Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Papillon

Autor: Reilaa_

[Reviews - 6]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

¡Hola! Bien, decidí regresar por el simple hecho de que, muy en el fondo, esto me hace bien. Con todos mis problemas, realmente me sentí fatal de haberles dejado en la nada y haberme concentrado solo en mi pero, espero puedan entender, es algo que aún al día de la fecha me cuesta un poco manejar. Ya saben, los trastornos psicológicos nunca son fáciles, ni tampoco tonterias. Poco a poco voy encontrando mi calma, mi paz, pero hay cosas que por momentos me aterran y me detienen, obligándome a temer. ¿Temer a que? A todo.

Me encuentro en una fase nueva ahora, no estoy del todo recuperada, eso se los aseguro. Pero estoy estable y eso es lo que realmente cuenta en todo este embrollo. Gracias por haberme esperado y, prometo que en estos dias libres que tengo ahora, me pondré al día con mis otros fanfics. 

''Despiertame, cuando pase el temblor.'' 

Arregló los últimos detalles de su informe, corrigiendo algunas palabras que el computador no le corrigió automaticamente, colocando el tipo de letra y el tamaño pedido por su jefe. Si bien MinHo era gerente de aquella empresa, aún había un superior encima suyo y debía obedecerle como sea. Si el hombre le pedía que fuese a Nueva York a conseguir cualquier cosa, él debía hacerlo. Bueno, quizás eso fuese una exageración, pero normalmente hacía todo lo que el hombre mayor, el señor Kim, le pedía.

Como ahora, que al terminar aquel informe lo envió a su jefe inmediatamente, como este le había pedido días antes. Al verse libre de toda obligación laboral (al menos, por el momento) decidió enviarle un mensaje de texto a su esposa, pidiendole que pasara por la pequeña a la guardería y fueran a la empresa, para así poder cenar juntos por primera vez en varios días. Los trabajos de ambos adultos les consumían, junto con el tener que cuidar de la pequeña Sunnie, que apenas cumpliría 3 años.

- ¿Terminaste con tu trabajo, MinHo? - Pregunto ChangMin, su compañero y casi podría decirse, su mejor amigo. Se conocían desde la universidad y juntos, por sus capacidades y experiencias en el campo laboral, habían logrado ingresar en aquella empresa hacía tiempo ya. Solo que MinHo era gerente y ChangMin, que no le gustaban mucho las responsabilidades, había preferido quedarse cómodo en un cargo un poco más bajo pero bien pago.

- Si, y ahora este pobre empleado se irá a cenar con su esposa y su hija. - Respondió con una sonrisa, apagando el computador y levantandose de su cómoda silla, colocandose el saco encima de su camisa puesto que comenzaba a sentir un poco de frío.

- No sabes lo que daría yo por algo asi. Pero, es una pena, debo encontrar diversión en la triste y aburrida noche de Seúl. - Dijo, ambos rieron ante aquel comentario. ChangMin era el tipo de hombre que cada noche tenía a alguien nuevo en su cama, y si bien MinHo solía ser así antes, al conocer a quien era su actual esposa decidió abandonar aquella vida y por fin sentar cabeza, aunque con 28 años era demasiado joven aún, y ChangMin se lo reclamaba cada vez que podía.

- A todos nos llega la hora de sentar cabeza. Pasalo bien mientras puedas. - Murmuró MinHo con una sonrisa, palmeando suavemente el hombro de su compañero antes de salir de la oficina y dirigirse al ascensor, adentrandose en este, sin notar al joven que se encontraba a su lado hasta que este bajó en uno de los pisos, el cual el moreno no alcanzó a distinguir. Sin embargo, la cabellera corta y rubia llamó poderosamente su atención, junto con aquella vestimenta tan fuera de lugar para aquella empresa, pero que por los breves segundos que fue capaz de verlo, MinHo notó que le sentaba de maravillas.

Y con aquella imagen del rubio en su cabeza, MinHo se dirigió a su vehículo para asi esperar allí a su esposa, sin saber que aquel joven pronto sería una de sus más grandes pesadillas. 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: