Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Chemistry

Autor: Kiiyomi

[Reviews - 0]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

- ¿Otra vez están discutiendo? -preguntó el menor del grupo acomodándose su peinado al mirarse al espejo.

Aquello era el colmo, al menos así lo observaban Taemin, Jonghyun y el líder, Onew. No podrían creer que nuevamente sus compañeros estuvieran teniendo otro pleito en camerinos. ¡Era la quinta vez en el día!

- ¡Ya te dijeron que no debes doblar el cuello de tu sueter Minho! -levantó la voz Key, frunciendo sus cejas en señal de molestia.

- Queda bien así, ¿verdad? -preguntó el alto dirigiéndose a sus compañeros que le observaban a unos metros e ignorando al causante de su enojo.

- ¡Demonios te estoy hablando, estúpido!

Onew se llevó la mano a su cabeza, suspirando. Ya comenzarían ambos a insultarse. No entendía que estaba pasando, normalmente se llevaban bien o al menos trataban de no discutir cuando había mucha gente a su alrededor pero particularmente ese día estaban insoportables ambos. Si no era Key quien comenzaba, Minho buscaba cualquier excusa para enojarlo.

- ¡Diablos, no podrían callarse ambos! -gritó Jonghyun ya cansado, golpeando en el acto la pared con su mano izquierda.- Ya nos tienen cansados, discuten por estupideces. Key deja de llevarle la contraria a Minho en todo, y tú -apuntó al alto frunciendo sus cejas.- Buscas excusas para provocarlo, deja de hacerlo. Si tienes algún problema con él resuélvelo en casa hablando, ¡y no discutiendo en el camerino con todo el personal del staff presente!

- Hyung -murmuró Taemin al ver que todos se detenían de sus labores para observarles. Quizás era la primera vez que presenciaban a SHINee demasiados ruidosos por discusiones.

Silencio fue lo que inundó la pequeña habitación.

Onew rogaba porque aquello fuera todo, y reinara la paz mientras esperaban su turno para presentarse. No faltaba mucho para aquello.

- Yo, saldré un momento -informó Minho acercándose a la puerta para retirarse.

- Así que eso era -murmuró Key observando al alto salir, el staff volvió a su labor prefiriendo ignorar la situación mientras los demás imploraban porque no lo siguiera- Vuelvo enseguida.

Y lo vieron salir deprisa del camerino. Taemin suspiró, sospechaba que comenzarían otra vez a discutir pero esta vez sin ellos presentes. Jonghyun tan solo se sentó en el sofá sacando su celular para entretenerse con alguna aplicación, ignoraría la situación. Estaba cansado ya de ello.

- Espero que no armen un alboroto allá fuera -suplicó Onew susurrando para sí.

Pero aquello era algo que dudaba sinceramente, cuando se lo proponían ambos podían llevar una discusión al extremo. Ya había pasado una vez, casi llegaron a los golpes y es que sus temperamentos eran explosivos si los juntabas.

- O que al menos lo solucionen.

Afuera la situación parecía poder cortarse con un cuchillo debido a la tensión acumulada. Ninguno hablaba al respecto y llevaban algunos minutos ya juntos sin mirar al otro.

- Así que eso era Minho -comenzó a decir Key ya cansado de esperar porque el alto le dirigiera la palabra.- Si tienes algún problema conmigo, dímelo. Últimamente estás insoportable y buscas el mínimo detalle para provocarme.

- ¿Yo, insoportable? -el menor se giró para encararle.

- Si, no sé qué demonios te pasa. Llevas así desde hace unos días, tratando de provocarme con cualquier estupidez y yo de idiota te sigo, llevándote la contrataría en todo lo que dices -afirmó molesto, observándole. - ¿Qué demonios te pasa? Estoy cansado de seguir este juego ridículo, estoy agotado de discutir.

Silencio fue lo que recibió por parte del otro, además de observarse durante minutos, ninguno decía nada al respecto.

- Olvídalo -murmuró molesto Key.- Estoy aquí intentando hacer las paces contigo por los demás, pero parece que no llegaremos a nada.

El mayor giró sobre sus pies, dispuesto a irse.

- Espera -la voz de Minho lo detuvo en el acto.- Es tu maldita culpa Key.

- ¿Mi culpa dices? -Kibum se giró para mirarle, molesto por aquella declaración.

- Tú y tu maldito celular me están fastidiando los días -reveló el menor- Siempre andas pendiente de él, revisando no sé qué cosas. Sonriendo como estúpido mientras lo miras, y tus salidas también me tienen de mal humor.

- ¿Qué?

No podía comprender porque aquello molestaba a Minho. Era sus asuntos, algo completamente suyo que no debería interferir en las actividades del menor. Para él, era ridículo que se molestara por ese tipo de acciones suyas.

- No lo entiendes, ¿verdad? -cuestionó el alto soltando un suspiro en el acto, mirando hacia otro lado para no observar la mirada gatuna confusa.- Después de que nosotros...

- Solo paso una noche Minho -cortó Key rápidamente sus palabras. No pensaba tener nuevamente aquella conversación.- Se supone que estaba olvidado ese asunto.

- En eso quedamos, pero...

- Pero nada Minho, olvídalo. Fue el maldito alcohol, la tensión que había entre nosotros por discutir unos días antes, o quizás el calor del momento, qué se yo. El punto es que...

- O quizás era algo que no podríamos haber evitado.

- ¿Qué? -las palabras del menor lo habían sorprendido de sobremanera, sus ojos no pudieron evitar abrirse en demasía ante semejante declaración. - No seas ridículo Minho.

- Entonces echémosle la culpa al alcohol ya que no eres capaz de asumir que querías y deseabas que pasara. Jamás pensé que fueras cobarde Key -le desafió el menor con sus palabras, mirándole intensamente con algo de decepción en ellos.

- Cobarde jamás Minho -escupió las palabras con énfasis con una mirada retadora, molesto por aquella declaración anterior.- Olvida el maldito asunto. Y no tengo porque darte explicaciones ni muchos menos mis actos y acciones para con mi celular deberían afectarte a ti.  

- Me afectan porque decidí que me importa dónde, que haces y con quien maldita sea estés Kibum -un escalofrío recorrió su espinal dorsal al escucharle nombrar por su nombre y aquella profunda declaración.

¡Demonios!
No debería reaccionar así, sentirse de aquella manera. No debería, pero no podía evitarlo. ¿Realmente no podía evitarlo?

- ¡Al demonio contigo Minho! -fue lo único que pudo decir en aquel momento de confusión consigo mismo.- Maldita sea, no debes decir ese tipo de decisiones ridículas, no llegaremos a ningún lado con tu condenado carácter insoportable de hoy.

Y por primera vez decidió que debería retirarse de una discusión tan tensa, podía sentir como sus nervios aumentaba en segundos y su corazón latía desbocado. Si no huía de allí en ese preciso instante podría arrepentirse de lo que podría pasar. La mirada de Minho le delató que aquel asunto para él era demasiado importante y que estaba decidido a no olvidar el incidente.

Quería huir de allí, salir de ese ambiente abrumador. Era terreno peligroso, sus instintos  se lo advertían como si fuera una fórmula peligrosa a punto de hacer ebullición.

Sin embargo, Minho no se quería de brazos cruzados observando como el mayor intentaba huir de aquella escena que provocó.

Claro que no, no dejaría escapar a Key.
Porque aquella química y calor que experimentó al besar los labios suaves y dulces del mayor, tocar su piel nieva y remover toda su alma al estar juntos en un mismo espacio compartiendo algo más que sensaciones lascivas, jamás la había sentido en toda su vida.
En sus manos estaba detenerlo y luchar porque el incidente se volviera a repetir una y otra vez, y otra vez. Y otra vez.

- ¿Minho y Key ya regresaron? -preguntó preocupado el menor, era la tercera vez que la coordinadora de performance venía a informarles que en minutos sería su turno.

- No, aún no -Jonghyun comunicó sin despegar la vista de su juego.

- ¿Dónde estarán metidos? -preocupado Onew se acercó a la puerta de camerinos buscando con la mirada a sus compañeros entre el personal que caminaba por los pasillos.

- ¡No! -Taemin saltó al escuchar aquel grito por parte de su hyung, al parecer había perdido otra partida- Estaba tan cerca de derrotar a... -el moreno se movió molesto en el sofá.- Auch, pero que...

- ¿Ese no es el celular de Key?

- Pues sí, Tae -Jonghyun observó el aparato confundido. Normalmente Key jamás dejaría su más preciado tesoro en cualquier lado, se volvía un poco paranoico si no sabía su paradero.- Me pregunto porque.

- Jonghyun no deberías invadir su privacidad -advirtió Onew aun estando en el pasillo. El que sus menores no se aparecieran en el camerino ya le estaba preocupando. ¿Habrían pelado? ¿Se habría vuelto más serio el asunto?

- No seas aguafiestas hyung -bromeó el moreno deslizando su pulgar por la pantalla.

- Hyung dudo que puedas ver algo sin saber la contraseña -bromeó Taemin, sabía que su preciado hyung jamás dejaba desprotegido a su celular.

- Vaya, creo que ahora entiendo un poco todo -afirmó Jonghyun pasando su vista por la pantalla, leyendo aquellos mensajes que recibía el menor.- Por eso lo provocaba y molestaba a Key.

- ¿Quién me molestaba?

El grito agudo de Jonghyun se escuchó en todo el lugar, ocasionando risas y confusión entre las personas que pasaban por allí trabajando.

- ¡No vuelvas a asustarme así Key!

Sus compañeros comenzaron a reír ante aquella reacción, Jonghyun se sentía avergonzado por aquel pequeño incidente.

- Por eso es que husmear en los asuntos de los demás es dañino para la salud -ironizó el menor sin dejar de sonreír. - O en tu caso perjudicial para tu voz hyung.

Todos rieron con la broma de Taemin, fastidiando al vocalista.

- ¿Está todo arreglado Key? -Onew preguntó menos preocupado ya que los menores habían regresado más calmados- ¿Minho?

- Nada que una buena charla no pueda resolver hyung -afirmó el más alto sonriendo mientras observaba aquella marca rojiza que su querido hyung intentaba ocultar con el cuello de su vestuario rojo.

Notas finales:

holaaa!!
Bueno este oneshot es un desafio que realice con una amiga, el tiempo maximo para hacerlo era siete dias y pues la idea ya la tenia pero no podia plasmarla en la escritura >-<
Tanto insistir y escuchar baladas kpop ayudo un poco, hace mucho que no escribo algo nuevo, asi que espero les guste y pueden criticar con moderacion jejeje.
Saludos!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: