Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

MI ULTIMO RENACER

Autor: LILITH_HIWATARI

[Reviews - 12]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes de Descendientes pertenecen a sus respectivo autor, historia hecha para entretenimiento propio y de los demas sin fines de lucro. 

Notas del capitulo:

eh aquí el primer capítulo del nuevo fic que tengo pensado publicar léanlo y díganme que opinan debo continuarlo, mejor no… tirate a un pozo?? Lo último sería difícil no hay pozos cerca de mi casa en fin, por otro lado les reitero mi intención de crear un fic Gafou y espero que me brinden todo el apoyo como me han brindado en estos… traducion o lo leen o no continuo ningún otro jum… 

 

Capítulo 1: Exilio.

“La locura, a veces, no es otra cosa que la razón presentada bajo diferente forma.” - Goethe .

 

Estaba en completo dolor, su cuerpo entumecido se sentía demasiado pesado para levantarlo, el sol en sus ojos le lastimo al intentar abrirlos, demasiado brillante, demasiado ruidoso, voces de personas extrañas a su alrededor, la sirena llorando a la lejanía, intento moverse pero su cuerpo parecía estar completamente detenido por correas, apenas si abrió los ojos para ver frente a él sombras negras que fueron adquiriendo forma de rostros irreconocibles.

 

El dolor era demasiado, solo se desmayó.

 

La próxima vez su boca estaba reseca, el pitido de un aparato le molesto al abrir los ojos blancas paredes le recibieron, la esterilidad del cuarto, la fina bata que lo cubría, la intravenosa en su brazo le dijo dónde estaba, un hospital, pero este no era  el de antes, no aquél donde despertaba constantemente, esto no era Auradon.

 

Se levantó entonces, o al menos intento tratando de ignorar la pesadez de su cuerpo aquella que le obligaba a regresar a su cama, no llego muy lejos, apenas si había cruzado el umbral de la puerta una enfermera lo vio, todo fue cuesta abajo entonces.

 

Corrió, como un animal asustado ese niño se limitó a correr esconderse de sus perseguidores, entonces nuevamente su visión fue borrosa y se desmayó.

 

La tercera vez al despertar correas lo sostenían a la cama, intento zafarse sin éxito alguno, los hombres que le había puesto ahí fueron precavidos esta vez y estaba totalmente atado, o al menos eso creyeron pues en cuanto uno de ellos se acercó a él lo pateo con todas sus fuerzas, más hombres ingresaron, mismo con ropas blancas para sostenerle sobre la cama, grito y pataleo, gruño llegando a morder la mano de uno de estos, uso todas sus fuerzas para resistirse.

 

El sedante en su intravenosa lo derribo pronto, ese niño no pudo ver como una mujer lloraba con dolor al ver a su hijo ser tratado como un animal salvaje.

 

Volvió a despertar, las voces cercanas a él no le dejaron descansar, gritos de una mujer que indignada pedía liberar a su niño, sacarle las ataduras que ahora  igualmente apresaban sus piernas, el pitido en la maquina alerto de su despertar, la mujer y aquel hombre en bata blanca se acercaron nuevamente, ella acuno su mejilla y él se limitaba a hacer preguntas estúpidas.

 

¿Sabes dónde estás?

¿Quién eres?

¿Por qué estás aquí?

 

Quería gritar, maldecirle y obligarles a traer a Ben, a Mal, a los chicos que prometieron su protección a cambio de su cuerpo, solo quería a su madre.

 

Debió decirlo en voz alta, llamarle a ella, pues en cuanto aquel “mamá” salió de sus labios, aquella mujer se acercó mirándole con calidez, acaricio sus cabellos y lo llamo cariño, se aseguró de hacerle saber que estaba ahí para él, solo que ella no era su madre, en cuanto la reconoció, en cuanto los recuerdos de sus últimos momentos regresaron todo tuvo sentido.

 

Lo último que recordaba era estar preparándose para hacer unos guantes de dálmata para su madre, un regalo de  arrepentimiento cuando Jay lo descubrió, cuando entre forcejeos arranco su cuchillo y entonces, entonces todo se desvaneció.

 

Miro nuevamente a la mujer, al médico que seguía preguntando,  todo hizo clic en su mente, él había estado ahí antes, él había sido enviado en una ocasión, pero ahora todo parecía estar peor, recordaba a esa mujer, sabía bien a quién llamaba hijo, lo había visto.

 

Cameron el chico con el que soñó, aquel que miro cada uno de sus recuerdos dolorosos seguramente con la magia de Mal, creyó que solo era un sueño, que simplemente una alucinación ante su desmayo y sin embargo  todo parecía repetirse, solo que esta vez sabía que no fue un accidente.

 

Él no fue enviado ahí por casualidad, Cameron no miro dentro de su alma solo para conocerle, no,  esta vez había hecho enfadar a Mal a tal grado que alguien había querido tomar su lugar, Cameron, el chico que era mejor que él, aquel niño de una familia modelo seguramente encajaría mejor en su estúpida familia y el, el niño roto al que nadie quería fue desechado.

 

Carlos de Vil fue exiliado por aquellos que alguna vez se llamaron su familia.

 

*******************

 

 Los médicos no podían explicarse como aquel chico tras a ver saltado desde esa gran altura no tuviera huesos rotos, ni ninguna otra herida, todo lo que ese tenia  niño parecía ser de hace años, cicatrices de quemaduras, heridas de arma blanca, huesos rotos de hace años soldaron de manera uniforme, era como si ese chico fuera abusado por años.

 

Cuando escapo por primera vez creyeron que solo era paranoia suya, pero al intentar atacar al enfermero que solo quería revisarle las alertas sonaron en sus cabeza, Cameron fue entonces sometido a nuevos estudios sedado, y las pruebas arrojaron una terrible verdad.

 

Cameron no solo tenía años de abuso físico en su cuerpo, ese niño había sufrido abuso sexual, su recto aun tenia desgarres de no más de unos días, algo extraño para alguien que estaba en un hospital todo ese tiempo pero lo más preocupante era que precisamente las miles de cicatrices entre sus muslos, las fracturas mal curadas de su pelvis  dejaba en evidencia que aquello debió empezar a una edad temprana fue víctima por años.

 

No era solo su palidez, lo delgado de su cuerpo o el terror en sus ojos cuando algún hombre se acercaba a ese chico las pruebas físicas lo decían todo, no podían explicarse como no lo vieron antes, como en su último examen médico nadie lo había notado, los doctores de aquél hospital  hicieron lo que era necesario, Cameron aún era un menor, ellos llamaron a la policía.

 

Una investigación se abrió entonces, cuando aquella mujer se enteró lloro de desesperación al saberlo no pudiendo creerlo, no queriendo ver lo que decían las pruebas médicas, ante su sorpresa su esposo fue el principal sospechoso, siempre es el padre, siempre aquel más cercano a la víctima.

 

Pero aquel niño no hablo, aun después de ser soltado de sus ataduras  fue enviado nuevamente a la clínica, se encontraron con dos enfermeros que solían abusar de sus pacientes, aprovechar que estos chicos estaban perdidos en la locura para saciar sus deseos, pero ninguno era responsable del abuso de Cameron, el poco ADN encontrado en el no pertenecía a ellos.

 

Aun así fue enviado, declarado mentalmente inestable cuando de alguna forma logro apuñalar  a un doctor con su propia pluma, nadie lo culpo, los doctores decían que estaba bajo mucho estrés, que se sintió amenazado y por eso actuó pero ser aislado era lo mejor, por su seguridad, por la de los demás.

 

La policía intento hacerle hablar, un hombre y una mujer le  visitaron intentado buscar pistas, le preguntaron cosas simples, siempre para determinar si su padre fue el que le abusaba, aquel que ya era investigado para dolor de su esposa, pero Cameron siguió en silencio, ese chico pasaba todo el tiempo en una esquina de la habitación abrazando sus piernas y negándose a ver a nadie más, ya no buscaba escapar, ya no atacaba a nadie, solo se quedaba ahí como un caparazón vacío.

 

Dejo de comer, los platos terminaban totalmente intactos durante días, mientras su padre era liberado ante las faltas de pruebas, el caso no iba a ninguna parte, nadie sabía quién había estado abusando de ese niño durante años entonces el apareció.

 

***************

 

Booboo se había sentido culpable, Cameron había intentado quitarse la vida, había caído en el mundo de las drogas y finalmente se enteraba de su último intento de suicidio en el hospital, se sentía culpable, porque fue él quien dio pie a eso, por que confundió a su mejor amigo hasta enamorarle y luego lo rechazo de una forma cruel y horrible, la última vez que le visito en el hospital ese chico estaba tan perdido, sumido en una fantasía que le suplico sacarle de ahí, no, le suplicaba a Jay aquel personaje ficticio, Booboo se sentía culpable porque de alguna forma fue él quien le orilló a la locura.

 

Debió verlo venir, notar cada una de las señales, la obsesión por ese chico ante aquellos personajes que encarnaba, la manera en que lo miraba, la forma en que lo beso, Cameron le quería y Booboo se encargó de empujarle  para después restregarle a su novia en su cara solo para dejarle en claro que no era Gay, el simplemente destrozo la cordura de su mejor amigo para proteger su heterosexualidad.

 

Esto era su culpa.

 

Así que se acercó nuevamente a la familia, se enteró de los años de abuso que había sufrido odiándose más al ser tan ciego, al no notar que alguien dañaba a su mejor amigo, consoló a la madre de este y lloro con ella al saber lo mal que estaban las cosas, Booboo le rogo por dejarle verlo otra vez, para estar para él.

 

Su madre asintió, le acompaño a la clínica y hablo con los detectives que investigaban al caso mientras Booboo entraba para hablar con el chico, para ver nuevamente a su mejor amigo.

 

Entonces todo se fue a la mierda.

 

Lo último que recordaba Carlos era a Jay, el recuerdo de ese chico mirándole molesto le perseguía entre sus pesadillas, porque lo había hecho enfadar y sabía que le haría pagar por eso, su espalda daba a la puerta, finalmente se había cansado de permanecer en la esquina, las dos personas, detectives como se presentaron seguían viniendo para hacerlo hablar, pero Carlos se mantuvo en silencio, no se fiaba de ellos, de nadie, pero aun así les dio la espalda para no escuchar sus tontas preguntas, porque él no tenía un padre, porque no fue una persona si no miles los que lo dañaron, porque nadie podía ayudarle realmente.

 

Carlos les escucho salir y se relajó un poco, el agarre de la cuchara de plástico aquella que robo de la bandeja ahora afilada se aflojo solo un momento pues nuevamente la puerta se abrió, cuando aquélla voz le llamo por aquel nombre el  pánico le inundo.

 

Lo último que vio Carlos fue la mueca en el rostro de Jay, el chico que no dudaría en romperle las piernas ante cualquier estupidez, el mismo que ahora le miraba desde la puerta, el actuó, se abalanzo contra él en un intento de escapar antes de ser atrapado, pero solo logro cortar la palma de su mano al este intentar defenderse, Jay retrocedió mirando asombrado y una mueca más le hizo atacarlo, esta vez él le quito el arma, Jay tomo su única defensa y la arrojo lejos.

 

Él estaba muerto, entre el pánico y demás Carlos volvió a correr a la esquina, grito entonces por ayuda, empujo y pataleo para evitar que este se acercara, sollozo pidiendo que no le lastimara, porque Jay estaba ahí para matarle, porque ese chico aun con todas esas diferencias era el mismo que le encerró en el armario de su madre, porque él había traicionado a esa familia y ahora lo matarían.

 

Hombres no tardaron en entrar ante sus gritos y pronto aquel Jay fue sacado por la puerta, los mismo enfermeros que le sujetaron con fuerza aun entre gritos y forcejeos, aquéllos que le inyectaron sedantes que le hicieron dormir placentero en su cama, el no escucho la conmoción que afuera se desarrollaba.

 

************

 

-          ¡Maldito monstruo! – gruño la mujer al entender por qué su niño gritaba con fuerza – lastimaste a mi bebé… todos estos años fuiste tú – intento atacar aquél joven que sangraba de la mano pero fue detenido por uno de los detectives.

-          ¿Qué demonios?- Booboo jadeo al escuchar las palabras apretando su mano que no dejaba de sangrar – yo jamás dañaría a Cameron – miro a la mujer con firmeza – el me ataco y ni siquiera sé porque.

-          ¡Mentiroso! – volvió a gritar ella.

-          El pidió ayuda – hablo el detective que había sacado a Booboo de la habitación – suplico que no lo lastimaras- continuo – eso definitivamente no dice nada bueno- le miro acusadoramente.

-          Sr. Stewart – llamo entonces la mujer tras entregar a una llorosa madre a una enfermera –  se ha convertido en sospechoso de violación de un menor – le miro ante gran consternación del joven que no podía creerlo – haga el favor de venir con nosotros.

-          ¿Violación? – dijo confundido – ni siquiera soy gay esto es una estupidez – gruño – yo no hice nada y usted lo sabe – se dirigió a la madre que sollozaba – no voy a ir a ningún lado – empujo a la mujer que le impedía el paso aun con la mano bañada en sangre.

-          Bien – gruño el hombre empujándole contra una pared – Sr. Stewart está bajo arresto por presunta violación de un menor – y tras decirlo esposo las manos del chico importándole poco que este estuviera herido.

-          Esto es una equivocación – grito el joven – Sra. Boyce usted sabe que yo jamás dañaría a Cameron – llamo – somos amigos desde niños, yo jamás- fue interrumpido entonces por la bofetada de esa madre dolida.

-          Tu violaste a mi bebé – repitió su acusación – todos estos años le hiciste daño – y ella parecía al borde de la histeria – ¡tiene quemaduras en sus genitales! – las lágrimas ya estaban brotando por sus ojos – él te miro con horror –jadeo ante el nudo en su garganta - ¡maldito!  

 

Booboo se quedó callado, sus ojos se abrieron  horrorizados ante las palabras de aquélla mujer, porque no podía creer que alguien fuera capaz de  hacer todo eso, de herir a Cameron por años de esa forma, porque no podía creer que eso paso frente a sus narices y ni siquiera lo noto.

 

La forma en la que Carlos actuó en su alrededor y el hecho de que fueran amigos cercanos, el que pasaran las noches en casa del otro solo lo hacía un sospechoso mayor, Booboo era ahora acusado de violar a su mejor amigo Cameron.

 

La prensa iba a amar eso.

Notas finales:

Bien que les parece, tras matar a Carlos en mi fic “Un nuevo y conocido mundo” me quedo esa espinita de cómo dije hacer que este fuera enviado al mundo real y se enamorara de Booboo por lo que luego de mucho pensarlo y de ser acosada, molestada por Ally  me dije vamos a hacerlo, pero como mate a Carlos definitivamente este sería como  un final alterno para este chico.

 

La magia de Mal disfrazo a Carlos para parecerse a Cameron, pero solo cambio sus dientes, sus ojos y definitivamente el color de cabello, las cicatrices quedaron, al igual que todo el demás daño.

 

Booboo siendo acusado de violación, cuando una víctima de violación es hallada los principales sospechosos son los cercanos a él, su padre, hermanos, tíos, familiares, tras descartarlos a todos y por la reacción de Carlos, era la opción más viable.

 

Al parecer se pueden notar los signos de abuso sexual en pequeñas fracturas de la pelvis, dado que Carlos había pasado tiempo desde su ultimo abuso, por Gaston jr. Tuve que exagerar ese dato para mostrar los años de violaciones y demás.

 

Recordemos que el verdadero nombre de Booboo es Nils Allen Stewart Jr.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: