Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

The love of Death

Autor: JennyYiNa

[Reviews - 0]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Es el primer fanfic de LevixEren que hago en mi corta vida como escritora de este género así que si algo me falla tenganme paciencia :'v.
Muy bien, antes de empezar haré aclaraciones, debido a mi escaso tiempo duro años sin publicar pero trato de llevar un orden en mis fics para poder publicarlos, por ahora solo estoy trabajando en este y dos mas que están por ahí perdidos, así que no desesperen aunque tarde mil años acabaré los fics que me faltan junto a este.
Notas para el fic:
1.- La historia se desarrolla en un mundo alterno donde las personas usan ropa tipo steampunk si lo quieren ver así o victoriana con un toque moderno. Lo digo para que se imaginen como quieran la ropa de personajes dentro de ese concepto si no la describo.
2.- Videl es la ciudad ficticia donde esta historia se desarrolla.(Mas personas no son amantes de lo sobrenatural aunque lo vivan a diario :v). 
3.- Levi será descrito en un inicio como "el hombre" debido a que es la muerte y no tiene un nombre específico hasta mas adelante.
4.-Eren tiene 14 y aun es pequeño de estatura :v sorry sé que ya debería estar a la altura de Levi pero Eren sufre retraso en su pubertad aquí xD
5. Videl está inspirada en Inglaterra y un poco de Alemania así que es un choque de culturas en cuanto a la arquitectura, soy una persona de imaginación incontrolable :v
Por ahora es todo, mas aclaraciones surgirán.

Acto 1...

Todos los presentes miraban con pena y tristeza al menor que se mantenía aún arrodillado al lado de la tumba de su hermana recién fallecida.

-Dicen que fue encontrada en un callejón muerta. Que terrible.

-Era muy joven para terminar de esa forma.

-¿Quién habrá sido capaz de hacer total atrocidad?

-Solo los salvajes que rondan las calles para lastimar a los demás.

El chico aunque fingiera podía escuchar todos los balbuceos de la gente a su alrededor. Se limpió la última lágrima que sus ojos pudieron derramar por ese día. Miró la lápida y no pudo evitar que el sentimiento de tristeza lo volviera a invadir. ¿Qué más le iba a quitar la muerte? Ya había perdido a su madre cuando tenía cinco años, ya había perdido a su padre años atrás de la misma forma atroz en que su hermana, último familiar que le quedaba, había muerto. Era como si la muerte se hubiera ensañado en quitarle a las personas que más amaba en ese mundo que ahora era triste y solitario, sin ningún valor u objetivo. Apretó sus puños completamente frustrado por la misma situación. Gotas de lluvia comenzaron a caer y las personas pronto se empezaron a ir una por una dejándolo solo.

-Odio a la muerte, la odio. Es cruel, egoísta y mala. Todo lo que amo se lo lleva sin importarle nada, sin importarle si sufro-. Dijo molesto.

Días atrás....

Un oficial se paró a lado del cuerpo inerte de una joven que rondaba entre los 20 a 25 años.

-Múltiples puñaladas, una en el corazón por supuesto-. Comentó el oficial levantándose y mirando la escena del crimen. -Parece que el asesino fue muy inteligente en no dejar evidencia o algo que lo delatara. Suponiendo que la mató en un lugar alejado y oscuro donde nadie pudiera escucharlos, además de que posee el arma consigo y fue muy cauteloso en no derramar sangre de su víctima lo que deja que sus manos están limpias al igual que su ropa y tiene practica en esto.

Uno de sus compañeros se le quedó viendo con los ojos abiertos parpadeando impresionado. -Es increíble señor ¿todo eso lo dedujo con solo ver el cuerpo?

El oficial sonrió con aires de grandeza. -Cuando estás en este tipo de trabajo por años es fácil detectar cualquier situación, es solo cuestión de práctica y de sentido común. Muy bien, llamemos a los forenses para que recojan el cuerpo y se lo lleven.

-Señor, mire. Esto es de la víctima-. El compañero le tendió al oficial una identificación de la joven.

El oficial suspiró triste. -Era solo una chica de universidad. Su nombre era Mikasa Ackerman, que triste. Debiste tener una buena vida mirando solo tu fotografía donde luces radiante.

Los forenses llegaron y rápidamente recogieron el cuerpo para llevárselo.

-Hay que contactar a la familia, deben estar preocupados por ella.

....

Eren estaba esperando a que su hermana mayor entrara por la puerta para recogerlo.

-¿Qué pasa Mikasa? Ya es de día y aun no vienes-. Comenzaba a preocuparse por la seguridad de su hermana, desde la noche anterior un sentimiento extraño de soledad no lo había dejado descansar.

Normalmente cuando sucedía eso Mikasa hablaba a la casa de la señora Arlert para avisar que no llegaría o estaría tarde. No le molestaba estar con los Arlert pero prefería ir a su propia casa y no causar molestias.

-Eren, ¿estás listo para la escuela? El autobús pasara dentro de cinco minutos y aun no desayunas-. Preguntó la señora Arlert.

El castaño la miró triste. -Es que esperaba que mi hermana viniera y me llevara como todas las mañanas.

La mujer sintió ternura. Eren era muy apegado a su hermana mayor, estaba al tanto de la situación de los dos hermanos. Ambos huérfanos desde que la chica tenía quince y el menor seis años. Habían perdido a ambos padres tan rápido.

-Bueno, creo que tal vez tuvo que quedarse hasta tarde a estudiar y por eso no ha llamado. Tal vez cuando vuelvas de la escuela puedas encontrarla.

-Sí, tiene razón-. Dijo más animado.

Tomó sus cosas y se fue junto a su amigo Armin a la escuela.

En solo cuestión de horas mientras estaba en clases supo la razón del porqué su hermana no había podido ir esa noche por él. Sintió su mundo desmoronarse, como si toda su vida se hubiera hecho trizas. La imagen de su tranquila hermana se vio deformada por una imagen aterrada y sin vida. Ese día no pudo dejar de llorar, en todos lados la noticia corría como plaga dejando a todos los ciudadanos espantados y horrorizados.

-¿Por qué tuvo que morir ella así? ¿Por qué? ¡¿Por qué tuvo que morir de esa forma tan cruel si nunca le hizo daño a nadie?! ¡Ella era buena y tranquila! ¡Era amable, nunca se metió con nadie! ¡Maldita sea!-. Gritaba enojado sacando todo su enojo hacia esa persona que había hecho ese acto.

El oficial Furlan Church veía todo desde una distancia prudente donde el menor no pudiera verlo, no quería involucrarse, su trabajo solo se centraba en resolver el caso. Le daba pena ver como el único familiar de la chica se ponía de esa manera tan desesperada por encontrar una respuesta a lo sucedido. Aunque él las tuviera en este momento no se las daría, todo para no dañar al chico más de lo que ya estaba. Furlan le hizo una seña a su compañero de que salieran de ese lugar, era momento de irse y comenzar a trabajar, el sentimentalismo era parte de los conocidos más cercanos de la víctima.

....

Un año después...

Sus pasos eran ligeros y silenciosos, como si en vez de caminar por tierra caminara en el aire. Con su mirada triste observaba como su hermano menor estaba aún en el mismo lugar que desde hace un año.

-Eren-. Susurró triste.
Sintió un escalofrío recorrerle, supo que alguien había llegado y eso solo aseguraba problemas. No se molestó en ver quien era, ya sabía a quién pertenecía esa fría pero agradable esencia.
-No puedo marchar aún sabiendo que mi hermano está en peligro.
-Tampoco puedes marchar porque no recuerdas quien te hizo esto. Tu alma aún está ligada a este mundo hasta que encuentres la respuesta a tu muerte. Hasta el momento yo no puedo ayudarte en absoluto.
Mikasa sonrió triste. -Ni aún siendo un ser superior puedes ayudarnos a nosotros, las almas en pena.
El hombre miró al chico, era triste la imagen que proyectaba. Era cierto, ni aun siendo lo que era no podía ayudar a las almas.
-Yo no puedo estar aquí todo el tiempo y sé que pedir esto a alguien con tú es una falta de respeto pero- no despegó ni un momento la vista de su hermano. -¿puedes cuidar de él? Temo por su seguridad.
-Una vez alguien me pidió lo mismo, que cuidara de su familia mientras él no estaba. Creo que no hay mucha diferencia si lo pides.
Mikasa sonrió y poco a poco fue desvaneciéndose no sin antes decir un adiós a su hermano y a ese ser.
El hombre dejó que la mariposa blanca se posara en la palma de su mano.
-¿No que ya te ibas?
La mariposa pronto se fue y se perdió en el aire. Fijó su atención en el mortal, suspiró, ahora era niñera ¿cuándo el dios de la muerte se encargaba de cuidar niños? Se acercó un poco para observarlo más detalladamente.
Eren jugaba con la rosa blanca que traía en su mano.
-La señora Arlert es muy buena conmigo pero, no es lo mismo sin ti. Solo puedo visitarla los fines de semana. Las hermanas son buenas también. Todos han sido buenos, aunque sé que lo hacen por lástima y nada más. Hoy es es tu día luctuoso.
Siempre que iba a visitarla se pasaba horas y horas hablando con ella. Tal vez era una forma en que podía desahogarse sin ser interrumpido o sermoneado. Miró el cielo cubriéndose de nubes, el aire frío comenzaba a helarle, era tarde y debía regresar a la institución.
Al levantarse sintió una fragancia como los lirios y naturaleza combinados, pero a la vez como cenizas. Miró hacia los lados pensando que tal vez alguien estaba cerca. No había nada, ignoró ese sentimiento y se dispuso a irse, pero de nuevo algo detuvo su andar. La figura de un hombre caminando a lo lejos llamó su atención. Pero era imposible que esa persona haya estado cerca.

....

La hermana superior de la institución lo esperaba en la entrada. Cuando lo vio no dudó en ir hacia él un poco preocupada.
-Muchacho, pensé que te había sucedido algo porque solo te fuiste sin avisar. No lo vuelvas a hacer ¿quieres?
Eren solo respondió con un "si hermana". A estas alturas ellas ya debían saber que siempre iba con su hermana. El chico se adentró seguido de la mayor.
La hora de la cena llegó, su apetito no era el mejor en ese momento, su depresión era mas grande cada día, algo que nadie por extraña razón no notaban. Terminó lo poco que pudo y se fue a su habitación a descansar.
Por la ventana de su cuarto podía observar la poca lluvia que afuera caía y eso disminuía la temperatura.
No tenía sueño como pensaba, porque por su mente cruzaba una idea que a la vista de cualquiera era estúpida y por demás peligrosa.
Su depresión había aumentado últimamente y hacia lo que podía para ocultarla pero estaba a su límite. Ese día todo había estallado. Su madre, su padre, su hermana, la única que le quedaba. ¿Porqué todos habían acabado de la misma manera? ¿Acaso algo había en su familia para que sucediera eso? ¿Sería él el próximo en morir?
-Si voy a morir no será en las manos de alguien más.
Se levantó de su cama y caminó hacia el jardín trasero de los dormitorios. En ese jardín se encontraba un pequeño estanque lo suficientemente profundo. Eren se paró en la orilla descalzo, no le importó salir al frío sin algo que le cubriese. Observó el agua oscura del estanque.
-Debe estar muy fría.

....

-Usted no es como lo imaginé-. Comentó el pequeño frente a él.
El hombre se mantuvo en su lugar. -Al menos ya no te asusto ¿verdad?
El niño negó. -Se ve como una buena persona. Pero una persona muy triste.
Suspiró. Todos decían lo mismo, no era que le molestara porque obviamente no iba a estar saludando a todos con una sonrisa, pero al menos podía darles palabras de aliento.
-¿A dónde iré?
-Irás a un lugar donde podrás descansar tranquilo y renacer.
El pequeño miró sus manitas entrelazadas e hizo un tierno puchero. -Pero yo quiero quedarme con mis papás.
-Lo siento pero es momento de que partas. Quien sabe, a lo mejor y tu alma vuelva a nacer con ellos. Es normal en los niños que vienen jóvenes como tú.
Extendió su mano y esperó a que el niño la tomara. El menor dudó pero sabía que era lo mejor si no quería ser un fantasma para siempre. Tomó su mano y pronto su cuerpo fue desapareciendo.
-Descansa en paz a lado de tus abuelos-. Susurró el hombre.
Ya su trabajo hecho percibió un susurro, alguien iba a morir en otro lugar no muy lejos. Se encaminó a ir hacia allá.

....

Una mariposa negra estaba posada en una estatuilla cerca del estanque. Eren miraba desconfiado, estaba decidido a caer pero un miedo le invadía. "Ya no tengo a nadie más, ¿de qué sirve seguir en este solitario mundo? Nadie me entiende, solo mi familia lo hacía. Ya no quiero mas mentiras". Cerró sus ojos y solo pensó que lo mejor era estar a lado de su familia. Se dejó caer de espaldas para no arrepentirse de su decisión, antes de caer vio esa mariposa negra que lo había acompañado desde que llegó a la institución, pronto todo se nubló.

"Eren, Eren, Eren, ¡Eren!"

"Despierta por favor, Eren"

-Mikasa ¿Eres tú?-. Eren escuchaba una voz llamándole. Parecía un susurro.

"No es tu momento, despierta por favor"

Eren abrió sus ojos, una oscuridad y agua helada lo envolvían, no podía respirar. Por el reflejo del agua vio la luna aparecer sobre él. Tenía miedo, ¿de morir? ¿de vivir? Se dejó envolver por la fría agua del estanque, su cuerpo cedió a hundirse.

Una mano entró al agua tomando la del niño para luego sacarlo del agua con mucha facilidad. En la superficie puso a salvo el cuerpo helado del menor, revisó sus signos vitales, no respiraba. Solo bastó poner su mano sobre el pecho de Eren para hacerlo escupir el agua tragada. Eren tosió todo volviendo a respirar jadeando. Sus ojos azules se posaron en unos negros que lo veían penetrantes, sentía todo su cuerpo tieso por el frío. Eren miró un poco más a quien lo había sacado del agua, alzó su mano y tocó inconscientemente ese rostro pálido, era helado como lo estaba él en ese momento.

El menor se desmayó. El hombre no sabía qué hacer con el cuerpo, tomó al chico en brazos y por acto de reflejo lo llevó al interior de los dormitorios. Lo dejó a lado de una puerta en la que supuso que era el cuarto de la hermana superior. Tocó y tan pronto como la mujer abrió él se desvaneció en el aire. La mujer se asustó cuando vió al menor todo empapado y azul que parecía muerto, pronto llamó a las enfermeras para que le ayudarán a atender al chico. Lo que dejaba un hueco de duda en la mujer era como había llegado el chico a su puerta en ese estado y porqué.

El hombre miraba la situación como un fantasma entre ellos. Miró hacia el estanque, encontró a la mariposa negra aun en su mismo lugar sobre la estatua. Frunció el ceño, se trasladó hacia ella y la tomó con su mano, la estrujó hasta hacerla polvo y desaparecerlo.

-Almas como tú son un peligro-. Dijo mirando su vacía mano.

Observó el lugar, claramente algo raro había ahí.

....

-Eren, por favor contestame ¿qué hacías a media noche afuera y mojado? ¿Qué sucedió?-. Preguntaba la hermana superior buscando una respuesta del chico.

-Nada, solo dejenme en paz.

-Eren, hacemos esto porque nos preocupas, así que...

-¡Que se larguen! ¡No lo entienden!-. Gritó enfadado de que la gente a su alrededor hiciera como si de verdad les importara.

La hermana comprendió que el chico no estaba de humor para hablar sobre lo sucedido. -Bien, haz lo que quieras pero tarde o temprano tendrás que contarme. Es la última vez que te dejo gritarme así, a la próxima recibirás un castigo.

La mujer se retiró del cuarto dejándolo solo. Su plan de suicidio había sido un fracaso por culpa de aquella persona que lo había salvado. Cuanto más lo pensaba más le enfadaba.

-¡¿Porqué tuvo que meterse donde no le llaman?! A la próxima me aseguraré de que nadie se entrometa.

Estaba decidido a terminar con su vida, quería estar con su hermana y padres.

.....

-Aún queda un sobreviviente ¿Quien es?

-El hijo menor-. Comentó un hombre desde atrás.

-La policía ya está en esto, sería peligroso apresurarnos ¿donde se encuentra al menos?

-En un orfanato institucional para menores aquí en Videl.

.....

Es un ser solitario desde los comienzos de la humanidad. Un ser que ha vagado viendo millones y millones de almas partir. …l no tiene apego por esas almas pues es su trabajo el llevarlas a su destino, la muerte. No tiene nombre, no requiere de uno, los humanos le llaman muerte, dios de la muerte, angel de la muerte. …l se considera un juez entre el mundo de la paz y el de la intranquilidad, cielo e infierno. Nunca sintió la necesidad de ser acompañado por alguien, nunca.
Notas finales: Gracias por leer si han llegado hasta acá n.n
Antes de irnos dejaré más aclaraciones.
-Las mariposas son las almas de los difuntos y serán blancas cuando esta sea buena y tenga pase al cielo. Será negra si esta ha cometido un pecado en vida y se niegan a irse solo para torturar a las buenas almas y los mortales, en pocas palabras si las ven significa ¡peligro!
En fin es todo.
Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: