Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Mi pareja es per(de)fecto

Autor: bunnieboo

[Reviews - 12]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Taemin Lee odiaba tener que mirar a la multitud de esta forma, mirando a la gente y tratando de decidir quién podría tener más dinero en sus carteras, al menos quién lo necesitaba.

Después de todos sus años haciendo esto, era una habilidad en la que no era muy bueno debido no sólo a que tenía que decidir quién no necesitaba su dinero, sino que también tenía que elegir a aquel que tenía menos probabilidades de atraparlo cuando corriera detrás de él.

Correr era algo en lo que había conseguido ser bastante bueno, pero Taemin todavía había sido atrapado de vez en cuando, y ser golpeado por la gente a la que había intentado robar era casi tan divertido como ser golpeado por ZhouMi y su pandilla por no tener suficiente dinero.

Taemin rascó sus orejas humanas, y luego frotó sus orejas de lobo en la parte superior de su cabeza, era un defecto. Se sentían sucias, y también lo hizo su cabello y cola. Los humanos pensaban que los defectos eran lindos, como personajes de dibujos animados o algo de un anime japonés. Algunos defectos fácilmente eran capaces de conseguir trabajo en la televisión por eso. Por otro lado, nadie pensaba que algún sucio niño sin hogar fuera lindo, o que valiera la pena mirar, lo que significaba que no consiguió que mucha gente le ofreciera su cambio hoy.

Se sintió asqueroso por todas partes, pero no se atrevió a volver al refugio por una ducha o una comida. No cuando no tenía nada para darle a ZhouMi.

Habían pasado cinco días, y Taemin aún no tenía nada que darle al hombre, y si se presentaba con las manos vacías, entonces Taemin se encontraría en un callejón oscuro tratando de reponerle al hombre, y eso era lo último que quería.

Taemin se estremeció. El tiempo se estaba poniendo frío, y el sol se estaba tornando en un lejano horizonte brillando de naranja y amarillo, dejando al resto del cielo oscuro.

Nadie de los que caminaban le llamó la atención. Todos estaban o demasiado viejos o muy jóvenes, personas de las que no quería tomar su dinero. Ocasionalmente, alguien caminaba viéndose en una situación que parecía ser tan mala como la suya, por lo que los dejaba solos también.

No tenía sentido empeorar sus vidas. Por lo que Taemin sabía, tenían personas a las que tenían que pagarles también y no había llegado tan lejos como para estar dispuesto a robarle a alguien cuya situación era tan mala como la suya. Aún no.

Taemin se sentó en la acera. No estaba técnicamente en la mendicidad, no tenía un letrero o un sombrero abierto tirado en el pavimento, pero de vez en cuando algunas personas le dejaban caer algo de cambio. Le sonrió ampliamente a aquellas personas y les agradeció, sabiendo que no tenía suficiente dinero para evitar que ZhouMi le hiciera daño.

El hombre quería ciento cincuenta wons, y después de contar el dinero que le habían dado en el día, Taemin tenía alrededor de unos seis wons y treinta y dos centavos, apenas lo suficiente para comprarse su primera comida del día.

Estaba muerto de hambre, y tenía frío. Necesitaba volver al refugio. No podía posponerlo más tiempo. El clima en la radio fue llamada la noche más fría del año en lo que va de esta noche. No había duda de que caería la primera nevada, y Taemin se congelaría hasta la muerte si no regresaba.

Algo peor que la muerte podía ocurrir si no le daba a ZhouMi el dinero que quería.

Taemin respiró profundo, mirando a los compradores navideños que estaban pasando. Se odiaba a sí mismo por esto, pero eligió un objetivo.

Era un hombre, probablemente entrando a los treinta, su largo y trenzado cabello oscuro caía detrás de él. Tenía una bolsa en la mano, lo que significaba que había hecho algunas compras, y su ropa lucía lo suficientemente decente como para que pudiera afrontar la pérdida.

Un largo y cálido abrigo negro, buenos zapatos y guantes negros. No parecía estarle prestando mucha atención a las personas a su alrededor tampoco.

También era precioso como la mierda.

Las orejas de Taemin se animaron con la vista de él. El hombre sin duda llamó su atención, y no sólo porque Taemin lo tomó como objetivo. Su polla palpitó con la vista del otro hombre.

Taemin se congeló en su lugar cuando el hombre dejó de caminar, sus ojos oscuros se ampliaron sólo una fracción antes de que comenzara a mirar a su alrededor a las personas que caminaban a su lado o le pasaban hacia otra dirección. Parecía estar buscando a alguien, o ¿tal vez se había olvidado de algo?

No pareció darse cuenta de Taemin sentado donde estaba. Taemin necesitaba actuar con rapidez y aprovechar su distracción. Aplastó sus orejas de lobo en la parte superior de la cabeza por lo que eran menos notables. Ellas eran buenas para hacer que la gente le diera dinero, pero malas para cuando quería desaparecer dentro de una multitud.

Rápidamente se acercó al hombre, su corazón latía condenadamente rápido, más rápido de lo que nunca había hecho en su vida, y no era como si fuera la primera vez que Taemin hubiera hecho esto.

Sus manos se estaban congelando en los delgados guantes sin dedos que llevaba, y por alguna razón, sus palmas comenzaron a sudar cuanto más se acercaba.

Sólo tenía una oportunidad para esto. Estaba bastante seguro, basado en la mano que cargaba su gran bolsa de Navidad, que la cartera del hombre estaría en su bolsillo del frente lo que le permitiría agarrarlo con la mano libre cuando fuera necesario.

Taemin caminó directo hacia el gran hombre, era tan condenadamente alto, su mano revisando el bolsillo del hombre y sacando el primer objeto duro que tocó. Le rodeó los bordes, y se sintió como cuero suave, aunque era gruesa.

Definitivamente una billetera.

Taemin apartó la mano, silencioso como un fantasma, odiándose a sí mismo incluso a través de la alegría que le iluminó el interior ahora que tenía la oportunidad de pagarle a ZhouMi.

Una mano dura y pesada le agarró el codo y la sostuvo con fuerza.

r13;Hey, tú.

Taemin se detuvo. Casi cabreándose consigo mismo, y todo dentro de su cuerpo estalló a la vida cuando el pánico se apoderó de él y se hizo cargo, como si esa mano estuviera apretando su cuerpo entero. Santo Dios, no.

Taemin volvió lentamente la cabeza listo para ver la rabia rugiendo en el rostro de la persona cuando atrapó a Taemin tratando de tomar algo de él.

No, nada de eso estaba en el rostro del hombre, pero eso no impidió que el miedo se deslizara por el cuerpo de Taemin como si alguien hubiera tirado un montón de gusanos en su ropa.

Hubo un ligero ceño de confusión en el rostro del hombre, como si no pudiera creer lo que estaba viendo, y sus ojos parpadearon por las orejas de Taemin, que eran más evidentes ahora de cerca, a pesar de que las apretó tan planas como pudo contra su cabello.

La boca del hombre se abrió un poco, como si quisiera decir algo, pero luego esos ojos oscuros parpadearon hacia la cartera, su billetera, que todavía estaba en la otra mano de Taemin.

La rabia furiosa que Taemin conocía muy bien se manifestó en la cara del hombre, tirando abajo las cejas y haciendo sus labios arrastrarse de vuelta en un gruñido bestial. Tenía blancos colmillos.

El terror de Taemin se cuadruplicó por su error. Hombre lobo. Este era un hombre lobo, y cuando Taemin miró hacia abajo, los dedos del hombre, que sostenían su codo con tanta fuerza, ahora tenían medias y punzantes garras creciendo de las puntas de sus uñas.

El terror de Taemin se convirtió en una necesidad animal de escapar y sobrevivir. Empujó con fuerza contra el pecho del hombre, pero su agarre no se aflojó. Todavía tenía a Taemin en su poder.     

Los hombres lobo odiaban a los defectos. Les odiaban! Y Taemin acababa de ser sorprendido robándole a uno. De inmediato dejó caer la cartera, empujando de nuevo el pecho del hombre.

r13; ¡Lo siento!

La gente empezó a detenerse y mirarlos. Alguien podría haber incluso sacado su teléfono para grabar lo que estaba sucediendo, pero Taemin no pudo poner exactamente atención a eso. El hombre lobo agarró su hombro con su otra mano con garras, y Taemin maldita sea se perdió. Dejó su puño volar, y en tiro de una vez en-la-vida, golpeó al hombre en la nariz, justo en la nariz.

Ese era un punto sensible, y el hombre lobo se hizo hacia atrás, su estricto control se liberó mientras agarraba su nariz y gritó.

Había un poco de sangre en los nudillos de Taemin, se dio la vuelta y corrió.

Pasó junto a la gente, la multitud de compradores que todavía era muy gruesa a pesar de la hora tardía.

Algunas personas incluso trataron de ponerse en su camino, tratando de detenerlo mientras los gritos de ladrón se hacían eco detrás de él. Se deslizó bajo algunas personas y esquivó a otros. No eran ellos los que tanto le preocupaban. Era que alguien lo detuviera a tiempo para ser capturado y golpeado hasta la muerte por un hombre lobo enojado.

Taemin logró salir de la zona de tiendas, lejos de donde las luces eran brillantes y coloridas para la temporada de Navidad que venía, y entró a donde las calles eran un poco más oscuras y amarillas con sólo farolas para hacerle saber hacia dónde estaba yendo.

El sol estaba completamente abajo ahora, y no había nadie más alrededor.

Él estaba solo.

Taemin arrastraba los pies. Siguió caminando sólo porque pensaba que tenía que hacerlo. Sus pies lo estaban matando. Sus zapatos viejos tenían suelas muy delgadas. Aun así, siguió moviéndose, cojeando ahora.

Sus pulmones dolían, y jadeó en busca de aire. Estaba tan sediento y caliente por su carrera que de repente estaba deseando que nevara para poder refrescarse y tener algo de beber.

Después de un minuto, Taemin se dio cuenta de que su cojera no se iba. Su pierna dolía demasiado. El tobillo latía como loco por la forma en que había golpeado el pavimento, y necesitaba sentarse.

No había bancos alrededor de aquí, pero había escaleras de hormigón que conducían a complejos habitacionales. Algunos de ellos incluso estaban cubiertos para protegerse de la lluvia y otros elementos.

Taemin suspiró mientras tomaba asiento. Miró alrededor de la zona oscura antes de quitarse su bota.

Estaba completamente solo, por lo que debería ser seguro.

Se quitó la bota y su viejo calcetín con agujeros en los dedos del pie y el talón. Su tobillo estaba rojo brillante y muy hinchado. Siseó cuando lo tocó, pero el aire frío de la noche se sentía bien en él por lo menos.

Si ZhouMi trataba de perseguirlo, trataba de atraparlo por no tener el dinero, entonces Taemin no sería capaz de alejarse de él.

No podía volver al refugio ahora.

Taemin miró alrededor de las escaleras donde estaba sentado. No habría ninguna protección para el viento, pero tal vez podría pasar la noche aquí. Por lo menos la cubierta superior evitaría que la nieve caiga directamente sobre él.

Era una especie de buena noticia, pero sus orejas, que se habían animado con su repentina carrera, cayeron planas contra su cabeza ante la idea de no tener una cama para la noche. De nuevo.   

No iba a sentir lástima de sí mismo. Había llegado a ese acuerdo consigo mismo hace mucho tiempo, y aunque en ocasiones estuvo cerca de romper ese voto, él no iba a hacerlo ahora.

Taemin se cruzó de brazos y se apoyó en la barandilla de metal de la escalera. Trató de ponerse cómodo mientras se recostaba en las escaleras, pero era duro con los bordes de hormigón clavándose en su espalda.

Taemin cerró los ojos, se sentía como si los hubiera cerrado por sólo un minuto antes de que algo le moviera su pie.

Abrió los ojos, y un grito de horror salió de su garganta al ver no sólo al hombre de cabello trenzado al que había intentado robar, sino a otros dos muy grandes hombres de pie a su lado.

Notas finales:

he aqui el libro final de la trilogia de cambiaformas!!!

continuacion de Mi amor per(de)fecto ;3

que lo disfruten mis conejitos!!!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: