Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El Emperador y el pirata

Autor: reydelosPK2

[Reviews - 41]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

El Emperador.

  

Claramente era un rey poderoso, un rey egocéntrico que vivía divertido por saber su destino: la grandeza.

Thor con sus 14 años estaba destinado a gobernar el imperio de Asgar que era compuesto por doce reinos que ocupaban dominantes un continente. Sin embargo tanta riqueza y poder siempre traen consigo la envidia y el peligro. En las costas de la principal ciudad del imperio, la ciudad del Trueno acosaban grupos de piratas, que lánguidamente esperaban una oportunidad de oro para hacerse con algún botín, y ese día sin saberlo dieron con el botín más grande que jamás creyeron tener.

Retornando de su viaje de estudios a su hogar nada más y nada menos que el príncipe heredero de Asgar: Thor Odison. Adolecente apuesto de cabellera rubia y ojos azules, de cuerpo atlético y orgullo del monarca supremo Odín.

Sí, sí. Al verlo en el barco que acababan de asaltar lo pillaron y redujeron a su guardia.

Laufey capitán de ese grupo de piratas miro con superioridad al insolente heredero que acababa de lanzarle un escupitajo en plena cara. Sin duda ese chiquillo tenía el mismo carácter que su padre Odín. Ganas de matarlo no le faltaban, sin embargo pedir un barco lleno de oro por su libertad era más productivo que cortarle la garganta.

-Un barco de oro pediré a tu padre. A ver si ese viejo avaro piensa que lo vales o de lo contrario tu sangre alimentara al océano- repuso Laufey serio limpiándose el escupitajo de la cara.

-¿Y con tan poco te conformas ladrón de pacotilla? Hablamos de mi persona. Del futuro heredero. ¡Diez barcos cargados de oro pediría yo!- reprochaba Thor confundiendo al resto de la tripulación, ¿cómo podía pedir más dinero por el rescate si era en contra de sus intereses?. Ellos lo secuestraron y amenazaban con acabar su existencia y el príncipe heredero daba semejante idea. Era demasiado dinero para tan poco tiempo, mucho incuso para Odín.

-Trae mi halcón mensajero- repuso Laufey a su hijo que cubierto de retazos de tela mantenía gran pare de su cuerpo cubiertos, inclusive su cara, pues tenía la esperanza que con ese botín finalmente llegara a pagar sus estudios, por lo mismo ser conocido y seguir esa vida de pirata no estaba en sus planes.

Alcanzo su halcón a su padre y junto a él una hoja y lápiz para escribir el mensaje, mas Laufey no los tomo.

-Tenemos a tu hijo. Descarado como tú sin duda.- comenzó a dictar y Loki rápidamente comenzó a escribir- diez barcos cargados de oro y diamantes por su vida. Es mi última oferta. Tienes  dos semanas. El puerto del pez muerto será donde recogeremos la recompensa al salir el sol- finalizo y Loki envió el halcón a su destino.

-Bien engreído. Veremos si tu padre te ama o solo ama su dinero.

-Bien Laufey- repuso Thor sin pisca de miedo- pero te advierto que ser pagado mi rescate y puesto en libertad, si fuera tú y tus hombres desaparecería pues no parare hasta destruirte a ti y a tu tripulación, incluso a tu familia.

Un leve silencio se formó, para luego ser roto por un sinfín de carcajadas lanzadas por Laufey, Thor y el resto de los tripulantes. Sin duda ese heredero era muy peculiar y en cierta forma agradable.

Como típicos piratas sabidos de ganar una gran fortuna o la muerte no dudaron en emborracharse. Así vivian su día a día, al límite y así lo vivirían hasta el día de su muerte.

Thor que más que preso parecía parte del grupo de piratas entre risas y bromas comenzaba a estudiar a detalle la personalidad de cada uno de los tripulantes. El capitán Laufey era como los chismes lo describían un hombre serio. Incluso cuando su tripulación se embriagaban el seguía manteniendo su distancia observándoles desde lo alto de la proa vigilando que nadie fastidiara su festejo.

El resto de los tripulantes iban y venían entre más chistes, más trago y más carcajadas. Hablándole de un sinfín de aventuras y demás. Prácticamente Thor se cansaba de estudiarlos y se dejaba guiar por la dejadez de tan sencillas personas tomando en mente que el que representaba mayor peligro era Laufey, sin embargo otro tripulante también levantaba su atención.

Si, ese hombre de cuerpo cubierto. De actitud reservada. Quizás era hábil guerrero o estratega. Era con quien Laufey de vez en vez intercambiaba puesto de vigilancia y descansaba en su recamara. Quizás su mano derecha.

Cercano el anochecer, después de cuatro horas de festejo y borrachera Thor sentía como alguien movía sus piernas. Abrió los ojos y por instinto en un dos por tres se lanzaba ante su enemigo reduciéndolo contra el piso.

Loki caía al suelo con Thor encima, le creyó mareado por eso solo atino a intentar ponerle las cadenas en los tobillos, jamás imagino tal acción por parte del cautivo.

-Lo… Lo siento- dijo Thor al sentir la espada de Laufey en su cuello. Y lentamente se levantó. Si solo fuera Laufey y ese extraño hombre cubierto Thor no dudaría en dar pelea, pero el resto de la tripulación despertaba y le miraba atento, sus ojos tenían ese brillo de fuera al ataque. Sin duda lo matarían si intentaba tontería alguna.

-Ponle las esposas y si vuelve a agredirte…- dijo Laufey soltando a Thor y mirando a su hijo- demuestra tu valía y mátalo- casi ordeno.

Thor se quedó quieto dejando inmovilizarse nuevamente por el hombre cubierto. Este solo le miró fijamente y dejo a Thor descubrir sus peculiares ojos color verdes esmeraldas. Tan profundos… Thor admitió que ese hombre encapuchado tenía unos ojos muy hermosos. Y por su tono de voz era joven y obviamente varón.

-Lastima…- repuso- de ser hembra y tener esos ojos de seguro serias preciosa. Esos ojos son esmeraldas que reflejan el alma.  

Loki rio ante tales palabra poniéndole grilletes en las manos también.

-De ser hembra…- dijo y Thor escuchaba que su voz era de un hombre joven y también al notar sus dedos supuso que era alguien fino, pues esos dedos largos eran suaves, carecían de cayos o maltrato alguno- créame que ya me hubieran ahogado… el mar y las mujeres no son una buena combinación- concluyo parándose para luego marcharse.

Thor le contemplo desaparecer frente de sus ojos y perderse en un camarote. Ciertamente era alguien diferente del resto de los piratas. No hablaba con frialdad o insultos como el resto de esas bestias. Hablaba con educación y justificativo, cada vez que hablaba con él se sentía hablando con alguien de igual educación incluso superior. Incluso al lanzar insultos en idioma extranjero, solo ese extraño se reía dando a entender que conocía a otras lenguas

“trigo en medio de hierbas malas… al final también será atrapado por estas y sus granos se perderán”

Pensó pues ese ser al igual que el resto serian muertos apenas pagaran la recompensa. Pues el mismo debía matarlos para mantener su valía en alto. Nadie más volvería a atravesé a meterse con él o su familia.

Sin demora Odín reunió la recompensa pedida y no dudo en entregarla en lugar sugerido.

Como hombre de palabra y mal vivir Laufey devolvió al heredero y marcho con su tropa.

-¡Hijo mío!-recibió un rey aliviado de verlo salvo

-Padre no debe preocuparse estoy sano y salvo- giro con lentitud contemplando a sus doce generales- que esperan. Reunid sus barcos: acaso planean dejar que se salgan con la suya ¡Quiero sus cabezas!-ordeno comenzando a cambiar sus ropas de civil por las de guerrero. Tomando de manos de una sirvienta su espada alistándose para la venganza.

Con doce barcos comenzó la caza de los piratas. Rodearlos y lograr su rendición no fue difícil. Laufey miro a Thor y comprendió el tiempo de gobernante que seria. Era ahora que marcaba el inicio de su reinado. Giro a ver a su hijo y aunque no le dijo nada le señalo una salida, un hueco bajo su camarote que lo llevaría al área de depósito y allí otro hueco que conectaba al mar.

Loki miro a su padre y tampoco dijo nada. No era un hombre que expresara con palabras sus emociones, como un tempano de hielo salió de su camarote a unirse con su tripulación.

Loki bajo por esta compartimiento y supuso que también era un suicidio, peor valía la pena, con su acción su padre dio a entender que morirían y esta era la única forma de salvarle la vida.

Uno a uno fueron decapitados, y uno a uno Thor los fue identificando sin embargo faltando poco para finalizar observo que faltaba uno. Miro a Laufey que aún seguía con vida esperando su turno en la guillotina y pregunto.

-¿Dónde está el encapuchado?-interrogo, mas Laufey no respondió

-¡Te he preguntado algo!-exigió dejando notar su cólera. Como nuevo emperador de Asgar no toleraría que se burlaran de su persona. Prometió que los mataría a todos y cumpliría su palabra era Thor Odison, el emperador de Asgar y todos debían temer, obedecer y no dejaría que se burlaran de él.

Loki que apenas si llego a la otra isla casi perdiendo la conciencia por la falta de aire, miraba el cielo respirando agitado, pensando en el destino de su padre y los que lo criaron. Todos lo que conoció y a regañadientes tolero y toleraron estaban muertos…

Sin saber la razone exacta simplemente por ese extraño vacío cubrió sus ojos con un brazo y dejo escapar lagrimas amargas al comprender que había perdido a toda su familia y el mundo que conocía. Estaba solo.

Juro vengarse de ese estúpido heredero. De alguna forma lo mataría.

 

Thor Odison 14 años heredero de Asgar

Loki Laufeyson 17 hijo de piratas

 

 

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: