Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

HOTLINE

Autor: Ero-gomen

[Reviews - 35]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hola a todos, aqui con un nuevo fic

Hotline

Corp uchiha fue fundada por un joven emprendedor inteligente y apasionado, de tan solo 18 años.

Sasuke uchiha, el hijo menor de la familia uchiha hizo lo que nadie había logrado nunca en 2 años.

Ahora a sus 20 años, al ser el presidente de tan conocida empresa, su toma de decisiones no tenía margen para los errores, todo debe estar correctamente controlado y yendo como la seda. porque incluso el mismo sasuke sabía lo catastrófico que podría ser un pequeño error, podría significar un cambio radical para la vida de una persona, por ello mismo esa palabra no existía en sus pensamientos. cada movimiento que hacía era calculado, como sonreía, como se expresaba y como era su lenguaje corporal. y sin embargo ese día se había equivocado.

Ese mismo dia por la mañana, pensó que sería otro perfecto y productivo para su empresa y realmente lo fue, Las ganancias se disparan de forma incontrolable volviendo a ponerse en cabeza por encima de cualquier otra empresa, muchas multinacionales quieren hacer negocios importantes.

Pero esa llamada no fue calculada. esa llamada hizo que su perfecto ser se rompiera en silencio.

12 horas antes

Sasuke uchiha acomodaba sus lápices con manía encima de su escritorio perfectamente afilados y del mismo tamaño. después toma el teléfono y marca a su asistente -señorita ino, hazme el favor de facilitarme el número de la empresa hyuga

-si señor ¿quiere que se lo facilite ahora mismo?- aquello no le pareció mala idea, su asistente siempre había hecho bien su trabajo así que decidió confiar en ella

-tomó un boli- dice dando la señal- dímelo de 3 en 3

-si señor, 454 378 - sasuke copiaba con su perfecta letra los números "¡ino cariño, te tengo un chisme que te matas!" se escuchó de fondo - ahora no tente, estoy hablando con él jefe - dice amablemente -lo siento mucho señor sasuke, repito 454 378 454- copia los numero tal y como se los dictó.

-gracias- cuelga y mira el papel, descuelga de nuevo el teléfono y marca los números, esperando tranquilamente mientras movía con agilidad el bolígrafo entre sus dedos.

-hola buenos días, está llamando a un zorrito juguetón, ¿que fantasía sexual quiere cumplir?- sasuke mira confundido el teléfono- ¿hola? ahh un tímido… de acuerdo, escuche con atención- el moreno dejó caer el lapicero- en este momento llevo puesto unos boxers, acabo de bañarme pero me los quitaré lentamente y le describiré mi cuerpo- iba a colgar pero el sonido de un escupitajo llamó su atención- ahí vamos… ah… sí… estoy duro...- pasa saliva con fuerza por su garganta, debería de colgar pero desde el primer momento esa voz lo atrapo- mi cuerpo arde… quiero que me toques… ahh si…-

-hmp…- fue lo unico que salio de sasuke, pero solo con eso el hombre del otro lado de la línea gimió

-oh… qué es ese timbre de voz tan exquisito… ahora si se me ha puesto más dura… dime algo más… no seas tímido…- una sonrisa de lado surgió en el rostro del uchiha

-aun no me has descrito tu cuerpo- dice con voz suave

- te escuchas magnífico… ahhh… - sonríe sobándose el puente de la nariz, ¿por que estaba entrando en ese juego? el puede tener a la que quiera, por no decir que no es gay - mi piel es de color canela… todo mi cuerpo está tonificado y mis bolas… mi bolas son… rosadas oscuras cuando las toco y se ponen duras- aquello fue un poco más caliente que antes, le gusto- mi pene, esta grande…

-interesante

-¡ahh!... joder hombre… dime algo caliente…- sasuke mordió sus labios, ¿iba a hacerlo? ¿le diría algo?

-para de tocarte- unos ruidos extraños se escuchan de fondo

-uff… ya he parado…- sentía la ansiedad de lo que esperaba, ya era demasiado tarde como para parar esa llamada

-¿de qué color son tus pezones?

- canela- contesta agitado

-tócalos…- escucha los suspiros- baja lentamente tu mano hasta el pene, y masturbarte lentamente, no subas la velocidad si no te digo

-ahh… ahh… pero estoy muy excitado, tu voz me pone muy caliente- sasuke mira por primera vez su entrepierna, también se estaba excitando de escuchar al chico

-señor uchiha, hace rato lo estoy llamando, le digo que su hermano ha venido- ino entra al a oficina y se encuentra a un acalorado jefe con el teléfono fuertemente agarrado.

Cuando sasuke la ve, cuelga con sutileza y dice - dile que voy en un momento, retírese- y así la rubia sale.

No sabía que acababa de pasar, cuando mira el numero que apunto y el que marco, se dio cuenta de que se había equivocado. Espera unos minutos para tranquilizarse y darse un tiempo.

o-o-o-o-o-unos momentos antes en algún lugar lejano-o-o-o-o-o

¡Brring! ¡Brring!

- hora de trabajar- con cansancio, un joven rubio camina hacia su teléfono, como no había nadie en su humilde apartamento, contesto -hola buenos días, está llamando a un zorrito juguetón, ¿que fantasía sexual quiere cumplir?- espero a que alguien le dijera algo, o directamente se escucharan los gemidos e imploraciones, pero nada- ¿hola? ahh un tímido… de acuerdo, escuche con atención- el sonido de algo caerse le da la señal de que en la otra línea ahí alguien- en este momento llevo puesto unos boxers, acabo de bañarme pero me los quitaré lentamente y le describiré mi cuerpo- era obviamente mentira, los que no hablaban eran los clientes más fáciles, pues se sentían satisfechos con cualquier burrada caliente que el dijera, hizo el sonido de escupir, a los clientes les encantan los sonidos húmedos y él era bueno haciéndolos - ahí vamos… ah… sí… estoy duro...- camina lentamente hacia el sofá y se acuesta pasando el brazo por detrás de su cabezami cuerpo arde… quiero que me toques… ahh si…

-hmp…- solo con escuchar eso, la piel del cuello se le puso de punta, un gemido natural se le salio

-oh… qué es ese timbre de voz tan exquisito… ahora si se me ha puesto más dura… dime algo más… no seas tímido…- y realmente se le colocó dura, mordió sus labios sobandose por encima del pantalón su pene

-aun no me has descrito tu cuerpo- baja su mano acariciandose las bolas con lujuria, esa voz era de un príncipe, nunca antes lo había llamado estaba seguro de que lo recordaría

- te escuchas magnífico… ahhh… - pasa su mano por el pecho y describe - mi piel es de color canela… todo mi cuerpo está tonificado y mis bolas… mi bolas son… rosadas oscuras cuando las toco y se ponen duras- vuelve a tocar sus bolas viendo como su erección se asomaba por encima del pantalón que llevaba- mi pene, esta grande…

-interesante- fue como un relámpago en su piel

-¡ahh!... joder hombre… dime algo caliente…

-para de tocarte- una orden mordaz, con rapidez se puse de pie y se desnudo listo para obedecer a ese extraño, nunca antes le había pasado eso con ningún cliente.

-uff… ya he parado…- la ansiedad se le salía por los poros de la piel

-¿de qué color son tus pezones?

- canela

-tócalos…-sube su mano lentamente y se pellizca así mismo, suspira de placer al saber que estaba siendo escuchado - baja lentamente tu mano hasta el pene, y masturbarte lentamente, no subas la velocidad si no te digo

-ahh… ahh… pero estoy muy excitado, tu voz me pone muy caliente- apretaba la punta de su pene con fuerza, se masturbaba suavemente esperando las siguientes órdenes.

"piii pii pii- le hablamos desde la empresa zorritos en línea, usted ha hablado 10 minutos, por lo que en su cuenta ha sido agregado la cantidad de 10 yenes, gracias por trabajar con nosotros - piii piii pii piii"

-¿ha colgado?- mira con incredulidad el teléfono en su mano y su polla ardiendo en la otra- ¡sera cabron! ¡por una vez que me motivo con un cliente y este va y cuelga, joder!- lo peor de la situación es que ese telefono solo era para recibir llamadas, por lo que no guardaba ningún numero ni se podía devolver las llamadas.

...

Naruto uzumaki, un joven al que la vida no lo había tratado bien, sus padres murieron en un accidente y nunca tuvo nada ni nadie en quien apoyarse. para empeorar su situación, vagando por la calle a los 15 años se encontró a una bebé en una bolsa de basura. a pesar de que le era difícil en ese mismo momento lo decidió, iba a cuidar de ella y la ayudaría como fuera.

Ahora a sus 18 años, siempre había dado la cara por su hija, fue difícil conseguir los papeles para que fuera legalmente suya pero ahora no podían separarlos.

Respecto al trabajo, al parecer como no terminó los estudios no podía aspirar a gran cosa, así que con desesperación y miedo de aferró con todas sus fuerzas a ser un zorrito caliente. sin que su hija se diera cuenta. no era lo mejor que podía hacer pero si nadie se enteraba, no era tan malo y realmente había podido ganar bastante dinero con las largas llamadas que tenía a la madrugada. pues él tenía un horario, por las mañanas cuando iba a dejar a su hija a la guardería trabajaba de 8 a 12 pues a esa hora debía que recoger a su nena, apagaba el móvil y pasaba de 12 a 20 con su hija hasta que ella se quedaba dormida, a las 21 volvía a prender el móvil y trabajaba hasta las 4 de la madrugada.

Y así era su rutina desde los 15 años, luchando y aguantando mucho para darle lo mejor a su hija, la suerte nunca estuvo de su lado y por más de que trato de buscar trabajo, no salía nada. cuando las personas se daban cuenta de su experiencia laboral lo trataban como un prostituto.

Pero ni las peores situaciones, harían que él no tuviera una linda sonrisa para su nena, ella le había dado una razón para vivir.

o-o-o-o-o-o-o-o-o

"hola soy el zorrito juguetón y en este momento no puedo atenderle, si me estás llamando a estas horas es porque desconoces mi horario, así que seré breve, no estoy en la tarde, puedes llamarme después de las 21 horas. espero ansioso tu llamada"

Era absurdo, no podía creer lo que acaba de hacer- sasuke cariño, ¿a quien llamas?- una despampanante pelirosa entraba por la puerta de su oficina- ¿no quedamos en tomar hoy algo?

-si, vamos

Había pasado una semana, una semana en la que la voz de ese joven le había fundido algunas neuronas, incluso había soñado con que volvía a hablar con él. pensó que se había vuelto una adicción así que llamó a otras personas pero no era lo mismo, no duraba ni 3 segundos escuchando.

Debía ser él

También pensó que la falta de sexo o de pareja era lo que lo tenia así, por ello optó por invitar a tomar a una de sus tantas pretendientes, pero después del sexo todo fue un fracaso total, aquella mujer era muy chillona. y el no la soportaba.

-¿nos volveremos a ver?- pregunta insinuante mostrando sus piernas

-hmp, nos veremos- dice elegantemente, sin esperarlo ella se le lanza y le roba un beso. no es que antes no hubiese besado a una mujer, ni mucho menos a ella pero para él no eran más que protocolos para poder llegar al sexo, últimamente no necesitaba de ellos porque todas caen rendidas a sus pies - sakura, tengo que irme- dice empujándola suavemente para romper el contacto

-de acuerdo, no vemos entonces- y se baja del auto

Cuando llegó a uno de sus departamentos, aparqueo el coche de colección de todos lo que tenía, entró al lugar y miro la hora -las 22…- y probó suerte y llamo al numero- ocupado…- suspiro y se metió a la ducha para darse un baño y sacarse el olor de sakura de encima - ¿que me pasa?- susurra limpiando bien su pálida piel - ¿es que acaso, me estoy volviendo loco? ¿así de la nada?- sale de la ducha y se mira al espejo - no puedo sentir esta necesidad por alguien al que solo he escuchado una vez, y de paso por error, yo no soy así.- pasa sus manos por su frente y echa su cabello hacia atrás- soy sasuke uchiha, un hombre exitoso y deseado por todas las mujeres.

Sale del baño con la toalla en la cintura, toma el teléfono y prueba de nuevo activando el altavoz

-hola buenas noches, está llamando a un zorrito juguetón, ¿que fantasía sexual quiere cumplir?- y se vuelve a paralizar de solo escuchar su voz

-hmp- dice tomando el teléfono y poniéndoselo en el oído- dime algo caliente- con voz suave, cierra los ojos y espera a que él joven haga su trabajo

-si...si... - escuchaba su nerviosismo- estoy empezando a desnudarme- sasuke se muerde los labios

-¿qué llevas puesto?- abre sus ojos y mira la el techo de su habitación, se sentía tan raro

-el pijama…- una sonrisa aparece en su rostro- de huellitas de perros…

-ja ja ja ¿si? ¿no crees que eso corta mucho la pasión?

-y eso que no te he descrito mi ropa interior- la expresión de diversión no se iba del rostro de sasuke, ¿que rayos estaban hablando? ¿ no era eso una llamada caliente?

-pues hazlo-

-no tengo…- y lo caliente volvió- no tengo más que una erección que pide atención…

-tocala y piensa en mis labios besándote justo ahí abajo- ahora era él quien tomaba las riendas

-ahh… si…- un escalofrío atravesó el cuerpo del moreno, pronto sintió también su propia erección pedir aire debajo de la toalla, se quitó el nudo y mandó a volar la toalla quedando completamente desnudo encima de la cama- yo tambien… quiero comerte a mordiscos…

-si, eso está bien- contesta tomando su propia erección y masturbándose- dime más cosas

-me siento muy caliente… escucharte es delicioso, mi pene esta muy grande ahh… - la excitación iba llegando a toda velocidad, sasuke empezó a agitarse y desesperarse de solo escuchar como esa voz se entregaba a la suya propia

-también me pones… humm- trata de ahogar sus gemidos pero fue imposible.

-ahh tu gemido...me corro… ahhh… ahhh…- escuchar los espasmos, la respiración pesada del joven lo llevo al limite tambien

-si… ahh…. ah….- se corrió en su mano y al mismo tiempo disparando semen por todas partes, nunca había tenido una eyaculacion de esa calidad y en tan poco tiempo- que bien, ha sido increíble

-lo mismo digo- pasa un momento de silencio- bueno, tengo otros clientes que seguro estarán esperando

-¿y quien dijo que yo he acabado?- el moreno se sentó en la cama y busco la toalla para limpiarse- ¿no ganas más dinero con las llamadas más largas?

-si, pero generalmente nadie quiere hablarme después de terminar, realmente ese es mi trabajo, algunos solo llaman con la descarga en la punta y se corren solo para que yo los escuche- un sentimiento extraño invadió el cuerpo del moreno, no tenía ni clasificación ni nombre- pero bueno

-¿cómo te llamas?

-no puedo dar esa información, lo siento - el uchiha frunció el ceño

-de acuerdo, pues entonces sigue trabajando- y cuelga sin siquiera despedirse -¡joder!- aprieta su teléfono en la mano- ¿que me esta pasando? - pronto sintió lo que se conoce como arrepentimiento, volvió a mirar el teléfono y marcó de nuevo.

ocupado

continuará

Notas finales:

que tal?

coments?

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: