Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

PECADOS - BTS-

Autor: nagiss

[Reviews - 0]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

es un proyecto que me llamo la atencion y espero sea del agrado del publico, puede q tenga mil ideas pero pocas las implanto en mis historias, tambien esta en WTPD alli tengo dos usuarios y pues espero sea buena la cosa jeje 

Notas del capitulo:

En este capitulo se mostrara creo que uno de los personajes de importancia durante la historia y bueno espero como dije en las notas del fanifc sea de su gusto 

sin mas aqui vamos!

La alarma del despertador sonó estrepitosamente en mi recamara anunciando un nuevo día y con ello mi despertar, al abrir los ojos y ver poca claridad en mi habitación deduje que aún era temprano para estar despierto, pero el sonido de la puerta siento tocada estrepitosamente me alerto del día que era, hoy era un día importante para mi reino, ya que tendríamos de  invitado al príncipe del reino vecino, y según tengo entendido es poseedor de gran belleza, teniendo la envidia de mucho, sonreí quien sabe tal vez mí sueño de encontrar el amor por fin se concediese con dicho príncipe.

-Principe Jimin hora de levantarse – anuncio mi institutriz Lisa con gran entusiasmo

- Lisa te eh dicho que me llamas Jimin cuando estamos solos – conteste mientras me estiraba y ocultaba un bostezo

- pero Jimin! ¿Qué modales son eso? – me reprocho achicando los ojos – la confianza no amerita tal falta de modales de tu parte – a veces odiaba que se portara como la firme mujer que era pese a que no me lleva mucha diferencia en edad

- Vamos Lisa no me reprendas tan temprano, eso no augura nada bueno – me acerque tomando sus manos – ¡hoy es un gran día! – exclame lleno de emoción, pues tener la esperanza de encontrar el amor es cosa de emoción

- ¡oh por dios Jimin! Lávate lo dientes antes de hablarle a alguien tan de cerca – la mueca de disgusto fue todo un poema, pero tenía razón.

- lo siento – corri rápidamente al cuarto de baño, no solo para lavarme los dientes sino también para darme una merecida ducha, por el rabillo del ojo vi a Lisa acercarse – a donde crees que vas? – interrogue viéndola fijamente

- hoy no puedes negarte! Es un dia importante y debes estar presentable – dio un paso arremangando las mangas de su vestido.

- alto lisa! Estas diciendo que no se asearme como correspondes?  - pregunte indignado

- exactamente! – contesto restándole importancia a mi consternación, esta mujer acabara con mi poca dignidad – deja el drama quiere, eres un príncipe y como tal debes tener quien te asee pero como eres un cabezota, dejas a las sirvientas fuera de esto, las pobres sufren cuando te ven tan mal arreglado.

- mal arreglado? Como te atreves a dec… hey espera donde están tocando esa manos – mi cara se tornó carmín por tal descaro de mi institutriz al sacarme la ropa y poner sus manos en mis cuerpo – e-espera L-lisa

- nada de espera Jimin, no hay tiempo asi que hagamos esto rápido – al terminar la frase me lanzo a la bañera de lleno, restregando mi cuerpo sin pudor alguno, tocando zonas que solo mi prometido (porque si debía ser hombre las mujeres son horribles miren nada más a Lisa) debería tocar.

- Lisa esto es lo más humillante que me has hecho – lloriquee indignado y lleno de vergüenza

- lo que digas – siguió con su trabajo – eh oído que el principie a pesar de su belleza es medio narcisista – comento mientras enjuagaba mi cabello.

- Narcisista? No debería de creer las cosas que se dicen en el reino Lisa, la gente suele tener envidia de la realeza – las manos de Lisa en mi cabello relajaban todo mi ser

-lo se Jimin, la gente de tu reino no es de decir chismes pero es lo que llego a oídos de la gente una vez anunciada la venida del Príncipe del reino agua

- bueno no hay que poner mucho cuidado de las cosas que se hablen.

Una vez terminado mi baño, Lisa se encargó de mi vestimenta escogiendo un elegante traje, verde con encajes blancos, impecable como un príncipe debe ser. Ya listo desayune solo en el gran comedor, luego de la muerte de mis padres me toco gobernar el Reino de la Hoja, los habitantes de este reino están llenos de vitalidad y mucha bondad, el amor que sienten hacia la realeza parece irreal, pero son personas agradecidas, ya que como gobernador del reino trabajo duro para que no nos falte nada ni seamos dependientes de terceros que quieran alterar la paz de mi reino, pese a mi corta edad eh sabido llevar las riendas del pesado cargo heredado a mi persona.

-       Majestad tenemos noticias de que el barco del reino vecino ha abarcado a las orillas del reino – solo eso deseaba escuchar, ya está aquí la persona que espero sea la indicada para estar a mi lado.

-       Pues entonces no lo hagamos esperar más – sonreí, hice señas a Lisa para que me acompañara a su encuentro.

Al salir del palacio, puede apreciar a la gente trabajadora y humilde del reino, quienes al verme me saludaban con gran cariño y me daban sus bendiciones, no podía estar más agradecido con mi pueblo, podía sentir su cariño y apoyo en todo momento. Al llegar al muelle, aprecie con gran entusiasmo el barco donde debió llegar mi futuro amor, quizá estaba adelantándome a los acontecimientos pero no podía esperar más, esperaba fuera como los cuentos narrados por mi institutriz, el flechazo a primera vista, las mariposas en mi estómago, y la seguridad que solo tu amor puede brindarte.

Al acércanos un poco, presencie como una multitud (en su mayoría mujeres) rodeaban a nuestros invitados del reino vecino, gritando eufóricas halagos para el que supuse seria el amor de mi vida ok Jimin bájale dos a tus fantasías, en un momentos dado la gente giro hacia nosotros y no pude evitar ponerme ansioso como nervioso, la gente me daba paso al encuentro con el Príncipe quien estaba escoltado por sus guardias, me detuve antes de llegar a su encuentro tomando la mano de Lisa y dándole un leve apretón tímidamente, está me regalo un cálida sonrisa la cual correspondí

-       Principe Jimin, es un placer conocerlo al fin – una tersa voz llego a mis oídos, nervioso como solo yo podía estar, le di la cara a mi locutor, encontrándome con un bello joven de piel pálida que resaltaba el tono negro azulado de su cabellera y esos hermosos ojos azules quien terminaba una pequeña reverencia, pero aun con eso... – Soy el príncipe del reino del agua, Min Yoongi – no hubo mariposas en este encuentro.

Notas finales:

y eh aqui la cosa >_< 

espero sea buena, y aqui es donde uno empieza a cuestionarse si continuar ... bueno yo lo hare jejeje

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: