Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

La leyenda de Kiba (KibaNaru)

Autor: Jessie Inuzuka

[Reviews - 12]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola soy yo de nuevo. Esta vez les traigo una novela de suspenso y algo de miedo (Espero).

No es mi intención ofender las creencias de nadie esta simplemente es una historio, no tiene fines de inculcar nada.

Claro será una historia KibaNaru (Como siempre). No les arruinare la historia con un resumen, mejor léanla y pasen un buen rato.

-Jessie Inuzuka- 

Notas del capitulo:

Bien comencemos!!

El rubio descansaba tranquilamente en su departamento, estaba tirado boca arriba en su sofá. Pensando y meditando lo sucedido en estos días.

-Por poco y no la libro-  Miro la palma de su mano –Y la universidad será peor- Suspiro al solo pensar que, si le costaba trabajo terminar la prepa aún más lo sería la universidad.

 

Si bien Uzumaki Naruto, tenía ya 17 años, no los aparentaba. Pues es un chico bastante, ingenuo, irresponsable, inocente y sobre todo berrinchudo. Un niño, se podría decir. Un niño en el cuerpo de un adolecente, un cuerpo eso sí,  nada despreciable. Aquella tez canela le sentaba bastante bien con su rubio pelo y esos ojos azules como el mar. 

Pero aquello no le servía de mucho, Naruto era tan inocente que muchas veces mandaba lejos a sus pretendientes sin siquiera darse cuenta.

 

En medio del desorden que representaba su habitación, el joven Naruto tomo su celular, comenzó a mirar todo tipo de imágenes, hasta que sorpresa el inocente de Naruto se topó con una página de esas para “adultos”.

Sin exaltarse y nada, miro algunos videos. Aun vestía su uniforme escolar. Así que conforme subía la temperatura des hacia  el nudo de la corbata. Y se quitaba el chaleco. Pero justo cuando pensó en aliviar su creciente erección, el sonido de su timbre lo interrumpió.

 

-Que molestia. Justo cuando se ponía bueno- Naruto miro por última vez, la pantalla de su celular donde se miraban dos chicos, teniendo un bueno rato. 

Salió de su cama, espero un momento a que se le bajara y quito aquella página de su celular.  El timbre seguía y seguía sonando. Aquello lo estaba mucho.

-¿Qué quieres?- Abrió molesto sin siquiera ver quien estaba del otro lado.

-Tranquilo. Bájale a tu mal humor- El chico entro si esperar a que lo invitaran a pasar y se recostó en el sofá.

-Disculpa estaba- Miro su celular y decidió n decir nada. –Bueno ocupado, viendo algo-

-Hay Naruto que inocente eres. Es más que evidente que veías pornografía- El chico comenzó a reírse. –Aún se te nota- Señalo la entre pierna del rubio. 

-Discúlpame- Se percató de que aquello era verdad y se sentó inmediatamente totalmente sonrojado.

-Ya te hace falta algo de diversión. Y a pesar de eso sigues rechazando a Sasuke.-

-Cállate Gaara. ¿Sasuke?- Pregunto extrañado.

-Por favor. Ni siquiera te das cuenta ¿Cierto? – El pelirrojo se incorporó.

-¿De qué cosa?-

-Maldita sea Naruto ¿Crees que Sasuke te saludo de beso y olfatea tu cuello solo porque quiere oler tu perfume?-

-Puede ser. La verdad huele muy bonito mi nueva loción. Además Sasuke últimamente se porta muy agresivo conmigo.- Bajo la mirada.

-¿Y por qué crees que sea?- Alzo una ceja Gaara.

-No lo sé, quizá me odia.- 

-Trata de llamar tu atención, se cansó de ser caballeroso-

-Pues no me agrada. Francamente me da miedo.-

-¿Miedo? ¿Sasuke? JAJAJAJAJA.- Se burló hasta que se cansó.

-No es gracioso Gaara.-

-Pero si es un miedoso. Hace tiempo lo invite a un ritual, un ritual de media noche y salió corriendo.-

 

Gaara era conocido por tener prácticas un tanto paganas, como rituales, orgias y de más cosas. Que a veces perturbaban a Naruto. Pero aun así era un gran amigo para él. 

 

-Supongo que como tú también das miedo. Eres inmune a el-

-Gracias por el alago- Se volvió a recostar.

-¿Qué necesitas Gaara? Como ya lo supiste estaba algo ocupado. Naruto no se esperó lo que se venía.

-Ya lo sé- Gaara se incorporó y camino hasta el rubio. Se puso de rodillas justo frente a Naruto quien seguía sentado. Tomo las rodillas del rubio y las abrió. -¿Quieres que te ayude amigo?-  Dijo seductoramente con esos ojos verdes.

-¿Con que cosa?-

-Naruto no tienes remedio- Gaara sonrió y se incorporó, solo para dejarse caer nuevamente en el sofá. ¿Cómo puede ser tan idiota? Pensó para sí mismo.

-Solo vine a preguntare ¿Iras a la excursión que he preparado? Me costó mucho convencer a Kakashi-Sensei.

-No lo sé, no creo- Dijo desanimadamente.

-Vamos Naruo ahí estará Sasuke. Puedes ser tu oportunidad. Estaremos tres noches en aquel lugar-

-¿Y que, que valla Sasuke?-

 

A pesar de que Naruto no lo quería admitir, si se había fijado en los interesas de Sasuke, y le resultaba molesto y hostigoso, el pelinegro lo intimidaba y molestaba. La escuela ya no era la misma, le temía porque sabía que ahí estaría Sasuke.

 

-Tres noches en una ciudad abandonada en ruinas.-

-¿En verdad está abandonada?-

-Si son las ruinas de una aldea, donde alguna vez se dio culto a demonios, todo tipo de demonios. Ahora solo hay un hotel que es un antiguo edificio restaurado-

-Suena bastante bien. Ahora veo por qué organizaste la excursión- Alzo una seca al escuchar lo de los demonios.

-Sí, ahi está el templo de Kiba. El demonio de la lujuria, el demonio más sexy.- Los ojos de Garaa irradiaban felicidad.

-Ajaaa ya veo tus dos pasiones juntas.- Naruto dejaba salir un bostezo.

-Con suerte y podremos invocarlo. Y pasar un buen rato con el- Sonrió de lado.

-Solo son leyendas Gaara. Ahí solo encontraremos templos derrumbándose. Ese tal Kiba no saldrá a tener sexo contigo. JAJAJAJAJAJA-

-Quien sabe Naruto, quien sabe.- Se burló pícaramente.

-Ok- Naruto se quedó pensando en lo loco que estaba su amigo.

-¿Entonces iras?-

-Sí, solo para cuidarte. Lo último que quiero es que destroces el patrimonio cultural y vallas a prisión, otra vez.-

-Bien, te lo advierto, esta vez participaras en un ritual, cuando todos duerman-

-Sí, sí, si lo hare. Invocaremos al primer demonio que pase, solo para ti JAJAJAA- Naruto se burlaba.

 

Gaara veía un poco irritado como su amigo se burlaba de sus creencias. Ya tendría tiempo de cobrarse estas burlas después. Ahora su misión estaba cumplida, llevar a Naruto.

 

-Te enviare información, del lugar en la noche. Ya verás que te encantara-

-Ya lo he pensado mejor. No participare en tu ritual- Entro en pánico, el miedo comenzaba a invadirle.

-Lo siento Naruto. Ya no te puedes arrepentir, solo faltaba un integrante y ya lo has aceptado-

-Ya lo pensé y no. Mejor no- Se puso aún más nervios al ver a su amigo.

-Prepárate para ver a Kiba en persona- Garaa camino de espaldas hasta la puerta y se fue. Como una sombra en medio de la noche.

-Gaara espera- Era demasiado tarde este la se había marchado, el departamento. –Rayos ¿Cómo me deje convencer?-

De repente el silencio en el departamento del rubio era más profundo, el ambiente se sentía más caliente y pequeñas gotas de sudor resbalaban de la frente de Naruto, estaba asustado a quien engañaba.

La noche llego, luego de un pequeño susto en la regadera. Naruto se tranquilizó y miraba la pantalla de su laptop. Cuando un mensaje de Gaara le llego.  Era un link, asique decido abrirlo 

-La leyenda de Kiba- Leyó en voz alta el encabezado. Bajo la página y se topó con una ilustración -¿Ese es?- ahora daba crédito a las palabras del pelirrojo.

Justo cuando quería hacer un acercamiento a la imagen de la pintura del demonio. Un libro de su estante se calló.

-Dios mío- Naruto cerró la página inmediatamente, y se dirigió hacia su cama. –No existe tal cosa- Se dijo a si mismo mientras ponía música para distraerse.

 

 

En contraste, en una habitación oscura, con velas encendidas que proporcionaban poca luz. Gaara miraba la pantalla.

-Pues si es un demonio muy lindo- Miraba la misma imagen con la que Naruto se astuto. Cuando sintió que alguien rodeaba su cello. 

-¿No más que yo?- Beso el cuello del pelirrojo.

-Tú no eres un demonio ¿O sí?-

-No pero esta noche intentare serlo- Comenzaba arrastrar, a Gaara hacia la cama.

-Comparado a mi eres un tierno angelito, Sai- Derrumbo al pelinegro sobre la cama y comenzó a des hacerse de su camisa.

Sai miraba en la penumbra los ojos verdes de Gaara acompañados de esas marcadas ojeras que le deban cierto toque de frialdad al pelirrojo. No estaba enamorado de Gaara pero aquel chico le atraía bastante.

-Y pensar que solo venia de visita- Apenas podía pronunciar palabra el pesado cuerpo de Gaara ya hacia sobre el totalmente.

-Siempre me han gustado tus visitas – Gaara se acercó a la vela aromática que estaba en su tocador aun lado de la cama y el soplo para quedar en la oscuridad. –Comencemos-

Mientras Gaara y Sai se divertían. En su departamento intentaba conciliar el sueño, pero no podía. Extrañamente tenía miedo.

-Vamos Naruto- Se tocaba su sudorosa frente. Y justo cuando conciliaba el sueño, escucho un fuerte ruido proveniente de la calle que lo asusto. –No puede ser, ¿Por qué a mí?-

Decidió encender una lámpara de su buro, quizá así podría dormir.  

-¿Por qué?- Se cuestionaba esta sensación de miedo. –No es para tanto ¿O sí?-

Luego de rato de miraba su vacía habitación, por fin se quedó dormido. Más que nada por cansancio la noche ya estaba muy entrada, ya no le quedaba de otra

Notas finales:

Por favor comenten, que les parece. No estoy muy convencida del proyecto, asique sus comentarios pueden ayudarme mucho, gracias. Saludos.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: