Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

No fue para siempre [Ilsik/HoonSik]

Autor: sxmeold

[Reviews - 3]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

[Cries in Spanish] 

Literalmente esto es como un lloranding time, al menos para mi. Este es un fanfic cortito, me acaba de llegar la inspiración para escribirlo y es Hoonsik porque es lo unico que me sale :P

Disfrutenlo porque lo escribi con mucha ilusión.

Notas del capitulo:

Es corto porque es el primero (mentira, yo no se que hago ultimamente), espero lo disfruten y lloren conmigo :3

A Jung Ilhoon le habían roto el corazón más de un par de veces. Se lo rompieron sus padres cuando le dijeron que no le darían un hermanito porque cuidar de su hermana y él ya era suficiente. Se lo rompió Lee Ki Kwang cuando en segundo grado de secundaria el chico le dijo “Es que a mí no me gustan los hombres Ilhoonie” y le acaricio la cabeza tratando de hacerlo sentir mejor –cosa que realmente no funciono–, se lo rompió la muerte de su perro Bingsu cuando después de 14 hermosos años tuvo que decir adiós. Ilhoon no era nuevo en el club de corazones rotos, sin embargo esta vez era distinto, su corazón no solo estaba roto: machacado, destruido, hecho mierda, podría usar más adjetivos parecidos y aun así no sería capaz de explicar cuan dañado se encontraba.

Sentía puñaladas cada vez que intentaba respirar y durante un tiempo dudo en sí debería ir al hospital a que le arreglaran el corazón. Porque dolía como el infierno y él no sabía qué hacer para calmar ese dolor. Y en ese momento, sentado frente al que próximamente seria su exesposo, con los papeles de divorcio sobre la mesa; estaba a punto de pedir una ambulancia.

El proceso será más agilizado si pueden ponerse de acuerdo respecto a las pertenencias y la división de bienes– menciono el abogado, peinando su cabello hacia atrás seguramente esperando que no fuera un total drama llevar el proceso de divorcio.

–Él puede quedarse con todo lo que este a nombre de ambos– la voz de Hyunsik fue lo único que atravesó sus oídos, sin escuchar bien las palabras que el mayor había mencionado.

No hubo palabra alguna de su parte, se quedó perdido en sus pensamientos tratando de entender qué demonios era lo que estaba pasando, tal vez era un sueño, una pesadilla de la que pronto despertaría.

–…cuerdo señor Im– las palabras se escuchaban lejanas, no podía unirlas y formar la oración.

Hyunsik lo miraba fijamente, moviendo sus labios, pero el menor era incapaz de deducir que trataba de decir.

–Ilhoon-ah, ¿estás de acuerdo?

– ¿Qué?

–Puedes quedarte con todo –menciono Hyunsik una vez más, sin apartar la vista–. Cualquier cosa que este a nombre de ambos es tuya.

Ilhoon no dijo nada, no porque quisiera quedarse con todo lo que tenían juntos, la casa, su perro Chanyi, el auto que no hacía mucho habían terminado de pagar. No dijo nada porque el nudo en su garganta le impedía hablar.

Lo que siguió de la reunión con el abogado no fue muy diferente, él apenas y menciono palabra, Hyunsik fue quien arreglo casi todo por su cuenta, como si tuviera demasiada prisa en dejar de ser su esposo.

–Bueno, fue un gusto conocerlo señor Im –el abogado, Park Sohyun era su nombre, extendió su mano hacia él.

–Es Jung –dijo por fin sin que la voz se le quebrase, pudo notar como la cara de Hyunsik, quien había estado serio todo el tiempo, cambiaba a una expresión de incomodidad. El orgullo de Ilhoon se elevó un poco. Después de toda la mierda dolorosa que estaba sufriendo, pudo sentir algo de satisfacción.

***

–Ese maldito– Sungjae gruño entre dientes mientras mordía fuertemente una de las galletas que Sooyoung había puesto sobre la mesa de la estancia.

–No gruñas mientras comes, te puede dar indigestión –Sooyoung se había acercado hasta él sosteniendo una taza de té en su mano izquierda. Ilhoon la tomo y le agradeció en un susurro–. No hace falta que le insultes – dijo mirando hacia Sungjae.

–Le está pidiendo el divorcio Soo, como quieres que le llame al bastardo.

–Llámalo por su nombre, Ilhoon-ssi ha estado haciendo esa extraña mueca desde el primer “maldito” que dijiste.

Ilhoon apretó la taza en sus manos, tratando de no despertar a Chanyi, quien estaba durmiendo plácidamente en su regazo como si fuera un gato. Sungjae lo miro seriamente, esperando a que dijera algo.

–No tienes por qué insultarlo Sungjae, él no tiene la culpa de nada –fue apenas un susurro lo que salió de sus labios.

– ¡Ese imbécil trajo a esa bruja a mi casa, Ilhoon, yo puedo llamarlo como se me dé la gana! –grito refunfuñando, su cara teñida de rojo.

–Sungjae…

–Nada de Sungjae, esa perra me dio mala espina desde que la vi cruzar la puerta, pero tú me impediste correrla esa vez –el menor suspiro–. Y yo te lo dije, muchas veces te dije que la cercanía de esos dos no era nada sana.

– ¿Y que querías que yo hiciera?, ¿Qué pude haber hecho para evitar todo esto? –Ilhoon sentía las lágrimas acumularse en sus ojos, impidiéndole ver de forma clara la cara de su mejor amigo.

– ¡Que defendieras tu lugar como su esposo, que no dejaras que esa perra se interpusiera en tu matrimonio!

– ¡Yook Sungjae, ya basta! – la voz de Sooyoung se escuchó en toda la estancia, haciendo que su novio se estremeciera y bajara la mirada en señal de vergüenza– Ilhoon no necesita que le recrimines nada, demasiado ha pasado como para sumarle que tu estas comportándote como un imbécil.

–Gracias por recibirme chicos, creo que será mejor que vuelva a casa –el mayor dejo la taza casi llena sobre la mesa y tomo en brazos a Chanyi, el perro se despertó un poco asustado y después se acurruco de nuevo en los brazos de su dueño.

–Ilhoon no tienes que irte –Sungjae trato de detenerlo, pero él ya estaba en la puerta, dando una última venia como agradecimiento y saliendo de la casa.

Chanyi volvió a dormirse una vez estaban dentro del auto. Condujo con cuidado ya que las calles estaban algo mojadas por la lluvia de esa mañana. El frio le calaba un poco, la calefacción aún no estaba funcionando por completo. Intento no llorar, realmente lo intento, pero una vez la luz verde del ultimo semáforo que había pasado se encendió no puedo evitar hacerlo.

La casa se sentía tan grande y sola, los padres de Hyunsik habían ido un par de días antes a recoger varias cosas. Lo habían saludado un poco apenados, mencionando un par de cosas sobre el hecho de que realmente era una pena lo que estaba sucediendo y que siempre podía contar con ellos para cualquier cosa que necesitase. Era un poco egoísta por parte de Ilhoon, pero realmente quería que le dijeran algo como “Hyunsik está cometiendo un grave error”, “Jamás encontrara a alguien mejor que tu”, “Esa tal Eunji no te llega ni a los talones”, pero no hubo nada de eso. Su orgullo y ego descendieron tres metros bajo tierra.

Sus padres le habían llamado varias veces, pero él no quería contestar. Estaba seguro que no aguantaría las quejas de su padre o las palabras hirientes de su madre, después de todo habían tenido razón cuando le dijeron que una relación así no iba durar, que los hombres no se enamoran de otros hombres y viven felices juntos. Aunque se equivocaban en algunas cosas, el sí que se había enamorado y aun lo estaba, eso era lo más doloroso.

Chanyi salto de sus brazos y se acomodó en el sillón para volver a dormir, Ilhoon dejo las llaves sobre el mueble de la entrada y camino con pasos flojos hacia la cocina. No había acabado su te en la casa de Sungjae así que decidió hacer un poco.

Virtio agua sobre la tetera y la puso sobre el fuego, abrió el refrigerador por inercia y observo las sobras de la cena de anoche. Llevaba un mes viviendo solo y aun no podía acostumbrarse a hacer comida solo para una persona.

Cuando el té estuvo listo, se sentó sobre la barra de la cocina. Chanyi se levantó y lo miro por unos segundos para después bajar del sillón e ir hasta él.

– ¿Tienes hambre? –le pregunto, el perro solo movió su cola y rasco su cara con una de sus patas delanteras, Ilhoon rio y le acaricio la cabeza– Chanyi-ah, ¿Cómo hare para aprender a vivir sin él?

Notas finales:

Bais bebus :)

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: