Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Conociendo el amor.

Autor: May Chan

[Reviews - 27]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

¡Hola! ¿Como estás?

Los personajes no me pertenecen, que disfruten.

-¡Una más! – Grito Hinata mientras regulaba su tiempo para sincronizarse con Kageyama, una sincronización exacta, magnifica, perfecta dando paso a un golpe aun mas hermoso – agrego feliz mientras sonreía.
 
-No logro comprender como mejoran cada día más- Comento Noya al aire mientras los veía practicar- Realmente son los idiotas del voleibol.
 
-Yo digo que es la pasión con la que juegan- Agrego Suga- Ellos aman, viven por este deporte es lógico que con el paso del tiempo mejoren.
 
Suga tenía razón, para ellos no hay nada más importante que mejorar con el pasar del tiempo, ellos quieren superarse y superar todo lo que se les atraviese en el camino.
-Reúnanse- Grito Daichi al lado del entrenador mientras todos empezaban a reunirse a su alrededor.
 
-Buen trabajo- hablo cuando todos están allí presente- Primero quiero dar la Bienvenida a kaqueyama que regreso con nosotros después de estar en el campamento- Y todos se alegraron, aún más un pequeño peli naranja que sonreía como bobo enamorado.
 
-Gracias por aceptarme de nuevo- Respondió con su cara habitual.
 
-Bueno chicos lo segundo es que pronto tendremos todos un campamento con tres escuelas prestigiosas- comenzó a contarles-
 
-¿Vamos a Jugar contra Kenma y Bokuto-san?-Salto animando Hinata
 
-Estas en lo correcto- se cruzó de manos – Jugaremos en práctica con Nekoma y Fukorodani. Como aún faltan dos meses y medio para empezar las nacionales nos invitaron a participar para perfeccionar sus habilidades, aunque es al finalizar las vacaciones, estaremos en el campamento las últimas dos semanas de vacaciones.
 
-¡Sí!- dijeron todos al tiempo celebrando.
 
-Pero Entrenador ¿Quién es la última escuela que estará en el campamento?- Pregunto Daichi
 
-Shiratorizawa… -Respondió el Sensei
 
-¡¿Queeee?! – Gritaron de nuevo todos.
 
-Lo sé, es sorprendente- Suspiro- Como es el último año de Ushijima su entrenador opto por que su equipo tuviera el ultimo campamento antes de la despedida, por esa razón estarán con nosotros.
 
-Sera incómodo entrenar con ellos después de que los derrotamos – Comento Hinata 
 
- No te preocupes -Hablo el sensei – seguro el actuara normal.
 
Con esas últimas palabras todos empezaron a recoger los balones,  dejando todo limpio para dar por terminada su último día de clases dando paso a un comienzo de vacaciones que para algunos de los integrantes serán necesarios, para otros pasará igual como para otros serán la mayor ilusión. 
 
*****************
 
-Kagueyama – grito el pequeño peli naranja que corría a toda velocidad con su bicicleta para darle alcance – que malvado eres, no me esperaste.
 
-Para que si nos separamos a mitad de camino – dijo sin ganas.
 
-Pero… quería invitarte a mi casa – y eso capto la atención de su compañero.
 
-¿Estarás solo en casa? – paro su caminar -¿Podemos tener sexo hoy?
 
Esa sola oración puso de color carmín las delicadas mejillas de Hinata -No… cuidare a mi hermana esta noche – le explicó rápido – pero quería que pasaras tiempo conmigo… No nos vemos desde que….
 
-No creo que pueda ir hoy – y el  mayor lo corto antes de que terminara cambiando el agradable ambiente – tengo que terminar de organizar unas cosas en casa – emprendió de nuevo su camino – nos vemos después.
 
Se sintió vacío, más doloroso de lo que pensó que sería, tal vez fue su culpa por no decirle que si, tal vez fue el hecho de que el aún tiene miedo de intimar pero eso no le daba razón de tratarlo así, de ser cruel y distante.
 
Antes de que el moreno partiera todos se reunieron en el restaurante familiar de la zona para celebrar y aunque compartieron con todos el no le dijo nada y menos cuando se iban a separar, Hinata atribuyo al hecho de que estaría ocupado con temas más importantes, pero no recibir una llamada o un mensaje fue aún más terrible y más que el no contestara los que venían de su parte… y ahora esto realmente Kageyama se estaba acercando al límite sin darse cuenta.
 
************************** 
 
-Akasheee – se aferro Bokuto a su cintura – 
 
-¿Si Bokuto-San? – termino de guardas sus cosas - ¿Bokuto-san? – volvió a preguntar al no recibir respuesta.
 
-Te amo Akashi – *Bum* *Bum* y los latido del corazón del peli negro aumentaron – Enserio te amo Akashi – lo giro viéndolo con esos enormes ojos – Nunca te dejare – lo beso lento y apasionada, encendiendo cada parte de su cuerpo, haciendo vibrar todo su sistema nervioso.
 
-¿Iras a dormir a mi casa hoy? – pregunto por costumbre cuando pudo regular su respiración recibiendo otro beso pero este más fugaz que el primero como respuesta.
 
-Vamos – le cogió la mano para dirigirse a casa – tomaremos un baño.
 
Aún no se acostumbrada a la ternura de su pareja, posiblemente nunca lo haría pero de alguna manera le agrada, le agrada esas declaraciones de amor, le gusta cuando lo toma desprevenido para darle un beso antes de salir del vestuario, cuando despertaba con el dándole los buenos días, cuando lo abraza fuerte antes de dormir o cuando le toma la mano como en este comento, transmitiendo todo lo que sentía sin palabras. Y aunque él no lo dijera tan seguido también lo amaba, aún más de lo que se podía.
 
-¿En que piensa Akashi? – apretó su agarre.
 
- En nada, rápido hay que hacer la cena -sonrió gentil.
 
Ya en casa los dos prepararon la cena, o bueno Bokuto observo y Akashi preparo los alimentos, es imposible  que con las habilidades de cocina del cara de búho ayude, si se quema la cocina hirviendo agua, imaginense preparando brochetas de cerdo.
 
-Delicioso – alago con la boca llena – Akashi será una buena esposo para mi.
 
-Come despacio y deja de decir tantas bobadas – le regaño mientras le ponía unas más en el plato.
 
-Es la verdad, cuando termine la universidad yo haré de Akashi mi esposo, me cocinara ricas comida todo los días y tendremos hermosos hijos.
 
No respondió nada, no quería ilusionarse con un futuro tal vez lejano pero no podía negar la idea que eso sería algo genial. Sin más palabras los dos terminaron de comer en un silencio agradable. Cuando terminaron y Akashi se disponía a irse para dejar que Bokuto lavara los platos de la comida, el mayor lo detuvo para subirlo al borde de la mesa.
 
-¿Qué pasa? – se sorprendió.
 
-Akashe ¿Puedo? 
 
-¿Puedes que? – pregunto divertido acercando su cadera con los pies, para que sus miembros aún dormido empezarás a frotarse.
 
-Akashi voy hacerte gemir mi nombre toda la noche- beso sus labios con ansiedad.
Lo cargo entre besos y caricias hasta el cuarto donde se despojaron de las prendas que estorban para sentir más la piel del otro, para sentir ese el calor, deseo y hambre sexual – Está vez soy yo el que va a mandar – lo empujo suavemente hacia la cama quedando a la altura perfecta de ese miembro que tanto le gusta que entre en el, que lo haga gemir y que toque ese punto perfecto donde lo hace delirar de placer.
 
-¡Oya! ¡Oya! – se sorprendió.
 
Akashi le gusta el sexo, más específicamente le gusta el sexo con Bokuto pero es de las personas que le encanta recibir las caricias o juegos durante el acto y aunque a el mayor le gusta también sueña con unas mamadas de su pareja o que lo monte sin piedad hasta quedar cansado y le gusta a un más cuando es de sorpresa.
 
-Akashi… ahh – se dejo llevar por el placer al sentir esa lengua recorrer toda su extensión, deteniéndose en la punta donde succionaba con fiereza ese liquido preseminal que empezaba a brotar – Abre – le miro con los ojos deseoso – quiero meterla entera y destrozarte la garganta – tomo sus cabellos con algo de rudeza empezando a introducirse en esa estrecha cavidad.
 
-Ahh -gimio esta vez Akashi por lo grande que era, respiro solo por la nariz y fue tragando despacio dejando que todo entrará. Qué la base del pene tocará sus labios y que Bokuto disfrutará.
 
-Akashi se siente tan bien – comenzó con un suave movimiento – creo que me voy… mhgh ahhh – apretó más su agarre dejándose llevar esas suaves vibraciones que recorrían su cuerpo.
 
Le excitaba saber que puede lograr esas reacciones. Le emociona saber que el no es el único que se vuelve loco cuando van a intimar – Quiero mas, lo quiero adentro y ahora- se levanto sentándose en la pelvis del mayor comenzando a frotar su cadera con el miembro del mayor mientras le besaba con lujuria.
 
-Esto me gusta – tomo una tertulia entre sus dientes – me gusta cuando estás así – tocó su miembro – y me gusta que esto me esté esperando – tocó su entrada con la otra mano abriéndola lentamente.
 
-Boku… ahh -Gimió al sentir como entraba en su interior, se sentía caliente, lleno. Le gustaba que entrara con fuerza – mgg mételo todo, córrete en mi  - le pidió aferrándose a su cuello.
 
Sin espera, lo recostó en la cama subiéndole las piernas a sus hombro empezando un movimiento rudo y placentero – Akashi esta estrecho  - se acercó para besarle empezando a tocar su miembro - ¿Se siente bien?
 
-Ahhh sii… más mghg – se dejaron llevar por el momento, entregando sus cuerpos al deseo, al placer mutuo que se daban – todo adentro – arqueo su espalda al sentir como el mayor aumentaba el ritmo para terminar en su interior llenando lo por completo haciendo que el menor se corriera entre ambos miembros.
 
**************************
Una semana después:
 
Kagueyama había evitado toda la semana hablar con Hinata, no quería verlo , le fastidiaba su presencia y si no fuera por que deseaba tomar su cuerpo y le convenía tenerlo al lado ni le hablaría. Lo dejaría de lado y solo se concentraría en su vida. Pero ahí estaba su teléfono vibrando sin parar.
 
-Contesta – le pidió la chica mientras se aferraba a su espalda – no podremos seguir con nuestro reencuentro – le beso suavemente.
 
-No – fue lo único que dijo antes de dejar su celular olvidado para seguir con sus actos sexuales.
 
Notas finales:

Espero que les haya gustado, es mi primer Fic... No duden en decirme que les pareció me haría muy feliz.

Gracias por leer.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: