Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

.:Into The Woods:.

Autor: Toothless_Dragon

[Reviews - 0]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Ninguno de los personajes que estare utilizando para crear ecenas yaoi en este fic son de mi autoria ni nada por el estilo, credito a sus respectivos creadores.

Unicamente las ideas y ecenarios representados de este fic son mios y no se permite su repodruccion o copia de ningun tipo, aunque no creo que alguien quiera plagiar esto.

Notas del capitulo:

Jack: Hola personas del internet ¿alguien mas puede creer lo estúpido que soy? tengo otras historias que actualizar y sin embargo me voy a cargar la presión de esta historia, que inteligente ¿no? ademas de que yo actualizo cada 30 años...que bonito es vivir ¿no? xdxd, pero bueno espero que la disfruten.  :) 

De una vez: perdón por las faltas de ortografía, lo cheque como 5 veces antes de subir pero, soy medio ciego así que seguro falle. 

-! No te atrevas a dejarme ahora! Norman..- Calientes lagrimas desfilaban por mis ojos, seguramente ya rojos y marcando un camino que ardía -! Ayúdame! Ayúdame por favor...- No sabía que hacer o que pensar, me estaba volviendo loco, sostenía la cabeza de aquel estúpido chico con peinado raro, el cual me sonreía débilmente a punto de cerrar los ojos.

-¿Te habían dicho que eres adorable cuando lloras?- Pregunto, rozando mi mejilla con su mano al mismo tiempo que como limpiaba algunas de mis lagrimas, ¿acaso era retrasado? o simplemente no entendía lo que estaba pasando.

-¿Te habían dicho que eres más tonto cuando estas herido? Norman, sabes que no se como salir de aquí -Le recordé, obviamente él ya lo sabía.

-Saldrías mas rápido si corrieras Dippy mmhh...- Dijo, quejándose del dolor e inconscientemente tocando su abdomen.

Sabía lo que quería decir, empecé a llorar un poco sin poder mirarlo a los ojos, me tape la boca con una mano o al menos eso trate, pero me dolían ambas.

-No, no, no! No te dejare aquí, saldremos juntos o no saldremos, no vas a hacer que cambie de opinión - Los nervios se me subieron a la cabeza y empecé a mirar a los lados para ver si no venia nada.

-Estás algo..Paranoico - Suspire entrecortado con algo de desesperación.

-Norman- Le nombre algo cansado.

-Dipper...- Susurro tranquilamente acomodando nuestros cuerpos, terminé siendo yo el que recargó la cabeza contra su pecho.

Lo abracé tan fuerte como pude sin lastimarlo más, sentía la corteza del árbol en el que Norman estaba recargado y cerré los ojos fuertemente. ¿Que cómo llegamos a esta situación? ¿Nunca deseaste volver el tiempo atrás y corregir un solo error? Bueno, algo así sentía, la cosa era que esta vez no llegaría ese sujeto de las vacaciones en mi infancia que tenía un invento para volver o adelantar el tiempo, pero sí puedo contarles como terminamos así, hay que rebobinar y volver un poco antes de haber conocido a Norman.

-Dipper, ya llegamos - Dijo Wendy mientras se estacionaba.

Bajamos del auto Mabel, Wendy y yo, hacía frió, el tipo de frío que te cala en la piel. Días antes de llegar aquí nos enteramos que el tío Stan había muerto, no debimos dejarlo tanto tiempo solo en la cabaña. Pero tampoco podía estar siempre ahí como cuando era niño.

Actualmente tengo casi 17 años.

Mi hermana llevaba un suéter negro con una cruz plateada en el centro y en el cabello una cinta negra, en realidad, los tres íbamos vestidos de luto para el funeral. Nos dirigimos hasta el cementerio de Hollow Blithe, Massachusetts, aquí es donde mi tío abuelo quería ser enterrado, por alguna extraña razón, el hogar de las brujas o algo así, aparentemente fue más concurrida después de un suceso paranormal muy extraño y de alguna forma atractivo al turismo, así que pronto fue limpiada y un poco ¨renovada¨, pero no dejaba de ser el lugar con un bosque inmenso.

Podía apostar que mis ojos estaban hinchados y rojos de tanto llorar la noche anterior, mi garganta jamás se sintió peor y mis ojos volvían a cristalizarse, me limpié un poco brusco con la manga, estaba a punto de ver el cuerpo de un ser muerto previamente arreglado y metido en una caja, como si fuera cualquier cosa.

Nunca entendí como se sentía la muerte de alguien cercano y sigo sin entender, ¿cómo es, tan cruel proceso... algo natural? Cuanto más nos acercábamos mas quería estar lejos de ahí, un escalofrío recorrió mi cuerpo, cuando entramos tenía miedo y necesitaba largarme a llorar a cualquier otro lado en ese momento, pero tenía que estar aquí, aguantando por mi hermana Mabel. Así que tan solo bajé el rostro y trate de ocultarlo con la gorra, adentrándonos más entre las personas que estaban presentes para despedir a mi tío.

-Dipper, quítate la gorra -Dijo Mabel en un susurro algo demandante, tratando de tomarla.

Yo intenté apartarla, esa gorra era como un recuerdo de él, empecé a moverme bruscamente, aún peleando con ella. Wendy trataba de calmarnos, pero en algún momento empecé a gritarle con desesperación; ¨No!¨ y probablemente también, que me dejara en paz, finalmente escape, llorando mientras corría, aun así la lluvia solo se hizo más fuerte y no me dejaba ver muy bien el camino, en especial por la niebla.

Las siguientes dos semanas fueron peores, no salía del cuarto que me asignaron, la suerte es que Mabel dejó de entrar para tratar de hacerme salir o comer un poco más, pronto seria una molestia y dejaría de hacerlo.

Mirando por la ventana me di cuenta de lo grande que era el bosque de este lugar y de que la lluvia empezaba a calmarse, un poco al menos. Me recargue en el ancho alféizar de la ventana, que fácil podía pasar como una pequeña repisa, empañe el vidrio con mi aliento y escribí en el, hasta que..

-Dipper...vamos, la lluvia ya paró y llevas casi tres semanas encerrado, estaremos todas las vacaciones aquí, hay que hacer algo- Lo primero que pensé fue <<Alargar las ¨o¨ no lo hace más divertido>>. Rodé los ojos, aún mirando por la ventana.

Salimos a recorrer un poco el lugar, era agradable, las personas no te miraban fijamente como un raro y eso que Mabel llevaba a su cerdito y yo una mochila desgastada con el mismo libro que me encontré en Gravity Falls. En un intento por animar el ambiente, Mabel decidió que sería buena idea jugar a las escondidas.

La verdad cuando empezó a contar no tenía idea de a dónde iba, pero como todo aparente camino en ese lugar terminabas al filo del bosque, al final no importó tanto, éste bosque era muy diferente al de Gravity Falls, era mas... frío, escuche la voz de Mabel acercándose y me fuí metiendo al bosque, tenía menos ganas de jugar que miedo a ese lugar. Lo malo que estaba aún mas perdido una vez dentro, caminé lentamente hasta llegar a un lugar donde los árboles formaban un círculo alrededor de un árbol más grande, era bastante lindo, ya que el sol empezaba a colarse por las ramas, de forma que algunas gotas de agua en las plantas relucían.

Observé ese sitio un poco más, sin prestar atención a por donde caminaba, pero existe algo que se llama la ¨Ley de vivir en el piso¨ así que cuando di un paso atrás tropecé con una rama, cerré mis ojos por inercia esperando el golpe pero, en lugar de eso, sentí las manos de alguien más sujetando mi cuerpo y volviéndolo a incorporar con facilidad.

Me asusté un poco y voltee rápidamente hacia esa persona, esperando que fuera mi hermana jugándome una broma. Era un chico más alto que yo, traía una camiseta blanca con rojo y sobre ella una chaqueta negra, en su cuello un aparente tatuaje de una telaraña que se cortaba con las prendas, sus ojos azules me miraban fijamente sin decirme nada.

Llegué a sentirme algo incómodo por eso, sin saber si agradecerle o reclamar, me aleje de él unos cuantos pasos, provocando nuevamente mi tropiezo. Pero ésta vez pude ver con claridad como él se movía con agilidad y tomaba mi brazo evitando nuevamente que cayera, en un acto nervioso mire sus manos sobre mí, ¡sorpresa! también tiene tatuajes en ellas.

Seriamente creo que empecé a balbucear de lo nervioso e incómodo que me sentía, quería irme ya, pero no podía moverme y ese sujeto no me soltaba tampoco. El tipo me sonrió por alguna razón, me soltó los brazos con lentitud y ¿amablemente? se presento.

-Me llamo Norman, tu eres Dipper ¿no? - Okay esto empieza a asustarme en serio. Asentí dudoso, por lo cual se rió - Yo... te vi el otro día en el cementerio, escuche tu nombre cuando llegaste y también por esa gorra - Tenía su mano extendida en mi dirección desde que había dicho su nombre pero mis manos estaban sujetas a mi pecho. Oí su ronca voz decir más pero ciertamente no lo escuche.

No había pensado en mi tío desde que encontré este lugar, lo olvidé por completo, desapareció el dolor y los asquerosos sentimientos por un momento, algunos de culpa revueltos con miedo. Petrificado como la mayor parte del tiempo, aquel chico me…abrazó y colocó su mandíbula sobre mi cabeza en un gesto tierno y algo consolador.

-¿Te habían dicho que eres adorable cuando lloras?- Pregunto en un susurro, apretándome suavemente un poco más contra su cuerpo.

Creo que había comenzado a llorar sin darme cuenta.

Notas finales:

Jack: lo se, lo se, muy cliché, pero que puedo decir así soi io nena xdxd. Pero en serio si sigues mis otras historias y vez esto, lo lamento mucho, soy un idiota, como toda la vida y ademas se me ocurrió ser ingeniero, ganando como siempre, no tengo tiempo para pensar en escribir y ahí vengo a prometer mas contenido :´v me amo bai. 

Cuídense, no me extrañen mucho, bye.  

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: