Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

ESTOY AQUÍ

Autor: Sangre Samurai

[Reviews - 51]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

He llegado a pensar sinceramente que esta página debería estar mejor atendida, actualmente tantas carencias de administración, la fácil filtración de spam, basura y otras cosas no gratas, han alejado a buenas escritoras y lectores.

En lo personal me he negado a abandonarla aunque no apuesto mucho por ella. Voy a subir este fic, pero en realidad, no lo hago con mucho entusiasmo. Sé que existen lectoras preciosas, que me han escrito cosas muy bellas... por ellas sigo aquí.

Ustedes saben que todos mis trabajos los termino, así que este fic se terminará.

Se ubica exactamente en el final de Thor, Ragnarök y antes de la primera escena postcrédito.

SPOILER ALERT

Si no la has visto y no te quieres enterar, todavía no leas esta historia.

Todo pertenece a la Mitología y acaso a Marvel,

Sin fines de lucro, solo lúdicos y personales.

Thorki, Thor, Loki, Valquiria, Bruce Banner, Heimdall, presentes...

Notas del capitulo:

En el prólogo, se darán cuenta quien narra la historia y quienes la están escuchando.
Para llegar a este momento, la siguiente historia narra los detalles.

La nave Sakaariana con los sobrevivientes del Ragnarök viaja con destino a la tierra, a Midgard.

Muchas cosas suceden antes de llegar... o antes de toparse con "Sanctuary II" (La nave de Thanos)

-Esta no es la historia de la destrucción de Asgard- dijo el elegante y esbelto Príncipe, mientras abría el libro de empastado labrado en piel y cantos de oro, con un cuidado casi reverencial, en la solemne biblioteca del Castillo Real- Ni siquiera debemos pensar que el pasado Ragnarök fue una batalla perdida, como ustedes han dicho… porque no fue la última, hubo muchas más, unas con la espada, otras tantas con la diplomacia y la negociación… y es la historia personal del Rey Thor y de Loki de Asgard, su historia, mi historia… la que es cantada y repetida por los juglares, la que se enseña en los Colegios… pero no es exactamente la que ustedes conocen, esta es más personal…

-¿Si no es la historia del último Ragnarök la que conocemos, entonces que historia es? ¿No contiene este libro los secretos prohibidos del ocaso de los Dioses? ¿No aclara como la antigua ciudad dorada se vino abajo hasta sus cimientos? ¿Acaso no cuenta las historias heroicas de los Asgardianos que sobrevivieron y reconstruyeron el reino de los Aesir? ¿De qué trata este libro sagrado, que usted cuida con tanto esmero y que hasta este día no nos ha sido permitido conocer?

Loki sonrió, mostrando que su noble gesto era todavía hermoso, con el atractivo que los años y las sienes plateadas que enmarcaban sus todavía brillantes ojos de esmeralda daban a cada una de sus expresiones. Ese aire de seducción, de experiencia y sabiduría que tanto encantaba a todos en la Nueva Asgard.

-Dicen que es una historia de odio personal… de la rivalidad entre el Rey Thor y el Príncipe Loki. Una historia que se oculta del pueblo por considerarse peligrosa para la paz lograda en los mundos, para el gobierno del noble Thor, Padre de Todo.

Loki los miró con severidad… aquel par de jabatos no tenían ninguna autoridad moral para juzgar lo que había sido su vida en la juventud, ni tampoco podía permitirles ser tan arrogantes para cuestionar la autoridad del Rey Thor. De inmediato, los dos adolescentes se intimidaron, bajaron los altaneros ojos y se mostraron sumisos, el que parecía mayor de ellos, de no más de quince años de edad, fue quien se disculpó, mostrando su pesar por haber sido tan atrevidos.

-Lo sentimos mucho, abuelo...- murmuró, inclinándose con humildad- No pensamos bien nuestras palabras, jamás pasaría por nuestras mentes ofender deliberadamente la Majestad del Rey, ni la nobleza con la que ha vivido su vida… perdónanos por ser insensatos, perdónanos por haber dicho palabras que te han lastimado...

-Jarn, Björn… si no fueran ustedes los tesoros de mi corazón, sin duda estaría muy molesto y decepcionado… pero he decidido compartir con ustedes mis memorias, los recuerdo que aprecio y atesoro, tan solo para que comprendan cuan alto es el honor que van a recibir al ser investidos, sus nombres pasarán a inscribirse en la línea de sucesión… tal y como corresponde a la noble sangre que corre por sus venas.

-Y hemos venido con toda humildad e interés para aprender... escucharemos la historia con todo nuestro amor, abuelo...

***

1.- TODO TIENE UNA RAZÓN.

El primer día en la nave nodriza, Loki se acercó a su hermano mientras el pueblo de Asgard, ahora itinerante por el espacio, y sus amigos, los nuevos, los viejos, lo aclamaban y reverenciaban… era el inicio de su Reinado, de un Rey sin reino, pero con toda la nobleza y fuerza en su alma para salir adelante.

Él lo miró con el único ojo de su varonil rostro… minutos antes, le había dicho que el protector metálico le sentaba, pero la verdad era que le dolía verlo sin uno de los zafiros que tantas veces habían reflejado sus propios ojos, pero era la cicatriz de la batalla, que lo ennoblecía y lo enaltecía… Thor también le sonrió muy levemente.

-Iremos a la tierra…

No era precisamente el mejor de los destinos, pero era lógico pensar que el Dios del Trueno, protector de Midgard, ahora fuera a solicitar asilo para su gente al planeta que tanto adoraba. Loki trazó con rapidez el rumbo, hizo los cálculos necesarios y se dio cuenta que sin la ayuda del Bifröst, viajarían casi dos años para llegar.

-Por mucho que seas un Dios… todavía no puedes hacer milagros- le dijo, usando un tono amable pero no exento de cierto sarcasmo- Necesitamos víveres, ropa, y combustible… podemos recargar en Xandar o en alguno de los planetas cercanos antes de tomar la ruta a Midgard.

-Pues eso haremos… Xandar está a unos cuantos meses de distancia. Racionaremos lo que lleva esta nave y llegaremos a tiempo para recargar.

-Te olvidas, Señor del Trueno, que todo eso cuesta…

-Y tú te olvidas que hiciste una fortuna apostando en peleas de gladiadores, sin duda, tu crédito será bueno para transferir algunos cientos de millones de unidades y abastecer a nuestra nave… como salvador que eres para el pueblo, les debes eso y un poco más ¿No lo crees?

Loki se encogió de hombros, hizo un ademán de que le importaba muy poco y arrojó a la mesa su chip de transferencias. Thor lo tomó sin dudarlo y lo entregó a Heimdall, quien se encargaba de administrar las necesidades de la nave. “Gracias por tu inexplicable generosidad, Señor de las Mentiras” concluyó, en tono casi sarcástico.

-Llevamos muchas horas sin descansar, Rey Thor- agregó el pelinegro, procurando sonar serio e ignorando la burla regresada llamándolo por aquel apodo que en ocasiones detestaba- ¿Podría Su Majestad indicarme cual camarote será mi aposento en adelante? ¿O acaso tendré que compartirlo con alguno de tus extraños nuevos camaradas?

-Si… tienes razón… también yo necesito dormir un poco…- dijo Thor, dejando los planes de vuelo en manos de Valquiria, para que los llevara hasta la gente que se encargaría de pilotar la enorme nave fugitiva- Vamos, hermano…

Antes de que pudiera decir nada, Thor colocó su mano en el hombro de Loki y lo obligó a ir delante suyo… caminaron en silencio de regreso hasta la cabina donde había aparecido y que asumía, era la que el rubio eligiera para ser su aposento. Tosió un par de veces antes de animarse a decir algo, Thor caminaba de prisa y lo llevaba con firmeza, bien sujeto del brazo esta vez.

-Escucha… si tengo que compartir camarote, está bien… solo procura que no sea con Banner… la verdad es que desconfío de esa masa verde irracional... pero tampoco quiero dormir junto a un desconocido... soy un Príncipe ¿Sabes? Y me está poniendo los nervios de punta que me lleves por la fuerza sin saber a donde.

-No te asustes, tu camarote está a dos puertas del mío... y no lo tienes que compartir con nadie, considéralo un privilegio, ya que casi todos en esta nave deben acomodarse en espacios pequeños. Descansa, Loki de Asgard...

Thor hizo un ligero saludo y se dio media vuelta, dispuesto a entrar en su propia habitación.

-Dime una cosa, Thor... ¿Estamos en paz? ¿Podemos al menos hacer este viaje sin que desconfíes de mí y me vigiles como se vigila a un defraudador? ¿O debo inclinarme y besar tus botas suplicando tu perdón?

-Loki... estoy seguro que has regresado porque tienes un motivo, quizá hay algo bueno en ti, pero de nuestro Padre sin duda aprendiste que todo se hace por alguna razón... y lo descubriré tarde o temprano… aún puedes regresar a Sakaar si lo deseas, pero también puedes quedarte y comportarte a la altura de las esperanzas que el pueblo ha puesto en nosotros... de ti depende que mis recelos se terminen o no.

Thor entró y Loki no obtuvo la respuesta que esperaba… pero tal y como el rubio había dicho, había un motivo... estaba acostumbrado a ser el embustero, la alimaña de la que se debe cuidar para no resultar contaminado por su veneno. Eso no era nada agradable para su corazón... pero, estaba mucho, muy acostumbrado, y en realidad, tenía una buena razón para ampararse junto a los Asgardianos y no pensaba decírsela a nadie... Entró a la habitación y se sorprendió de encontrar que era de las mismas dimensiones y comodidades que la del Rey. Aún pensaba que la habitación principal, la del Grandmaster, era la que debía habitar, de acuerdo a su linaje y realeza... pero desistió, estaba demasiado cansado para discutir.

Con un ademán mágico (mucho mejor que esos trucos baratos del mortal llamado Dr. Strange) Loki hizo aparecer el brillante cubo de destellos azulados, lo colocó con cuidado dentro del contenedor que también había logrado rescatar de las bóvedas de Odín y buscó el lugar ideal para esconderlos. Trazó un par de runas mágicas para volver invisible al Teseracto y lo ocultó bajo el piso de su camarote.

-Me servirás en el momento preciso...- murmuró, colocando un hechizo para proteger aquel inesperado tesoro.

***

La transformación siempre resultaba dolorosa, por eso el Hulk había permitido que Banner se estrellara contra el Bifröst y se rompiera varios huesos antes de tomar el control, era una forma de vengarse por esconderlo luego de dos años de dominarlo, pero aún estaban unidos con mucha fuerza y uno sin el otro, no podían vivir. Así que le salvó la vida.

Aceptó dejar que Bruce retomara su forma humana si de vez en cuando le permitían salir y entrenar, aquel pacto era mucho más de lo que Thor esperaba, y el Rey aceptó. Entonces, al aparecer Natasha Romanoff frente a él, al verla sonreír, el enorme Hulk esperó escuchar las mágicas palabras “el sol se está ocultando”... a manera de arrullo, para irse a dormir y dejar que Banner emergiera, pero no fue así… la superespía lo tomó de la mano y le dijo, con un dulce acento. “No debe existir más oscuridad en nuestro futuro… un día, podremos estar juntos para siempre…” que fueron palabras más poderosas todavía y la transformación comenzó.

-Bienvenido, Banner- dijo el Rey, extendiendo la diestra a su amigo.

-¡Thor! ¿Cómo lo lograste? ¿Cómo pudiste traerla?- exclamó ansioso el científico, buscando desesperado a la bella Vengadora, deseando abrazarla, deseando quitarse todas las culpas que sentía y borrar toda la soledad de los años lejos de ella- ¡Nat! ¡Nat!

-Espera…- dijo Thor, deteniéndolo con firmeza. Banner lo miró, negándose a quedarse quieto. Pero el rubio señaló a la mujer, quien en ese momento, envuelta en un aura brillante de color esmeralda, se transformó en el sutil y detestado Loki- Lamento este engaño, amigo mío... pero necesito que estés bajo tu forma mortal y no destroces la nave.

Loki sonrió satisfecho, al menos demostraba que sus habilidades de cambiaformas servían para la causa Asgardiana si él lo deseaba.

-¡Me mentiste! ¿Qué te has creído, musculoso engreído?

Mientras Thor y Bruce lidiaban con el hecho de que el Hulk permaneciera dormido, Loki se retiró discretamente. Su hermano se llevaba de mil maravillas con el mortal, con Heimdall, con Valquiria... hasta parecía divertirse con las ocurrencias de los gladiadores Sakaarianos que ahora eran muy allegados al nuevo Soberano. Miró las estrellas, él conocía muy bien los planos estelares y podía guiarse a través de ellas aún sin instrumentos sofisticados… sabía que estaban en buen rumbo hacia Xandar...

Entró a su camarote y se sirvió una taza de té... se sentó en la poltrona, encendió la lámpara y tomó el libro que estaba repasando hacía un par de semanas… eran historias pícaras, aventuras amorosas protagonizadas casi en su totalidad por el Grandmaster y también por su hermano, Taneleer Tivan. No era una lectura que alentara su intelecto, pero nada en aquella nave parecía de su interés… y ya que estaba atrapado, sin poder ir a ninguna parte, al menos esas falsas, exageradas y locas aventuras lo entretenían bastante…

-Loki ¿Puedo pasar?- dijo Thor, justo cuando ya estaba a dos pasos de su hermano.

-Creo que ya entraste…

-Bueno, sí... nunca te ha importado que yo entrase a tu alcoba sin anunciarme en el pasado… Pero solo quería saber por qué te fuiste, Bruce al final aceptó quedarse en su forma mortal y mi deseo es que él y tú, si no pueden limar sus asperezas, al menos pacten una tregua, por la tranquilidad del viaje...

-No me obligues a tener tratos con esa bestia- dijo Loki, desviando la mirada con dignidad- Si quieres creerme, no buscaré provocarlo de ninguna forma, pero por favor… no me obligues a fingirle amistad.

-Vamos, Loki... me has demostrado que eres más grande que todo el orgullo del que eres dueño… pero llevamos tres semanas viajando y apenas nos hemos visto. Casi no sales de tu habitación, nunca aceptas compartir la mesa con nosotros, no estás a mi lado cuando hablo a nuestra gente... Creo que me pediste hacer este viaje en paz… ¿Por qué entonces te alejas de mí y del resto?

-No quiero avergonzarte... Yo soy yo... siempre lo seré... Y quizá mis maneras o mis palabras hieran la sensibilidad de tu nuevo grupo de amigos… además, Heimdall no deja de intentar entrar en mi mente, de leer mis pensamientos. Quiero evitarme decirle un par de verdades que quizá sean incómodas para el resto. Por eso prefiero mantenerme alejado.

-¿Heimdall invade tu privacidad?

-Continuamente...

-¿Por qué no me lo habías dicho antes?

-Ya te lo dije... no quiero problemas…

-Loki... has demostrado tu valor lo suficiente para ser considerado como uno más de mi equipo… te pido, por favor… te suplico... acude a cenar a mi mesa esta noche… Yo hablaré con Heimdall y te aseguro que no se atreverá a entrometerse en tus pensamientos nuevamente… te doy mi palabra.

Thor hablaba con tanto apasionamiento, que ni siquiera notó el instante en que tomó la mano de su hermano, queriendo convencerle de que, en realidad, le estaba dando esa nueva oportunidad de redimirse y de integrarse al grupo… dos años de viaje eran demasiado para que Loki lo pasase solo y miserable.

-Te creo…- respondió el pelinegro, retirando su mano y sonrojándose fugazmente- No necesitas jurarme nada. Estaré ahí.

Thor retiró su mano también… había sido un gesto sin malicia, pero ambos sintieron ciertamente que una sensación agradable y electrizante los recorría de los pies a la cabeza.

***

-Él oculta algo...

-Todos tenemos secretos, querido amigo mío… Loki tiene derecho a tomar sus decisiones con entera libertad, si desea guardarse algún secreto, puede hacerlo.

-Sus secretos a veces, son la ruina de quienes lo rodean… igual que sus decisiones...

-Lo han sido en el pasado, tal vez… nunca lo fueron cuando gobernó Asgard haciéndose pasar por Padre de Todo. Por lo que todos me dicen, la ciudad vivía en paz y con prosperidad, hasta el día en que nuestra hermana fue liberada...

-Mi consejo es que lo obligues a revelar el verdadero motivo por el que está a bordo de esta nave.

-Lo lamento, Heimdall... pero no. Y además, tengo que ordenarte que dejes de intentar leer su mente- el guerrero de ojos dorados hizo un gesto de genuina sorpresa ante la orden del nuevo Rey- ¿Te inquieta que lo sepamos? Loki es capaz de percibir lo que has intentado hacer...

-Y también sabe como evitarlo… lo ha hecho por años, desde que traicionó a la corona y permitió la entrada de los Gigantes de Hielo al palacio...

-Eso sucedió hace años... ¿Aún le guardas rencor? No es que a mí no intentara hacerme daño en otros tiempos… pero también ha salvado mi vida. Su dualidad lo hace quien es y no pretendo cambiarlo… Heimdall, deja al trickster en paz, tarde o temprano se revelará y entonces sabremos lo que en realidad desea... te ordeno que no busques riña con él, ignóralo si te parece mejor. Pero mi hermano vendrá a mi mesa esta noche y todos mis amigos estarán también… incluyéndote.

-Si, Majestad…- asintió el Guardián, apretando los puños y mordiéndose el labio inferior para ocultar su rabia.

Entonces, por primera vez desde que la nave partiera, todo el equipo que Thor nombrara tan pomposamente como los “Revengadores” se sentó a la mesa... Loki a la derecha del Rey, lugar que marcaba el protocolo debido a su linaje, desplazando un lugar a Valquiria. A la izquiera de Thor estaban Bruce Banner y Heimdall, y en el resto de los lugares Korg, Miek, y algunos guerreros que no le parecieron conocidos.

Se sorprendió la sencillez de los alimentos: Un enorme pan partido en trozos, carne seca, fruta cristalizada y en lugar de un buen vino o cerveza, en las elegantes copas solo se sirvió agua pura. Thor ponía el ejemplo de frugalidad, racionando los víveres. Nadie parecía descontento con aquella comida digna de lacayos y entonces, el de ojos verdes recapacitó que a su mesa llegaban siempre viandas de alta calidad, cortes de suave carne, fruta fresca, vino ligero y dulces variados. Thor tenía que ver con eso, para él, el racionamiento no llegó, sino que seguía comiendo como un Príncipe...

-Hace una semana se terminó el último tonel de cerveza… me temo que en adelante beberemos solo agua y dejaremos el escaso vino que queda para ocasiones especiales… el pueblo ha bebido agua también desde que salimos, así que no nos ocuparemos en la humildad de nuestra copa sino en la alegría de estar todos juntos…

-Bien dicho, Thor…- agregó Banner, levantando su tarro y bebiendo como si se tratara de hidromiel, bebida que tenía años sin probar- Está un poco caliente... quizá la próxima vez podríamos exponerla un poco al frío exterior...

-Permíteme…- dijo Loki, acercando la jarra de agua y colocando sus manos en su base… por un instante, su piel tomó un color celeste y el agua incluso se cristalizó en la superficie… ahora estaba deliciosamente helada para refrescarlos.

-Me olvidaba de quien eres…- murmuró Thor, haciéndole un gesto de complacencia- Ahora, mientras compartimos este pan, quisiera que pensemos un poco en los que se han marchado… en quienes han sin duda entrado a los salones de Valhalla, en sus muertes gloriosas… en sus heroicos sacrificios… muchos se han ido, pero yo lamento en especial la partida de aquellos a quienes yo amaba como a mis hermanos... Fandral, Volstagg, Hogunn y Lady Sif… he llorado por ellos y me he enorgullecido también… este día proclamo que sea celebrado como el día de los guerreros heroicos...

De nueva cuenta, las copas se alzaron y los elogios hacia los Tres Guerreros y Lady Sif se dejaron escuchar. Heimdall no dejaba de lanzar terribles miradas con sus ojos de oro para el Dios de las Mentiras, detalle que para nadie pasó desapercibido. Loki aclaró su garganta un par de veces durante la libación de honor, pero de sus finos labios rojos no salió palabra alguna.

La cena fue breve, los comensales se repartieron en el salón para hacer la sobremesa. Loki se sentó solo, frente a uno de los ventanales panorámicos y perdió su mirada en las infinitas estrellas… había cumplido su palabra, acudió a la cena, sonrió, comió, incluso hizo la bebida más agradable a todos y aún así… nadie se había dignado saludarle, agradecerle o charlar con él… ahora solo restaba restregarle a Thor en la cara que él tenía razón.

-Invitarme fue un error- dijo, sin volver la cabeza, pero seguro que él estaba ahí- Soy solo un rechazado social, igual que cuando estábamos en el Colegio o en la Academia… ¿Por qué me dejé convencer de que sería diferente esta vez?

-Yo no te estoy ignorando…

-Porque tú eres tonto, porque haga lo que yo haga… me tienes una infinita paciencia… eres tonto o eres loco.

-El objetivo de dejarte ir, Loki… de ya no preocuparme de ti, de lo que hagas, de tus decisiones, de tu vida… no implica ignorarte. Eres mi hermano, al final del día… y yo soy yo también... ¿Cómo creíste que cambiaría?

Loki escudriñó aquel rostro varonil, armonioso… de nuevo se estremeció ante la presencia de aquel parche detestable que tanto le recordaba a Odín y ahora, su hijo parecía que tomaba el relevo con todas sus consecuencias. Extendió los dedos con la intención de tocarlo… pero temblaba tanto, que desistió, sonrojado. Thor lanzó una risita de satisfacción al ver que todavía provocaba nerviosismo en su hermano tan solo con su cercanía.

-Lamento la muerte de los Tres Guerreros- dijo, intentando cambiar el tema de conversación- Sé que te unían a ellos lazos de amistad muy fuertes, y con Fandral...

-Silencio… respeta esa memoria, Loki… fue hace muchos años, Fandral y yo lo superamos, conservamos la amistad, pero igual me ha dolido su partida.

-Por supuesto… cuando mudas tus sentimientos, lo haces definitivamente...

-Respecto a eso... ¿recuerdas aquella niña en Midgard? ¿Cuándo buscábamos a Padre? Ella tenía razón... Jane me botó...

-No te pregunté eso, tu vida amorosa no es de mi incumbencia.

-Ella estaba tan inmersa en el estudio de la Convergencia, obsesionada con el reconocimiento y el ganar un Premio Nobel, creo que le llaman así... que se olvidó de cuidar nuestra relación… Me fui a vivir un tiempo a Australia ¿Sabes? Es un país muy interesante, diferente de Nueva York y esas otras ciudades donde está la base de Los Vengadores.

-No me interesan detalles de tu vida amorosa, Thor...- insistió Loki, a punto de cubrirse los oídos para no seguir escuchando

-Tuve un compañero de casa llamado Darryl, un buen sujeto, pero algo aburrido... en fin, yo estaba en esa casa y le escribí a Jane para que me visitara, creí que al verme convertido en un ciudadano más, se interesaría por formalizar y quizá, por formar una familia...

-Basta, Thor...- ahora de verdad quería salir corriendo. ¿Qué se proponía el rubio contándole todo?

-Es que no le interesó… una familia era un obstáculo en su carrera, un esposo le estorbaba... y dijo que no le interesaba formar familias ni tener hijos... entonces yo le dije que a mí sí me interesaba, discutimos y para acabar… Jane me dijo que estaba mejor sin la presión de tener que verme, darme cuentas o dedicarme tiempo... Le dije que estaba bien, que entonces daba yo por finalizada la relación, ella me gritó que al fin me daba cuenta que no teníamos relación alguna hacía meses. Se alegró de romper el noviazgo y yo le dije, entonces, devuelve los pergaminos sagrados que tienes en préstamo…- Loki estaba ya sonriendo a estas alturas del relato, pensando que Thor iba a decir lo triste que estaba sin Jane y todo lo que la extrañaba, se regocijaba al enterarse que Thor había roto con la intención de no volver jamás a ella, de dejar de sentir por ella… de olvidarla, así que siguió escuchando ya sin quejarse- Y Jane se puso como loca, que en eso estaba basando sus estudios, que yo no podía hacerle eso… y respondí que ella debía descubrirlo todo por sí misma, que no tenía méritos hacer pasar por suyos los conocimientos que en Asgard se enseñan a los niños antes de salir del Colegio...Cuando finalmente me los devolvió, ella lloraba arrepentida, ya no quería que termináramos, pero yo tenía esos sueños recurrentes de destrucción y el corazón me llamaba de regreso a casa…

-¿Y qué fue de ella sin los pergaminos?

-No lo sé... supongo que no ganó ningún premio y que su investigación sigue, aunque ahora debe probar sus teorías sin los datos que los ancestros plasmaron en los pergaminos. Hey ¿Estás sonriendo? ¿Estás feliz de escuchar lo que te he contado?

-¿Feliz? Precisamente feliz no... pero, lo siento hermano, es que esa mortal era tan arrogante, tan hueca... sintiéndose la nueva Reina de Asgard cuando no fue capaz de derramar una sola lágrima o de darte una sola palabra de apoyo cuando te vió, devastado, ante mi cuerpo inerte en Svartalfheim...

-Ahora tú me recuerdas tu engaño… tu muerte fingida... Pero tienes razón… cuando Madre murió… Jane no me dijo una sola palabra, yo creí que estaba tan aterrorizada que no podía expresar su pena. Pero cuando tú supuestamente moriste… ella tampoco me dijo nada y por el contrario, me enteré de la peor manera, que estaba saliendo con alguien más... ¡Sus sentimientos por mí nunca fueron de amor verdadero! ¡Cualquiera hubiese al menos, expresado sus condolencias por las pérdidas de los seres que más amaba en ese momento!

-No te equivoques conmigo, Thor... Yo no te he engañado cuando ofrendé mi vida por la tuya… y mis lágrimas, cuando caí atravesado por la lanza del Cursed, tú sabes bien por qué cayeron de mis ojos...

Thor entonces no pudo evitar comprender que el sacrifico de Loki había sido por amor.

***

La movilización en el Puente de Mando era impresionante, Valquiria y Banner estaban discutiendo la posibilidad de tomar aquel agujero de gusano, según los datos que tenía la nave, era un pasaje que podría ahorrarles camino y llegar a Xandar casi de inmediato.

-¡Es una locura! Arriesgarse y parar quien sabe en qué lugar desconocido del espacio… ¿Y no podemos volver? ¿Y si todos morimos de inanición por no conseguir alimentos?

-Pero aquí dice que llega a Xandar… ¡Debemos intentarlo!

Thor y Loki llegaron juntos, el Rey le había mandado llamar para tomar su opinión acerca de esa posibilidad de cortar camino. Loki examinó los datos, miró los instrumentos y echó un vistazo al pasaje, brillante en la periferia, amarillo y rojo en sus destellos y oscuro en el centro.

-Debemos ir…- dijo- De acuerdo a las bitácoras previas y a ciertos libros que hay en la biblioteca, este pasaje es el que usa El Coleccionista para visitar a su hermano…

-¿Qué dices, Loki? ¿El Coleccionista? ¿Cuál hermano?

-Taneleer Tivan y En Dwi Gast son entidades Primigenias, antiguos Celestiales… y son hermanos. Tú los conoces como El Coleccionista y el Grandmaster. ¡Por todo lo eterno! ¡Siempre pensé que este pasaje era solo producto de la ficción! Pero no… las citas clandestinas entre estos dos hermanos eran reales y esto lo comprueba...

Thor no quería saber (de momento) a qué se refería Loki con “citas clandestinas” pero el brillo de sus ojos, el entusiasmo en sus palabras y la seguridad en lo que estaba diciendo, lo convencieron.

-Ya escucharon a mi Primer Consejero- dijo- Atravesaremos ese agujero y llegaremos a Xandar…

Loki, como el resto de los presentes, se quedó paralizado al escuchar que el Rey lo había llamado “Mi Primer Consejero”, era un título lleno de honor, era el destino que Odín alguna vez planeó para sus hijos: Convertir a Thor en Rey y a Loki en su Primer Ministro, en su Consejero, en su hombre de confianza… y ahora, de la nada, estaba nombrado con tal distinción. No le restaba sino comprender que esa jugada era para que dejara de recluirse en su camarote y estuviera más tiempo al lado de los viajeros.

-Si, Majestad…- respondió Valquiria, colocando el timón en las coordenadas correctas para proseguir el viaje- Debemos avisar a la gente para que entre a sus resguardos, tenemos una hora antes de llegar…

-Vamos, Loki… tomemos nuestros lugares, ya sabes que en ocasiones, la conciencia falla al atravesar los pasajes.

Escuchada la orden, los asgardianos obedecieron de inmediato, refugiándose en los cubículos y salones que les habían sido asignados. Los camarotes que para algunos eran espacios muy pequeños, sobre todo si sus familias eran numerosas, pero eran al menos espacios donde guardaban su privacidad. Para las mujeres que viajaban solas, se habilitaron salones comunes, lo mismo para los hombres que no tenían a nadie más… los guerreros que entrenaban, los soldados sobrevivientes (apenas unos cuantos y ningún Einherjar) y los niños que habían quedado huérfanos, todos se encerraron y esperaron las turbulencias del viaje.

Xandar apareció en las pantallas a tan solo una semana de vuelo... ¡Una semana! Aquel sitio maravilloso, bajo el sol amarillo que brilló con intensidad y calentó no solo la nave, sino sus corazones… Thor se sintió satisfecho… recargarían lo suficiente para continuar el viaje, que de dos años, se había reducido a diez meses, gracias a ese bendito pasaje. Loki le dijo “Ya que soy tu consejero, no debes comprar suministros frescos… compra materia prima y varios replicadores, de esa forma, tendremos alimentos al momento, sin necesidad de almacenar víveres que se pueden caducar. Ahora la distancia no es tan grande, podemos lograrlo”

Un consejo muy sensato… Loki estaba especializándose en guiar las decisiones del Rey y eso, definitivamente tenía muy inquieto a Heimdall, que por nada de los Mundos restantes, lo haría confiar en el embustero nuevamente. Y Thor parecía buscar la aprobación de Loki para casi cada cosa que hacía.

Quizá eso animó al antiguo Guardián del Bifröst a soltar la lengua:

-Thor... hay algo que debo confesar...

***

Heimdall se colocó de rodillas ente el Soberano… dispuesto a aceptar el castigo que mereciera por guardarse tal secreto. Sin embargo, estaban sus labios sellados por el honor, por el juramento que había hecho a Loki cuando se hacía pasar por Odín… al cual creyó el verdadero por todo el tiempo que estuvo en el trono.

-¿Sif?- dijo, bebiendo nervioso un sorbo del licor que guardaba para sí en su camarote- ¿Lady Sif?

-Si, Majestad... ella fue enviada por quien nos gobernaba en varias ocasiones a Midgard, según pude ver, su comisión era capturar a la hechicera Lolerei... con eso ganó el afecto y predilección del Dios del Caos, aunque no sabíamos que se trataba de él y Lady Sif se sintió honrada pensando que hacía un alto servicio a Padre de Todo… luego, se le comisionó en una empresa secreta… y desde entonces nada sabemos de ella, no la volvimos a ver… dejó las batallas, dejó el servicio, no frecuentó más a los amigos ni a nadie… en ocasiones, los cortesanos murmuraban que la habían visto o escuchado su voz en el Palacio de Valhalla... pero nadie estaba seguro...

-¿Existe entonces la posibilidad de que ella no muriera en la masacre desatada por mi hermana Hela?

-Existe la certeza, mi Señor... Porque yo mismo la ayudé a escapar… justo cuando robé la espada del Observatorio, la llave del Bifröst… la envié a ella y a su comisión muy lejos, evitando así su muerte...

-Entonces… Sif está viva… ¿Dónde está exactamente? ¿A dónde fue enviada? ¿Cómo es que no fuiste descubierto al usar el Bifröst para ayudarla a escapar?

-Porque usé uno de los pasajes secretos de tu hermano Loki… dediqué muchos años a encontrarlos, a resguardarlos y a destruírlos… no quería que fuesen mal utilizados por algún enemigo. Sin embargo, uno de ellos me sirvió para la fuga de Lady Sif. Ella viajó exactamente a este lugar, a Xandar… y con ella viajó alguien más, alguien que seguro tiene que ver con esa secreta comisión que ella guarda.

-¿Loki sabe que ella está aquí?- Heimdall asintió- Es por eso que no se opuso a recargar en este planeta… a él le interesa sobremanera encontrarla.

-Es un hecho… además, él la comisionó… ¿O no era que se hacía pasar por Odín?

-Tienes razón… tienes razón… ¡Loki va a tener que confesar! ¡Yo me encargo de hacer hablar a ese embustero! Buenas acciones desinteresadas… no, no… ya decía yo que era demasiado bueno para ser cierto...

Thor estaba bastante molesto, y a punto de salir en busca de su hermano para aclarar dudas y ajustar cuentas. Heimdall sonrió satisfecho… ya no se consideraba leal a un Rey falso, así que había hablado. Y era el momento de hacer su movimiento, era su oportunidad y no la iba a desaprovechar.

-Thor, Majestad…- dijo, deteniendo al rubio por el brazo, en un impulso no muy bien razonado, pero lleno de un apasionado tono de voz- No entres en demasiado conflicto con él... me dolería mucho...

.¡Heimdall!- exclamó Thor, intentando descifrar el brillo de aquellos ojos dorados.

Notas finales:

Hola de nuevo.

Antes que nada, agradezco los reviews que me han dejado en trabajos anteriores.
Les dejo a esta nueva criatura esperando que sea de su agrado.

Nuevos detalles, nuevas situaciones, mismo amor Thorki... porque soy de ellos, de su amor, de su infinito amor, sin guerras, solo amor...

Gracias por su lectura, y sus comentarios son bienvenidos.

Sangre Samurai.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: