Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Ni tan casados

Autor: jotaceh

[Reviews - 71]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hola a todos!!!

Espero que estén muy bien y que todos sus sueños se estén cumpliendo.

 

Bueno, aquí comenzamos con una nueva historia, espero que les guste y que la apoyen como lo han hecho con otros.

 

Día 1: Presentación

A ver, por dónde empiezo, es que todo es tan difícil de decir. Bueno, creo que lo mejor es presentarme primero.

Me llamo Nicolás, tengo treinta años, soy ginecólogo y estoy... Bueno, sí, estoy casado con una mujer.

A Leticia la conocí en el colegio, éramos compañeros de curso cuando teníamos trece o catorce años, ya no recuerdo bien. Nos hicimos muy buenos amigos, pasábamos los recreos juntos y los trabajos siempre los realizábamos en pareja. Éramos la dupla perfecta y por eso comencé a darme cuenta que la amaba, que quería pasar el resto de mi vida a su lado.

-¿Quieres ser mi novia? - le pregunté muy nervioso en nuestra fiesta de graduación, mientras bailábamos.

-¿En serio?.... Espera, ¿no eres gay? - fue lo primero que me respondió.

¿Por qué creía eso? Jamás me habían gustado los hombres y siempre soñaba con ella, creo que mis primeras pajas fueron pensando en sus tetas, ¿acaso eso era homosexual?

Para demostrarle que estaba equivocada, la lleve hasta el baño y la hice mía, la desnudé por completo y le hice el amor sin compasión.

-Ay hombre, que no eres gay... Entonces sí, seamos novios... - respondió Leticia después del coito, jadeando por el cansancio.

Claro, todo me salió muy bien, estaba de novio con la chica que me gustaba y había perdido la virginidad como todo un macho. Tan macho era, que postulé a la carrera de ginecología en la universidad y quedé. Todo era perfecto... Todo era heterosexualmente perfecto, tan solo que... Que... No me gustó la vagina.

¡Por Dios! Que en mi primera relación sexual me percaté que mi "novia" tenía razón, era gay, marica a morir. Y lo peor es que ya había llegado muy lejos, no podía dejar a mi mejor amiga ni mucho menos desperdiciar la beca para la universidad.

Un par de meses más y diré la verdad... Dije muchas veces en mi cabeza, tan solo que siempre me arrepentía y así llegué hasta a casarme con Leticia, licenciarme como ginecólogo y llevar una vida rodeado de panochas, cuando en realidad lo que yo siempre he querido es probar la verga.

-Hermano, eres el hombre más afortunado... Puedes tener la vagina que quieras...-me dijo mi mejor amigo una vez cuando estábamos en orinando en el baño.

Yo lo único que estaba viendo era su pene, mientras él me hablaba de mujeres. Ay por Dios, que debo reconocer que siempre he tenido fantasías con Claudio, de hecho, creo que estoy enamorado de él.

Está bien, creo que es momento de contarles lo que me sucedió hace un par de días y la razón por la cual he decidido escribir esto.

Resulta ser que con Leticia no mantenemos mucha intimidad y es que no me gusta su vagina. Tengo la excusa de ser ginecólogo, que veo muchas de esas y por eso no me dan ganas de tener sexo. He podido zafar muchas veces gracias a esa mentira, tan solo que mi esposa no se iba a quedar con las hormonas en el cuerpo. Claro que no, si es un volcán en erupción.

Ok, lo que sucede es que el otro día llegué temprano a mi casa y cuando abro la puerta, comienzo a escuchar los gemidos de mi señora. ¡Maraca! Que me estaba siendo infiel, y yo que nunca quise buscar a ningún amante por respetarla.

Estaba decidido a hacer la escena del marido cornudo, tan solo que al entrever por la puerta de nuestra habitación, me quedé embobado con lo que veía. ¡Perra! Que se había conseguido a un semental de primera, un musculoso de dos metros, velludo y polla de gladiador. Ay, que me calenté tanto con ese hombre que en vez de hacer el show, me quedé mirando cómo le partía la panocha a mi mujer.

Y claro, una vez sería normal, pero estas dos últimas semanas he cancelado mis sesiones de las seis solo para llegar temprano a casa y ver a aquel macho empotrador. Ay chiquillos, que creo que me he enamorado del amante de mi esposa. ¿Qué hago? Cómo creen que sería la mejor manera de solucionar este se problema?

 

Notas finales:

¿Y qué les ha parecido?

Espero que les haya gustado...

 

Nos leemos luego!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: