Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

La decisión más importante de mi vida

Autor: anonimatrius

[Reviews - 21]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

No es necesario haber leído la primera temporada para el entendimiento de esta historia ya que lo relevante del "pasado" será mencionado a su tiempo en esta. 

GRACIAS POR DALRE UNA OPORTUNIDAD A ESTA NUEVA HISTORIA. 

Estaban todos reunidos en la sala común de la facultad de ingeniería, los alumnos estaban celebrando el triunfo del equipo de futbol del instituto, quienes habían ganado el campeonato nacional y ahora subían a primera división. Tony Stark era el anfitrión de aquella fiesta improvisada y por ser el más rico de todos los alumnos era casi siempre el que corría con los gastos de las «discretas reuniones» que había. Muchos estaban bebiendo, otros comiendo las botanas que el rico chico había mandado a hacer con su chef personal, los demás bailaban y coqueteaban por allí.


-como siempre todo está perfecto Stark-aduló una rubia chica alcanzando al genio-escuché que a ti te va la gente rubia-comentó insinuante acurrucándose más en el pecho del muchacho.


-sí, me gustan las personas de cabello y ojos claros-admitió el moreno analizando a uno de tantos prospectos de compañía que tenía para pasar esa noche-y tú luces realmente bien-dijo decidiendo en ese momento que ella sería con quien pasaría la noche.


-me he comprado este atuendo especialmente para ti-presumía la mujer dándose la vuelta frente a la mirada divertida del Stark.


-pues has escogido bien, me gusta realmente  cómo luce el rojo sangre en las mujeres-analizaba el chico entretenido en aquella mujer que dudaba por mucho que fuera estudiante de la selectiva escuela.


-¡BIEN!, como he hecho algo bien ¿qué me darás de premio?-preguntaba la rubia natural acercándose más a él.


-¿usas pupilentes?-preguntó Tony confundido y medio asqueado cuando examinó más detalladamente los ojos de esa chica.


-¡STARK!, ¿interrumpo?-preguntó Rhodes llegando a un lado de su mejor amigo pues había visto ya aquel gesto de tiranía en el millonario que indicaba claramente un próximo desplante.


-no, ¿qué pasó Rhodey?-interrogó el Stark ignorando de pronto a la mujer quien confundida se alejo de a poco.


-¿tienes que ser tan grosero con las personas de ojos obscuros?-preguntó adivinando cuál era el motivo por el cual la mayoría de las veces se comportaba exageradamente cruel con sus conquistas.


-si esas personas me mienten, sí-respondió como si nada tomando un nuevo trago de vodka-¿de verdad pensó que no me daría cuenta?


-ella sólo quería tu atención por unas horas-trató de justificar siguiendo al otro por los pasillos hasta donde sabía estaba su habitación-aún no entiendo porqué te hiciste tan racista-expresó entrando junto con Tony.


-no soy racista-decía el muchacho acostándose en su cama-yo tan sólo soy selectivo-terminó por hablar antes de cerrar los ojos pues tras resignarse a que esa noche no tendría compañía se había decidido a dormir.


-como digas, entonces chico selectivo permíteme recordarte que tienes pareja y hoy estabas sin ningún problema tratando de encontrar a alguien para hacerle los cuernos más grandes-reclamó el correcto chico oyendo con flojera una carcajada de su amigo.


-no es mi culpa ¿sabes?, yo le dije que si quería estar conmigo tenía que faltar a su ridículo evento y quedarse aquí-debatió entretenido abriendo los ojos para retar socarrón al hombre de piel obscura.


-¿no hubiera sido más sencillo y correcto que tú lo acompañaras a él?, después de todo él no podía faltar al evento oficial es el capitán del equipo-analizó rodando los ojos por ver la divertida sonrisa de Tony.


-no, suficiente tengo con los eventos forzosos de Industrias Stark como para encima aquí también meterme en aburridas reuniones oficiales-terminó por opinar y luego volvió a cerrar los ojos.


-Stark eres tan diferente al niño que conocí hace tantos años-expresó melancólico James.


-tú también cambiaste Rhodey, poco pero cambiaste-trato de debatir sin embargo le fue inútil ya que realmente su mejor amigo no había cambiado más que físicamente.


-tú un día simplemente regresaste al colegio siendo otro, empezaste a ser: «selectivo», grosero, vanidoso y ególatra; ni hablar de cuando entraste en la pubertad porque te agarró el instinto de  put…


-¡YA JAMES!, ¿a qué quieres llegar con todo esto?-preguntó aburrido de siempre escuchar lo mismo por parte de su incondicional.


-a que ya va siendo hora de que pongas los pies en la tierra, nunca te he visto una pareja a la que no le pongas los cuernos, jamás te he visto realmente interesado en algo o alguien, abusas de tu alto coeficiente intelectual para pasar las materias independientemente de tu rebeldía y mira que varias veces has puesto en jaque a muchos profesores-enlistaba Rhodes todos los detalles.


-pareces mi consciencia en serio-espetó el joven genio sentándose en la cama-ya te he hecho caso en unas cosas ¿no?; me pediste que no me descubrieran en ningunas de mis infidelidades y ya ves… todas mis relaciones han terminado porque yo me he aburrido-presumió de ello Stark con una sonrisa tan propia que James no tuvo más opción que sonreír junto con su amigo.


-¡AY QUE VER CÓMO TE SOLAPO TODAS TUS JUGARRETAS!-expresó entre risas viéndose una vez más vencido por su mejor amigo.


-porque me quieres y por eso eres mi persona obscura favorita-medio halago recibiendo un empujón de su incondicional.


-más bien cuéntame, ¿qué le dirás está vez a tu galán en turno para zafarte?-preguntó no cambiando mucho de tema.


-cualquier cosa y si se pone de pesado alego que estoy harto de sus celos y lo mando hasta atrás de la fila-decidió yendo a su cajón de noche para coger un cigarro de menta-¿quieres?


-sabes que no podemos fumar ni beber dentro de las instalaciones, lo sabes-volvió a debatir, viendo con resignación que Tony una vez más se burlaba de él.


-todo se resuelve con un poco de dinero, ¿cómo podríamos correr al principal benefactor del instituto?-dramatizó mientras encendía el tabaco.


Tony Stark había cambiado por mucho después de que Steve se había ido de su vida, dejó de ser ese niño educado y correcto que el militar le había enseñado a ser para convertirse en el polo opuesto. En su adolescencia, el fuego de la lujuria experimental que todo adolescente tiene lo consumió llevándolo a convertirse en todo menos un personaje decente y educado que alguna vez Rogers había tratado de hacer de él. El heredero de Industrias Stark actualmente era alguien de vicios y sedicioso que poco le importaba el ser grosero e imponente con todo aquel que en el momento no le cayera bien, el actual hombrecito era alguien completamente diferente a lo que Steve Rogers había dejado catorce años atrás en la casa de María Collins. 

Notas finales:

gracias gente por leer... nos leemos pronto 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: