —dijo Liam.

—Lo más seguro.

Una chica de cabellos castaños y ojos color café, no tan proporcionada del frente, pero muy hermosa, había observado la escena que protagonizaron los chicos, mientras iban por los pasillos. Camino hasta llegar junto a ellos.

—¿Seguros que no son novios? —cuestiono ella viéndolos a los ojos.

Su nombre era Cristal, era compañera y amiga de los chicos desde el primero año. Y siempre que podía les hacia la misma pregunta. La mayor parte del tiempo no le quedaban dudas de que eran mejores amigos, pero había ocasiones en que protagonizaban escenas tan extrañas, así como la reciente, que realmente dudaba de la sexualidad de ambos.

Liam y Eith se observaron a los ojos, y segundos después se carcajearon.

—Claro que no —dijo el peli-negro—. Solo somos amigos.

—Los mejores amigos —secundo el casi rubio.

Y eran sinceros al hablar.

Pero lo cierto era que no eran nada conscientes de los sentimientos que tenían por el contrario. Ninguno de los dos.

 

Notas finales:

Hasta ahí llego.


Fue un tanto cortito pero espero que haya llamado su atención.


Si les gusto pueden hacérmelo saber por medio de un comentario, es muy importante para mí el saber que opinan, pues los review son una fuente de inspiración hermosa para quienes publicamos historias.


Hasta luego.


Sayo.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: