Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Cambio De Género

Autor: BlueGirl07

[Reviews - 11]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Disclaimer: Naruto no me pertenece. Le pertenece a Masashi Kishimoto.

Notas del capitulo:

¡Espero que les guste esta nueva idea!

 

Kisses!!

Muchas chicas se escondían o fingían no mirarlo o acosarlo con la mirada. Chicas enamoradizas encantas con ese joven, que aunque sean callado y serio, enamoró a más de uno en la escuela.


Y él lo sabía.


Y Naruto...era de uno de las millones de chicas.


Observando desde lejos, ya sea tomándole fotos en secreto, mirándole lo que juega desde la azotea con unos binoculares... Parecía una chica acosadora si sigue haciendo eso.


Y ni es una chica.


— ¿Hasta cuando seguirás carcomiendo su cuerpo con tu mirada? — Preguntó Kiba, su mejor amigo.


— ¡No les estoy haciendo eso! Pero...no puedo creer que tenga tantas pretendientes, y ni hace caso a ninguna — Se quejó el rubio .


— Fans...Qué podemos hacer — Dijo kiba suspirando, y se estiró de su asiento.


— Si supiera que lo amo...me hubiera despreciado — Decía triste.


Su amigo sonrió.


— Oh vamos Naruto-san, algún día se fijará en ti — Intento dar ánimos, aunque sabe que no funcionará.


— Osea nunca — Dijo más triste.


— O tal vez, se fijará en ti...cuando decida ser gay — Sonrió incómodo.


— Osea nunca.


— ¡Deja de ser taaaan pesimista! — Se quejó Kiba.


— No lo soy. Solo veo la realidad.


— Qué más te hará daño. — Suspiró rendido — ¿Te quedarás ahí sentado? Todos los estudiantes ya salieron.


— Claro. Vamos.


Salieron de su aula, y caminaron por los pasillos.


No había ya ningún alumno. Solo algunos profesores hablando con otros.


Los ojos de Naruto tuvieron un brillo maravilloso. Vio a su amor platónico venir en su misma dirección.


— ¡Hola Sasuke-kun! — Saludó su amigo perro.


— Hola — Dijo con ese semblante serio de siempre. Él continuó su camino.


Naruto se puso triste. Toda su vida será así. Él nunca notó su existencia, y jamás la hará. ¡Claro! ¿Quién querría juntarse con un gay? ¡Nadie!, pensó.


— Oh...— Murmuró por lo bajo su amigo — No te sientas mal. Tal vez estaba apurado.


— Ni si quiera me miró, y no se como puedes tener esa confianza con él. — Dijo lamentándose.


— Mejor vámonos, no quiero que te pongas a llorar — Y ambos salieron.


Había un bello atardecer. Las calles como siempre llenas de gente, niños con sus madres, autos, tiendas nocturnas abriendo para la noche. Ambos jóvenes caminaban pacíficamente y hablando cosas triviales. Andaban cerca de un parque, donde en una pequeña colina, había un santuario donde la gente hacia sus oraciones a Kami-sama  y pedían deseos, fuerzas, y todo lo conlleva o piden en su vida.


— ¿Por que no vamos a rezar un rato en el santuario? — Preguntó Kiba.


— Bueno...


Ambos subieron la escalinata hasta llegar al santuario. Era muy antiguo y hermoso a la vez. Conservaba ese toque religioso y hermoso.


Estaba en silencio. Claro, era lunes. ¿Quién tendría tiempo en venir?


Naruto miró por todos lados, y vio un afiche grande pegado en un poste de luz.


— Oye, lee esto...


En ese afiche, decía que la próxima semana era la semana de deseos , fiesta que se celebra todos los años donde las familias o personas solas, venia a pedir deseos como que le vayan bien en algo, que gane un concurso, etc. Y tendrían que escribir su deseo, y colgarlo.


Lo bueno de eso...¡Es que siempre se cumplían!


Él abrió los ojos con un brillo excepcional.


— Vaya...¿Quienes vendrán? — Dijo sorprendido — ¿Y tu, Naruto-kun? — No recibió respuesta por parte del otro. — ¿Naruto? — Miró a su amigo que estaba perdido en sus pensamientos. — ¡Naruto! — Lo movió para que dejará su trance desconocido.


— ¿Eh?...¡Ah! — Ladeó la cabeza despertando.


— ¿Te encuentras bien?


— ¡Tengo una idea! — Exclamó y jaló a su amigo hasta un banco.


— ¿Qué estas haciendo? — Preguntó por la extrañez de su amigo.


— Pediré un deseo — Exclamó feliz.


— ¿Qué deseo? — Preguntó Kiba y meditó unos minutos — ¡Ah! Pedirás algo sobre Sasuke.


— Diste en el hoyo.


Sacó de su mochila un papel y un lápiz, y escribió su petición.


"Deseo dejar de ser un fantasmay que Sasuke note mi existencia y se enamoré de mi de entre muchas chicas que están locas porélPara así amarnos por siempre"


Terminó de escribir.


— Listo.


— ¿Crees que funcione?


— Por supuesto.


Dijo y tomó un pequeño lazo rojo, y se dirigió a una pared de piedra, donde se encontraban colgados muchos papeles colgados con lazos rojos, con deseos dentro de estos. Muchas personas también tenían peticiones. Lo ató junto con los demás y suspiró emocionado.


— Ahora, la tradición dice, que antes de dormir, debo volver a pedir el deseo, mirando a la luna y las estrellas, y dormiré.


— Dicen que debes escribir bien detallado, porque tal ves Kami-sama lo entienda diferente. ¿Escribiste bien? — Preguntó el castaño.


— Sin mala ortografía.


— Estas loco por ese tipo — Sonrió y ambos retomaron sus camino.


[...]


Era de noche, y la luna no dejaba de estar tan luminosa, y las pocas estrellas que había, ya que la luz de la ciudad, las opacaba.


El chico ya había cenado y hecho su tarea. Se lo dijo a sus padres, y ellos se pusieron contentos por la iniciativa que tomó su único hijo.


Naruto ya estaba listo para dormir. Pero antes, debía pronunciar esas palabras y su deseo estará completo, y se hará realidad mañana, o después de dos días. 


— Bien, debo mirar a la luna, y ahora a pronunciar — Suspiró — Oh, Kami-sama, deseo dejar de ser un fantasma y que Sasuke-san note mi existencia y se enamore de mi de entre muchas chicas que están locas por él. Para así amarnos por siempre. — Terminó de pronunciarlas y sonrió — ¡Ya quiero que llegue mañana!


Se acomodó para poder dormir y soñar que esta en Sasukelandia con su amor.


Pasaron las horas, y aún seguía con los ojos bien abiertos al no poder conciliar el sueño.


¿Qué diablos podía hacer? Estaba demasiado ansioso por que llegue...o mejor dicho ya llego el día siguiente, pero aún no es de día.


— Tsk, Maldición — Murmuró por no poder estar cómodo.


No se como lo logró, pero al rato se quedó profundamente dormido. Se había tapado todo el cuerpo hasta la cabeza con su manta de dormir.


Y de la nada, un especie de aire brillante pasó donde él estaba, y empezó a dar vueltas sobre él. Para luego, irse por donde vino, y regresar al cielo nocturno.


Se revolvió un poco de su cama...y se podía notar, un cabello largo.


                                 Continuará...


____________________________________________

Notas finales:

Espero que les haya gustado. Sakura no hará ninguna aparición en este fic.

 

¡Dejen sus reviews!

 

y verán lo que les espera el próximo capi...

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: