Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

KONOHAGAKURE

Autor: Yanel uchiha

[Reviews - 43]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

En mi parecer es una bonita historia que logre escribir, espero les guste.

Pero los personajes de Naruto no me perteneces, todos son de Masashi Kishimoto sama.

Notas del capitulo:

Holis este es mi segundo fic.

Espero sea de su agrado.

Algunos de los personajes los cambie de personalidad y tambien en familiares, como ya verán, todos son personajes de Naruto, pues no me gusta meter otros nombres vale.

deben leer bien la próloga

PRÓLOGO


 


Se produce en Japón año 1853  en el Shogunato, el emperador  Indra Uchiha fue conocido como el mejor y respetado rey de toda Konoha y junto a sus tropas derrocó a todos sus enemigos, formando cinco naciones, que los nombro Iwagakure, Sunagakure, Kumogakure, Kirigakure y Konohagakure y viendo que no podía manejar los cinco reino al mismo tiempo, nombro a sus consejeros reales para ser soberanos de cada nación.


Indra se caso con un hermoso doncel llamado Ashura y tuvieron tres hijos, dos varones de nombre Fugaku Uchiha el mayor, Madara Uchiha el menor y su último hijo doncel Izuna Uchiha, eran una familia muy unida y feliz, el rey visitaba constantemente junto a sus  hijos las cuatro naciones  que fundó, para mostrarles lo prospero y pacífico que era las naciones, donde muy pronto cuando ellos llegarían a su mayoría de edad, se encargarían de gobernar cada nación.


 


***********************


 


Cuando sus hijos cumplieron la mayoría de edad, año 1865 Indra iso saber que sus hijos gobernarian las naciones, pero a los consejeros antiguos ahora gobernantes de las naciones restantes, esto les molesto en demasía a tal punto, que cada uno decidió traicionar a su antiguo emperador, planeando su muerte y de sus descendientes.


Fugaku Uchiha en una de sus rondas al bosque conoció a una hermosa mujer de pelo azabache, de quien se enamoro a primera vista, cada día el Uchiha acudía al mismo lugar, para estar con la hermosa mujer y tenían conversaciones amenas, los dias y semanas pasaron hasta que Fugaku se armo de valor y se declaró a la azabache, quién acepto gustosa, porque igual se había enamorado de su príncipe.


Indra al saber que uno de sus hijos pensaba formar su familia lo apoyo y dio permiso de conocer a su futura princesa, cuando Fugaku la llevó y presentó a su padre y hermanos y dar a conocer que se casarian, Indra acepto de inmediato y decidió darle el reino a su hijo Fagaku.


Madara al conocer a la pareja de su hermano mayor, se enamoro de la bella Mikoto, pero se enojó y lleno de rencor al saber que su padre le entregaría el reino a su hermano y no a él, Izuna estaba muy contento al saber que uno de sus hermanos era feliz.


 


*************************


 


Mientras  tanto los ahora monarcas de las cuatro naciones, planeaban como derrocar al emperador y su oportunidad llegó muy pronto, al enterarse que Indra dejaba el reino a cargo de su hijo Fugaku, decidieran emboscar al imperio de Konoha, matando sin consideraciones a los habitantes del lugar, todo era una masacre, Indra lloró al saber que su misma gente lo  había traicionado.


 


Invadieron toda la nación, año 1866 capturando a su emperador Indra, a su esposo Ashura y a su hijo doncel Izuna, quienes fueron decapitados y sus cuerpos fueron echados en la hoguera, los hijos varones del rey Indra, fueron buscados por todas las naciones, sin poderlos encontrar.


Del grandioso y maravilloso que era el imperio Konohagakure, no quedo nada, solo cuerpos regados por todas partes y viendo tal atrocidad cada nación decidió retirarse del lugar y seguir su camino al reino que pertenecía.


Desde la caida del Imperio de Konohagakure, las cuatro naciones decidieron separarse, cada uno por desconfianza, decidieron no tener ningún trato entré imperios.


Los sobrevivientes Uchiha regresaron a su nación y encontraron una masacre total y cada uno lloró la pérdida de sus seres queridos, empezando a enterrar los cuerpos ya putrefactos.


Fugaku Uchiha con pesar lloro la muerte de sus padres y su hermano menor doncel y se dedicó a buscar a su hermano menor, al no encontrarlo decidió seguir adelanté, todos los sobrevivientes decidieron seguir a su ahora rey, Fugaku al tener el apoyo de su gente asumió el cargo y se casó con Mikoto, ambos y con ayuda de sus súbditos decidieron reconstruir su nación, poco a poco el imperio de Konohagakure fue creciendo y prosperando más y más, sin que las demás naciones se enteraran de su progreso.


 


En el año 1868 Fugaku encontró a su hermano Madara y juntos fueron formando el ejército más grande y poderoso, construyeron las murallas más altas e indestructibles para proteger a su nación.


Madara por más que intentaba no pensar en Mikoto, no pudo hasta que un día se enteró que su hermano salió de caza junto a sus hombres y que dejó a su esposa en sus aposentos, no pudo con la tentación y se adentró a la alcoba de su hermano y vio como la hermosa azabache dormía plácidamente.


Te vez como un ángel – susurro para sí, acercándose lentamente y una vez llegó al lado de su ángel se agacha hasta estar a unos centímetros de Mikoto, sin poder evitar con la tentación, depósito un casto beso en los labios de la azabache, acto que despertó a la princesa y se asustó tanto que trató de gritar, pero el Uchiha menor fue más rápido y la tapó la boca – lo siento mi reina… pero ansiada mucho por este momento – con esas últimas palabras Madara sujetó las pequeñas y delgadas muñecas de Mikoto y la sometió a su voluntad tan solo con un brazo.


Debía darse prisa si quería realizar su cometido, pero las cosas se le estaban complicando mucho ya que su ángel, no dejaba de moverse y patalear, sin nada más que hacer dio un fuerte golpe en el estómago a la princesa, dejándola casi en la inconsciencia.


Madara al ver que su ángel no ponía resistencia alguna, desgarro sus atuendos dejándola completamente desnuda, para maravilla del varón, quién sin perder más tiempo de forma brusca y sin nada de delicadeza ultrajo a la bella Mikoto, sabía que estaba cometiendo el peor error del mundo pero nada podía hacer, amaba a Mikoto y si tenía que violarla, así lo haría.


No... snif…  por favor basta... snif… no – murmuraba Mikoto, con lágrimas derramando por su hermoso rostro, por no poder hacer nada al ver como su cuñado estaba por violarla, dio un fuerte gritó al sentir como Madara había ingresado en ella de forma brusca, sin delicadeza alguna y sentir como cada penetración era más fuerte, tenía que hacer algo o el ser que llevaba dentro corría el riesgo de morir – príncipe Madara... yo... snif... yo estoy – pero no pudo continuar al sentir la semilla del varón cómo la llenaba por dentro – ¿Por qué? snif... te odio yo... yo estoy snif... esperando un hijo snif... de tu hermano – confesó la azabache antes de caer en la  inconsciente.


¿QUÉ? – eso no podía ser cierto, su maldito hermano se había adelantado y había dejado en cinta a su ángel, su odio, rabia y rencor era tanto que estaba dispuesto a golpear a su ángel, para que pierda al engendro que llevaba por adentro, que no se dio cuenta cuando los guardias ingresaron y lo apresaron llevandole a un calabozo, mientras su rey llegaba.


 


Fugaku al llegar con sus hombres vio como su fiel consejero real se acercaba rápido, parecía estar agitado, al estar frente a su rey realizo una reverencia y saludar a los demás.


¿Qué sucede?,  consejero Kakashi – demando saber Fugaku, al ver como su consejero real no levantaba su cabeza.


Su Majestad… le tengo una mala noticia – dijo, levantó su mirada y vio como su rey le miraba muy serio esperando a que prosiga – su… lady… fue ultrajada… su majestad – informó rápido al ver como su rey se desesperaba.


Fugaku se sorprendió al saber que su esposa fue ultrajada, estaba furioso y sabía que debía mantener la calma – ¿quien fue?, lograron atraparlo – interrogó el Uchiha, esto no se quedaría así, la persona que cometió tal atrocidad iba a pagar muy caro por su traición.


Si… Majestad – contesto de inmediato y vio como Fugaku estaba por darse la vuelta y seguir su camino decidió completar – pero... la… la persona que lastimo a su lady fue... su… – no sabía cómo reaccionaría el rey, pero debía decirle – su… hermano majestad – informó el peli plateado.


¿Qué? – grito de la impresión, no podía creer que su propio hermano, lo traicionara de esa forma – ¿dónde está? – pregunto, quería saber por qué hizo eso.


Fue llevado a uno de los calabozos su Majestad – contesto de inmediato Kakashi al ver como su rey, tenía la cara llena de decepción y furia.


Sin responder Fugaku fue directo a los calabozos y al llegar fue guiado de inmediato  y escoltado por uno de sus guardias, donde estaba su hermano, al estar frente a Madara, lo miro directo a los ojos.


¿Por qué? Madara – soltó Fugaku, le dolía saber que su propio hermano lastimó a su esposa, al ser que tanto amaba y que había jurado proteger con su vida – dime ¿Por qué? – gritó, al ver como su hermano menor se mantenía callado, solo mirándole con esos ojos tan oscuros similares a los de él.


Madara... lo que haz hecho se considera traición – comunicó el Uchiha mayor frustrado, al no recibir respuesta alguna de su hermano decidió continuar – ¿Por qué?... ¡contéstame maldición! – gritó frustrado Fugaku, empezaba a sentir un escozor en sus ojos “es mi hermano maldición” se dijo internamente.


Yo… yo la amó y tu me la robaste – contesto por fin Madara, mirando con odio a su hermano mayor – maldito… eres un maldito, me robaste todo… ¿por eso?… no pude aguantar mas... ella era mía y es mía – exclamó, retando a su hermano – pero siempre tienes que estar un paso adelante de mí… por eso de odio… te odio… maldito – confesó con rencor, dejando salir algunas lágrimas de impotencia, al saber que su ángel estaba esperando un hijo de su estúpido hermano mayor.


Lo siento… lo siento mucho hermano, pero Mikoto me ama a mí y es mi esposa, no te puedo perdonar esto – contesto dolido, al saber que su hermano menor no se arrepentí de sus actos – mañana... al alba seras jusgado, lo siento… pero no te puedo perdonar al saber que lastimaste a la persona que amó – con esas palabras salió del lugar, sin dejar que sus guardias vieran, dejo salir sus lágrimas, con rapidez fue al encuentro de su amada esposa.


Fugaku estaba muy furioso al saber que su hermano había ultrajado a su esposa y que para empeorar las cosas, la doctora real le informo que su amada, estaba esperando a su primogénito y que por los golpes que recibió su princesa, más la violación, su hijo corría el riesgo de morir, por más que sea su hermano, no podía perdonarlo y lo sentía por sus padres, pero con todo el dolor de su alma, debía expulsar a Madara Uchiha.


 


*********************


 


Al alba, todos los aldeanos esperaban la llegada de su emperador, al ver como Fugaku hacia acto de presencia, todos se inclinaron, mientras el Uchiha mayor solo miraba a su hermano menor, Madara al ver que llegó su hermano, le mando una sonrisa de medio lado, con prepotencia, Kakashi se acercó a Fugaku entregandole un pergamino, quién solo le recibió y empezó a leer.


Madara Uchiha se le acusa por traición a la corona y a su reina, como las leyes del consejo real indican, quedas exiliado a las afueras de por vida de esta nación – sentenció Fugaku sin mirar a su hermano, se dio la vuelta y caminó rumbo al palacio, Madara miraba a su hermano atónito y en estado de shock, nunca en su vida se espero tal cosa, su hermano le había exiliado y no se dignaba nisiquiera a despedirse de él “ya verás estúpido hermano mayor, esto me las pagarás caro, te lo juro” sin decir nada, vio como los guardias se acercaban, sin dejar que lo toquen avanzó y vio como la enorme puerta era abierta, con la cabeza en alto avanzó y salió cómo todo un Uchiha orgulloso.


Me las pagaras hermano jajaja con Madara Uchiha no se juega – sin mirar atrás empezó a caminar y escuchar como a su espalda la puerta era cerrada – malditos – murmuró y entre el espeso bosque su figura se perdió. Fugaku abrazaba fuerte a su esposa, mientras Kakashi y los guardias aseguraban la puerta y los aldeanos se dedicaban a volver a sus actividades cotidianas.


 


**********************


 


El año 1869 en la nación de Konoha todos festejaban el nacimiento del primogénito del emperador, estaban de fiesta, Fugaku y Mikoto estaban muy felices al ver como su pequeño hijo recién nacido, dormia tranquilamente en su cunita, tenía una matita de cabello color negro, su piel era blanca como la porcelana, era un regaló para la pareja real, su pequeño hijo había luchado para vivir.


 


Año 1870 el primogénito de los Uchiha estaba de cumpleaños por lo cual se realizo en su honor una gran fiesta, toda la gente bailaba y cantaba, Hatake Kakashi corría de un lado para otro lado, persiguiendo al pequeño príncipe, que correteaba por debajo de las mesas alegre al ver a su tutor real chocarse con las mesas por ser grande. Todos miraban como el consejero real y tutor del pequeño príncipe, trataba de alcanzar al pequeño príncipe Itachi Uchiha.


Mocoso malcriado… ya verás cuándo te atrape – protestaba el mayor, al ver como el pequeño rapas nuevamente corría alegre, sacándole la lengua en un gesto infantil – y ese será nuestro futuro rey ahaaaa – soltó un suspiró de frustración.


¿Kakashi san?, esas palabras no son aptas para un consejero real – le recriminó un doncel de cabello castaño y largo amarrado en una coleta alta, piel blanca y ojos megros, con una cicatriz a la altura del puente de la nariz – menos para nuestro futuro rey – soltó el castaño con una sonrisa maliciosa.


Ahaa Iruka san jejeje – se soltó a reír, estaba nervioso, ese doncel era de temer – bueno… con tu permiso Iruka san, nos vemos – se despidió y empezó a correr como alma que lleva al diablo – maldición… donde se metió ese mocoso chibi – pronunció, buscando por todos lados al pequeño escurridizo.


Mientras tanto en los aposentos de los reyes, Mikoto estaba acostada en su cama, mientras el médico real la revisaba, Fugaku solo miraba en silencio, hace instantes que su amada esposa se había sentido mal, por esa razón decidió llamar urgente al médico. Una vez terminó con su revisión el médico solo se dedicó a soltar un gran suspiró.


Bueno... su Majestad, no es nada malo, es común en su estado – comentó el médico, ante la atenta mirada de ambos esposos – felicidades mi lady, está esperando otro príncipe – felicito el médico, Mikoto solo sonrió mirando a su esposo, quién solo se dedicó a brindarle un abrazo fuerte a su amada esposa.


 


Año 1871 nuevamente la familia real festejaba el cumpleaños número dos de su primogénito, mas el nacimiento de su segundo hijo, un hermoso varoncito de pelo azabache, piel blanca como la nieve, toda la nación estaba festejando muy animados en la plaza principal, donde los reyes y los príncipes estaban observando cómo los danzarines bailaban en honor a ellos.


 


***********************


 


En las puertas principales de la nación de Konohagakure un grupo de jinetes vestidos de negro con nubes rojas, atacaban a los guardias y otros abrían la enorme puerta para dar ingreso a los demás, una vez adentro todos los jinetes galopearon rápido por las calles de Konoha, hasta llegar a la plaza principal, donde vieron como la gente no se había percatado de sus presencias, sin perder tiempo empezaron a matar a todos los que se ponían en frente, los guardias del rey lograron proteger a sus reyes, sacándoles del lugar.


Fugaku Uchiha cuando dejo a su esposa e hijos en el palacio, de inmediato fue al encuentro de los atacantes, debía estar al frente junto a su gente, pero no se dio cuenta que era observado por unas sombras, que miraban como el rey junto a sus hombres salían en jinetes rumbo a la plaza principal donde ocurría la masacre.


Las sombras rápidamente ingresaron al castillo y mataron a todos los guardias que custodiaban el lugar, hasta llegar a la alcoba principal donde encontraron a Mikoto sosteniendo en brazos a su hijo recién nacido.


Mi lady… entrégame a tu hijo o morirás – amenazo el encapuchado, levantando su espada y empezando a caminar rumbo a la reina – ahora – ordeno, llevando el filo de su espada al cuello de Mikoto.


Por favor… no… les daré todo lo que quieran… pero… pero a mi hijo no – suplico la azabache abrazando más fuerte a su hijo que solo dormía.


¿Dónde está el otro mocoso? – pregunto el varón, mientras buscaba con la mirada cada rincón sin hallar nada – busquen al príncipe, debe estar oculto por ahí – ordeno, todos los demás rápidamente salieron del lugar – entrégame al mocoso mi lady o perderé la paciencia – amenazo, al ver como la reina abrazaba más a su hijo y lo ignoraba, se enojo mucho, levanto la espada y corto la garganta de Mikoto, que solo fue cayendo lentamente, mientras se aferraba fuerte a su hijo.


Perdóname mi… pequeño Itachi, lo siento mi bebe Sa-su-ke – susurro al cerras sus ojos llenos de lagrimas, el varón solo limpio su espada y la guardo, sujeto al pequeño que empezó a llorar y salió de la alcoba y vio como sus compañeros buscaban por todas las alcobas, hasta que su vista se dirigió a un pequeño cuadro pegado en la pared, avanzo hasta llegar al lugar y con su espada corto el dichoso cuadro, descubriendo que era una puerta secreta.


Hidan llévate al mocoso y ordena a los demás retirada – demando el varón, entregando al bebe a un peliplata que de inmediato agarro al bebe.


Señor… pero no encontramos al príncipe – comento el otro mirando como su jefe sonreía de lado.


Haz lo que te ordene… yo me encargo de lo demás, ahora vete – ordene el varón, el otro solo asintió y sujetando al bebe entre sus brazos empezó a correr y dar la señal de retirada, mientras el varón abrió la puerta y entro, encontrando que era un pasadizo secreto, sonrió de lado y empezó a correr.


Te encontré pequeño mocoso – murmuro al ver como la salida se notaba, al salir vio que se trataba de un hermoso bosque y logro ver como en medio de todo esa espesura un doncel de cabellera castaña, caminaba rápido, sujetando la pequeña mano del príncipe – te tengo – sonrió de lado antes de correr, cuando logro alcanzarlos, sin perder tiempo, golpeo al doncel dejándole casi inconsciente, el pequeño Itachi al ver como su tutor era atacado se alerto.


Corra… príncipe Itachi – Iruka antes de caer inconsciente grito al príncipe, quien solo corrió asustado y con lagrimas saliendo de sus ojos, al ver como lo perseguía ese hombre, sin poder evitar tropezó y empezó a rodar hacia colina abajo, hasta llegar a piso firme, golpeándose en el transcurso la cabeza, antes de caer inconsciente vio como el hombre se quitaba la capucha, logro ver que su cabello era de color  naranja, que tenia incrustada la cara llena de argollas y sin poder mas, cerro sus ojos.


Mocoso… me causaste muchos problemas – se quejo el mayor, sujetando el pequeño cuerpo y empezando a caminar – Marada sama, estará contento al saber que tenemos a los dos mocosos – murmuraba el varón, saliendo del espeso bosque y buscando a sus camaradas, camino unas cuantas horas y los encontró en una colina descansando, quienes al verlo rápidamente se pararon.


Pain… veo que encontraste al mocoso jajaja Madara sama estará muy contento con nosotros – comento un varón alto y corpulento de pelo azul, con cara de tiburón, traía una enorme espada en su espalda.


Si… bueno debemos irnos… andando – ordeno y todos empezaron a subir a sus caballos y empezar a cabalgar.


 


************************


 


Mientras en la nación de Konoha todo era un caos, Fugaku estaba abrazando el cuerpo inerte sin vida de su esposa, derramando lagrimas al saber la muerte de su esposa y que sus hijos fueron raptados, Kakashi había buscado por todos los sitios a los hijos de su rey, solo encontrando el cuerpo inconsciente de Iruka, quien les relato todo lo sucedido cuando despertó, Fugaku Uchiha junto a su ejército buscaba por todas partes a sus pequeños hijos.


 


Continuara……………………………………

Notas finales:

Nos veremos en el próximo capítulo.

Dejen comentarios por favor, este fanfic no la tengo terminada, por esa razón me gustaría saber sus opiniones.

Esta es una historia que yo misma escribí, todo salió de mi loca cabecita.

Arigato minaaaaaaaaaaaa.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: