Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sin decir nada, se puede decir todo.

Autor: Adri6

[Reviews - 1]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Narrado por Bruce Wayne. 

Muchas veces me han preguntado a quien admiro… me he reservado aquella respuesta y sencillamente he sonreido. No estoy dispuesto a revelar mis secretos y mucho menos, frente a los reporteros que escriben cualquier cosa que llame la atención del publico. Bastante tengo, con que todos sepan que he perdido a mis padres a temprana edad y que el culpable… al final... ha salido en libertad. Desde pequeño odie al mundo, desde pequeño espere paciente por obtener algo de consuelo al hacer justificia pero… lo único que obtuve fueron cicatrices.

“Señor Wayne… ¿señor?”

Mis ojos se posan sobre un hombre de mediana edad, despues recorro la sala de juntas y me enfrento a algo desconocido, no sé que tema se ha tratado en la reunión y que esperan de mi. A mis espaldas el logo de mi familia emerge como una señal de peligro de extinsión, soy la ultima especie que queda y para ser sincero, estoy seguro que pronto desapareceré. Entonces, mi rol de persona normal y corriente es la que debería ser el personaje principal pero… mi alter ego, ya me ha consumido lo suficiente para terminar sintiendo solo dolor.

Parpadeo varias veces y me gustaría estar en mi cama, sentir las sabanas sobre mi piel, mi rostro contra la almohada y que el peso de mi cuerpo se vuelva neutro. Me gustaría dormir por horas, por dias y semanas, me gustaría despertar en un mundo distinto, en un mundo donde Batman no sea necesario... es un sueño… un imposible.

Tomo mi boligrafo y digo: “Prefiero analizarlo en privado, organizaremos otra junta la proxima semana”. Todos quedan conformes, incluso yo, soy hábil cuando se trata de mentir pero soy muy torpe cuando me enfrento a situaciones en las cuales podria ser feliz. Todos se despiden, veo sus movimientos en camara lenta, veo sus sonrisas y escucho sus voces tan distantes que me doy cuenta, de todos ellos tienen una vida por la cual vivir. No sienten esta aflicción y mucho menos, pierden el control de su destino cuando noche tras noche, el mal se reproduce e interfiere en los inocentes.

Mis trajes de batalla son mi segunda piel pero aun asi, no pueden detener las armas con las que me atacan, soy un lienzo con demasiadas manchas, con demasiadas huellas que no quiero mostrar, no cuando se trata de una verdad que no puedo confesar.

“Señor Wayne, me gustaria mostrarle algo” –dice Fox

Le miro y de forma espontanea me pongo de pie, le sigo y llegamos a las instalaciones subterraneas, esta división en la cual el área investigativa es capaz de crear armamento o accesorios los cuales estan al servicio de Batman siempre que lo desee. Espero su demostración y un vehiculo emerge desde el suelo, es una versión mejorada del que ya tenia y del cual maneje cuando cree mi personaje justiciero, cuando enfrente al Joker y cuando termine por derrotar a Bane. De lo ultimo, solo ha pasado un año, un año de que salve a Gotham de una explosión y que prácticamente me dieran por muerto, en esos segundos, dude en retomar mi camino autodestructivo pero soy tan necesario como lo son las reglas.

Camine hasta el vehiculo y acaricie el metal, que este tipo de cosas existan no me hace feliz, al contrario… me duele que tenga que recurrir a esto para proteger y servir.

“… Es lo mejor que puedo ofrecerle, señor”

Cerre los ojos e imagine mis batallas en el amparo de la noche y la soledad, imagine que tan firme deberia ser mi pulso al conducir detrás de personas que no temen herir a los demas. Es una tragedia en la cual siempre pierdo un poco de mi.

“Gracias” –respondo y me aparto lentamente del vehiculo, me acerco a Fox y tengo el animo suficiente de tocar su hombro por un segundo. Continuo caminando hasta el ascensor y me pierdo al ser transportado a los pisos superiores. En cuestión de segundos, debo fingir ser como todos los demas o mejor dicho, debo fingir ser como ellos me ven: un borracho pero carismatico millonario que no le importa derrochar el patrimonio familiar… puedo luchar contra el crimen pero no, con esa descripción.

Tengo muchos pendientes de los cuales no resolvere hoy, ni mañana y en mucho tiempo, Bruce Wayne no esta en condiciones de asumir ninguna responsabilidad, tan asi es que estoy considerando entregar mi cargo, desaparecer y ser tan solo Batman… aunque ese personaje termine por arruinarme. No he querido decirle a Alfred sobre mis pretensiones pero… ya es inevitable, no puedo dividirme mas de lo que ya lo hago… he de elegir el camino dificil y doloroso antes que el camino facil y tranquilo. Por eso sigo solo, por eso segurire solo hasta que deje de respirar… sere el ultimo Wayne y me recordaran como un inutil pero eso no importa, unos pocos sabran que hice todo lo posible por salvar a mi cuidad y eso ya me es suficiente.

Tome mi maletin y abandone mi empresa, recorri el centro urbano y con aquitectura ornamental del siglo pasado, entre luz y sombras de un dia otoñal provocan que las siluetas de las personas parescan irreales, sus pasos y sus abrigos se dirigen de regreso a casa, el reencuentro con sus familias es el motivo por el cual el tiempo se vuelve su peor enemigo, quieren llegar tempranos para que sus hijos aun esten despiertos, para disfrutar de una agradable cena, de sentarse en el sillón a leer el diario mientras comentan lo sucedido durante el dia. El calor de hogar que emerge al estar frente el fuego de la chimenea, es el reemplazo del sol que ha decicido huir de nosotros durante esta estación del año.

Gotham es hermosa pero peligrosa, esta cuidad es la misma que me ha quitado todo. Muy pocas veces he visitado aquel lugar exacto de mi tragedia y cuando lo hago, quisiera haber muerto junto con ellos. Nunca entendi porque sobrevivi, porque me quede y porque debo seguir quedandome aquí, perfectamente pude irme pero algo me ataca, es como un compromiso mal echo… mal elegido… es un compromiso y un castigo.

“Llegamos señor” –me dice el chofer

Me toma unos minutos entender que debo bajarme y entrar a casa, me toma unos minutos y de esos minutos, quisiera no tener que moverme. Me siento cansado, aun cuando no hago nada me siento cansado y eso es horrible porque a mi edad, debería levantarme con animos de vivir cada dia.

“No necesito de tus servicio el día de mañana” –le digo de forma segura y lo mas amable posible

“Entiendo, cualquier cosa que necesite puede llamarme señor” –se despide cuando salgo del auto

Trato de caminar rapido pero no es algo que logre del todo, Alfred me espera en la entrada y su tenue sonrisa me acoge en esta mansión que me hace sentir solo. Le saludo y me ayuda con el abrigo, me advierte que la cena esta lista y que tan solo debo lavarme las manos. Quisiera decirle que no tengo hambre pero no lo hago, no quiero arruinar su esfuerzo por mi estupidez. Obecedezco y me siento a la mesa con la suficiente espectativa de probar algo delicioso, siempre es asi y cuando acerco los cubiertos a mi boca, mi paladar sufre con la idea de dejar de probar esto algun día.

“¿Cómo estuvo su día, joven amo?” –pregunta

Mi vista nada en el plato para despues, ahogarse sin remedio. Me siento avergonzado de ser tan debil, quisiera que esto bastara para resistir mi dolor pero no lo es, mi vida comienza en la noche y en el riesgo de morir en cualquier momento...Batman es un simbolo pero a su vez, requiere de todo para existir.

“Normal” –le comento mientras abandono el cubierto en el plato, pronto tengo que salir a patrullar y no puedo hacerlo bien si consumo todo lo que se me ofrece.

“Normal suena bien” –le miro y él me mira, desde hace un tiempo me siento incomodo ante su presencia, porque mis planes atentan directamente contra su devoción por cuidarme.

“Si… suena bien” –susurro y no digo nada mas, descanso un momento antes de entregarme a la incertidumbre del destino.




En lo mas alto, la lluvia recorre mi traje como un mar furioso y salvaje, la inclemencia del tiempo a causado, al parecer, que hasta los delincuentes se quedaran en casa esta noche. Es extraño que no tenga que intervenir pero de todas formas prefiero quedarme vigilando por si ocurre algo. Mi cuerpo parece una estatua moderna que entrega compañía a las gargolas del edificio. Estoy de pie con la mirada fija en el abismo, que se traduce en una caida mortal al dar un paso en falso. Medito que tan facil seria terminar con todo… segundos llenos de miedo pero toda una eternidad de alivio, pudiese ser que mi alma vaya al infierno pero incluso el infierno es mejor que esto, estoy seguro.

No me movi ni un centimetro, la vida se detuvo y se pauso lo suficiente para sentir los latidos de mi corazón. Tengo que reconocer mis limites, tengo muchos limites que los demas heroes ni se imaginan, les he hecho creer que puedo con todo cuando la verdad, es que todo me supera. No me gusta pero siento que las millones gotas que me atacan, son lo suficientemente pesadas para hacerme caer. 

Esperar que el amanecer llegue, es una carrera sucia y llena de trampas, esta noche he sobrevivido sin siquiera esforzarme, sin luchar por mi vida y estoy agradecido, porque de lo contrario, no podria moverme tan rapido para evitar los ataques. 

 


Mi llegada a Atalaya es un acontecimiento casi para celebrar, todos me reciben con sus mejores sonrisas pero no tengo animos para corresponderles, tan solo he venido a escuchar cual es la emergencia y porque me necesitan. La sala de juntas alberga a los fundadores de la Liga y a nuestro lider, él… Superman… señala mi puesto que esta junto al suyo y me observa como siempre lo hace, sus ojos celestes confiesan todos los sentimientos que sus labios no dudan en susurrar cuando estamos solos.

Me gustaria acortar aquella distancia y dejar que me abrace, esuchar su voz a media noche y ver su rostro en el inicio de un nuevo dia, él y yo… sera una bonita historia, lo seria sino fuera demasiado tarde.

Tomo asiento y tal como sucedió hace unas horas, el problema que se me plantea no logra captar mi atención, una que otra palabra surcan el aire y llegan a mis oídos y como si fuese poco, debo controlar mi cansancio que me dice, que ya es hora de dormir.

“… Necesitamos monitorizar la actividad de algunos planetas” –confiesa Hall

Eso se traduce en millones de dólares, soy un proveedor muy caritativo que nunca dice que no, les ayudo en todo lo que puedo y sino puedo, invento la forma de hacerlo. Mis dedos recorren la superficie de la mesa y mi vista se fija en aquel trayecto que ejerce mi guante, ¿qué me esta sucediendo?, la verdad es que no tengo el animo de siempre, es como si nada me importara… ¿es eso?... ¿por fin ha llegado el dia en el cual podre sentirme libre?

“Denme unos dias” –respondo y quisiera no tener que decir nada mas.

“Gracias, Bruce” –dice Diana

Todos ellos, en cierta parte son mis amigos, no me han dejado solo y cuando los necesito, estan ahí. Asi es como yo tambien los he ayudado, pero de todas formas… siento que les debo mucho, ya que ellos deben soportar mi carácter, mi frialdad, mi punto de vista perturbado y fuera de lugar, por suerte no ven mas que eso, no saben que tan demente estoy y que ronda por mi cabeza, no es la muerte de mis padres lo que altera mis sueños, mas bien… es el hecho de abrir los ojos y saber que un dia mas ha iniciado. No agunto mas, no puedo mas… es triste pero es el fin. 





Despues de la reunión, disfruto de la imagen de la Tierra flotando en un entorno pacifico y tranquilo, si asi fuera por dentro, realmente encontraria las fuerzas para vivir una vida comun y corriente.

“¿Estas bien?” –pregunta Kal y tiemblo al sentirle tan cerca de mi, es mi amor, es mi luz… es lo bueno por lo cual en ocasiones he llegado a soñar. 

“Si” –respondo y le miro con la suerte de poder ocultar mi rostro detrás de mi mascara.

“… Bruce, quisiera tener la oportunidad de…”

“Tengo trabajo que hacer” –le interrumpo y me voy como si no me importara causarle dolor.

Desde aquel lugar hasta la maquina de teletransportación, la culpa de mi decisión es la sombra que no puedo eliminar aun con la luz de su sonrisa, imagino que corresponderle es hacerle sufrir, no quiero que se de cuenta de que no puede vencer a mis demonios, mis miedos, mis heridas, a mi falta de amor por la vida misma y hacia mi mismo... en su conjunto… no tengo un problema, soy un problema. 

Notas finales:

 

Gracias por leer, besos!!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: